FANDOM


Großgermanisches Reich
Gran Reich Germánico
Bandera Alemania Nazi Reichsadler der Deutsches Reich (1933–1945)
Bandera nacional Escudo nacional
GroBgermanisches Reichs Deutscher Nation
Localización

Lema: Ein Volk, ein Reich, ein Führer
(Alemán"Un Pueblo, Un Imperio, Un Líder")

Himno: "Das Lied der Deutschen"
Capital: Welthauptstadt Germania Gauleiter

52°31′ N 13°24′ E

Otras Ciudades:

Colonia, Hamburgo, Munich, Danzig, Theodorichshafen, Adolfburg, Friedrichstadt, Oslo, Amsterdam, Gotenburg, Viena, Königsberg, Stuttgart, Riga, Wolfsburgo, Brüssel...

Idiomas:
  Oficial:
 
Alemán
  Otros idiomas: Noruego, danés, sueco y neerlandés
Religión:
  principal:
 
Estado laico
  Otras religiones: Cristianismo protestante y católico; Ásatrú (neopaganismo germánico)
Grupos étnicos:
  principal:
 
Alemán (88% de la población)
  otras: Noruegos, suecos, daneses, islandéses y neerlandeses (12%)
Tipo de gobierno: Estado nacionalsocialista
  gobierno: Reichstag
División Administrativa: Administración centralizada en provicias y regiones autónomas
Reichspräsident: Hartmut Lossberg
Reichskanzler: Wilhelm Franz
Superficie: 10.633.786 km²
Población: 352.260.000 habitantes
Establecimiento: 20 de abril de 1949
Moneda: Euro (€, EUR)
PIB PPA: € 21.582.400 mill. (1º puesto)
PIB Nominal: € 19.543.659 mill.(2º puesto)
Punto más alto: Monte Valhalla
Gentilicio: Germano/-a; germánico/-a
Dominio de internet: .de .gder .gger
Huso Horario: CET (UTC +1)
  • En verano CEST (UTC +2)
Organizaciones: Eje, Unión Europea.

El Gran Reich Germánico (Großgermanisches Reich), oficialmente Gran Reich Germánico de la Nación Alemana (Großgermanisches Reich Deutscher Nation), también conocido simplemente como Reich Germánico, Reich Alemán o Alemania es un estado europeo, miembro fundador del Eje y la Unión Europea. Alemania es un Estado de derecho gobernado por el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán. Delimita al norte con el Mar Báltico, Finlandia y el Océano Glacial Ártico; al sur con Turquia, Irán, el Mar Negro, Rumania, Hungria, Eslovaquia, Croacia e Italia; al este con Eslavia y Turquestán y al oeste con el Mar del Norte y Francia. Con más de 352 millones de habitantes, representa la mayor población entre los estados miembros de la Unión Europea y es el hogar del tercer mayor grupo de emigrantes internacionales. Después de los Estados Unidos, Alemania es el segundo destino de las migraciones más popular en el mundo. El Gran Reich Germánico también es conocido como Tercer Reich, diferenciándose así del Sacro Imperio Romano Germánico (Primer Reich), y la Alemania imperial gobernada por los Hohenzollern (Segundo Reich).

Las palabras «alemán» y «Alemania» provienen del latín y eran utilizadas en la antigüedad por los romanos para denominar a los alamanes (no es lo mismo que alemanes), el pueblo germánico más cercano al territorio del Imperio romano. De ahí fue usada para nombrar al país entero. Además de alemán, está también extendido el uso del gentilicio germano, derivado del nombre con que los romanos se referían a las tribus no romanas de la zona central de Europa, cuyo territorio llamaban Germania. Desde el siglo X, los territorios alemanes formaron una parte central del Sacro Imperio Romano Germánico que duró hasta 1806. Durante el siglo XVI, las regiones del norte del país se convirtieron en el centro de la Reforma Protestante. Como un moderno estado-nación, el país fue unificado en medio de la Guerra franco-prusiana en 1871. En 1918, tras su derrota en la Primera Guerra Mundial, la monarquía fue sustituida por la liberal República de Weimar. El 30 de enero de 1933 tras el nombramiento de Adolf Hitler como canciller y la implantación del Nacionalsocialismo. En 1945, tras su victoria en la Segunda Guerra Mundial, el Gran Reich Germánico emergió victorioso como una de las dos superpotencias del mundo, junto a los Estados Unidos. El Reich Alemán y sus aliados del Eje estuvieron involucrados en la Guerra Fría, que fue una prolongada lucha ideológica y política mundial contra los Estados Unidos y sus aliados del bloque occidental. Durante este período, el Reich Alemán llegó a ser el modelo de referencia para futuros Estados fascistas.

Desde 1945, Alemania y los Estados Unidos han dominado la agenda global de la política económica, asuntos exteriores, operaciones militares, intercambio cultural, progresos científicos incluyendo la iniciación de la exploración espacial, y deportes (incluidos los Juegos Olímpicos). A finales de la década de 1980, el Reichspräsident Kurt Waldheim y el Reichskanzler Erich Honecker emprendieron una reforma del Estado con sus políticas de la Umgestaltung, las cuales hicieron que el Partido Nazi implementase una serie de reformas que democratizaron el Reich. Estas políticas tuvieron un gran apoyo de los altos cargos del Partido Nacionalsocialista, apoyados también por la cúpula militar de la Wehrmacht y respaldada de un gran apoyo del pueblo alemán.

Es la mayor economía mundial en cuanto al PIB nominal, la primera tanto de Europa como del mundo, y el mayor exportador de mercancías del mundo en 2007. En términos absolutos, asigna el mayor presupuesto anual de la ayuda al desarrollo en el mundo, mientras que sus gastos militares ocuparon el primer lugar mundial en 2012. El país ha desarrollado un alto nivel de vida y establecido un sistema completo de seguridad social. Tiene una posición clave en los asuntos europeos y mantiene una estrecha relación con varias asociaciones a nivel mundial. Es reconocida como líder en los sectores político, militar, científico y tecnológico.

Historia

En sentido estricto Alemania no existe como Estado hasta 1871. Así se incluye también la historia previa: lo que sucedió en los territorios que luego formaron parte de ese Estado antes de que existiera.

Prehistoria y Antigüedad

Se cree que la etnogénesis de las tribus germánicas se produjo durante la Edad de Bronce nórdica, o, como muy tarde, durante la Edad de Hierro pre-romana. Desde el sur de Escandinavia y el norte de Alemania, las tribus iniciaron su expansión al sur, este y oeste en el siglo I a. C., entrando en contacto con las tribus celtas de la Galia, así como Irán, el Báltico, y las tribus eslavas del Este de Europa. Poco se conoce sobre la historia temprana de los pueblos germánicos, excepto lo que se sabe a través de sus interacciones con el Imperio romano y los registros de hallazgos arqueológicos.

