FANDOM


Califato omeya

Califato islámico (Estado independiente)

Bandera reino franco
Bandera imperio bizantino

Bandera omeya No coa
Mapa europa y oriente con nombres 735
Califato omeya en su periodo de máxima expansión en el 735
Capital Damasco
Idioma oficial Árabe clásico
Otros idiomas bereber,copto,arameo.sindhi y persa medio
Religión Islam suní
Gobierno Califato islamico
Califa
 • (724-743) Hisham I ibn Abd al-Malik
 • (743-744) Walid II
 • (744-744) Yazid III
 • (744-744) Ibrahim ibn Al-Walid
 • (744 – 750) Marwan II Al-Himar
 • (750-?) Abd al-Rahman I
Historia
 • Establecimiento de califato omeya 661 de 661
 • Segunda guerra jázaro-árabe 710-733
 • Participación en la Guerra omeya-cristiana y aumentos territoriales en la Galia y Sicilia 732-734
 • Invasión de Bretaña 735
 • 
Moneda Dinar (De oro), Dirham (De plata) y Fals (De cobre)
Precedido por
Califato ortodoxo
Reino franco
Imperio bizantino
Pueblo bretón

Introducción

El califato omeya fue uno de los grandes califatos islámicos de la historia. Surge 661 cuando Muawiya se hace con el poder tras la primera guerra civil musulmana. Este fundará la dinastía omeya que gobernará el califato toda su historia.

Historia

Periodo previo a Hisham I(661-724)

En el año 644 durante el califato ortodoxo un miembro de la familia omeya es elegido como nuevo califa, Utman. Su elección no fue apoyada por un amplio sector de la población que preferían al familiar cercano de Mahoma, Alí. Utman fue asesinado en el 656 y Alí es elegido como nuevo califa. Muawiya, otro miembro del clan omeya, no acepta está elección acusando a Alí de asesinar a Utman. Mauwiya se levanta en armas comenzando la primera guerra civil musulmana, en ella se enfrentan los los suníes, partidarios del gobierno omeya y por lo tanto de Mauwiya, los chiíes, partidarios de Alí, y jariyíes, partidarios de que los califas sean elegidos por la comunidad. La guerra acaba con la victoria de Mauwiya constituyendo el Califato omeya defensora de la rama suní.

Durante las siguientes décadas el califato vivió una situación de relativa estabilidad aunque chiíes y jariyíes continuaron intentando acabar con los omeyas. Alrededor del 680 la tensión aumentó hasta desembocar en la segunda guerra civil musulmana entre las diferentes facciones del islam, esta acabó con una nueva victoria omeya por lo que no se produjeron cambios en el califato.

Durante este periodo el califato se expandió por nuevas tierras, alrededores de Persia, el Magreb y posteriormente la Península Ibérica a partir del desembarco en el 711 y aprovechando las peleas internas de los visigodos.

Los omeyas también intentaron expandir su territorio en el Caucaso lo que produjo enfrentamientos con el Kaganato jázaro que no produjeron nunca avances notables. En la década del 710 estalla la segunda guerra jázaro-árabe cuando los omeyas inician una ofensiva. En respuesta lo jázaros contraatacan pero son detenidos rápidamente por los omeyas.

Gobierno de Hisham I, periodo de estabilidad y últimas anexiones (724-743)

Califatoomeya

Expansión del califato hasta la llegada de Hisham I

Primeros años de gobierno y continuación de la guerra jázaro-árabe(724-732)

La llegada al poder de Hisham I fue muy bien recibida por la mayoría del clan omeya lo que permitió centrarse en otro grupo de oposición otorgando una gran estabilidad interna. Hisham logró evitar que tanto chiíes como jariyíes volvieran a organizar levantamientos. Sin embargo, si tuvo que hacer frente a levantamientos en los alrededores del Indo donde la población Hindú no aceptaba el dominio musulmán, que fueron rápidamente controlados.

Hisham I, continuó la segunda guerra jázaro-árabe manteniéndose a la defensiva, en un inicio las batallas favorecieron a los omeyas pero a partir del 726 no dejaron de retroceder, el Kaganato jázaro llegó incluso a saquear Mosul donde sufrió una aplastante derrota que acabó con todo acabando con el ejército jázaro. Los omeyas realizaran entonces una contraofensiva.

