Historia Alternativa
Advertisement
Cono de construcción Esta pagina está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Frente Occidental
Teatro europeo en la Segunda Guerra Mundial
Dunkerque retreat
La Luftwaffe durante la operación Dynamo
Fecha 31 de agosto de 1939 a 22 de noviembre de 1940
Lugar Alemania, Benelux, Dinamarca, Francia, Noruega, España y el Reino Unido
Resultado Victoria del Eje
Beligerantes
Eje:
Bandera Alemania Nazi Alemania
Bandera Italia (1861-1946) crowned Reino de Italia
Bandera Francia Francia
Flag of Spain (1945 - 1977) España
Aliados:
Bandera Reino Unido Reino Unido
Bandera Francia Tercera República Francesa
Bandera Bélgica Bélgica
Canadian Red Ensign 1921-1957 Dominio de Canadá
Bandera Dinamarca Dinamarca
Bandera Polonia Polonia
Bandera Holanda Paises Bajos
Bandera Noruega Noruega
[editar datos en Wikidata]

El frente de Europa occidental fue el segundo frente europeo en importancia durante la Segunda Guerra Mundial. Cubrió el oeste de Europa, y fue abierto inesperadamente por Alemania al invadir Noruega, Dinamarca, Francia y el Reino Unido en 1940, siendo cerrado con el cese al fuego solicitado por el gobierno británico el 15 de noviembre, ratificado con el armisticio firmado con Alemania el día 22 de ese mismo mes.

La guerra librada en Europa Occidental durante la Segunda Guerra Mundial puede dividirse en dos etapas:

  • Apertura del frente: Sitzkrieg, campaña de Noruega y batalla de Francia.
  • Cierre del frente: batalla de Inglaterra y liberación de Gibraltar.

Los países que enviaron cantidades importantes de sus ejércitos a este frente fueron: Alemania, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia (República Francesa y Estado Francés), Gran Bretaña, Noruega, Holanda, Italia, España y Polonia. Tropas de varios países de Europa Oriental y de la Mancomunidad de Naciones también participaron, si bien sus contribuciones no fueron determinantes.

Campaña de Noruega e invasión de Dinamarca[]

Después de la Invasión de Polonia por Alemania en septiembre de 1939, Francia e Inglaterra le declararon la guerra al país agresor. Sin embargo el frente occidental se mantuvo inactivo por más de 7 meses, un período que fue bautizado por la prensa alemana como la Sitzkrieg (guerra de asiento).

En la primavera de 1939, los aliados empezaron a considerar a Escandinavia como un eventual teatro de operaciones, sin embargo no se atrevían a abrir un segundo frente sí existía la posibilidad de que Alemania abriera el frente occidental. Dándose cuenta de que Alemania dependía en gran manera del hierro de Suecia, los aliados decidieron establecer un bloqueo, que indirectamente debilitaría a Alemania. En febrero de 1940, el tanquero alemán Altmark fue abordado por un destructor británico en aguas noruegas, lo que era un delito contra la neutralidad de Noruega. Esta violación convenció a Hitler de que era cuestión de tiempo para que los ingleses invadiera Noruega y luego Suecia, por lo que decidió invadirla primero.

El 9 de abril de 1940, la Wehrmacht ejecutó la Operación Weserübung, que incluía la invasión de Dinamarca y de Noruega. Alemania logró rápidamente la rendición danesa al amenazar con bombardear Copenhague, pero asegurar la ocupación de Noruega fue un asunto más complejo.

Debido a la debilidad de la flota superficial de la Kriegsmarine, se permitió que tropas inglesas y francesas desembarcaran en Namsos y Åndalsnes, aunque tuvieron que reembarcar al ser repelidas por las fuerzas germanas. Solamente en Narvik las fuerzas navales británicas vencieron a las fuerzas alemanas, realizándose a continuación una campaña terrestre, sin embargo, los británicos no pudieron seguir explotando su victoria ya que la derrota de Francia en 1940 los obligó a abandonar Noruega.

