FANDOM


En el año 844 d.C., los invasores normandos (también conocidos como vikingos) fueron derrotados por los musulmanes andalusíes dirigidos por Abderramán II en la Batalla de Tablada. Pero... ¿Que hubiera pasado si los vikingos salieran victoriosos en esa batalla?

Punto de divergencia

El 11 de noviembre de 844, las hestes de piratas vikingos se enfrentaron con las tropas del Emirato de Córdoba. Mientras algunos grupos vikingos saqueaban las poblaciones costeras, Medina Sidonia y Cádiz entre otras, el grueso de la flota remontaba el Guadalquivir. Tras saquear Sevilla durante una semana, los vikingos siguieron dirigiéndose más y más hacia el interior de la península. Fue entonces cuando el califa, Abderramán II, organizó un ejército para defender sus tierras; sin embargo, el califa murió en combate, y los vikingos que vinieron de otras poblaciones llegaron al lugar de la batalla como refuerzos, con el objetivo de seguir atacando a las desorientadas tropas musulmanas, ya sin su califa, por lo que los musulmanes se rindieron fácilmente ante los vikingos.

Los vikingos se apoderan de Al-Andalus

Una vez lograda la victoria en Sevilla, los vikingos se establecieron en las orillas del río Guadalquivir, donde se estableció una pequeña colonia de normandos. Si embargo, las incursiones vikingas en la península continuaron, por ejemplo, los vikingos ganaron la batalla de Lisboa. En los próximos 75 años, los vikingos se apoderaron gran parte de las costas sureñas de la península ibérica, haciendo que los reinos musulmanes en España se sientan acorralados tanto por el sur vikingo, como por el norte controlado por los reinos cristianos.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.