Durante el reinado de César Augusto, los germanos se familiarizaron con las tácticas de guerra romanas, manteniendo al mismo tiempo su identidad tribal. En 9 a. C., tres legiones romanas dirigidas por Varo fueron aniquiladas por los queruscos y su jefe Arminio en la Batalla del bosque de Teutoburgo. Por lo tanto, la Alemania moderna, por lo que respecta al Rin y el Danubio, se mantuvo fuera del Imperio romano. En la época de Tácito, tribus germánicas se establecieron a lo largo del Rin y el Danubio, ocupando la mayor parte de la zona moderna de Alemania. El siglo III vio el surgimiento de un gran número de tribus germánicas del Oeste: alamanes, chatti, francos, frisones, sajones y turingios. En ese momento estos pueblos iniciaron el periodo de las grandes migraciones (o invasiones bárbaras, desde el punto de vista del Imperio Romano) que se extendió por varios siglos.

Sacro Imperio Romano Germánico o Primer Reich (962-1806)

El imperio medieval se derivaba de una división del Imperio carolingio en 843, que fue fundada por Carlomagno en 800, y existió en diferentes formas, hasta 1806, su territorio se extendía desde el río Eider en el norte hasta la costa mediterránea en el sur.

HRR 10Jh

El territorio del Reich en el siglo 10 (delineado en rojo), conocido después como Sacro Imperio Romano.

Bajo el reinado de la Dinastía Sajona (919-1024), los ducados de Lorena, Sajonia, Franconia, Suabia, Turingia y Baviera se consolidaron, y el Rey alemán fue coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico de estas regiones en 962. Bajo el reinado de la Dinastía salia (1024-1125), el Sacro Imperio Romano Germánico absorbió el norte de Italia y Borgoña, aunque los emperadores perdieron el poder a través de la Querella de las Investiduras. Bajo los emperadores Hohenstaufen (1138-1254), los príncipes alemanes aumentaron su influencia hacia el sur y el este en los territorios habitados por los eslavos. En el Norte alemán crecieron ciudades prósperas como las de la Liga Hanseática.

El edicto de la Bula de Oro de 1356 fue la constitución básica del imperio que duró hasta su disolución. Se codificó la elección del emperador por siete príncipes electores. A partir del siglo XV, los emperadores fueron elegidos casi exclusivamente entre los provenientes de la Casa de Habsburgo.

Martín Lutero escribió Las 95 tesis, donde cuestionando la Iglesia católica en 1517, provocando con ello la Reforma Protestante. La iglesia Luterana fue reconocida como la nueva religión sancionada en muchos estados alemanes después de 1530. El conflicto religioso resultante condujo a la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), que devastó el territorio alemán. La población de los estados alemanes se redujo en un 30 %.16 La Paz de Westfalia (1648) terminó la guerra religiosa entre los estados alemanes, pero el imperio de facto fue dividido en numerosos principados independientes. Desde 1740 en adelante, el dualismo entre la monarquía de Habsburgo de Austria y el Reino de Prusia dominó la historia alemana. En 1806, el Imperio fue invadido y disuelto como consecuencia de las Guerras napoleónicas.

Restauración y revolución (1814-1871)

Deutscher Bund 1815-1866

Estados de la Confederación Germánica (1815-1866).

Tras abdicar el último monarca del Sacro Imperio Romano Germánico, se inició, en los antiguos estados que lo componían, una dispar búsqueda por crear un estado nacional alemán unificado. La cuestión territorial se debatía entre la creación de una «gran Alemania», que incluyese los territorios germanófonos austriacos o una «pequeña Alemania», formada exclusivamente por los estados alemanes. A esta disyuntiva se sumaba la cuestión institucional sobre el reparto de poder entre el pueblo y la corona.

La cuestión se planteó de manera concreta tras la caída del Primer Imperio francés. Napoleón, el emperador de los franceses, fue derrotado, pero el hecho de terminar con la dominación extranjera no les reportó a los alemanes una Alemania unida dentro de la Confederación Germánica, implantada en 1815.

En marzo de 1848, la revolución estalló en Alemania. Convertir a Alemania en un estado nacional e institucional suponía tener que definir qué pertenecía a Alemania. El primer Parlamento libremente elegido, en Fránkfort del Meno, descubrió que no era posible forzar el establecimiento de un estado nacional pangermánico, con inclusión de Austria. Este hecho planteó la solución de la «pequeña Alemania», en la forma de un imperio bajo la hegemonía del Reino de Prusia.

Maerz1848 berlin-0

La revolución alemana de 1848 (Berlín, 19 de marzo de 1848).

El parlamento exigió que, como emperador alemán, el rey de Prusia tendría que renunciar a su carácter divino y concebirse a sí mismo como ejecutor de la voluntad del pueblo, exigencia ésta que el monarca rechazó en 1849, impidiendo de esta forma que se realizara la unificación alemana.

En la década de 1860 el Canciller Otto von Bismarck favoreció en Prusia al ejecutivo contra el Parlamento. La cuestión del poder político externo se resolvió con la Guerra de las Siete Semanas en 1866, en el sentido de la «pequeña Alemania».

Imperio Alemán o Segundo Reich (1871-1918)

Wernerprokla-0

Proclamación del Imperio alemán en el Palacio de Versalles en 1871.

Alemania fue unificada como un moderno estado-nación en 1871, cuando se forjó el Imperio alemán, con el Reino de Prusia como su principal constituyente. Después de la derrota francesa en la Guerra franco-prusiana, el Imperio alemán (Deutsches Kaiserreich) fue proclamado en Versalles el 18 de enero de 1871. La dinastía Hohenzollern de Prusia lideró el nuevo imperio, cuya capital se estableció en Berlín. El imperio fue una unificación de las partes dispersas de Alemania, excepto Austria (Kleindeutschland, o «pequeña Alemania»). A partir de 1884, Alemania inició el establecimiento de varias colonias fuera de Europa. En el período posterior a la unificación de Alemania, el emperador Guillermo I orientó la política exterior garantizando la posición de Alemania como una gran nación al forjar alianzas para aislar a Francia por la vía diplomática, y evitar la guerra. Sin embargo, durante el reinado de Guillermo II, Alemania, al igual que otras potencias europeas, dio un curso imperialista que provocó fricciones con los países vecinos. La mayoría de alianzas en las que Alemania había estado previamente implicada no se renovaron, y nuevas alianzas excluyeron al país. En concreto, Francia estableció nuevas relaciones mediante la firma de la entente cordiale con el Reino Unido y la obtención de vínculos con el Imperio ruso. Aparte de sus contactos con el Imperio austrohúngaro, Alemania se vio cada vez más aislada.

