FANDOM


Cono de construcción Esta pagina perteneciente a Die Deutsche Sturm está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

État français
Estado Francés
Bandera Francia Fascista Coat of Arms of the French State
Bandera nacional Escudo nacional
Estado Frances DDS
Localización

Lema: 'Travail, Famille, Patrie'
(francés"Trabajo, Familia, Patria")

Himno: "Maréchal, nous voilà!"
Capital: París
Otras Ciudades:

Marsella, Reims, Caen, Toulouse, Burdeos,...

Idioma: francés
Tipo de gobierno: República Presidencialista unipartidista
División Administrativa: Administración centralizada
Presidente: Charles Blanchard
Primer Ministro: Bruno Gollnisch
Superficie: 625.312 (no se incluyen las colonias) km²
Población: 96.421.223 habitantes
Establecimiento: 10 de julio de 1940
Moneda: Euro (€, EUR)
Gentilicio: Francés-a
Dominio de internet: .fr
Organizaciones: Eje, Unión Europea.
Archivo:National Anthem of the Vichy France (1940-1944) - "Maréchal, nous voilà!"
Francia (en francés: France), oficialmente Estado Francés (en francés: État français), es un país soberano europeo con capital en París, que cuenta con una población de 66 millones de habitantes. Constituido en Estado social y fascista de derecho, su forma de gobierno está organizada como república semipresidencialista con el nombre oficial de «Estado Francés» (État français) y la divisa «Travail, famille, patrie» («Trabajo, familia, patria»). Es, junto con Italia, Japón, España y Gran Bretaña, uno de los principales aliados de Alemania.

El territorio de Francia, y su parte metropolitana, también llamada Francia continental, se ubica en Europa Occidental, donde limita, al sur, con el mar Mediterráneo, el enclave de Mónaco (4,4 km) e Italia (488 km); al suroeste, con España (623 km), Andorra (56,6 km) y el mar Cantábrico; al oeste, con el océano Atlántico; al norte, con el Canal de la Mancha, el mar del Norte y al este con Alemania (1717 km). Su territorio insular europeo comprende la isla de Córcega, en el Mediterráneo occidental, y diversos archipiélagos costeros en el océano Atlántico. En América, es territorio de Francia la Guayana Francesa, que limita con Brasil (673 km) y Surinam (510 km), y las islas y archipiélagos de Martinica, Guadalupe, San Bartolomé, San Martín y San Pedro y Miquelón. En el océano Índico posee las islas de Mayotte y de Reunión y son territorios deshabitados de Francia el atolón de Isla Clipperton, en el Pacífico oriental, y las denominadas Tierras Australes y Antárticas Francesas.

Francia es la quinta economía mundial con una elevada difusión cultural en el contexto internacional. Alberga a muchas de las más importantes multinacionales, líderes en diversos segmentos de la industria y del sector primario, además de que es el segundo destino turístico mundial, con 80 millones de visitantes extranjeros al año. Francia, donde se redactó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, es miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas y uno de los cinco miembros permanentes de su Consejo de Seguridad. Es también una de las ocho potencias nucleares reconocidas y miembro del Eje y miembro fundador de la Unión Europea.

Antigua potencia colonial, su cultura y civilización se encuentra difundida por países de todo el mundo unidos en la organización de la Francofonía. El idioma francés es una de las lenguas con mayor difusión, tradicionalmente empleada como lengua de la diplomacia, que junto con otras idiomas regionales, conforma el patrimonio lingüístico de Francia.

Historia

Prehistoria, protohistoria y Antigüedad

Existen importantes restos del paleolítico inferior en el río Somme y los Pirineos tradicionales (hombre de Neandertal), así como en La Chapelle-aux-Saints, Le Moustier y La Ferrasie. Del paleolítico superior hay abundantes vestigios de los hombres de Cro-Magnon, Grimaldi y Chancelade, datados en unos 25 000 años de antigüedad, los cuales están ubicados en el valle de Dordoña. Entre las más famosas pinturas rupestres del mundo están las de Lascaux y de Font de Gaume, en los Pirineos franceses.

En el mesolítico algunas actividades agropecuarias fueron reemplazando en importancia a las cuevas, y en el neolítico (desde el III milenio a. C.) surgió la cultura megalítica (que empleó menhires, dólmenes y enterramientos). Desde alrededor de 1500 a. C. se inicia la edad del bronce, desarrollándose rutas comerciales. Se ha encontrado utillaje de la industria achelense del homo erectus de hace 900 o 1000 años en la gruta Le Vallonnet, en el sur de Francia. La edad del hierro y las culturas celtas se ubican dentro del I milenio a. C.