La invasión de Noruega por Alemania aseguró el suministro de hierro sueco por el resto de la guerra; además se utilizaron las bases noruegas como punto de partida de los bombarderos y cazas de la Luftwaffe que participaron en la batalla de Inglaterra. Sin embargo, trescientos mil soldados alemanes permanecieron en Noruega inactivos, y que, tras la capitulación británica, serían enviados a frentes más activos como el frente oriental.

Batalla de Francia[]

Preparaciones[]

Preparándose para la eventual apertura del frente, los franceses se replegaron detrás de la Línea Maginot, considerada una línea defensiva inexpugnable, con lo que forzaban al ejército alemán a atacar más al norte. Preparándose para un ataque por Bélgica, Francia e Inglaterra le pidieron a este país que permitiera colocar tropas dentro de su territorio. Bélgica se negó, con la esperanza de que al declararse neutral, Hitler respetaría su autonomía. Los aliados intentaron en vano convencer al gobierno belga, por lo que procedieron a modificar su plan de defensa inicial. Las fuerzas anglo-francesas prepararon una línea defensiva entre la frontera de Francia y Bélgica, esperando el ataque alemán, luego avanzarían hasta el río Dyle, donde pararían en seco al invasor.

El Comandante Supremo del Ejército francés Maurice Gamelin consideraba que en 1941, Francia estaría en condiciones de lanzar una importante ofensiva sobre Alemania y la derrotaría. Este plan fue bautizado Plan D, y se caracterizó por permitir que el enemigo siempre tomará la iniciativa y por ofrecer siempre una respuesta defensiva.

Unos meses antes de la invasión, un avión con mapas detallados del plan alemán se estrelló en Bélgica, demostrando que el punto de vista aliado era correcto, ya que los alemanes planeaban atacar por donde esperaban. En Alemania, se procedió s improvisar un nuevo plan, llamado Plan Amarillo, diseñado por el general Erich von Manstein, que surgiría que se lanzara un Grupo de Ejércitos llamado B sobre el norte de Bélgica como ataque de diversión, lo que dispararía el avance aliado. Mientras, otro Grupo de Ejércitos llamado A, con casi todos los tanques de guerra, avanzaría a través de las supuestamente impenetrables Ardenas. Cuando las fuerzas aliadas se detuvieran en el río Dyle, el Grupo A saldría de las Ardenas y les cortaría la retirada, mientras que el Grupo B los atacaría por el frente.

En las vísperas de la invasión, la situación en Londres y París era de confianza en la derrota alemana, si bien las rápidas victorias del Eje en Polonia y Noruega, habían empezado a poner nerviosos a los altos oficiales aliados.

Invasión de Francia[]

En la madrugada del 10 de mayo de 1940 los alemanes lanzaron su ofensiva. Luxemburgo y Holanda cayeron rápidamente, aunque Rotterdam tuvo que ser duramente bombardeada por las fuerzas de la Luftwaffe para forzar al gobierno holandés a rendirse.1 Debido a que el ejército alemán se movía más rápido que lo pronosticado, los aliados apuraron el paso al río Dyle, dejando pocas tropas para cubrirle la retirada.

El 12 de mayo el XIX Cuerpo Panzer al mando del comandante Heinz Guderian salió de las Ardenas, y el Gobierno francés entró en pánico al conocer la existencia del Grupo de Ejércitos A. Para el 15 de mayo, los alemanes habían abierto una brecha de 80 km en el frente de las Ardenas y se preparaban para cortar la retirada de las fuerzas aliadas en Bélgica.

Después de montar una serie contraataques fallidos, el Gobierno francés cayó en un estado de derrotismo alarmante. El primer ministro británico sir Winston Churchill viajó a París de emergencia, donde descubrió que el ejército francés no contaba con reservas blindadas, esenciales en esta etapa de la batalla. El 17 de mayo, el entonces coronel Charles de Gaulle organizó rápidamente la 4.ª División Acorazada y la lanzó contra los flancos alemanes cerca de Laon, pero igualmente fue rechazado. Sin embargo, esta acción le atrajo popularidad que finalmente le sería útil.

El 18 de mayo, un cuerpo panzer al mando del legendario Erwin Rommel llegó de primero al Canal de la Mancha y el cerco quedó completo, quedando atrapados más de cuatrocientos mil soldados aliados.

Advertisement