Historia Alternativa
Advertisement
Su Excelencia
Fernando Collor de Mello
Historia Alternativa: Kennedy's America
Fernando Collor de Mello (Kennedy's America)

15 de marzo de 1990 - 15 de marzo de 1995
Vicepresidente   Itamar Franco
Predecesor José Sarney
Sucesor Fernando Henrique Cardoso

Miembro del Senado Federal
por Alagoas
Actualmente en el cargo
Desde el 1 de febrero de 2007
Predecesor Heloísa Helena

15 de marzo de 1987 - 14 de mayo de 1989
Predecesor José Tavares
Sucesor Moacir de Andrade

Información personal
Nacimiento 12 de agosto de 1949 (74 años)
Bandera de Brasil Río de Janeiro, Brasil
Religión Católico
Familia
Cónyuge Celi Elisabete Monteiro
Rosane Malta
Caroline Medeiros
Educación
Información profesional
Ocupación Periodista
Partido Partido Trabalhista Cristão
Firma Firma de Fernando Collor de Mello (Kennedy's America)

Fernando Affonso Collor de Mello (Río de Janeiro, Brasil; 12 de agosto de 1949) es un político brasileño, presidente Constitucional de la República entre el 15 de marzo de 1990 y el 15 de marzo de 1995, el tercero después de la restauración de la democracia brasileña, también fue el político más joven en asumir la presidencia en la historia de Brasil.

Collor de Mello fue el tercer presidente elegido directamente por el pueblo después del final del gobierno militar brasileño. Sus antecesores serían Tancredo Neves y José Sarney.

En medio de un intento de impeachment en su contra, la Corte Suprema absolvió al Presidente de los cargos que se le acusaban, retomando sus funciones constitucionales a tiempo de ser removido totalmente.

Una vez solucionado este asunto, en sus intentos para equilibrar la economía, Collor cambió varias veces su equipo económico, buscando las mejores soluciones para acabar con la inflación. Finalmente nombró al Canciller Fernando Henrique Cardoso como su nuevo Ministro de Hacienda, lanzando el programa económico Plan Real para estabilizar la economía y acabar con la crisis hiperinflacionaria.

Origen y ascenso[]

Collor de Mello provenía de una familia poderosa del estado de Alagoas, dedicada al negocio de las comunicaciones. Trabajó como periodista en el Jornal do Brasil. Entró en la política siendo diputado federal, después como alcalde de Maceió y como Gobernador del Estado de Alagoas. También llegó a ser presidente del club de fútbol CSA. Su estilo personal era de un hombre elegante, atlético y de espíritu joven, lo que llevó a que el Presidente de Estados UnidosGeorge H. W. Bush, lo llamara el "Indiana Jones de América Latina".

Collor de Mello se presentó como candidato a Presidente para los comicios de 1989 a través del PRN, un pequeño partido de derecha, que logró captar apoyos tanto en las clases altas como en las bajas. La campaña de Collor de Mello se basó en prometer medidas para combatir la inflación y en mostrarse opuesto a los burócratas, acusándolos de corrupción y de cobrar elevados sueldos, un discurso que resultó atrayente para una sociedad distanciada de la clase política. Por otro lado, Collor de Mello logró obtener el apoyo de la derecha, ya que era considerado como el único capaz de derrotar al candidato de la izquierda, Lula.

El perfil de Collor de Mello fusionaba rasgos de los antiguos caudillos populares, mientras que por otro lado se presentaba como un político nuevo que prometía la modernización definitiva del Brasil. Finalmente, en los comicios del domingo 17 de diciembre de 1989 fue electo presidente del país, en segunda vuelta contra el candidato da Silva.

Presidencia[]

Apogeo[]

En los años 80, al igual que muchos países de la región, Brasil inició su retorno a la democracia, proceso encabezado por Tancredo Neves y posteriormente por José Sarney. Sin embargo, en el plano económico la situación era muy compleja, ya que existía un enorme desequilibrio fiscal que no podía ser financiado con deuda externa, por lo tanto toda la presión recaía sobre la moneda local que sufrió una fuerte desvalorización. En respuesta a esta situación el gobierno implanto controles de precios y de salarios para contener la inflación, los cuales dieron buenos resultados al comienzo aunque al poco tiempo se produjo un desabastecimiento general y la aparición de un mercado paralelo con precios superiores a los fijados.

En 1989, en medio de la caída de la Unión Soviética, surgió el denominado "Consenso de Washington", un conjunto de recetas neoliberales que fueron recomendadas a los países de América Latina para impulsar sus economías. Las bases de dicho consenso eran la disciplina macroeconómica, la implementación de una economía de mercado y la apertura al mundo. En la práctica los países de la región deberían reducir su gasto público y abrir la mayor parte de sus empresas estatales a la inversión privada, principalmente extranjera. En un marco de inflación descontrolada, las propuestas de Collor de Mello, alineadas al consenso, resultaron atractivas para vastos sectores de la población.