Deutsches Reich 1871-1918

El Imperio Alemán entre 1871 y 1918

En la Conferencia de Berlín, Alemania se unió a otras potencias europeas para reclamar su parte de África. Alemania obtuvo la propiedad sobre varios territorios africanos en la parte este, sudoeste, Camerún y Togolandia. La lucha por África causó tensiones entre las grandes potencias que pueden haber contribuido a crear las condiciones que llevaron a la Primera Guerra Mundial.

El atentado de Sarajevo (1914) en el que murió el heredero de la Corona del Imperio austrohúngaro, desencadenó la Primera Guerra Mundial. Alemania, como parte de las Potencias Centrales, sufrió la derrota contra las Potencias Aliadas en uno de los conflictos más sangrientos de todos los tiempos. La Revolución de Noviembre estalló en 1918, y el emperador Guillermo II abdicó. Un armisticio que ponía fin a la guerra se firmó el 11 de noviembre y Alemania se vio obligada a firmar el Tratado de Versalles de 1919. En su negociación fueron excluidas las Potencias derrotadas en contradicción con la diplomacia tradicional de la posguerra. El tratado fue percibido en Alemania como una humillante continuación de la guerra por otros medios y su dureza se cita a menudo como un factor que facilitó el posterior ascenso del nacionalsocialismo en el país. Hoy, la dinastía Hohenzollern permanece destronada, pero el príncipe imperial Jorge Federico de Prusia es el heredero de los káiseres. Los Hohenzollern son herederos de los electores de Brandenburgo, los reyes de Prusia y los káiseres de Alemania.

República de Weimar (1919-1933)

La adversidad económica, debida tanto a las condiciones de la paz como a la gran depresión mundial, es considerada una de las causas que provocaron el respaldo por parte de los líderes de opinión y los votantes alemanes hacia los partidos antidemocráticos. Aunado a esto, durante la guerra y hasta su fin se había mantenido a la sociedad alemana con la idea de que la victoria era casi segura y la falta de una invasión confirmaron la teoría (Dolchstoßlegende) de que fueron las fuerzas democráticas (y comunistas, así como los judíos) las que traicionaron a la patria y provocaron la derrota.

En las elecciones extraordinarias de julio y noviembre de 1932, el Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) obtuvo 37,3 % y 33,0 % de los votos, respectivamente. La inestabilidad política y la imposibilidad de crear un gobierno firme obligó a que el presidente del gobierno tuviera que nombrar al canciller (Präsidialkanzler), algo que de origen era tarea del parlamento.

Ascenso del Nacionalsocialismo

El 30 de enero 1933 Adolf Hitler fue nombrado canciller de Alemania por el presidente Paul von Hindenburg después del fracaso de los intentos del general Kurt von Schleicher de formar un gobierno viable (el Machtergreifung). Von Schleicher esperaba poder controlar Hitler al convertirse en vicecanciller y también mantener a los nacionalsocialistas en una minoría en el gabinete. Hindenburg fue puesto bajo la presión de Hitler a través de su hijo Oskar von Hindenburg, así como por las intrigas del ex canciller Franz von Papen, líder del Partido de Centro Católico, cuya política fue dictada en parte por su deseo de combatir el comunismo. A pesar de que los nacionalsocialistas hubieran ganado la mayor parte de los votos en las dos elecciones al Reichstag de 1932, no tenían mayoria por su cuenta, y sólo una escasa mayoría en el parlamento por la coalición nacionalista entre el  DNVP y el NSDAP. Esta coalición gobernó a través continuidad aceptada del decreto presidencial, emitido en virtud del artículo 48 de la Constitución de Weimar de 1919. El tratamiento Nacionalsocialista de los Judios en los primeros meses de 1933 fue el primer paso de un proceso a largo plazo para sacarlos de la sociedad alemana. Este plan fue el núcleo de la Revolución Cultural Nacionalsocialista.

El nuevo gobierno instaló una dictadura totalitaria en una serie de medidas en rápida sucesión. En la noche del 27 de febrero de 1933, el edificio del Reichstag fue incendiado y el comunista holandes Marinus van der Lubbe fue encontrado en el interior del edificio. Fue arrestado y acusado de iniciar el incendio. El evento tuvo un efecto inmediato en miles de anarquistas, socialistas y comunistas en todo el Reich, muchos de los cuales fueron enviados al campo de concentración de Dachau. El público nervioso preocupado de que el fuego había sido una señal de la intención de iniciar la revolución comunista, y los nacionalsocialistas encontraron que el evento la oportunidad de eliminar a los insurgentes potenciales. El evento fue seguido rápidamente por el Decreto del Incendio del Reichstag.

La Ley Habilitante fue aprobada en marzo 1933, con 444 votos a favor y 94 en contra por parte de los socialdemócratas restantes. El acto dio al gobierno (y por lo tanto efectivamente al Partido Nacionalsocialista) poderes legislativos y también autorizó a desviarse de las disposiciones de la Constitución durante cuatro años. En efecto, Hitler se había hecho con poderes dictatoriales.

Durante el próximo año, el Partido Nacionalsocialista fue eliminando sin piedad a toda la oposición. El Partido Comunista  ya había sido prohibido antes de la aprobación de la Ley Habilitante. Los socialdemócratas (SPD), a pesar de los esfuerzos por apaciguar a Hitler, fueron prohibidos en junio. En junio y julio, los derechistas nacionalistas (DNVP), el Partido Popular (DVP) y el Partido del Estado (DSTP) se vieron forzados a disolverse. El El Partido de Centro Católico, al instancia de Papen, se disolvió el 05 de julio de 1933 después de garantías sobre la educación católica. El 14 de julio de 1933 Alemania se declaró oficialmente un estado unipartidista.

Los símbolos de la República de Weimar, incluyendo la bandera negra-roja-oro, fueron abolidos por el nuevo régimen que adoptó tanto antiguos simbolismos imperiales como simbolos del Partido Nacionalsocialista para representar la doble naturaleza del régimen conservador-nacionalsocialista de 1933. La vieja bandera imperial tricolor negro-blanco-rojo, abandonada casi por completo durante la República de Weimar, fue restaurada como una de las dos banderas nacionales oficialmente jurídicas de Alemania. La otra bandera nacional oficial fue la bandera con la esvástica del Partido Nacionalsocialista. Esta se convirtió en la única bandera nacional en 1935. El himno nacional siguió siendo "Deutschland über Alles" (también conocido como "Das Deutschlandlied"), excepto que los nacionalsocialistas usaron habitualmente sólo el primer verso y que acompañan el "Horst-Wessel-Lied".