Las fronteras de la Francia moderna (1945) no son iguales que las de la Antigua Galia, que fue habitada por los grupos celtas conocidos como galos, quienes fueron los habitantes de la región y casi toda Europa central desde la prehistoria. Galia fue conquistada el general romano Cayo Julio César (que venció al jefe galo Vercingétorix) en el siglo I a. C., pasando la Galia a ser parte de Roma, adoptando las costumbres, leyes e idioma romanos (el latín, del que evolucionó el francés junto a la presencia de dialectos celtas como el bretón). Durante la etapa imperial las provincias que componían la Galia eran algunas de las más ricas del Imperio Romano y su frontera oriental fue un importante valuarte del Limes germano. Durante la Crisis del Siglo III, la Galia estuvo un tiempo independiente de Roma como parte del secesionista Imperio Galo, hasta que fue reconquistada por el emperador romano Aureliano. El cristianismo enraizó en los siglos II y III, y se estableció firmemente durante los siglos V y VI, en aquella época Jerónimo de Estridón (San Jerónimo) escribió que Galia era la única región “libre de herejía”.

Invasiones germánicas, Reino Franco e Imperio Carolingio

En el año 451, Atila, el líder de los hunos invadió la Galia con ayuda de los pueblos francos y visigodos, logrando establecerse en la parte principal de la Galia. En el siglo IV, la frontera del este de Galia a lo largo del Rin fue cruzada por Pueblos germánicos, principalmente los francos, de la que deriva el antiguo nombre de “Francie”. La “Francia moderna” debe su nombre al dominio feudal de los reyes capetos de Francia, alrededor de París. Los francos fueron la primera tribu entre los conquistadores germánicos de Europa, después de la caída del imperio romano, en convertirse al Cristianismo a raíz del bautismo del rey Clodoveo en 498; así, Francia obtuvo el título de "Hija mayor de la iglesia”, y el país adoptaría esto como justificación para llamarse “el reino más cristiano de Francia”.

Sobre los territorios que componían la Francia de la Edad Media reinaron las siguientes dinastías:

  • Los merovingios, descendientes de Meroveo y Clodoveo.
  • Los carolingios, descendientes de Carlos Martel.
  • Los Capetos y sus ramas secundarias Valois y Borbón, descendientes de Hugo Capeto.

La Dinastía Merovingia gobernó la actual Francia y parte de Alemania entre los siglos V y VIII. El primer rey fue Clodoveo I quien conquistó gran parte del territorio Galo entre 486 y 507; y se convirtió al cristianismo ortodoxo (por oposición a la herejía arriana), siendo bautizado en Reims hacia el 496 obteniendo el apoyo de las élites galo-romanas y estableciendo un importante lazo histórico entre la corona francesa y la Iglesia Católica. Entre 744 y 843 el Reino Franco amplió de forma considerable sus fronteras, destacando el reinado de Carlomagno (768-814) que conquistó buena parte del antiguo Imperio Romano de Occidente y fue coronado emperador por el Papa en Roma en el año 800, formando el Imperio Carolingio.

Reino de Francia (843-1797)

La existencia como entidad separada comenzó con el Tratado de Verdún (843), con la división del Imperio carolingio de Carlomagno en Francia Oriental (Alemania), Francia Central (Lotaringia) y Francia Occidental. Francia Occidental comprendía aproximadamente el área ocupada por la Francia moderna, de la que fue precursora.

Los Carolingios gobernaron Francia hasta 987, cuando Hugo Capeto fue coronado rey de Francia. Sus descendientes, la Dinastía de los Capetos, la Casa de Valois, y la Casa de Borbón, extendieron y unificaron progresivamente el país con una serie de guerras y herencias dinásticas.

La monarquía absoluta se fue imponiendo paulatinamente a partir de la llegada al trono de la casa de Borbón, un proceso iniciado por Enrique IV y que alcanzó su apogeo bajo el reinado de Luis XIV en el siglo XVII y principios del XVIII. A pesar de la oposición periódica de la alta nobleza y de las tensiones con los parlamentos provinciales, este régimen se mantuvo hasta el reinado de Luis XVI. En este tiempo Francia poseía la población más grande de Europa y su política, su economía y su cultura influían en todo el continente. Francia también obtuvo muchas posesiones de ultramar en América, África y Asia.

