FANDOM


Carlos Altamirano
Historia Alternativa: Chile No Socialista
Carlos Altamirano
Carlos Altamirano.

Senador de la República de Chile
por la 4ª Agrupación Provincial de Santiago
21 de mayo de 1965 - 1 de julio de 1977[1]
Sucesor Ángel Faivovich (DR)

11 de febrero de 1971 - 15 de mayo de 1977[2]
Predecesor Aniceto Rodríguez Arenas
Sucesor Clodomiro Almeyda (PS-Almeyda)
Aniceto Rodríguez (PS-Rodríguez)

Diputado de la Republica
por la 22ª Agrupación Departamental de Valdivia, La Unión y Río Bueno
21 de Mayo de 1961 - 21 de Mayo de 1965

25 de junio de 1953 - 14 de octubre de 1953
Presidente Carlos Ibáñez del Campo
Predecesor Desconocido
Sucesor Desconocido

Datos personales
Nacimiento 18 de diciembre de 1922 (97 años)
Chile Santiago, Chile
Fallecimiento 19 de mayo de 2019
Por definir
Partido Emblema del Partido Socialista de Chile Partido Socialista (1966)
Padres Carlos Altamirano Sr. y Sara Orrego
Cónyuge Paulina Viollier
Hijos 3
Profesión Abogado
Alma máter Universidad de Chile
Residencia No flag Europa

Carlos Altamirano Orrego (Santiago, 18 de diciembre de 1922 - , 19 de mayo de 2019) fue un abogado y político chileno, dirigente histórico del Partido Socialista y ex senador por Santiago. Se desempeño como profesor de hacienda pública y Derecho económico en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, y también fue subsecretario del Ministerio de Hacienda de Carlos Ibáñez del Campo en tres oportunidades. E

Su ideología política estuvo influenciada por familiares y amigos de tendencia izquierdista, entre los que contaron su tío "Titín", el médico Héctor Orrego Puelma, y más tarde los escritores Vicente Huidobro y Pablo Neruda.

Fue Secretario General del PS entre 1971 y 1977, año en que se participo como uno de los lideres e instigadores del intento de revolución socialista en Chile. Tras su autoexilio de Chile vivió en Cuba, Alemania Oriental, la Unión Soviética, entre otros países, hasta su fallecimiento.

Biografía

Vida Familiar

Fue Hijo de Carlos Altamirano Rodríguez y Sara Orrego Puelma, nació el lunes 18 de diciembre de 1922 en el seno de una familia de la oligarquía tradicional de Santiago, vinculada a tendencias liberales y con un fuerte arraigo en el mundo intelectual y artístico. De sus familiares destacaron su abuelo materno, el ex-diputado Juan Antonio Orrego, quien fue fundador y presidente del Banco de Chile, y su bisabuelo, el ex-senador Francisco Puelma Castillo, quien fue el descubridor de las salitreras junto a José Santos Ossa. Sin embargo, fue su tío “Titín”, el prestigiado médico Héctor Orrego Puelma, quien influyó en su temprana vocación socialista.

Matrimonio

Contrajo matrimonio con Paulina Viollier Velasco, y tuvo tres hijos: Juan Carlos, Alejandra y Francisca.

Estudios

Luego de su paso por el Liceo Alemán de Santiago, donde cursó sus estudios primarios y secundarios, ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, titulándose de abogado en 1947. Además, por aquellos años se reveló como un gran atleta cuando en 1946 ganó el campeonato sudamericano de salto alto; llegó a saltar 1,96 metros.

La época universitaria marca también el ingreso de Altamirano a la filas del Partido Socialista que, según sus propias palabras, “[…] ocurrió que hicimos esta opción en función de nuestras historias laicas, no propiamente religiosas. Patricio Aylwin se inscribe en la Democracia Cristiana, en ese momento Falange, y nosotros, Felipe Herrera, Clodomiro Almeyda y otros más ingresamos al Partido Socialista allá por el año 42 cuando estábamos en la universidad”.

Actividad Profesional

Una vez egresado, se dedicó a la docencia, como profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Chile. Más adelante, en 1968 se postuló como candidato a Rector en la Universidad de Concepción.

En el ámbito profesional, ejerció en un estudio abierto de abogados, junto a Armando Jaramillo Lyon y Felipe Herrera Lane; fue también, abogado de la Papelera de Puente Alto, entre 1942 y 1943; de la Compañía Chilena de Electricidad, del Banco Sudamericano, y del Consejo Nacional de Comercio Exterior, entre 1953 y 1958.

Carrera Politica

Inicios

Altamirano inició su carrera política en el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo (1952-1958), asumiendo en 1953 la subsecretaría del Ministerio de Hacienda que era encabezado por su amigo y ministro Felipe Herrera. Esta primera incursión fue breve; en menos de un año Altamirano renunció a su cargo obedeciendo a las órdenes del partido que había roto relaciones con el gobierno. Luego de esto, se dedicó a la academia y al ejercicio libre de la profesión.

En 1960, varios dirigentes del Partido Socialista -entre ellos Altamirano- fueron invitados a Cuba por Fidel Castro que llevaba poco más de un año a la cabeza de la Revolución Cubana. El encuentro marcó su vision del socialismo y el inicio de una relación de amistad política que se extendió por más de dos décadas.