Conquista de la primeras tierras más allá de los Pirineos, guerra omeya-cristiana y fin de la segunda guerra jázaro-omeya (732-734)

La estabilidad interna y la debilidad jázara permitió a Hisham I planificar nuevas invasiones. En el 730 Hisham empezó a reclutar un ejército en la península ibérica con el objetivo de invadir la Europa continental y llevar el Islam a esas zonas. En el 732 el gran ejército entra en el reino franco dirigido por Al-Gafiki comenzando la invasión del reino franco. Los ejércitos omeyas ya habían realizado pequeñas incursiones con anterioridad logrando que la zona sur del reino estuviera mal defendida. La debilidad del reino franco en la zona más sur permite a Al-Gafiki avanzar hacia el norte sin apenas oposición. Carlos Martel reúne otro gran ejército para frenar su avance en seco. Los dos ejércitos se encuentran en la Batalla de Poitiers donde los ejércitos francos son aplastados y se ven obligados a una rápida hacia París, además Martel ordena la retirada de las tropas del este, decisión desastrosa que provocará la invasión del Reino frisio, Pueblo sajón y Ducado de Baviera. En una muestra de inteligencia, Al-Gafiki consiente de la abrumadora mayoría que posee decide dividir su ejército, uno perseguirá al ejército franco hasta alcanzarlo y destruirlo, y otro intentará llegar a París antes de que lograran organizar una defensa eficaz. Los ejércitos omeyas mejor organizados y con uso de la caballería logran alcanzar a los restos del ejército de Martel en Orleans, acabando con ellos y capturando a Carlos Martel. Poco tiempo después cae París. El 14 de enero del 733, Martel es ejecutado y el Califato se anexiona definitivamente el reino franco. Durante los meses siguientes Al-Gafiki destruye las tropas restantes que pretendían recuperar París.

Tras el éxito de las primeras batallas Al-Gafiki decidió continuar con su conquista hacia el norte y el este. En abril las tropas omeyas se encuentran con ejércitos frisios, en un principio las victorias continuaron pero según avanzaba la primavera y las lluvias aumentaban el avance se iba deteniendo. Junto con las lluvias la coordinación entre frisios y sajones acabó por parar la campaña norte.

Paralelamente a la campaña en Europa, los ejércitos omeyas continuaban conquistando el Kaganato jázaro aprovechando su debilidad. Los avances omeyas eran constantes gracias a la falta de resistencia por el desgaste del kaganato.

Por otro lado en Europa, los cristianos se habían organizado en la llamada Hermandad Cristiana. En mayo el Imperio Bizantino ataca desde Anatolia a los omeyas. Hisham no se esperaba un ataque en Oriente por lo que las defensas en la zona eran mínimas y se situaban en el Caúcaso combatiendo a los jázaros así los bizantinos lograron avanzar rápidamente,. En ese momento Hisham fue consciente de que la conquista de Europa sería más difícil de lo esperado y que la guerra se llevaría acabo en múltiples frentes. Hisham tuvo que movilizar rápidamente sus tropas de Arabia y Persia, además de retirarse del Caúcaso y poniendo fin a la segunda guerra jázaro-árabe, ya que los bizantinos se acercaban a la capital peligrosamente. Finalmente lograron evitar la conquista de la capital. En la Galia a las grandes pérdidas contra el Pueblo sajón y el Reino frisio, había que sumarle la ofensiva que habían iniciado el Ducado de Baviera por lo que pronto Al-Gafiki se vio superado en número. La necesidad de traer los refuerzos desde el Magreb supuso que los omeyas no pudieran realizar nuevos avances.

Paralelamente los Ducado de Benevento y Spoleto habían iniciado una guerra contra el Reino Lombardo y el Imperio Bizantino. Hisham I busco una alianza con ellos para abrir un nuevo frente en el sur de Italia, este nuevo frente tenía dos ventajas, en primer lugar la cercanía con África por lo que el transporte de refuerzos sería sencillo y segundo el rodeo de los reinos cristianos. Hisham I logra su apoyo pese a las grandes diferencias religiosas. Los omeyas comienzan un desembarco en Sicilia, conquistándola rápidamente gracias al aislamiento de las tropas bizantinas en la zona. Tras la conquista, llevan refuerzos a los ducados aliados pero para entonces los lombardos y bizantinos ya los han conquistado. Omeyas junto con los resto de los ejércitos de Spoleto se enfrentan a la Hermandad Cristiana en el estrecho de Pizzo donde son derrotado, los omeyas no lograrán avanzar más al norte en toda la guerra.

Países antes de la guerra

Aumentos territoriales del Califato omeya tras la guerra omeya-cristiana

Tras este fracaso, Hisham I centra su campaña en los dos frentes iniciales. Por un lado tras acumular tropas en Oriente, organizan una contraofensiva aprovechando una abrumadora mayoría, el avance árabe logra no sólo recuperar lo perdido sino avanzar hacia Constantinopla. Por otro lado en la Galia también logran reunir un gran ejército que tras recuperar algunas tierras perdidas contra los bávaros se dirige a invadir el Reino Lombardo. Pero en los Alpes los omeyas sufren una enorme derrota en la Batalla del pico de Chablais frustrando el plan de Hisham. Tras la derrota la Hermandad contraatacó los lombardo conquistaron el sur de la Galia y los Pirineos lo que dejó a los omeyas sin la posibilidad de enviar refuerzos. Además fueron expulsados de Italia excepto Sicilia. Pese a ellos el Anatolia el avance no cesó. Hisham decidió negociar la paz por la imposibilidad de mantener la Galia y que alargar el conflicto podría ser aprovechado por sus enemigos internos.