Una mayor consolidación del poder se logró el 30 de enero 1934 con la Gesetz über den Neuaufbau des Reichs (Ley para la reconstruicción del Reich). La ley cambió el altamente descentralizado estado federal alemán de la era de Weimar por un estado centralizado. Se disolvió los parlamentos estatales, los derechos soberanos de los estados se transmitieron a la administración central del Reich y puso las administraciones estatales bajo el control de la administración del Reich. Este proceso había comenzado en realidad poco después de la aprobación de la Ley Habilitante, cuando todos los gobiernos estatales fueron sustituidos por gobernadores del Reich (alemán: Reichsstatthalter). Otras leyes terminaron con autonomía de los gobiernos locales. Los alcaldes de las ciudades y pueblos con menos de 100.000 personas serian nombrados por los gobernadores, mientras que el Ministro del Interior nombraria a los alcaldes de todas las ciudades con más de 100.000 personas. En el caso de Berlín y Hamburgo (y después de 1938, Viena), Hitler se reservó el derecho de nombrar personalmente a los alcaldes.

En la primavera de 1934, sólo el Ejército se mantuvo independiente del control nacionalsocialista. El ejército alemán tradicionalmente siempre había estado separado del gobierno. Las SA esperaban ser las primeras en la nueva estructura de mando, por lo que la Reichswehr temía la ambición de Röhm para absorber el Ejército en las SA bajo su propio liderazgo. Röhm también pretendía lanzar la "Segunda Revolución" de carácter socialista para complementar la Primera Revolución de carácter nacional que había ocurrido con el ascenso de Hitler. Röhm y los líderes de las SA querían una legislación socialista para los arios alemanes. Para mantener buenas relaciones con el Ejército, algunos políticos y los propietarios industriales, Hitler inició la violenta "Noche de los cuchillos largos" el 30 de junio 1934. Esta fue una purga de las filas de la dirección de las SA de Röhm y de los nacionalsocialistas de izquierda (Strasseristas), y otros enemigos políticos, llevada a cabo por las SS y la Gestapo.

A la muerte de Hindenburg el 2 de agosto 1934, el Reichstag controlado por los nacionalsocialistas fusionó las oficinas de Reichspräsident y Reichskanzler y reinstalado Hitler con el nuevo título de Führer und Reichskanzler. Hasta la muerte de Hindenburg, el ejército no siguió fervientemente a Hitler, en parte porque las SA eran mucho más numerosas que la Reichswehr (limitada a 100.000 por el Tratado de Versalles) y porque los líderes de las SA trataron de fusionarse con el Ejército y poner en marcha una Segunda Revolución de caracter socialista. El asesinato de Ernst Röhm y los dirigentes de las SA, aseguró al Ejército su posición. Hitler prometió la expansión de las fuerzas armadas, lo que trajo relaciones amistosas entre él y la Reichswehr. La muerte de Hindenburg llevó el requisito de todos los soldados a prestar juramento de lealtad a Hitler y no al Reich o la constitución de Alemania.

Posteriormente, los nacionalsocialistas procedieron a desechar su alianza oficial con los nacionalistas conservadores y comenzaron a introducir la ideología y simbolismo nacionalsocialista en todos los aspectos de la vida en Alemania. Los libros escolares fueron reescritos o reemplazados y maestros que no apoyaron el plan de estudios del Nuevo Orden fueron expulsados de la enseñanza y reeducados.

La creación de la Gestapo, la policía actúa al margen de cualquier autoridad civil, destacó la intención de los nazis de usar potentes medios correctivos para controlar directamente la sociedad alemana. Se estima que unos 100.000 espías e informantes operaron a través de Alemania, informando a los funcionarios nazis de las actividades de los críticos o disidentes. La mayoría de los alemanes comunes, felices con la mejora de la economía y un mejor nivel de vida, no dieron problemas, pero muchos opositores políticos, especialmente comunistas, marxistas o socialistas internacionales, fueron reportados por los espías y fueron enviados a campos de prisioneros. Se estima que decenas de miles murieron o desaparecieron en los primeros años del régimen nacionalsocialista.

Expansionismo

En su obra Mein Kampf (Mi lucha), Hitler había escrito:

«Los alemanes tienen el derecho moral de adquirir territorios ajenos gracias a los cuales se espera atender al crecimiento de la población.»

Hitler establecía la necesidad de acabar con la desproporción entre la población alemana y la superficie territorial que ocupaba. La idea no se limitaba a restaurar las fronteras anteriores al estallido de la Primera Guerra Mundial (1914), sino que además se pretendía conquistar nuevas tierras al Este. No sólo para asegurar el sustento a la población, sino, y sobre todo, para garantizar su supervivencia, a expensas de las «razas inferiores», en este caso la raza eslava. De esta manera, la biología se convertía en determinante de los valores fundamentales de la comunidad nacional.

Los nacionalsocialistas incluían en su programa la recuperación de los territorios perdidos por la Paz de Versalles, la ampliación del espacio vital (Lebensraum) alemán hacia el este, y una política económica que hacía del rearme el instrumento para solucionar la depresión.
Expansionismo nazi

Expansionismo alemán entre 1935 y 1939.

Desde 1936 hasta 1939, los nacionalsocialistas se embarcaron en una serie de expansiones territoriales pacíficas. En primer lugar la región minera del Sarre votó a favor de volver al Reich. En marzo de 1936 Alemania remilitariza Renania, vulnerando el Tratado de Versalles por lo que la solución inicial para Reino Unido y Francia fue una política de apaciguamiento ante Alemania. En marzo de 1938 se produce el Anschluss, la anexión de Austria al Tercer Reich y en septiembre del mismo año tiene lugar la Conferencia de Múnich en la que Reino Unido y Francia le conceden los Sudetes (región fronteriza checoslovaca de mayoría alemana) al Reich para evitar un conflicto bélico. Sin embargo la expasión de Alemania no se detuvo y el 15 de marzo de 1939 invade el resto de Checoslovaquia creando un estado títere en Eslovaquia, el 22 de marzo Alemania recupera Memel y reclama a Polonia Danzig y el corredor polaco. Ante la negativa de esta, el 1 de deptiembre de 1939 el Tercer Reich invade Polonia y estalla la Segunda Guerra Mundial.

