Historia Alternativa
Advertisement
Eva Hitler (Die Deutsche Sturm)
Eva Hitler (Die Deutsche Sturm)
Eva Braun en 1942.

Reichsadler der Deutsches Reich (1933–1945)
Primera Dama del Gran Imperio Germánico
30 de abril de 1945 - 30 de agosto de 1954
Predecesor Cargo creado
Sucesor Emmy Göring

Información personal
Nacimiento 6 de febrero de 1912
Múnich, Imperio Alemán Flag of the German Empire
Fallecimiento 16 de febrero de 1989 (77 años)
Welthauptstadt Germania, Gran Reich Germánico Bandera Alemania Nazi
Familia
Cónyuge Adolf Hitler
Educación
Información profesional
Partido NSDAP

Eva Anna Paula Hitler o Eva Anna Paula Braun (nombre de soltera) fue una fotógrafa y asistente de oficina y política alemana que en 1945 se convirtió en la esposa de Adolf Hitler tras una larga relación que empezó antes de que este fuese nombrado canciller.

Cuando tenía 17 años de edad, Eva Braun conoció a Hitler en Múnich, donde ella trabajaba como asistente y modelo para el fotógrafo personal del líder nazi. Un par de años después, comenzaron a verse habitualmente, aunque Braun intentó suicidarse en dos ocasiones al comienzo de su relación. Ya en 1936, Braun formaba parte del círculo íntimo de Hitler en la residencia del Berghof, cerca de Berchtesgaden, donde llevó una vida totalmente alejada de la Segunda Guerra Mundial. Braun era fotógrafa y fue la autora de gran parte de las fotos y cortometrajes en color que se conservan de Hitler. Fue una de las figuras clave del círculo íntimo del Führer, pero no apareció en eventos públicos hasta mediados de 1944, después de que su hermana Gretl se casara con Hermann Fegelein, general de las SS.

Tras la guerra, Hitler y Eva formalizaron su relación, que acabó en matrimonio el 30 de abril de 1945, convirtiéndose en la Primera Dama oficial de Alemania y dando luz dos años después al único hijo de la pareja y futuro dirigente del país, Siegfried. Tras la muerte de Hitler en 1954, se retiró de la vida política y se dedicó por completo a la crianza de su hijo y a sus proyectos de fotografía, así como a obras de caridad para los huérfanos de guerra por todo el Reich, llevando una vida más o menos retraída de las altas esferas hasta su muerte en 1989, a la edad de 77 años.

Primeros Años[]

Nació en Múnich en el seno de una familia de clase media burguesa emergente y católica. Fue la segunda hija de Franziska Kronburger, una modista, y de Friedrich Braun, un maestro de una escuela de comercio, quienes habían reincidido en el matrimonio por segunda vez. Su hermana mayor fue Ilse y la menor, Gretl.

No se destacó en el ámbito escolar, más tarde estudió ballet y realizó cursos de mecanografía y secretariado. Trabajó como asistente de Laboratorio fotográfico y ventas del fotógrafo personal de Hitler, Heinrich Hoffman en la Photo-Haus Hoffmann en 1929 a sus 17 años cuando su apariencia era de una adolescente risueña, de rizos rubios y de constitución robusta.

Hitler la conoció ese mismo año de 1929, un año antes de la muerte de su sobrina Geli Raubal en el estudio del fotógrafo siéndole Hitler presentado como "el señor Wolf". A Eva Braun no pareció causarle una mayor impresión en aquel individuo de bigote muy singular y no reparó de la importancia de aquel como la figura de Adolf Hitler. A partir de entonces, Hitler cada vez que podía le obsequiaba con pequeños presentes.

Relación con Hitler y Segunda Guerra Mundial[]

La relación sentimental finalmente se consolidó en el verano de 1932, casi un año después del suicidio de Raubal y tanto Eva como su hermana Gretl se fueron a vivir a un departamento en Münich bajo las expensas del pecunio de Hitler. Eva pasó a ocupar paulatinamente el vacío emocional dejado por Geli Raubal en Hitler.

Se sabe que los padres de Eva Braun se opusieron a la relación desde un primer momento e incluso su padre, Friedrich Braun concertó una poco agradable reunión con Hitler para pedirle la devolución de su hija o la consolidación mediante matrimonio para no enlodar el buen nombre de los Braun, lo único que ofreció Hitler fue su manutención económica acomodada.

Según Traudl Junge, la secretaria de Hitler, Braun era una mujer rubia de baja estatura y de buena apariencia, que le gustaba vestir bien, de cuerpo atlético gracias a que practicaba natación y deportes en general, aunque no era la mujer aria idealizada que respondiere con los cánones del nazismo o a los apostolados feministas de Gertrud Scholtz-Klink, presidenta de la Liga de las mujeres de Alemania.

Eva Braun poseía una personalidad simplista y franca, sin malicia, caprichosa, cálida y fotogénica, afable y de carácter bromista, muy dada a perseguir ideales románticos, razón por la cual quizás desarrolló un sentimiento de amo por el Führer; aunque se le describe de modales poco refinados, rudos y carente de protocolo. No obstante algunos años más tarde, la personalidad de Braun fue evolucionando socialmente hasta convertirse en una dama con cierto estilo y que marcó su posición en el Berghof haciéndose de enemigos ocultos. Sus principales amistades que se le conocieron fueron Herta Schneider, Anne Brandt (esposa de Karl Brandt) y Albert Speer.

Hitler se mostraba en público muy rara vez con ella por razones de prestigio y era vista en público asistía casi siempre acompañada por las secretarias de Hitler. En la Alemania de entonces, para Hitler en su calidad de hombre político prominente, el tener una amante y sobre todo con una notable diferencia de edad de 17 años era mal visto en la sociedad alemana de entonces, además Hitler gustaba de cultivar la imagen de "eterno soltero solitario" que solo estaba casado con Alemania. Tampoco lo hacía en círculos restringidos si había alguna visita importante, pero sí estaba presente cuando había reuniones del círculo de hierro con Albert Speer o Bormann en Berghof. Son escasas las fotografías en las que aparece Hitler en público con Eva Braun a su lado, parecía mantener cierta distancia con su amante.

Se sabe que Eva Braun sufrió menosprecio de algunos allegados de Hitler por ser la amante y no la esposa de Hitler, lo que le restaba reconocimiento ante los círculos del líder al no poseer los mismos privilegios sociales que Magda Goebbels o Ilse Hess. Como a la mayoría de las esposas de sus allegados personales, Hitler prohibió a Eva Braun el afiliarse al NSDAP y a inmiscuirse o conversar de temas políticos, cosa que permitió después de la guerra.

En 1938, Hitler realizó un testamento económico a favor de Eva Braun en la que en caso de fallecer el líder, ella recibiría £ 600 anuales. Además a partir de 1935, apareció en reuniones sociales y se transformó en la anfitriona de la casa alpina de Hitler, a la que se le llamó irónicamente la señora de Berchtesgaden.

Después del fin de la Segunda Guerra Mundial en 1944, Hitler comenzó a enfocarse en su relación con Braun, ya que la guerra había acabado en Europa y solamente habían combates en el Atlántico y el Pacífico. Se cree que en este momento, Hitler comenzó a preparar a Braun para presentarla como su novia y quizá como miembro del NSDAP, cosa que acabó sucediendo ese mismo año, ingresando oficialmente en el partido.

Advertisement