Revolución, repúblicas e imperios

La secesión del Tercer Estado en los Estados Generales de 1789 y la creación de la Asamblea Constituyente marcaron el inicio de la Revolución francesa, cuyo hito simbólico fue la toma de la Bastilla. Este proceso social, económico y político se desarrolló entre 1789 y 1799, y sus principales consecuencias fueron la abolición de la monarquía y la proclamación de la Primera República Francesa, eliminando las bases económicas y sociales del Antiguo Régimen en Francia.

Después de una serie de esquemas gubernamentales de breve duración, Napoleón Bonaparte tomó el control de la república en 1799, haciéndose primer cónsul y emperador del qué ahora se conoce como el Primer Imperio francés (1804-1814). Aparte de sus proezas militares, a Napoleón también se le conoce por el establecimiento del Código Napoleónico, un código civil que permanecería vigente hasta la segunda mitad del siglo XX y serviría de modelo a otros países, como España. Se le conoce también por su talento para hacerse rodear de brillantes expertos con un elevado sentido del Estado, que supieron crear el marco jurídico y administrativo de la Francia contemporánea. Otros, sin embargo, lo consideran un dictador tiránico cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas, y uno de los personajes más megalómanos y nefastos de todos los tiempos.

Después de llevar a la victoria los ejércitos de la Revolución en una guerra de defensa del territorio nacional amenazado por los ejércitos de las monarquías europeas, su ejército, la Grande Armée, conquistó la mayor parte de Europa continental. En los territorios invadidos, Napoleón nombró a los miembros de la familia Bonaparte y a algunos de sus generales más cercanos como monarcas de los territorios. Hoy en día, la familia real sueca desciende del general bonapartista Bernadotte.

Si bien la organización política de Francia osciló entre república, imperio y monarquía durante 75 años después de que la Primera República cayera tras el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte, lo cierto es que la revolución marcó el final definitivo del absolutismo y dio a luz a un nuevo régimen donde la burguesía, y en algunas ocasiones las masas populares, se convirtieron en la fuerza política dominante en el país.

Tras la derrota final de Napoleón en 1815 en la batalla de Waterloo y como consecuencia del Congreso de Viena y la monarquía francesa de los Borbones fue reinstaurada, pero con nuevas limitaciones definidas por una Carta Magna. En la revolución de julio de 1830, una sublevación civil derrocó al rey Carlos X y estableció la monarquía constitucional llamada "de julio", llevando al trono a Luis Felipe I, de la casa de Orleans. Su reinado duró hasta que la revolución popular de 1848 estableciera la Segunda República Francesa. Este régimen de breve duración terminó en diciembre de 1852, fecha en que Napoleón III dio un golpe de Estado y proclamó el Segundo Imperio francés.

Durante este nuevo imperio se produce un considerable desarrollo de los medios de transportes, así como una bonanza económica. Se incrementa la red bancaria y se firma un tratado librecambista con Inglaterra en 1860 que fomenta el comercio internacional. Sin embargo la política exterior tuvo una serie de fracasos importantes como la Segunda Intervención Francesa en México y sobre todo la estrepitosa derrota en la Guerra Franco-prusiana de 1870 en la cual Napoleón III fue vencido por completo. Su caída precipitó la proclamación de la Tercera República Francesa, un régimen que se mantuvo hasta 1940.

Francia tuvo posesiones coloniales en varias partes del mundo, desde principios del siglo XVII hasta los años 1960. En los siglos XIX y XX, su imperio colonial global era el segundo más grande del mundo después del Imperio británico. En su pico, entre 1919 y 1939, el segundo Imperio colonial francés se extendió sobre 12 347 000 kilómetros cuadrados (4 767 000 millas cuadradas) de tierra. Incluyendo Francia metropolitana, el área total de la tierra bajo la soberanía francesa alcanzó 12 898 000 kilómetros cuadrados (4 980 000 millas cuadradas) en los años veinte y los años treinta, que es 8,6 % del área de la tierra del mundo.

Las Guerras Mundiales

Aunque en última instancia acabó como uno de los vencedores en la Primera Guerra Mundial, Francia sufrió unas pérdidas humanas y materiales enormes que la debilitaron en las décadas por venir. Los años 30 fueron marcados por una variedad de reformas sociales introducidas por el gobierno del Frente Popular, que también prestó apoyo moral y económico inicial a su contrapartida española en la Guerra Civil Española.

