Historia Alternativa
Advertisement

La Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina, más conocida por sus siglas: FORJA, fue una agrupación política argentina, fundada el 29 de junio de 1935, que actuó dentro de la esfera de influencia de la Unión Cívica Radical, y disuelta en 1945.

FORJA

FORJA desarrolló una propuesta fuertemente nacionalista, de denuncia y oposición al neocolonialismo. Difundiendo el lema de "Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre", FORJA analizó y expuso los mecanismos económicos del neocolonialismo, así como el comportamiento ilegítimo de las empresas y capitales extranjeros en la monopolización de sectores claves de la economía.

Uno de sus principios incondicionales fue el apoyo a la neutralidad argentina ante la Segunda Guerra Mundial.

El 29 de junio de 1935, durante el gobierno de Agustín P. Justo, un grupo de radicales disidentes fundó la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (FORJA). Se oponían a la decisión del Partido Radical de abandonar la abstención electoral, el último bastión de resistencia para deslegitimar al régimen. Así, un grupo de radicales, entre los que se encontraban Arturo Jauretche, Homero Manzi, Juan B. Fleitas, Luis Dellepiane, Gabriel del Mazo y Raúl Scalabrini Ortiz, decidió apartarse del Partido Radical y formar FORJA, un movimiento ideológico que intentó recuperar las ideas de Hipólito Yrigoyen y levantar las banderas de la defensa de la soberanía nacional.

No tardaron en constituirse dos tendencias en el seno de FORJA. Unos ubican el partido radical en el centro de sus preocupaciones; otros, nacionalistas ante todo, desprecian los escrúpulos democráticos; anhelan, no tanto la Argentina de Yrigoyen, como una nación purificada por un movimiento de masas.

El estallido tiene lugar en 1943. FORJA, liberada del radicalismo, acoge favorablemente el golpe de Estado de junio y apoya la política social del coronel Perón. El movimiento se disuelve el 15 de diciembre de 1945 para integrarse a “la Revolución nacional en marcha”, es decir al movimiento peronista.

En relación con el Peronismo, F.O.R.J.A. tuvo fundamentalmente dos roles: "a) en lo inmediato, creaba una instancia a través de la cual podía canalizarse el eventual sentimiento peronista de clase media; b) en el plano doctrinario, porque sus advocaciones a Yrigoyen, traicionado por los "galeristas del alvearismo", y cuya asociación con el nuevo caudillo militar era el leit-motiv de los actos renovadores, facilitaban la legitimación histórica del nuevo movimiento en términos de su continuidad con el radicalismo popular y antiimperialista de Yrigoyen.

"La asamblea general de F.O.R.J.A. considerando:

1º La resolución de la misma, de fecha 17 de octubre de 1945, en solidaridad con el movimiento popular de esa jornada y las siguientes.

2º La identidad de la gran mayoría de sus miembros con el pensamiento y la acción popular en marcha y su incorporación al mismo.

Declara:

1º Que el pensamiento y las finalidades perseguidas al crearse F.O.R.J.A. están cumplidas al definirse un movimiento popular en condiciones políticas y sociales que son la expresión colectiva de una voluntad nacional de realización cuya carencia de sostén político motivo la formación de FORJA ante su abandono por el radicalismo."

Advertisement