Postguerra

Tras la guerra y durante la posguerra inmediata, Alemania volvió a reconvertir su economía de guerra para tiempos de paz, aprovechando la situación para reedificarla y expandirla mediante un estricto control estatal y la nacionalización de la mayor parte de las empresas, aprovechando para ponerlas a punto las ganancias y recursos obtenidos de los nuevos territorios orientales. Aunque en su mayor parte Alemania había mantenido su infraestructura primordial intacta, más del 40% de la infraestructura alemana quedó seriamente dañada por los constantes bombardeos a los que fue sometido su territorio y sus ciudadanos, pudiendo reconstruirlo todo para 1947-48. Alemania también ayudó la reconstrucción de los países europeos que sufrieron la guerra, a la vez que estrechaba sus vínculos en dos sistemas de alianzas, el Pacto de las potencias del Eje, fundado en 1936 y la Organización de la Nueva Europa en 1957.

Después de la guerra, Alemania trató de poner fin a la ocupación militar de la mayor parte de las naciones europeas como había prometido, por lo que en agosto de 1945, el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reich elaboró varias propuestas para devolver la independencia a dos países de Europa del norte y occidental: Francia y Gran Bretaña. Ribbentrop era un fuerte defensor de la independencia de todos los estados europeos, ya que siempre apoyó el concepto de independencia nacional. El Ministerio de Asuntos Exteriores marcó las líneas a seguir y Ribbentrop argumentó el caso a Hitler. Según Ribbentrop, la ocupación era mal vista por la comunidad internacional y era extremadamente costosa de mantener. Además aseguró que poner fin a la ocupación haría más fácil un acercamiento con los Estados Unidos y más importante aún, el fin de la guerra y la independencia de los países ocupados obligaría a los EE.UU. a reconocer los distintos gobiernos fascistas o proalemanes de Europa.

El proceso de concesión de la independencia comenzó algunos meses después de la rendición del Reino Unido, que eliminaba cualquier amenaza contra la hegemonía alemana en el continente (los soldados estadounidenses se habían retirado completamente de Europa en enero de 1945, tras la rendición de Reino Unido y el armisticio con Alemania). Tras el final de las hostilidades, Francia fue la primera nación ocupada por Alemania en recobrar su independencia, terminando la ocupación oficialmente en noviembre de 1945 y restaurando Alemania la soberanía sobre todo el país, trasladando Pétain y Laval la capital de nuevo a París. El nuevo gobierno francés llevó a cabo con éxito la represión de la Resistencia, éxito que estimuló a los alemanes para hacerles más concesiones: el primer paso fue la liberación inmediata de los prisioneros de guerra y trabajadores franceses retenidos en Alemania que aún quedaban (siendo los segundos indemnizados), lo que creó un sentimiento de buena voluntad de los franceses hacia Alemania. A consecuencia de estas concesiones, el gobierno francés ofreció a Alemania la firma del Tratado Germano-Francés de Amistad y Defensa mutua (Tratado París-Germania), por el cual se permitía a un contingente de tropas alemanas permanecer en suelo galo, pero ahora su objetivo sería cooperar con las tropas francesas en la defensa de Francia y Europa. Por razones políticas y formales, los alemanes decidieron no mantener grandes unidades del Heer en Francia, pero si un número considerable de unidades de la Kriegsmarine en algunas bases navales para facilitar su acceso al Atlántico. Con el Tratado París-Germania de 1946, Francia logró recuperar su independencia como aliado del Reich Alemán y miembro de las Potencias del Eje.

En el norte de Europa, la situación fue completamente distinta: sobre Dinamarca se estableció un protectorado (Reichsprotektorat Dänemark) y en el caso de Noruega e Islandia un Comisariado del Reich (Reichskommissariat Skandinavien), que funcionarían como regiones autónomas hasta que en un futuro pudieran incorporarse al Reich.

Después de la guerra, Alemania se encontraba con el control efectivo de un conjunto grandes imperios coloniales, algo que nunca se había esperado. A diferencia de Kaiser Wilhelm II, Hitler no estaba a favor del colonialismo en África y Asia, pues el imperialismo burgués era contrario a la doctrina nacional-socialista y a que las necesidades alemanas de Espacio Vital se cumplieron en Europa del Este y Rusia. Su política inicial fue simple: dejar a los estados europeos administrar sus colonias como mejor les pareciese. Alemania se enfrentaba a una Guerra Fría con Estados Unidos, por lo que no podía permitirse estar comprometida en lugares en los que el pueblo alemán no veía interés. Hitler era firme en esta opinión, afirmando que no se debía ayudar a los países europeos a mantener sus imperios, a menos que estos beneficiasen directamente al Reich.

Poco antes de la rendición británica y poco después de la ascensión de Isabel II al trono británico, la mayor parte de las colonias se declararon leales a esta y aceptaron recibir instrucciones desde Ottawa; sin embargo ante la imposibilidad de administrar estos territorios, pronto se les concedió la independencia. Estados Unidos reconoció a Isabel II como legítima soberana del Reino Unido y sus posesiones de ultramar. Francia había informado al gobierno de Isabel II de que a menos que el gobernador de la Guayana Británica reconociera el gobierno de Oswald Mosley y siguiera las instrucciones del Secretario Colonial de dicho gobierno, Francia la invadiría desde la Guayana francesa. Un nuevo gobernador del gobierno británico proalemán fue trasladado de inmediato a Georgetown para asumir el mando. Malaya, Singapur, Borneo y las Indias Orientales Holandesas se independizaron, ya que Holanda iba a formar parte del Reich, conformando gobiernos independientes bajo la protección de Japón, que mantenía tropas en la zona tras la firma del armisticio.

Francia perdió sus colonias africanas al sur del Sahara e Indochina, sin embargo logró reafirmarse en África del Norte. Portugal tuvo que luchar para mantener sus colonias, pero para 1975 las milicias apoyadas por los estadounidenses había vuelto la situación en Mozambique y Angola insostenible para Portugal, sumándole su revolución antisalazarista y reunificación con España, concediéndoles la independencia.

El acontecimiento más importante de finales de la década de 1940 para Alemania fue sin duda la Gran Unificación Germánica (Große Germanisches Vereinigung) mediante la cual se realizó sendos referéndums en todos los países germánicos de Europa para votar su incorporación o no al Reich Alemán. La votación, pedida por los ciudadanos de estos países y aceptada por sus gobiernos, se realizó en Dinamarca, Noruega, Islandia, Suecia e Inglaterra, ganando el sí a la incorporación al Reich en todos menos en Inglaterra. Así, el 30 de enero de 1949, se proclamó el nacimiento del Gran Reich Germánico de la Nación Alemana, que continua hasta hoy.

