FANDOM


Wiki Esta Historia Alternativa tiene un autor. Cualquier cambio debe ser primero consultado con esta persona antes de editar.


Cono de construcción Esta ha sido adoptada por el Usuario:Enrique202 perteneciente a 717: El Gran Califato Omeya está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este esta historia. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Greek-fire

Cuadro representativo de la batalla de Constantinopla (717).

¿Qué hubiera pasado si los omeyas hubieran derrotado a los bizantinos durante el Sitio de Constantinopla (717-718)?

Punto de divergencia

Constantinopla fue siempre el objetivo de los árabes. La primera tentativa de su conquista fue en 655 por el califa Otmán. Ese año envió una expedición naval contra la ciudad, pero fue derrotado y su posterior asesinato en 656 obligaron a los árabes a abandonar la empresa por el momento. Sin embargo, después de que los omeyas lograran apoderarse de la mayor parte de la Península Ibérica en 711, decidieron seguir con su expansión buscando un nuevo sitio estratégico, el cuál era Constantinopla.

El 15 de agosto de 717, los árabes pusieron cerco efectivo por tierra y por mar a la capital del Bósforo. Sin embargo, las guarniciones bizantinas no se encontraban en condiciones optimas para poder actuar contra el cerco. Durante seis semanas, numerosas flotas musulmanas llegaron para atacar la ciudad; las flotas bizantinas atacaban con su "fuego griego", sin embargo, eso no fue suficiente para repeler el ataque musulmán. En noviembre, las tropas omeyas entraron por tierra a la Ciudad, y la saquearon. El emperador León III tuvo que huir a Roma con el objetivo de protegerse del rápido avance musulmán. En enero de 718, los bizantinos se rindieron incondicionalmente ante los musulmanes.

Expansión omeya en la Península Balcánica

Constantinopla omeya 725

Máxima expansión del Califato Omeya.en 725

Para negociar la paz entre bizantinos y omeyas, el emperador León III y el califa Umar II acordaron ceder dos tercios del Imperio Bizantino (incluyendo a Constantinopla) al Califato Omeya, cuya capital se encuentra en la ciudad de Damasco. Los territorios bizantinos restantes se encontraban en muchas partes de la Península Itálica, así como en lo que en NLT serían los territorios de Eslovenia, Croacia y Bosnia. Gran parte de la Península Balcánica(incluyendo Bulgaria, Macedonia, Grecia y Serbia) quedaron ahora bajo poderío musulmán; sin embargo, la libertad de cultos prevalecería, haciendo que la presencia cristiana-ortodoxa perdurara por mucho, mucho tiempo.

Los bizantinos se reestablecen en Italia

Tras la caída de Constantinopla, León III y su familia se establecieron en Roma a partir del año 720. En esta misma ciudad se convirtió en la capital del Imperio Bizantino. Sin embargo, la estadía bizantina en Italia no iba a ser nada fácil: La mayor parte de la península estaba bajo el control de los normandos, gobernados por Liutprando, quien impuso la religión católica en todo el pueblo normando. Sin embargo, Liutprando también

0d373309bcea8af689a1299e051e0957

Máxima Expansión del Califato Omeya en 731

buscaba unificar a toda la península itálica, y esto provocó problemas con León III, y esto ocasionó que se desatara una guerra entre los lombardos y los bizantinos. Dicha guerra terminó cuando Liutprando y León III, con la mediación del papa Gregorio II, acordaron unificar Italia bajo la bandera de la tolerancia a los cultos. Esto hizo que se creara el Reino Lombardo-Bizantino de Italia, y la tolerancia de cultos permaneció alrededor de tres siglos. que seria conquistado en 729 por la expansión musulmana

Abu Abbas se convirtió en califa, inaugurando así el califato abasí. Todos los Omeyas fueron asesinados; incluso se sacó a los muertos Omeyas de sus tumbas, para borrar de este modo los rastros de la familia. Sólo dos omeyas lograron escapar a la matanza, y con el tiempo reaparecerán en los dos extremos del continente europeo; en Al-Ándalus, Abd al-Rahman estableció el Emirato Omeya de Córdoba; mientras que en Al-Orobpa (nombre dado por los árabes a la Península Balcánica), el depuesto califa Marwan II estableció el Emirato Omeya de Constantinopla.

Continua el avance musulmán en Europa

En octubre de 732 tuvo lugar la Batalla de Poitiers entre las fuerzas comandadas por el líder militar franco Carlos Martel y un ejército islámico a las órdenes del gobernador de Al-Ándalus, Abderrahman ibn Abdullah Al Gafiki, cerca de la ciudad de Tours, en la actual Francia. Durante la batalla, los francos fueron derrotados por el ejército islámico y Carlos Martel resultaría muerto. Esta batalla inicio la expansión islámica hacia el norte desde la Península Ibérica.

