Historia Alternativa
Advertisement

Alternativa 1GM (Alternativa Primera Guerra Mundial) es una historia en la cual, varios hechos históricos en el mundo cambiarían el rumbo de la Gran Guerra, volteando el resultado a favor de las Potencias Centrales.

Punto de divergencia[]

Cambios en la guerra[]

Expansión de las Potencias Centrales[]

El punto de divergencia se sitúa en 1915, justo en la entrada formal de Argentina y China a la guerra del lado de las Potencias Centrales, para Argentina, su principal enemigo era el Reino Unido y su objetivo era obtener nuevamente la soberanía sobre las Islas Malvinas que había perdido en la ocupación británica en 1833, así que el 14 de enero de 1915, le declaró la guerra al Reino Unido y sus aliados. Al otro lado del mundo, China, resentida con la derrota de la primera guerra sino-japonesa (1894-1895) en la que había perdido la península coreana y su prestigio en Asia oriental, decidió intervenir junto a las Potencias centrales en 1915, aprovechando que Japón le había declarado la guerra a Alemania en 1914. Con esto, las Potencias Centrales se habían expandido hacia regiones más remotas (América del sur y El oriente asiático).

México[]

Para 1917, Alemania, temerosa de la entrada de los Estados Unidos a la guerra, envió un telegrama a México en el que le proponía una alianza contra los Estados Unidos en caso de que estos entraran a la guerra y si triunfaban, los territorios perdidos por México en 1840, se recuperarían, para ese entonces, el presidente Venustiano Carranza, aceptó la propuesta. Como se esperaba, Estados Unidos le declaró la guerra a las Potencias Centrales por el hundimiento del barco Lusitania en el atlántico, por lo que las tropas alemanas y mexicanas, posicionadas en la frontera, comenzaron la ofensiva contra los Estados Unidos.

Conflictos en la India[]

El Raj Británico (actual India, Pakistán, y Burma) estaba en una turbulenta situación por la ocupación británica concluida en 1858 por lo que desde esas fechas habían movimientos independentistas que siempre eran sofocadas por la guarnición. La Primera Guerra Mundial fue un golpe bajo para el Reino Unido, pues sus colonias en América y Asia estaban siendo atacadas, así que fue el momento exacto en la India para iniciar una guerra de independencia, con lo cual debilitaría demasiado al Imperio Británico. Fue un factor importante para la baja moral de los británicos.

Retirada de Rusia[]

Rusia era un principal aliado de la Entente, que mantenía a Alemania y Austria-Hungría encerrada, pero en 1917, fechas en las que se desarrollaba la Revolución Rusa, fue imposible que este país siguiese en la Guerra por lo que se firmó el Tratado de Brest-Litovsk, un cese al fuego entre las Potencias Centrales (Alemania, Austria-Hungría, Bulgaria, Imperio Otomano) y el Imperio Ruso. Lo que dejaba a Rusia como un país neutral.

Beligerancia de Brasil[]

Brasil, al principio adoptó una postura neutral, pero en 1917 decidió entrar en la guerra declarando la guerra a Alemania e ignorando la presencia argentina que estaba del lado de las Potencias Centrales, Argentina hizo todo lo que pudo para presionar a Brasil y mantener su neutralidad pero no lo consiguió, por lo que inició un ataque al sur de Brasil con apoyo de el Imperio Otomano y Alemania, evitando así que Brasil lograra hacer algo relevante en contra de las Potencias Centrales, firmó la rendición una vez que Argentina ya había llegado a Paraná.

Fin de la guerra[]

La guerra dio un giro inesperado, puesto que todo apuntaba hacia una posible victoria de la Entente. La retirada rusa en 1917, tras el estallido de la revolución socialista en dicho país, obligaron a Rusia a retirarse inmediatamente de la contienda, pactando la paz con las potencias centrales, lo que fue un duro golpe para la Entente, ese mismo año, Estados Unidos ingresa a la guerra junto con la Entente, pero solo fue cuestión de días para darle un ataque sorpresa en la frontera de México, esto significó un cambio radical, pues la imposibilidad de que Estados Unidos enviara apoyo a Europa dejaban al Reino Unido y Francia aisladas de casi cualquier aliado, pues en Asia, China, con ayuda Alemana, ganaba territorio frente a las colonias franco-británicas, mientras que Japón ya había pactado la paz con Alemania y China. En sudamérica, Brasil era imposibilitado por Argentina y ayuda de el Imperio Otomano.