La firma de la paz supuso retirarse de Anatolia volviendo a la frontera inicial pero lograron mantener bajo su dominio la Galia y no tener que devolver la conquista de Sicilia que fue anexionada al Califato.

Fortalecimiento de las tierras conquistadas y conquista de Bretaña (734-743)

Tras la guerra omeya-cristiana el Califato omeya quedó enormemente debilitado por lo que Hisham I renunció a la conquista de Europa y se centró en fortalecer los territorios conquistados. Esta debilidad fue aprovechado por miembros de la dinastía abasí para ir ganando influencia y conspirar contra la dinastía omeya. A diferencia que en el oeste donde la fronteras estaban claramente definidas en el oeste los bretones realizaban con frecuencia saqueos lo que contribuía a desestabilizar la zona. Ante la situación Hisham decide someter a los bretones, en el año 735, dando comienzo la Invasión omeya de Bretaña que concluirá con una rápida anexión de la península.
Mapa europa y oriente con nombres 735

Califato omeya en el año 735 durante su máxima extensión tras al invasión de Bretaña.

Durante este periodo nació el hijo de Hisham I , Muawiya, que será padre de Abderramán I refundador de la dinastía omeya en el año 750. Sin embargo, dejará como heredero a su sobrino Walid II.

Gobierno de Walid II, corto y con fuerte oposición (743-744)

Walid II llegó al poder con una fuerte oposición dentro de la familia omeya por considerar que no llevaba una vida acorde al Islam. Cuando este llega al poder reprime duramente a sus opositores lo que generó todavía mayor rechazó. Murió asesinado en abril de 744,por su primo Yazid III.

Gobierno de Yazid III, aumento de la oposición omeya (744-744)

Yazid III llegó a ser califa en el 744 con múltiples apoyos gracias a las múltiples promesas que luego traicionó. Fue apartando a los no omeyas de los cargos representativos lo que produjo una alianza entre la dinastía abasí y un sector de los chiíes. El mismo año que llegó al trono murió de peste, aunque otras versiones afirman que fue envenenado por su hermano Ibrahim que le sucedió al trono.

Gobierno de Ibrahim, enfrentamiento interno omeya y primeros movimientos abasidas (744-744)

Ibrahim llegó al poder en el año 744 pero no fue reconocido califa en muchas zonas por considerarle el asesino de su hermano. Uno de los personajes más importantes en no reconocerlo fue Marwan, primo lejano de Ibrahim, que ya conspiraba para convertirse en califa. Marwan se levanta en armas en Damasco, la falta de apoyo a Ibrahim produjo que Marwan lograra asaltar el palacio califal sin dificultad, el mismo día del levantamiento Ibrahim fue obligado a abdicar y a nombrar califa a Marwan en el 744.

Gobierno de Marwam II, levantamiento abasí y inicio la guerra omeya-abasí (744-750)

Marwan II llegó al poder en el 744 tras derrocar a Ibrahim. Para su llegada el califato ya estaba fuertemente dividido y al borde del colapso. Por un lado el califato todavía no había recuperado las fuerzas ni el poder militar que tenía antes de la guerra omeya-cristiana, y por otro los diferentes sectores de la población contrarios a los omeyas, los abasíes que defendía colocar a su familia en el trono justificando ser descendientes directos de Mahoma pese no ser así, los chiíes que defendían colocar como califa a un descendiente de Alí y por otro lado los jariyíes que defendían que lo eligiera la comunidad independientemente de su procedencia. Además en la Galia y Sicilia la mayoría cristiana se levantaba con frecuencia, en Iberia el Reino de Asturias realizaba continuas incursiones y saqueos, en el Magreb los bereberes intentaban independizarse de los árabes al igual que la población de Egipto.

En el año 750 los absíes pasan a la acción y en Damasco llevan acabo el asesinato del califa Marwan II y todos los miembros de su familia. Los supervivientes son perseguidos y asesinados en pocas semanas. Sólo sobrevive un miembro del clan omeya, Abderraman, que se autoproclama califa al ser el último omeya. As-Saffah líder abasí también se proclama califa y tras los asesinatos llama al levantamiento pero sólo es seguido en Persia y Mesopotamia. Pronto los enfrentamientos entre los apoyos de un califa y otro comenzarán dando inicio a la guerra omeya-abasí y la crisis del califato omeya.

Gobierno de Abderraman I,guerra omeya-abasí y pérdida de la mayoría de territorios (750-??)

220px-Abdul al Rahman I

Pintura donde se representa a Abderramán I,califa que hizo frente a la crisis del califato omeya.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.