Inicio de la guerra fria

Artículo principal: Guerra Fría

El final de la Segunda Guerra Mundial no era más que el comienzo de una nueva etapa, la Guerra Fria. Ambos bloques (el capitalista y el fascista) poseían un potente armamento nuclear y los medios para lanzarlas. La estrategia tanto de Hitler como de Truman fue una represalia masiva: cualquier ataque justificaría una inmediata respuesta nuclear contundente. Con el aumento del arsenal nuclear de ambos bloques, la tensión llegó a tal que el movimiento de un solo batallón Panzer en los Urales o el de un batallon blindado en Arizona podría poner fin a toda la vida del planeta. Por el momento , ambas partes trataron de expandir su influencia en el Tercer Mundo. Personalidades como el fascista Perón en Argentina y el capitalista Nehru en India dibujaron las líneas de batalla de la Guerra Fría. En África, algunas de las excolonias estubieron gobernadas por facciones proestadounidenses o proalemanas.

En América, la Guerra Fría fue más controvertida, ya que Estados Unidos vio la expansión de la influencia alemana en el continente americano como una amenaza directa, siguiendo la Doctrina Monroe la cual sostiene que la expansión de la influencia de las potencias europeas en América es una amenaza para los interesés de Estados Unidos. Estado tras estado sudamericano se fue uniendo al Eje o firmaron alianzas de asistencia mutua con el Reich, como Argentina y Chile, que estaban regidas por regímenes de influencia alemana.

Sin embargo, el más controvertido de los líderes latinoamericanos pro-nazis era Fidel Castro en Cuba. El ejército rebelde de Castro derrocó al dictador pro-estadounidense Batista y he implantó el nacionalsocialismo en la isla, seguido de la creación de un gobierno nacionalsocialista que empezó a llevar a cabo la Revolución Nacional del pueblo cubano. La administración Kennedy decidió actuar contra Castro y, en secreto, la CIA armó y entrenó una fuerza de exiliados cubanos que realizó un intento de invasión de Cuba en 1961, en la Bahía de Cochinos, pero la falta de apoyo aéreo, entrenamiento y suministros condenó la operación al fracaso. Esto, combinado con otras operaciones de la CIA contra Castro (como intentos de asesinato), lo llevó a acercarse más al Reich Alemán.

Nazi misil

Modelos de misiles balísticos empleados por Alemania.

Aunque los alemanes empezaron la carrera armamentística con ventaja debido al programa de misiles de largo alcance desarrollado durante la guerra (destaca el cohete V-2, que fue el primer misil viable de largo alcance), Estados Unidos habían hecho un progreso considerable en la década de 1950, alcanzando a los avances alemanes. El programa ICBM alemán estaba dirigido por el equipo de Wernher von Braun y bajo la supervisión del OKL . El OKL había insistido en que el ICBM tenía que tener el mismo nivel de movilidad que el cohete V-2, mientras que el equipo de von Braun centró la mayor parte de sus energías en la carrera espacial. El programa espacial mostró mucho más avances que el programa de misiles: Alemania lanzó su primer satélite artificial a la órbita en 1955 y el primer hombre en 1959. Estos logros tan magníficos coincidieron también con un increíble avance en el programa ICBM. Alemania disponía ahora de misiles nucleares de alcance largo, medio y corto, aunque Estados Unidos tampoco se quedó corto en su programa armamentístico, presentando un armamento nuclear igual de considerable.

Los estadounidenses tenían los misiles Jupiter y Thor con cabezas termonucleares estacionados en Siberia y Turquia, que podría cubrir cualquier lugar de Europa. Los alemanes decidieron contrarrestar esto mediante la construcción de bases en Cuba para sus misiles balísticos A-9 SSM de alcance medio y A-17 de alcance intercontinental, armados con cabezas termonucleares. Cuando un avión de reconocimiento estadounidense U-2 descubrió las zonas de construcción de las bases de lanzamiento, se produjo una crisis internacional, conocida como la Crisis de los misiles de Cuba o Kubakrise. Las fuerzas armadas estadounidenses consideraron inicialmente bombardear las zonas de lanzamiento y lanzar una invasión a Cuba. Sin embargo el presidente Kennedy se niega a aprovar esta acción porque cree que esto conduciría rápidamente a una guerra nuclear. Al anunciar que los EE.UU. no aceptarían la presencia de armas ofensivas alemanas en Cuba, el presidente Kennedy dio la orden de imponer un bloqueo a Cuba. Todos los barcos que se acercaban a la isla eran detenidos y los que portaban armas ofensivas eran obligados a volver, aunque el bloqueo era eludido por los submarinos alemanes (U-Boots). Las negociaciones de canal de retorno proporcionado una solución, los alemanes se retire sus misiles y bombarderos nucleares de Cuba, a cambio de que los EE.UU. hiciera lo propio con sus misiles en Rusia y Turquia  y se comprometiera a no invadir Cuba.

La Crisis de los Misiles en Cuba y la posterior retirada mutua de armamento, hizo que Estados Unidos reemplazase sus misiles de alcance intermedio Jupiter y Thor con base en el extranjero por un número creciente de misíles balísticos intercontinentales Atlas y Titan con base en los EE.UU. Alemania comenzó un programa intensivo para conseguir un ICBM superior en servicio tan pronto como fuera posible. Su programa se centró en modifocar el lanzador de satélites A-20, que se convirtió en un ICBM extraordinario con la capacidad para cubrir cualquier objetivo de América del Norte desde Europa del Este (atravesando el Ártico). Se construyeron refugios de superficie dura para los misiles e instalaciones de apoyo en los Reichskommisariats Ostland, Ucrania y Moscovia. A mediados de 1963, Alemania tenía una fuerza creciente de misiles balísticos intercontinentales armados con cabezas termonucleares. La Crisis de Cuba estubo a punto de sumir al mundo en una guerra nuclear para la que nadie estaba preparado, lo que obligó al Reich a adoptar una doctrina de respuesta flexible con fuerzas convencionales y fuerzas nucleares tácticas. Con este fin, Hitler decidió abandonar las cláusulas militares del Tratado de Paz y alentó a los gobiernos fascistas de Europa a desarrollar poderosas fuerzas militares. Gran Bretaña, Francia e Italia en particular, se les animó a ir más allá de la policía colonial en África y desarrollar unas capacidades militares adecuadas para una guerra a gran escala e intensidad.