Italia, único aliado capaz de ayudar a Francia y al Reino Unido (tomando en cuenta la caída de Bélgica y Rumanía) fue fácilmente invadida por Austria-Hungría, anexando parte de Venecia y Lombardía, que volvía a tomar las fronteras históricas de 1815 entre los reinos itálicos y el Imperio austríaco.

La llegada de los alemanes a París, culminó con la derrota francesa y la retirada británica, finalmente, el 11 de noviembre de 1918, La entente y sus aliados firman la rendición ante las Potencias Centrales.

Imperios Centrales después de la Primera Guerra Mundial[]

Tras finalizar la guerra en 1918, La entente quedó devastada, en especial Francia que había sido derrotada tras una toma en París, el Reino Unido se había quedado sin industria bélica, Rusia estaba siendo aplastada por su revolución e Italia de igual manera estaba devastada por la invasión austrohúngara, en otros continetes, China se estableció como una nación emergente mientras arrebató las colonias de Francia y el Reino Unido, en América, tanto México como Argentina lograron lo que quería, por una parte recuperar los territorios perdidos mexicanos y para Argentina la toma de las Malvinas además de ganar territorio frente a Brasil.

Alemania[]

La Revolución de Noviembre, sucedida en Alemania después del final de la Primera Guerra Mundial, fue otro problema para el país, puesto que aunque había sido el más hegemónico y poderoso a finalizar la guerra, como lo sucedido en Rusia y siguiendo el éxito bolchevique en dicho país, los obreros y clases sociales se levantaron en contra del gobierno imperial, causando una revolución en el país, aunque al final los revolucionarios socialistas fueron sofocados.

Austria-Hungría[]

Austria-Hungría consiguió algunas colonias en África que estaban en manos de Francia, Reino Unido, Italia y Bélgica, fue igual que Alemania, una potencia europea y anexó a Serbia en 1919. Este país no tuvo conflictos internos debidos a las revoluciones socialistas, pero con el tiempo, las diferentes etnias que vivían en el imperio, comenzaron a hacer movimientos separatistas, sobre todo en la región húngara, bosnia y sobre todo en las provincias serbias.

Imperio Otomano[]

El Imperio Otomano se consagró como la única potencia de Medio Oriente y expulsó a los británicos de la península arábiga, anexando toda la costa que había sido ocupada por los británicos, con el pasar de los años, comenzó a tener problemas con Arabia Saudita, pero al ser mayormente fuerte en casi todos los aspectos, siempre resultó ser vencedor.

México y Argentina[]

México recuperó los territorios perdidos en su totalidad, también anexó las Bahamas y las Filipinas, quedó como la mayor potencia en el hemisferio norte de América, Argentina no se quedó atrás y se quedó con la parte sur de Brasil y las Islas Malvinas, además de fortalecer su economía y ser la máxima potencia el hemisferio sur de América.

China[]

El caso de China fue distinto, fue un país que recibió muchos beneficios al final de la guerra como el dominio sobre la Indochina y Taiwán (antiguamente de Japón), el problema fue que este país se aisló de sus antiguos aliados, las Potencias Centrales, por lo que el Imperio del Japón todavía vigente comenzó a iniciar conflictos con la República China, hasta 1937, donde inició la Segunda Guerra Sino-Japonesa. En 1949 llegaría la revolución comunista, triunfando y dividiendo a China en dos, la China comunista y la China nacionalista, cabe mencionar que también se tuvieron problemas fronterizos con el Tibet. Resultó ser el único país de las Potencias Centrales que se transformó en un estado marxista-leninista.

Advertisement