Historia Alternativa
Advertisement

Alim ud-Din I titulado rey de Joló, Sultán de Sulu y Sabah con el nombre de Muhammad Azim ud-Din I (1735-1748), y nuevamente desde 1764 hasta su abdicación en 1774.

Imperio Español en Asia y Oceanía

En enero de 1737, en la ciudad de Manila (Filipinas), suscriben junto con el Gobernador Fernando Valdés y Tamón un Tratado por el cual se establece la preservación de la paz permanente entre los dos estados; ayuda mutua frente a cualquier enemigo; libre comercio entre ambos estados y liberación de prisiones con restitución de imágenes y objetos de culto.

El 3 de enero de 1749 llegó a Manila el sultán Alim Ud Din procedente de Zamboanga, quien fue recibido con todo el honor debido a un príncipe. Se preparó una casa de entretenimiento de 70 personas en Binondo. Se erigieron arcos de triunfo en las calles que estaban bordeadas por más de 2000 milicianos nativos armados. El sultán fue recibido públicamente en el salón de la Audiencia donde el gobernador prometió exponer su caso al Rey.

Anteriormente, Alim ud Din, con su familia y varios escoltas, llegó a Zamboanga, buscando la ayuda de los españoles contra su hermano. El sultán Alim Ud Din no era un hombre fuerte. Su poder sobre el subordinado Datos era pequeño, y en 1748 su hermano, Bantilan, usurpó su lugar y fue proclamado sultán de Jolo.

Alim ud-Din I barco

La nave de Alim ud-Din I

En julio de 1750 llegó el nuevo gobernador, José Francisco de Obando y Solís, que estaba decidido a restaurar Alim Ud Dim y reprimir la piratería moro. Una expedición zarpó, con el sultán Alim Ud Dim a bordo, y llegó hasta Zamboanga, pero no logró nada. Aquí la conducta del sultán sirvió para confirmar las dudas de los españoles sobre la sinceridad de su amistad.

En 1751 fue acusado de traición, por lo que fue detenido y encarcelado durante diez años.  Permaneció preso an Manila hasta 1762 cuando la ciudad fue ocupada por los británicos durante la Guerra de los Siete Años. En 1763 fue restaurado en el trono por los británicos.

El Tratado de París (1763) supuso la devolución de la ciudad de Manila a España, desalojada por Simón de Anda y Salazar la primera semana de abril de 1764.

Vea también[]

Advertisement