Cuando asumió la presidencia, su partido solo contaba con una minoría parlamentaria, sin embargo, confiaba en la legitimidad que le habían otorgado los electores y en su vínculo con el pueblo a través de los medios masivos de comunicación. El nuevo Presidente eludió al Congreso llevando adelante su plan de gobierno a través de decretos legislativos provisorios de necesidad y urgencia, aunque en la práctica no siempre se trataba de situaciones de emergencia. Collor de Mello emitió en sus primeros 60 días de gestión 37 medidas provisorias.

Las reformas impulsadas por el gobierno se basaron en la privatización de las empresas del Estado, la liberalización de los controles de cambios, la reducción del déficit fiscal, la supresión de órganos gubernamentales, la eliminación de subsidios y el despido masivo de empleados de la función pública federal. Para estabilizar la economía se estableció un congelamiento temporario de precios y salarios y un incremento de las tarifas de servicios públicos Aunque la medida más controversial fue la restricción para el retiro de dinero de las cuentas bancarias.

Pese a todo, la situación económica comenzó a mejorar levemente, aunque la economía seguía estancada. En medio de esta situación, el Presidente lanzó una serie de medidas para el empleo, evitando así que más de siete millones de personas perdieran sus trabajos, aumentando su popularidad.

Juicio político[]

Collor

El presidente Collor de Mello abandona el palacio presidencial el 15 de marzo de 1995.

Contrariamente a lo que tanto había predicado en su campaña, en el gobierno de Collor se estableció un gran esquema de corrupción política, utilizando el tráfico de influencias, y el sistema de lobby gubernamental a cambio de sobornos, para obtener dinero de empresarios y funcionarios públicos a cambio de favores políticos, dirigido por el tesorero de su campaña, Paulo César Farías.

El Tribunal Supremo absolvería tempranamente a Collor al considerar que no existían pruebas de una conexión entre el presidente y el "sistema de corrupción" de su tesorero. El fallo del tribunal bloquearía las acciones del Congreso, que había iniciado ciertas investigaciones, con el objetivo de iniciar un juicio político en su contra. Posteriormente, la relación del poder legislativo con el Presidente serían tensas, aunque se lograrían efectuar planes para la mejora de la situación económica nacional, incluyendo para ello cierta intervención de los Estados Unidos, a quién se le acusa por evitar la caída de Collor de Mello, enviando apoyos económicos y políticos, viendo peligrosamente como crecía la popularidad de una amenaza para la región, Lula.

Actuación posterior[]

Pese a las mejoras, aún el país, después del fallido procedimiento de impeachment, estaba sumido en una grave crisis económica, con una importante inflación. En sus intentos para equilibrar la economía, Collor cambió varias veces su equipo económico, buscando las mejores soluciones para acabar con la inflación. Finalmente nombró al Canciller Fernando Henrique Cardoso como su nuevo Ministro de Hacienda, lanzando el programa económico Plan Real para estabilizar la economía y acabar con la crisis hiperinflacionaria.

Cuando la situación económica mejoró, el gobierno llamó a los partidos políticos para formar un gobierno de unidad, principalmente con el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Uno de los pocos partidos que no fueron incluidos fue el acérrimo opositor Partido de los Trabajadores, que gobernó el país entre el año 2005 y 2015.

El éxito del Plan Real hizo con que Collor de Mello decidiera apoyar a Cardoso en las elecciones generales de noviembre de 1994. Cardoso renunció a Hacienda (siendo sustituido por Rubens Ricupero) y fue elegido presidente, derrotando a Lula. El éxito económico, atribuído a Cardoso lógicamente, causó un alza en la popularidad tanto de él, como del presidente Collor de Mello, que saldría de la presidencia aprobado por gran parte de la ciudadanía.

Regreso a la política[]

En 2002 volvió a la política, siendo elegido nuevamente como Gobernador de Alagoas. Entonces dijo que no deseaba volver a presentarse como candidato a puestos públicos, por lo que se dedicó a trabajar en el sector privado hasta que aceptó en 2006 una candidatura al Congreso. En el año 2010 se especuló de un tercer mandato de Collor para gobernador, pero lo descartaría, continuando como Senador.

El 1 de octubre de 2006 fue elegido senador por el nororiental estado de Alagoas tras postular por el modesto Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB, por su sigla en portugués). El ex gobernante obtuvo un 44% por ciento de los votos, seguido del ex gobernador Ronaldo Lessa, del Partido Democrático Laborista, con el cuarenta por ciento.

Familia[]

Véase también[]

Advertisement