Historia Alternativa
Advertisement

CONSTITUCION

De la República Federal Socialista de Chile

Bases fundamentales

1. Constituyen el estado chileno, las Asambleas industriales y 1as municipalidades que organiza esta ley, en los territorios municipales establecidos o que se establecieren dentro de los límites actuales de la República.

2. Todos los habitantes de la República, mayores de 18 años, de ambos sexos, nacionales y extranjeros, tienen derecho a formar parte de sus respectivas asambleas y a cooperar en la administración social de la República, dentro del radio que la ley le señale.

3. La suprema Soberanía del Estado reside en las Asambleas Industriales, municipalidades y Asamblea Nacional, en la forma que establece y determina esta Constitución.

4. Nadie puede ser privado del ejercicio de sus derechos, que son iguales para todos los habitantes, sino por las razones que establece esta ley.

5. Los acuerdos de la Asamblea Nacional ratificados por el voto general, son las leyes de la República.

6. Los acuerdos de las municipalidades, ratificados por el voto general son las leyes del respectivo territorio.

7. En la República Federal Socialista de Chile, sólo hay «propiedad social» administrada por la Asamblea Industrial, por la Municipalidad y por la Asamblea Nacional en las formas establecidas en esta Constitución.

8. No constituyen «propiedad social», los útiles y enseres de su uso privado de cada persona o familia.

9. Es propiedad social la tierra y sus productos, la manufactura, la habitación, medios de producción, elementos de servicios públicos, transportes y cuanto no sea de inmediata utilidad o uso individual.

10. Cada municipalidad llevará un inventario de toda la propiedad existente dentro de su territorio, detallando aparte lo que se clasifique como de servicio público.

De las Asambleas Industriales 11. Para los efectos de administración y gobierno de los intereses sociales y económicos de la República Federal Socialista de Chile, el estado se constituye de Asambleas Industriales.

12. Constituyen una Asamblea Industrial todo el personal de obreros y empleados de cada faena industrial establecida o que se estableciese en cada sitio de la República.

13. Todos los elementos inmediatamente dependientes de cada Asamblea Industrial, o sección, constituyen la «propiedad social» que administra cada municipalidad en lo que no intervenga la Asamblea Industrial.

14. La Constitución establece, por ahora, la siguiente clasificación de Asambleas Industriales:

15. Asamblea Industrial «de producción» a la que pertenece todo el personal ocupado en las industrias extractivas de la tierra, del aire o del mar. (Agricultura, minería, pesca, caza, incluyendo ganadería.)

16. Asamblea Industrial «de manufactura» a la que pertenece todo el personal que usa en el trabajo como materia prima los productos extractivos.

17. Asamblea Industrial «de alimentación» formada por todo el personal que prepara artículos alimenticios para el consumo.

18. Asamblea Industrial «del transporte», a la que pertenece todo el personal que se relaciona con la movilización en general (ferroviarios en general; marítimos, personales de bahía o puertos, estaciones, carreteros, cocheros, choferes, tranviarios, etc.). Se excepcionan los que en estas condiciones trabajan dentro de un establecimiento, que formarían parte de la asamblea del establecimiento.

19. Asamblea Industrial «de la distribución o colocación de los productos» a la que pertenece todo el personal de almacenes, oficinas o bodegas que intervenga en la colocación o cambio de la producción en general. Siempre tomando en cuenta la parte final del párrafo anterior.

20. Asamblea Industrial «de servicio público» subdividida en secciones profesionales según las poblaciones formada por todo el personal de servicios municipales o nacionales.

21. Asamblea Industrial «indeterminada» de oficios varios, formada por las personas que no pueden ingresar a otras, y en los pueblos pequeños donde haya personal industrial que no resulte constituirse en asamblea determinada.

22. Cada Asamblea Industrial, al constituirse nombrará su Comité Administrativo, compuesto de un secretario general, uno de actas, uno de comisiones, tesorero y cajero, y cuatro vocales asesores. Se nombrará presidente para cada sesión.

23. Cada Asamblea Industrial es soberana para administrar y legislar sus propios intereses, sin que sus resoluciones sean obligatorias fuera de la jurisdicción que le corresponda.

