Acuerdo de Roma (733)

El Acuerdo de Roma fue un acuerdo firmado en la ciudad de Roma por el emperador bizantino León III y por el rey lombardo Liutprando, el papa Gregorio III y el patriarca Anastasio. El acuerdo se firmó en el Julio del 733 durante la guerra omeya-cristiana.

El acuerdo fue patrocinado tanto por el papado como por la iglesia ortodoxa, por un lado pretendía acordar la conquista de los ducados de Spoleto y Benevento que se aliaron con el Califato omeya, por otro pretendía distribuir toda Italia entre los dos países de forma equitativa contentando las reclamaciones de las dos partes para evitar la continuación de los conflictos entre lombardos y bizantinos que se vivían antes de la guerra omeya-cristiana. Esto trajo estabilidad en la zona lo que permitió a los bizantinos concentrarse en oriente medio y contener a los omeyas, de la misma forma los lombardos se fortalecieron. El acuerdo logró el objetivo de los eclesiásticos, fortalecer los dos países para contener a la amenaza musulmana.

Italia 2.gif

El acuerdo distribuyó las fronteras entre el Reino lombardo y el Imperio Bizantino en Italia. El Ducado de Benevento quedó como territorio bizantino mientras que el Ducado de Spoleto pertenecería a los lombardos. Además los territorios bizantinos al norte de Beneveto quedarían en manos lombardas incluida la emblemática ciudad de Roma. Esto último era una reclamación constante de los lombardos, los bizantinos en principio se negaron al ser la antigua capital del imperio romano que deseaban resucitar León III pero cedió finalmente. El motivo era la debilidad en Italia de las posiciones bizantinas que tras la guerra no podrían resistir una invasión lombarda por lo que León se decidió por evitar mayores conflictos.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.