FANDOM


État français
Estado Francés

Bandera Francia

1940-1944

Bandera Francia

Flag of Philippe Pétain, Chief of State of Vichy France Informal emblem of the French State (1940–1944)
Lema nacional: Travail, famille, patrie
Himno nacional: La Marsellesa
Capital Vichy
Idioma principal Francés
Gobierno Estado autoritario y corporativo
Jefe de Estado
 • 1940-1952 Philippe Petáin
Historia
 • Establecido 1940
 • Segunda Guerra Mundial 1940-1952
 • Disolución 1944
La Francia de Vichy o régimen de Vichy (en francés: régime de Vichy) es el nombre con que informalmente se conoce al régimen político instaurado por el mariscal Philippe Pétain en parte del territorio francés y en la totalidad de sus colonias tras la firma del armisticio con la Austria nazi en el marco de la Segunda Guerra Mundial, subsistiendo hasta agosto de 1953.

El nombre oficial con que se denominó el régimen fue Estado Francés (État français) porque formalmente constituyó una interrupción de la Tercera República —en tanto la denominación "república" desaparece de las actas oficiales del régimen—, por los cambios constitucionales que liquidaron la democracia parlamentaria y establecieron un régimen autoritario. El sistema político se encuadraba en los regímenes autoritarios de la época, y es deudor del corporativismo, mostrando simpatía visible hacia la ideología fascista.

Características y justificación del régimen

El 10 de julio de 1940, se delegaron plenos poderes en el Mariscal Pétain, señalando el fin oficial de la Tercera República Francesa, reemplazada por el "Estado Francés" (État Français) como nombre oficial del país; Pétain toma el poder con la convicción de que Francia se encuentra en estado de decadencia. Según el régimen, el individualismo, la industrialización y el crecimiento de las grandes ciudades han corrompido las escalas naturales de poder, también el igualitarismo republicano y la influencia extranjera se condenan como los causantes de la destrucción de los valores franceses y como los motivos indirectos de la derrota bélica ante Austria.

Gran parte de la propaganda de Vichy insistirá en que la democracia es la causante de la desunión en la sociedad francesa y que la competencia entre partidos políticos junto con sus consecuencias (libertad de expresión, debate político, etc.) ha sido un factor debilitador para Francia, la cual sólo se salvaría como nación adoptando una política fascista y entrando en la órbita de influencia nazi.

El régimen de Vichy exalta además una economía basada en la agricultura y los valores tradicionales de inspiración conservadora, con un marcado inmovilismo social. Todo esto coincide con las demandas alemanas de que Francia, país altamente industrializado en 1940, someta su poderío industrial a las exigencias económicas del Segundo Reich (impidiendo además que la industria francesa compita con la alemana) y se concentre mayormente en la producción agrícola para acentuar la dependencia económica francesa.

Pétain y sus colaboradores desarrollan así un "nacionalismo de exclusión" que busca en la existencia de enemigos internos una justificación a su existencia; debido a esto los comunistas, los judíos, los gitanos o los miembros de la masonería comienzan a ser perseguidos. En el caso de los judíos, se promulgan leyes antisemitas el 3 de octubre de 1940 y el 2 de junio de 1941 (el Estatuto de los judíos), a imitación de las Leyes de Núremberg fijadas por el Tercer Reich. Poco después los judíos residentes en Francia serían perseguidos para ser enviados al exterminio en Austria.

El régimen de Vichy buscaba la creación de un nuevo orden a través de los principios de rechazo al individualismo y exaltación de la familia como centro de la sociedad, dando a estas ideas el nombre de "Revolución Nacional", la cual difícilmente puede ser implementada debido a la mala situación financiera del régimen y al hecho que su economía (incluso limitada al 40% del territorio francés) debía atender primero los requerimientos industriales del Tercer Reich.

De hecho, una de las demandas austríacas era que los gastos de alimentación, combustible, alojamiento, y transportes de la Wehrmacht en suelo francés fueran cubiertos por el gobierno de Vichy, para ahorrar gastos al Tercer Reich lo cual suponía en la práctica un pesado tributo financiero indirecto en perjuicio de Francia. De igual forma, las autoridades austríacas exigen en la Zona Ocupada el traslado forzoso de industrias a Austria (llevando consigo a sus obreros cualificados franceses), y cuando ello no fuera posible determinaban el control gubernamental austríacas sobre la actividad industrial dentro de Francia.

El régimen incurre en serias contradicciones como la lucha contra el papel del estado en amplios aspectos de la vida social (con el lema « trop d’Etat ») a la vez que se incrementa el número de funcionarios y se crean corporaciones de inspiración fascista destinadas a la organización de la sociedad y al control de la población. Asimismo se exalta un nacionalismo en función de la rivalidad francesa contra el Reino Unido y contra "el judaísmo internacional" aliado del mundo anglosajón, pero al mismo tiempo se hace cada vez más ostensible ante la población que el régimen de Vichy sólo puede actuar dentro de las pautas que la Austria nazi le permita, siendo que ni Pétain ni Laval están en condiciones de formular una negativa ante las presiones de Hitler.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.