La Wehrmacht se reorganizó en Frentes regionales para luchar contra los aliados en una hipotética Tercera Guerra Mundial. La colaboración militar con los aliados europeos no sólo abarcó a las fuerzas armadas, sino también diseñadores e ingenieros. Esto culminaría en la formación de EADS GmbH en el año 1966, que consolida la casi totalidad de las industrias armamentísticas y aeroespaciales de Europa en un solo conglomerado, bajo supervisión alemana. Además del programa ICBM, un equipo de la Kriegsmarine bajo el mando de Arthur Rudolph estaba trabajando en el primer submarino lanzamisiles de Alemania. El Tercer Reich desarrolló el submarino nuclear antes que Estados Unidos, pero el programa lanzamisiles les llevó más tiempo y esfuerzo. Rudolph encontró la solución: dotar a los cohetes de combustible sólido. Con ese desarrollo Alemania fue capaz de construir su primer submarino de misiles balísticos en 1963, imitado posteriormente por Estados Unidos con el submarino Polaris.

También se temía una amenaza nuclear de Siberia, que había desarrollado su propio armamento nuclear y de misiles balísticos de alcance intermedio, que podrían alcanzar cualquier objetivo orientales del Reich. Ante esto, Alemania estacionó misiles de largo alcance cerca de la frontera y en los Reichskommisariat para alcanzar cualquier objetivo de Siberia.

Después de Hitler

La muerte de Hitler en 1968 dio lugar a cambio marcado en el Tercer Reich: La oficina del Führer fue abolida y sus funciones se dividieron entre las nuevas oficinas del Presidente del Reich (Reichspräsident) y Canciller del Reich (Reichskanzler). Las dos personas designadas para estos cargos en el testamento de Hitler fueron el Gran Almirante Karl Dönitz como Presidente y el ministro del Reich Albert Speer como Canciller. Ambos hombres tenían una buena relación de trabajo que se remontaba a la guerra y establecieron un gobierno colectivo más o menos normal en Alemania. evitando así la última voluntad de Hitler una larga lucha de poder en la cúpula del NSDAP. Dönitz y Speer también formalizaron la gobernanza europea, sustituyendo la CEE por la Unión Europea y a partir de 1972, la Unión Europea amplió constantemente su poder sobre las naciones europeas, llevándolos hasta el punto de que el 80% de las leyes de algunos miembros como Gran Bretaña y Grecia eran en realidad dictadas por el Consejo Europeo.

La Guerra Fría continuó entre las grandes potencias y sus aliados en las próximas décadas. La acumulación de armas nucleares continuaba a una velocidad vertiginosa y además de las armas nucleares de Estados Unidos, Alemania y sus aliados ahora tenían que enfrentarse a las fuerzas nucleares de Rusia, Canadá y Australia. Los costos de las armas nucleares más nuevas crecieron escasamente, obteniendo la Luftwaffe una nueva generación de misiles balísticos intercontinentales móviles. Los costos del armamento nuclear y convencional empezaron a notarse en la economía alemana. Speer creía que a este paso el nivel de vida de los ciudadanos alemanes se vería considerablemente reducido, por lo que para evitar el endeudamiento de la economía germana se debía llevar a cabo un cambio en la economía y, en última instancia, en la política. Estas proposiciones encontraron una gran oposición en la cúpula dirigente del Partido Nazi. La política de Speer era negociar para fortalecer a los aliados de Alemania y para perseguir las conversaciones sobre control de armas nucleares con Estados Unidos.

El presidente estadounidense Johnson estaba dispuesto a proseguir las negociaciones sobre el control del armamento nuclear y las discusiones preliminares tuvo lugar ya en 1969. Johnson había declarado públicamente que "Speer es un hombre con el que se puede negociar", pero los antinazis estadounidenses se opusieron fervientemente a cualquier negociación o tratado con los nazis. Sin embargo, las conversaciones continuaron y finalmente se llegó a un acuerdo. El Tratado de Limitación de Armas Estratégicas (SALT por sus siglas en Inglés) fue firmado en 1972 y se ratificó poco después. Los acuerdos SALT requerían que ambas potencias redujeran ligeramente el número de misiles balísticos terrestres, poner un límite al número de bombarderos estratégicos con armas nucleares de alcance intercontinental (como el B- 52 estadounidense o el Ta 800 alemán) y sólo se permite añadir misiles nucleares a los submarinos si previamente se ha eliminado igual cantidad de tierra.

Los acuerdos SALT fueron el primer componente de la distensión entre las superpotencias. El acuerdo fue significativo, pero presentaba defectos que salieron a la luz al año siguiente, cuando Barry Goldwater fue nombrado presidente, el cual era un convencido antinazi y uno de los principales críticos de los acuerdos SALT. Sintiendo Alemania que podía darse un respiro en su política armamentística nuclear, la administración Goldwater buscó la manera de perjudicar al Reich y de eludir los acuerdos SALT para aumentar su producción armamentística nuclear.  

Gobierno y política

El actual gobierno del Reich presentan poco parecido con la estructura de los años de Hitler, siendo el único parecido la "dualidad institucional" entre el Estado y el Partido. El poder judicial, no obstante, es esencialmente independiente.

Poder ejecutivo

Cancilleria Reich

La Cancillería del Reich en Germania, sede del gobierno.

El jefe de estado del Gran Reich Germánico es el Presidente del Reich (Reichspräsident en alemán), que es elegido por el Reichstag y, a su vez, este nombra al Canciller del Reich (Reichskanzler), que asume la función de jefe del gobierno. Las decisiones son tratadas en el Consejo de Ministros (presidido por el Canciller) y son ratificadas por el Presidente. El Tercer Reich dispone de las siguientes agencias gubernamentales:

Autoridades Nacionales

  • Oficina de la Cancillería presidencial del Reich.
  • Oficina de la Cancillería del Reich.
  • Oficina del Administrador del Reichstag.
  • Oficina de la Cancillería del Partido.

Ministerios del Reich

  • Ministerio del Reich de Instrucción Pública y Propaganda.
  • Ministerio del Reich de Interior.
  • Ministerio del Reich de Asuntos Exteriores.
  • Ministerio del Reich de Asuntos Europeos.
  • Ministerio del Reich de Aviación Civil y Espacio.
  • Ministerio del Reich de Asuntos Marítimos.
  • Ministerio del Reich de Armamento.
  • Ministerio del Reich de Finanzas.
  • Ministerio del Reich de Economía.
  • Ministerio del Reich de Agricultura y Nutrición.
  • Ministerio del Reich de Trabajo.
  • Ministerio del Reich de Energía.
  • Ministerio del Reich de Ciencia y Educación Pública.
  • Ministerio del Reich de Asuntos Eclesiásticos.
  • Ministerio del Reich de Minerales.
  • Ministerio del Reich de Telecomunicaciones.
  • Ministerio del Reich de Turismo.
  • Ministerio del Reich para la Exportación Industrial.
  • Ministerio del Reich de Transporte.
  • Ministerio del Reich de Servicio Postal.
  • Ministerio del Reich de Justicia.