24. Cada Asamblea Industrial se hará representar en la Municipalidad por delegados, en proporción de uno por cada cien, quinientas o mil personas según sea la importancia del territorio municipal.

25. Cada Asamblea Industrial reglamentará las condiciones de su respectiva actividad. Nombrará todo el personal administrativo que necesite el desarrollo del trabajo y según lo resuelva en cada ocasión que sea necesario; fijará precios, condiciones, salarios, horarios, etc. (Mientras no se suprima la moneda como signo o valor de cambio.)

26. En lo que sea necesario procederá de acuerdo con otras asambleas industriales.

27. No se fraccionará una Asamblea Industrial cuando en un establecimiento hubiera distintos trabajos, cuya clasificación pudiera separarse, siempre que ellos concurran al fin principal de la industria. Por ejemplo, en establecimientos mineros, o haciendas, los transportadores, los mecánicos, empleados de almacén de instrucción, etc., que residan o trabajen en el establecimiento o sección; en las «manufacturas» u otras los elementos diferentes al fin de la manufactura formarán parte integrante de la asamblea del establecimiento o región.

28. La Municipalidad de acuerdo con las asambleas industriales, en cada caso y región, reglamentará la organización de las asambleas industriales, para su simplificación, perfección y mejor funcionamiento.

29. En poblaciones pequeñas, distintos ramos de manufactura, pueden formar una sola asamblea; así de alimentación, de transportes, etc. Aparte de la «Indefinida».

30. Las mujeres y los hombres inhabilitados para el trabajo, residentes dentro del radio de una asamblea industrial, tomarán parte en las asambleas que elijan delegados al municipio y cuando traten asuntos ajenos al orden interno del trabajo, como son instrucciones a los delegados o comisiones especiales, justicia, instrucción, bienestar social, salud pública.

31. Cada Asamblea Industrial nombrará TRIBUNALES JUDICIALES, para juzgar y castigar las faltas, delitos o crímenes que se cometan por algunos de sus miembros o personas que viven dentro de la jurisdicción de la Asamblea. Habrá tribunales judiciales de primera y segunda instancia. La asamblea en pleno, puede ser también un tribunal supremo si así lo acuerda según los casos. Un reglamento dispondrá el modo de funcionar de estos tribunales.

32. Cada Asamblea Industrial arbitrará los medios y recursos que necesite para el cumplimiento y realización de sus resoluciones.

33. Cada asamblea industrial, cooperará al cumplimiento de los acuerdos municipales y de la Asamblea Nacional.

34. Cada Asamblea Industrial, o conjunto de asambleas, según los casos, para su mejor funcionamiento nombrará las siguientes comisiones:

De organización y vigilancia sobre las distintas secciones del trabajo; de legislación industrial; (le salarios, horarios, reglamentos de trabajo y rentas sociales; de colocación de la producción; de relaciones y perfeccionamiento de la acción industrial; de justicia; de bienestar social, higiene, construcción y recreos; de salud pública particular y moral; de instrucción primaria.

35. Las asambleas industriales que perciban rentas contribuirán con un tanto por ciento a la caja municipal según las necesidades generales de cada comuna y la expansión de los servicios que se acuerden.

36. Una misma asamblea industrial puede subdividirse en secciones, si una mejor administración así lo aconseja. Entonces usará sus títulos a saber: Asamblea Industrial «tal», región «tal», sección «tal», de tal ciudad, pueblo o región. (Por ejemplo, un pintor cuando trabaje en talleres de pintura, pertenecerá a la Asamblea Industrial de la «manufactura», sección pintores; si trabaja en transporte, a «Asamblea de Transporte»; si es tina mina, hacienda, etc., a la de «Producción» etc.; así se procederá en cada caso.)

37. Ningún habitante de la República de ambos sexos, puede alegar razón para estar excluido de una asamblea industrial, salvo certificado de incapacidad absoluta, mayor edad o castigo.

38. Los exceptuados del trabajo por razones de mayor edad, conservan sus derechos en sus respectivas asambleas.

De la Municipalidad

39. Constituyen la Municipalidad los delegados nombrados al efecto por cada asamblea industrial o sección, establecida dentro de cada territorio municipal.