Diputado

En 1961, tras asumir la candidatura que dejó vacante Manuel Matus, fue electo diputado por la Vigésimosegunda Agrupación Departamental "Valdivia, La Unión y Río Bueno", período 1961-1965; fue diputado reemplazante en la Comisión Permanente de Gobierno Interior e integró la Comisión Permanente de Constitución, Legislación y Justicia.

Senador

En 1965 se presentó como candidato a Senador por la Cuarta Agrupación Provincial "Santiago", y resultó electo, período 1965-1973; integró la Comisión Permanente de Gobierno y la de Hacienda.

Fue desaforado en septiembre de 1967. El gobierno del entonces presidente Frei Montalva, se querelló en su contra, por su apoyo a la guerrilla; una segunda querella fue presentada por ofensas a la Fuerzas Armadas, y el 21 de septiembre le fueron suspendidos sus derechos como senador y el 22 fue detenido, para quedar en libertad a luego de 16 horas en el Cuartel de Investigaciones de General Mackenna, en Santiago.

En 1965, una delegación presidida por Altamirano viajó a Alemania Oriental, Bulgaria y Yugoslavia.

Altamirano fue un destacado y sobresaliente orador revolucionario, de gran elocuencia, y contrario a la vía pacifica al socialismo promovida por Salvador Allende. Por ello, cuando en la elección de 1970 Allende fue derrotado por cuarta vez, la postura radical Altamirano concitó el apoyo de varios sectores de la Unidad Popular.

Carlos Altamirano, Fidel Castro, Salvador Allende y Luis Corvalán

Carlos Altamirano junto Salvador Allende, Luis Corvalán y Fidel Castro durante una visita a Cuba en 1972.

El 11 de febrero de 1971, Carlos Altamirano, alcanzó el secretariado general del PS, tras elección efectuada en el Congreso del Partido Socialista en La Serena, y con ellos sectores más radicales del partido asumieron su conducción.

Desde ese espacio, continuo promoviendo la idea de iniciar una revolución armada para instalar el socialismo de una vez en Chile, amenazando con la radicalización de la situación política y social en el país, cuestión que lo enfrentó directamente con Allende, quién todavía apostaba por una vía institucional.

Invitado por Mao Tse Tung, en 1972 viajó a China, donde se entrevistó con el Primer Ministro Shou Enlai, el 14 de marzo de ese año, y también viajo a la Unión Soviética.

En 1973 fue reelecto senador por la Cuarta Agrupación Provincial de Santiago, período 1973-1981; fue senador reemplazante en la Comisión Permanente de Economía y Comercio.

Para esta época era considerado un sobresaliente orador revolucionario, de gran elocuencia. Tuvo muchos opositores y detractores tanto en los sectores de izquierda moderada como en la derecha chilena; estos últimos además lo acusaron de promover la sedición dentro de la Armada.

Revolución de 1977

Artículo principal: Revolución de 1977

Como ya se esperaba, Allende fue derrotado en la elección presidencial de 1976, por lo que para Altamirano ya era el momento de organizar una revolución que derrocara al gobierno burgués y el sistema capitalista imperante. Durante los meses siguientes a la elección, Altamirano retomó conversaciones secretas con Miguel Enríquez, Oscar Garretón y otros líderes de la extrema-izquierda, quienes previamente ya estaban trabajando en los planes para una lanzar una revolución militar, contando para ello con ayuda externa, en especial de agentes enviados por Cuba y la Unión Soviética.

La revolución finalmente dio inicio en la víspera del 21 de mayo de 1977, unos meses luego de las elecciones parlamentarias donde la Unidad Popular había sufrido una nueva derrota electoral, cuestión que solo acrecentó el clima de odiosidad en el país. En tal escenario propicio, las fuerzas revolucionarias iniciaron sus planes para hacerse con el poder, y Carlos Altamirano, desde una base secreta en Santiago, dirigió las operaciones, realizando además llamados a la clase obrera para que se rebelara.

Autoexilio

Si bien Altamirano había enviado discretamente a su esposa e hijos a la Embajada de Venezuela cuando estaban ad portas de iniciar la revolución, él mismo no pudo refugiarse en ninguna delegación diplomática, por lo que se vio forzado a esconderse de cada en casa hasta salir de Santiago, en dirección hacia la cordillera para cruzar al lado argentino por un paso no habilitado, junto a otros camaradas, en la madrugada del 23 de mayo de 1977. Ya Argentina, Altamirano recibió ayuda de grupos montoneros que todavía quedaban activos, quienes le proveyeron de varios documentos falsos con los cuales paso la siguientes semanas eludiendo a las autoridades hasta que consiguió tomar un vuelo que lo llevó primero a Guatemala, donde tomó otro que finalmente aterrizar en Cuba, donde sería recibido por el propio Fidel Castro.

Últimos años

Notas

  1. Ese día se declaro como vacante su cargo por haberse "ausentado" del país por más de un mes, sin autorización.
  2. Ese día la mesa directiva interina del Partido Socialista declaro vacante el cargo.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.