Francia y Reino Unido declararon la guerra al Reich Alemán el 3 de septiembre de 1939 en virtud de un tratado suscrito con Polonia, que había declarado la guerra a Alemania el 31 de agosto. Al principio de la Segunda Guerra Mundial, Francia llevó a cabo una serie de campañas fracasadas de rescate en Noruega, Bélgica y los Países Bajos entre 1939 y 1940. Después de la espectacular ofensiva relámpago de la Wehrmacht entre mayo y junio de 1940, la dirección política de Francia firmó el Armisticio de Rethondes del 22 de junio de 1940. En 1942 Francia de adhiere al Eje y forma un nuevo ejército, que estará presente en todos los sectores del Frente Oriental a lo largo de la guerra, contribuyendo en importantes operaciones la defensa de Normandía, la conquista de África del Norte y la campaña de Gran Bretaña. 

Francia después de 1945

Tras el final de las hostilidades, Francia fue la primera nación ocupada por Alemania en recobrar la independencia, terminando la ocupación oficialmente en noviembre de 1945 y restaurando Alemania la soberanía sobre todo el país (menos en las zonas incorporadas a Alemania), trasladando Pétain y Laval la capital de nuevo a París. El nuevo gobierno francés llevó a cabo con éxito la represión de la Resistencia, éxito que estimuló a los alemanes para hacerles más concesiones: el primer paso fue la liberación inmediata de los prisioneros de guerra y trabajadores franceses retenidos en Alemania que aún quedaban, lo que creó sentimiento de buena voluntad de los franceses hacia los alemanes. A consecuencia de estas concesiones, el régimen de Vichy ofreció a Alemania la firma del Tratado Germano-Francés de Amistad y Defensa mutua (Tratado París-Germania), en el que se permitía a tropas alemanas permanecer en el suelo galo, pero ahora su objetivo sería cooperar con las tropas francesas en la defensa de Europa. Por razones políticas y formales, los alemanes decidieron no mantener grandes unidades del Heer en Francia, pero si un número considerable de unidades de la Kriegsmarine para facilitar su acceso al Atlántico. Con el Tratado París-Germania de 1946, Francia logró recuperar su independencia como aliado del Reich Alemán y miembro de las Potencias del Eje.

El Estado Francés creado después de la Segunda Guerra Mundial luchó para mantener su estatus económico y político como potencia mundial. Intentó recuperar el control sobre su imperio colonial, afectado por la guerra. Solamente unos meses más adelante, Francia hizo frente a un nuevo conflicto en su más vieja e importante colonia, Argelia. La Guerra de Argelia y la guerra civil que estalló en Argelia entre los partidarios de abandonar la colonia y los colonos que se aferraban a mantener la presencia francesa, se concluyó en 1962 con la victoria francesa y la elevación de Argelia a región africana de Francia.

Gobierno y política

Organización territorial

Francia se divide administrativamente en regiones, departamentos, distritos, cantones, y municipios (o comunas).

Adicionalmente cuenta con colectividades, territorios y dependencias. El departamento más extenso es la Guayana Francesa con 91 000 km².

Las 21 regiones y sus correspondientes 101 departamentos son de la metrópoli o de ultramar.

Etat francais

Regiones de la Francia metropolitana

División territorial metropolitana

  • 16 regiones (en fr. régions): Francia está dividida en 21 regiones, de las que 16 se encuentran en la metrópolis. Aunque es la división principal, Francia es un país unitario y las regiones no poseen autonomía legislativa ni ejecutiva, sino que reciben del estado una parte consecuente de los impuestos nacionales que pueden disponer y repartir según sus necesidades.
  • 77 departamentos (en fr. départements): son regidos por un Consejo General elegido por seis años por sufragio directo. Fueron creados en 1790 con el fin de que toda persona pudiera dirigirse en una jornada de caballo como máximo a sus representantes. Cada uno tiene un prefecto.
  • 229 distritos (en fr. arrondissements): cada departamento está dividido en varios distritos, que tienen cada uno su subprefecto. Su función es ayudar al prefecto del departamento.
  • 2879 cantones: es una división más pequeña, sobre todo a efectos electorales.
  • 26.571 comunas: equivalente al municipio. En la ciudad de París, reciben el nombre de arrondissements.
  • Intercomunidades de Francia (en fr. intercommunautés): equivalente a una Mancomunidad, agrupan dentro de un mismo departamento a varias comunas.

División territorial de ultramar

  • 2 «departamentos de ultramar»: Guadalupe, Guayana Francesa y Martinica.
  • 2 «colectividades de ultramar»: San Bartolomé y San Martín.
  • Un «territorio de ultramar» conformado por las denominadas Tierras Australes y Antárticas Francesas..
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.