40. Habrá una Municipalidad en cada región que determine la Asamblea Nacional, y en su ausencia el Comité de Administración Nacional o un Congreso Regional de representantes de Municipalidad o asambleas industriales.

41. La Municipalidad administra como propietaria todos los intereses sociales de su región y controla la administración industrial.

42. Cada Municipalidad se subdividirá en las siguientes comisiones: de servicios públicos, ornato, higiene, caminos; de educación, cultura, moral, recreo y fiestas; de distribución de los productos para el consumo de la población; de justicia y relaciones sociales; de hospitales y medicina; de legislación y organización; de ejecución de las resoluciones; de estadística, censo y habitaciones; de recursos y rentas.

43. Un reglamento establecerá el funcionamiento de las comisiones y de la Municipalidad para mejor comprensión de esta Constitución.

44. Cada Municipalidad se ocupará de los asuntos generales que interesen al bienestar de los habitantes de su respectivo territorio. Las comisiones proponen y redactan las leyes que deben discutirse y resolverse.

45. Centralizará, reducirá, simplificará y perfeccionará la organización industrial de su territorio en todo aquello que aumente el beneficio, bienestar y comodidad de la comunidad.

46. El progreso, cuidado y perfección de la habitación debe ser una atención preferente de cada Municipalidad, en cuya tarea ayudarán las Asambleas Industriales.

47. Las rentas municipales se constituyen del porcentaje que paguen las Asambleas Industriales y de lo que produzcan los servicios públicos de su cargo. Mientras fuere necesario, las Municipalidades cobrarán arriendo por las habitaciones de su dependencia.

48. Cada Municipalidad contribuirá a los gastos nacionales.

49. Los delegados a la Municipalidad mantendrán continuo contacto y comunicación con su Asamblea respectiva.

50. Cada Municipalidad determinará la organización, ubicación y número de almacenes, manufacturas o fábricas destinadas a proveer a la población de artículos de consumo y uso.

51. En cada población propiamente tal, habrá una Municipalidad, siempre que no sean poblaciones industriales separadas por cortas distancias.

52. En las regiones industriales donde estuviere desparramada la población, la ley determinará la forma de constitución de la Municipalidad. (Párrafos seis y cuarenta.)

53. En el territorio municipal donde no pudiere organizarse más de una asamblea industrial, a ella se agruparán a modo de secciones los grupos que no tuvieren afinidad, cuando no puedan constituir una asamblea. En estos casos todo ese conjunto eligirá la Municipalidad.

De la Asamblea Nacional 54. Anualmente, a lo menos, se reunirá la Nacional, en la ciudad y fecha que acuerde la anterior.

55. Constituyen la Asamblea Nacional, un delegado por cada territorio municipal que tenga hasta 10 000 habitantes. Los territorios que tengan más de 10 000 habitantes enviarán un delegado más, por cada 10 000 o fracción superior de 5 000. Estos delegados se eligen en votación directa por las más altas mayorías.

56. La Asamblea Nacional legisla sobre los asuntos de interés general a todo el territorio de la República, especialmente sobre: ferrocarriles y servicios nacionales y extranjeros; navegación; organización de la producción, distribución y cambio; relaciones exteriores; estadísticas, generalidades sobre instrucción y organización de todos los servicios nacionales.

57. La Asamblea Nacional nombrará un COMITÉ DE ADMINISTRACION NACIONAL, encargado de ejecutar sus resoluciones, cuyo número fijará cada asamblea y que deberá presentar una memoria a cada Asamblea Nacional de los trabajos realizados, de los que no se alcanzaron a realizar y propondrá lo que estime conveniente.

58. La orden del día de esta Asamblea Nacional, la organizará el Comité de Administración Nacional con los elementos que le proporcionen las municipalidades y las asambleas industriales hasta 30 días antes de su reunión.

59. La Asamblea Nacional debidamente ilustrada y documentada, organiza la producción e intercambio en general y centralizará, simplificará y perfeccionará la organización industrial y municipal, en cada caso en particular que fuere innecesario al mayor beneficio nacional y particular y a la mejor perfección de la organización social del país.

60. La asamblea organizará el presupuesto respectivo, con las rentas que le proporcionen las municipalidades y los servicios públicos de su dependencia.

