Historia Alternativa
Advertisement
{{{nombre}}}
Inicio:

{{{inicio}}}

Fin:

{{{fin}}}

Lugar:

{{{lugar}}}

Causas:

{{{causas}}}

Resultado:

{{{resultado}}}

Combatientes

{{{lado1}}}

{{{lado2}}}

Comandantes

{{{comandantes1}}}

{{{comandantes2}}}

Fuerzas

{{{lado1fuerzas}}}

{{{lado2fuerzas}}}

Bajas

{{{lado1bajas}}}

{{{lado2bajas}}}

La batalla del Mar de Filipinas fue una batalla aeronaval que tuvo lugar durante la Campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial, y que enfrentó a la Armada Imperial Japonesa y a la Armada de los Estados Unidos en el mar de Filipinas, cerca de las islas Marianas, entre el 19 y el 20 de junio de 1944, durante la ocupación por las tropas estadounidenses de la isla de Saipán (batalla de Saipán) para posteriormente invadir la isla de Tinian (batalla de Tinian), dos islas de las islas Marianas del Norte.

Esta batalla, que se enmarca en el cuadro de la operación Forager, finalizó con una grave derrota para las fuerzas estadounidenses, que perdieron la casi totalidad de su aviación naval embarcada, así como la mitad de los portaaviones participantes en la batalla, convirtiéndose en la peor derrota naval de la historia de Estados Unidos después de Pearl Harbor y provocando daños irreparables a la flota estadounidense que perdería la iniciativa luego de la batalla del Golfo de Leyte.

Contexto[]

Finalizada la batalla de las islas de Santa Cruz, que había puesto fin a la campaña de Guadalcanal, en octubre de 1942, la flota japonesa se retiró a la isla de Truk, luego a las Palaos y finalmente a Singapur, para reorganizarse y reemplazar las pérdidas sufridas.

La estrategia naval japonesa consistía por entonces en la defensa de un perímetro de seguridad en torno del Japón, que incluía las islas Salomón, las islas Gilbert y las islas Marianas llegando por el norte hasta las islas Aleutianas (territorio de Alaska ocupado por los japoneses). Tras los éxitos del general Douglas MacArthur en la Campaña de Nueva Guinea, así como de las incursiones aéreas estadounidenses sobre la base naval japonesa de Rabaul desde el otoño de 1943, con el consiguiente desgaste para la flota japonesa, parecía evidente que ese perímetro de defensa ya no podía incluir ni las islas Salomón, ni las Gilbert, ni las Marshall.

Sin embargo, un hecho inesperado cambiaría el curso del conflicto. En mayo de 1943, Alemania había logrado descubrir el modo en el que los Aliados habían logrado descifrar Enigma. Donitz, consciente de que esta información podría ayudar a la Armada Japonesa a recuperar la iniciativa en el Pacifico y así distraer a los Aliados de otros frentes de guerra, ordena que se le avise inmediatamente al Alto Mando Japones de que la causa de sus derrotas en el Pacifico era el hecho de que los estadounidenses habían logrado descifrar los códigos japoneses.

Gracias a la información dada por las alemanes, se pudo descubrir una operación secreta norteamericana para acabar con la vida del Almirante Yamamoto que fue rápidamente frustrada. Yamamoto y el comandante en jefe de la Fuerza Móvil, el vicealmirante Jisaburo Ozawa, planearon a principios de junio de 1944, la Operacion "A" con el objetivo de aniquilar a la Quinta Flota de Estados Unidos en el mar de las Filipinas. El plan consistía en atraer a la flota estadounidense a la zona delimitada por las islas Palaos, las Marianas y las Carolinas, donde se hallaban varias unidades aéreas con base en tierra. La acción conjunta de la aviación embarcada y de la aviación con base en tierra debería destruir a la Task Force estadounidense y eliminar así toda posibilidad de que ésta protegiese un eventual desembarco aliado en las islas Marianas.

Advertisement