Mapa europa y oriente con nombres 735-0

Máxima expansión del Califato en el Año 735

Casi un siglo después, en 829, los musulmanes volverían a atacar ahora hacia Escandinavia pero esta vez sitian Hamburgo. Las tropas danesas volvieron a salir victoriosas en este combate. Tras la victoria danesa, empezó el declive de los señoríos omeyas en Europa, lo cuál fue aprovechado por las naciones europeas cristianas para iniciar una serie de guerras contra los dominios musulmanes, las cuáles se conocerían como Cruzadas.

El inicio de las Reconquistas (Cruzadas)

Llegando el año 1031, el califato omeya con lo cuál se daría un nuevo proceso de reconquista por parte de los reinos cristianos. En Oriente, la población griega ortodoxa se levantó en armas para luchar en contra del dominio musulmán, mientras que en Occidente, los reinos cristianos de León, Castilla, Navarra, Aragón y Barcelona unirían fuerzas en una alianza, con lo que iniciaron la lucha en contra de los moros.

Sin embargo, ellos no estarían solos: Francia, Inglaterra, el Sacro Imperio Romano Germánico y el Papado, apoyaron la causa de los pueblos cristianos de las penínsulas Ibérica y Balcánica con el fin de opacar a la hegemonía musulmana, y no solo en estos lugares, sino que también ambicionaban recuperar la Tierra Santa, que tambien estaba bajo control musulmán.

Las cruzadas empezaron en 1096, y duraron más de tres siglos hasta la expulsión del último reino cristiano en Europa, en 1491. Durante estas luchas, las fuerzas armadas de los reinos cristianos lograron numerosas victorias, aunque el avance cristiano había sido frenado en numerosas ocasiones por los contraataques musulmanes. Para 1430, el Califato Omeya obtuvo vasallos en los territorios europeos conquistados, haciendo que el fervor musulmán aumentase más.

El inicio de las exploraciones árabes en el Nuevo Mundo

la costa Atlántica muestra un único asentamiento vikingo en Terranova cuando navegantes escandinavos llegaron en 1000 pudieron arribar a las costas de América del Norte, antes de la llegada de Colón.

Sin embargo, en casos estos grupos tuvieron un impacto permanente, por lo que en cierto modo se consideran un «descubrimiento» consciente de una civilización por parte de otra civilización.

Unos años antes del descubrimiento de América, los viajes marítimos árabes a la India bordeando la costa de África y siguiendo el derrotero hacia el este a través del Océano Índico sirvieron como un estímulo para otros navegantes europeos que creían que era posible llegar a las regiones de Asia oriental navegando hacia el oeste. Cristóbal Colón defendía la hipótesis de que el diámetro de la Tierra era tan pequeño que se podía alcanzar Asia navegando desde Europa hacia poniente. En 1478 consiguió el apoyo y el patrocinio económico del Califa Umar IV , que le autorizaron a organizar un viaje de exploración que lo condujo a la costa americana.

Primer Viaje de Colón 

El primer viaje de Cristóbal Colón, o "Viaje del Descubrimiento", fue una expedición marítima capitaneada por Cristóbal Colón, al servicio de el Califa Umar IV que partió el 3 de agosto del 1478 del Puerto de Palos de la Frontera (actualmente en Huelva, Al Andalus ). Participaron tres embarcaciones: la carabela Pinta, la carabela Niña y la carabela o nao Santa María, al mando de Martín Alonso Pinzón, Vicente Yáñez Pinzón y Juan de la Cosa, respectivamente. las naves partieron de Palos el 3 de agosto de 1478 y se dirigieron a las Canarias, donde se tuvo que arreglar el timón de la Pinta. El 16 de septiembre, las embarcaciones alcanzaron el mar de los Sargazos y el 12 de octubre llegaron a "la isla de la Trinidad". Colón siguió con su periplo por El Caribe llegando a Aruba el 28 de octubre y a La Española el 5 de diciembre. El 24 de diciembre la Santa María encalló en las costas de La Española y con sus restos se instaló el Fuerte Navidad. La expedición emprendió el regreso el 16 de enero de 1479 y unos días más tarde una tormenta separó las dos naves. La Pinta, al mando de Pinzón, llegó a Bayona (Galicia) a finales de febrero y anunció a los Reyes Católicos el descubrimiento.1​ Entre tanto, la Niña, en la que viajaba Colón, hizo escala el 17 de febrero en la isla portuguesa de Santa María, en las Azores, y el 4 de marzo recaló en Lisboa, tras siete meses y doce días de viaje. El día 15 Colón regresó al puerto de Palos y el mes siguiente fue recibido en Badalona por el califa.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.