61. Toda resolución fundamental de la Asamblea Nacional, debe ser ratificada por el voto general correspondiente antes de entrar en vigencia. El Comité de Administración Nacional tramita los votos generales.

62. El Comité de Administración Nacional es cuerpo ejecutivo y administrativo y funcionará con las siguientes comisarías nacionales: de servicios públicos nacionales (comunicaciones en general, salud e higiene, prisiones) ; de movilización (tierra, mar, aire); producción, distribución y cambio; de relaciones, estadística; de instrucción, moral y cultura; de rentas nacionales (mientras sea necesario) ; de comercio o intercambio internacional.

63. Un reglamento especial detallará el radio de acción de estas comisarías.

64. Estas comisarías tienen por objeto producir economía y simplificación en la atención y extensión de los servicios públicos generales y con la condición de la organización de modo que perfeccionen la comodidad y economía en general del país e informar y proponer medidas que perfeccionen la organización social del estado.

65. El Comité de Administración Nacional nombra el personal necesario de estas comisarías y su reglamentación conforme a los acuerdos de la Asamblea Nacional.

66. Las municipalidades proporcionarán a estas comisarías todos los datos que fueren necesarios para constante perfección de la organización social nacional.

67. El orden de relación es el siguiente: el Comité de Administración Nacional se dirige a la Municipalidad y éstas a las asambleas industriales y viceversa.

68. El Secretario General de cada «comisaría», es el jefe de la Comisaría, y tiene acceso informativo en las sesiones del Comité de Administración Nacional. Del consejo de gobierno 69. Habra un consejo de gobierno electo por los delegados de la asamblea nacional, el cual estara compuesto por el presidente de la republica, el presidente del consejo de ministros y el consejo de ministros.

70. La eleccion del consejo de gobierno se realizara cada 5 años, junto a las elecciones a la asam Disposiciones generales

69. El trabajo es obligatorio para todo habitante de la República, mayor de dieciocho años, declarado hábil para el trabajo por la comisión de «legislación y organización» de cada Municipalidad.

70. Cada persona es libre para escoger el trabajo que le agrade y hecha esta elección debe incorporarse a la asamblea industrial que le corresponda.

71. Es obligatoria la asistencia escolar hasta los dieciocho años. El amor a la instrucción y al saber debe ser el culto preferente de todos los habitantes.

72. La instrucción primaria estará a cargo de las Asambleas Industriales.

73. La instrucción secundaria industrial o superior, a cargo de las Municipalidades.

74. La instrucción universitaria y normal a cargo del Comité de Administración Nacional.

75. Habrá una Comisaría Nacional de instrucción que entenderá en programas, en útiles, en ubicación y todo medio favorable al progreso de la instrucción.

76. Sólo en el caso que una persona sea castigada a prisión queda privada de sus derechos electorales mientras dura la prisión.

77. Los establecimientos penales estarán a cargo de cada Municipalidad, o Comité de Administración Nacional, y sólo se admitirá en ellos los penados por los tribunales de las Asambleas Industriales.

78. En Chile no hay pena de muerte y ningún castigo puede pasar de un año de prisión.

79. Los residentes de crímenes cuyo examen medico acuse una anormalidad incurable serán recluidos en «casas de salud» especiales por el tiempo que el médico haya aconsejado.

80. Los establecimientos penales serán talleres de ,trabajo, o departamentos anexos a fábricas, en las condiciones que establezca cada Municipalidad o el Comité de Administración Nacional.

81. La comisión de estadística de cada Municipalidad y la comisaría nacional de relaciones y estadística, cuando sea necesario hará público cuando «falten» o «sobren» brazos en alguna Asamblea Industrial, en la forma que sea más útil al efecto que se busque, de ,movilizar personal en sentido determinado.

82. Toda persona que reciba nombramiento de las :asambleas o municipalidades ejercerá sus funciones mientras no sea renovado su nombramiento y debe dar cuenta seguida a su respectiva institución.

83. Habrá reunión de Asamblea Nacional de una industria determinada, cuando sea necesario y así lo resuelva la Asamblea Nacional.

84. Toda persona que ingrese al territorio de la República, a los treinta días de su avecindamiento esta obligada a cumplir las leyes de esta nación. Si rehusare tendrá treinta días más para resolverse o abandonar el territorio.

Disposiciones transitorias

85. A los treinta días después de la promulgación de esta ley, se constituirán todas las Asambleas Industriales de la República en el recinto de su respectivo trabajo, o en el que estén en ese día, a las 12 m., para poner en vigencia esta constitución que «socializa» el estado.

86. Se elegirá en el acto una persona que presida la sesión.

87. Inmediatamente por votación entre todos los presentes se procederá a elegir el Comité Administrativo que establece el párrafo veintidós. 88. Enseguida se elegirán los delegados a la Municipalidad (párrafo veinticuatro).

89. Enseguida se nombrará el personal de Administración conforme a lo dispuesto en los párrafos treintitrés y treinticinco de esta Constitución.

90. Enseguida se determinará la forma del funcionamiento sucesivo de la asamblea (días, horas, local) para el cumplimiento de esta Constitución y de su misión, nombramiento de comisiones, etcétera.

91. En la sesión constitutiva de cada Asamblea Industrial, no tomará parte como asambleísta ninguna persona que hasta ese momento haya tenido el título de propietario, pariente inmediato de él o empleado superior, si la asamblea no determina lo contrario, después de cumplidos los cuatro primeros puntos del objeto de la reunión. (ochentiséis a ochentinueve).

92. A los treinticinco días después de promulgada esta ley, se constituirán, a las doce m., todas las municipalidades de la República para poner en vigencia esta Constitución y leyes complementarias por la parte que les corresponde.

93. Se iniciará la reunión presidida por el que en ese mismo acto designe la reunión. Acto continuo se elegirán: un secretario general o de relaciones, uno de actas, otro de comisiones.

94. Enseguida se nombrarán las comisiones que establece el párrafo cuarentidós.

95. Enseguida se dispondrá todo lo conveniente al sucesivo funcionamiento de la Municipalidad.

96. Un decreto especial, emanado del mismo poder que dicte esta Constitución establecerá los NUEVOS TERRITORIOS MUNICIPALES y el sitio en que, celebrarán su sesión constitutiva.

97. A los sesenta días después de promulgada esta Constitución se reunirá en Santiago la Primera Asamblea Nacional a las 12 m. para poner en vigencia esta constitución en la parte que le corresponde, procediendo para su constitución en la misma forma dispuesta para las municipalidades.

98. A los cuarenta días después de promulgada esta ley, cada ASAMBLEA INDUSTRIAL procederá a elegir su representación a la Asamblea Nacional, en la forma que se haya resuelto por cada Municipalidad.

99. Desde el día de la promulgación de esta ley todas las municipalidades y policías en ejercicio se encargarán de darle amplia publicidad y preparar a los habitantes para su cumplimiento, repartiendo ejemplares de la ley y haciéndolos leer en todos los establecimientos.

100. El poder nacional que dicte esta ley determinará otras condiciones de publicidad, sin perjuicio de la acción que realice la Federación Obrera de Chile, cuya existencia terminará con el estado social burgués, para dejar su sitio al Imperio de esta Constitución.

101. Las deudas al extranjero contraídas por instituciones anteriores o particulares hasta la promulgación de esta ley, serán atendidas como lo determine la Asamblea Nacional.

102. En las industrias y otros establecimientos socializados en que hubiere accionistas residentes en el extranjero, serán indemnizados con la devolución del capital invertido que saldaren, descontados los dividendos pagados, sin interés, en la forma que lo determinen las respectivas asambleas.

103. Cada municipalidad resolverá sobre el servicio de policías y fuerzas armadas conforme lo determine la Asamblea Nacional.

104. Organizaciones religiosas, políticas, científicas, etc., tendrán libertad de acción mientras no atenten contra esta Constitución.

105. Queda prohibido absolutamente la fabricación, comercio y tráfico de alcoholes de consumo y licores.

106. La reforma de esta Constitución sólo puede hacerse por una Asamblea Nacional de delegados directos de cada Asamblea Industrial, elegidos al efecto, y por el sesenticinco por ciento de los votos, ratificados por el voto general.

Advertisement