Oficinas del Reich

  • Oficina de Juventud del Reich.
  • Oficina de Deportes del Reich
  • Comisión de Energía Atómica del Reich.
  • Servicio de Trabajo del Reich.
  • Oficina del Presidente del Deutsche Reichsbank (Banco Central de Alemania).
  • Agencia Aeroespacial Alemana.
  • Oficina del Inspector de Carreteras.
  • Tesorería del Reich.
  • Oficina del Inspector General de la Capital del Reich.
  • Oficina del Concejal de la Capital del Movimiento (Múnich).
  • Oficina de Guardabosques del Reich.

Alto Mando de la Wehrmacht (Oberkommando der Wehrmacht o OKW)

Cuerpos de Policia

Corporaciones y empresas propiedad del estado

  • Deutsche Reichsbahn.
  • Lufthansa.
  • Deutsche Reichspost.
  • Deutsche Reichstelekom.
  • Reichswerke Hermann Göring.

Poder legislativo

El órgano legislativo del Reich Alemán es el Reichstag, el parlamento unicameral y cuyos diputados son elegidos para un período de cuatro años. Hay aproximadamente 700 diputados, todos pertenecientes al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, que es el único partido legal y permitido de Alemania. Hay aproximadamente 700 Diputados y cada diputado representa un solo miembro del electorado. Los candidatos son elegidos por los Gau del NSDAP y cada electorado tiene tres candidatos. El voto no es secreto, y las boletas están inevitablemente marcado 1-2-3 de arriba a abajo. Mayoría de las legislaciones se maneja por los Decretos Presidenciales que son ideados por el Canciller y los Ministros del Reich.

Poder judicial y derecho

Oficialmente la "Constitución del Reich alemán" (popularmente conocida como la Constitución de Weimar) sigue vigente, sin embargo hoy en día la Constitución no es más que una curiosidad histórica. La constitución de facto de Alemania es la Ley Habilitante de 1933, y el Decreto del Gobierno del Reich de 1969, estableciendo esta última la forma de gobierno alemán tras la muerte de Hitler. El sistema jurídico alemán se encarga de la conservación del Estado Nacionalsocialista, de hecho, el Reich Germánico tiene cuatro sistemas legales dentro de su territorio: el civil, el del NSDAP, el de la Wehrmacht y el de las SS. Todos tienen sus propios tribunales y servicios legales y los funcionarios del NSDAP, el personal de la Wehrmacht y de las SS sólo pueden ser juzgados o demandados ante sus propios tribunales.

La mayoría de los asuntos civiles son competencia de los tribunales de distrito, con los asuntos más importantes que van antes de las Landgerichte (Cortes regionales) y la Reichsgericht (Cortes del Reich). El Volksgerichtshof (Tribunal Popular) trata los delitos tales como el mercado negro, desaceleraciones de trabajo, el terrorismo y la traición contra el Reich y en estos casos, la pena de muerte se aplica a menudo. El derecho de apelación no existen en los casos penales, y las apelaciones se conceden raramente en los casos civiles. La absolución en un delíto no es garantía de ser liberado hasta que se haya demostrado que el acusado es totalmente inocente.. Todos los abogados alemanes fuera de la Wehrmacht y las SS son miembros de la Asociación de Abogados Nacionalsocialistas.

Relaciones exteriores

En virtud de la legislación germana, Estados Unidos, Canadá, Australia, India, Brasil, Sudáfrica y Nueva Zelanda son países enemigos y los ciudadanos alemanes no podrán visitarlos sin permiso del Ministerio del Interior. El Reich es miembro fundador del Pacto del Eje y líder de su consejo de seguridad compuesto por Italia, Japón, España, Argentina y Siria.

Los países recién nombrados se encuentran entre los más íntimos aliados del Reich. Italia es su principal aliado europeo desde la firma del Pacto Antikomintern de 1936 y reforzada con el Pacto de Acero de 1939. Japón es su principal aliado en Asia, sobre la base de políticas compartidas y buenas relaciones históricas. Fuertes vínculos entre Alemania y Siria incluyen la cooperación científica y educativa y ambos Estados mantienen sólidos vínculos en los sectores económico y militar. China estableció plenos lazos diplomáticos con Alemania en 1952 y ha fomentado sólidos vínculos con el país tanto en el sector militar como en el cultural desde entonces. Argentina, que ha mantenido relaciones diplomáticas plenas con el Reich desde su formación, ha realizado dos visitas del jefe de estado en 2007. Las relaciones entre los dos países se consolidaron durante la guerra sudamericana debido a la decisiva ayuda militar prestada por Alemania que permitió a Argentina expandir su territorio y recuperar las Malvinas. Argentina es vista como un aliado natural de Alemania dada su fuerte amistad histórica y afinidad ideológica. España se ha convertido desde mediados de los 70 en un importante aliado del Reich y actualmente es el principal valedor de de las reclamaciones españolas con respecto a la cuestión de Puerto Rico.

En el plano de la Unión Europea, cuenta con la representación más numerosa en el Parlamento Europeo, en virtud de su condición de país más poblado de la Unión; además, el alemán Hans-Gert Pöttering es el Presidente del Parlamento Europeo y Günter Verheugen es uno de los vicepresidentes de la Comisión Europea.

Fuerzas armadas

Artículo príncipal: Wehrmacht

Las fuerzas armadas reciben el nombre de Wehrmacht; compuestas por el Ejército (Heer), la Fuerza Naval (Kriegsmarine), la Fuerza Aérea (Luftwaffe), las Waffen-SS, los servicios médicos centrales y las ramas del comando de la ayuda de servicio común. En tiempo de paz, la Wehrmacht es ordenada por el Alto Mando de la Wehrmacht (Oberkommando der Wehrmachto OKW) y el Presidente, quien además es comandante en jefe cuando el país está en estado de guerra. Como la gran potencia militar del mundo, las fuerzas armadas del Reich Alemán poseen las más avanzadas máquinas de guerra. Cuenta con miles de aviones, cientos de embarcaciones, carros de combate, misiles intercontinentales, miles de ojivas nucleares y tiene también 9 portaaviones en servicio activo.

El servicio militar obligatorio dura 2 años y el gobierno destina el 5,6 % del PIB para la defensa nacional. Alemania posee uno de los mayores arsenales nucleares del mundo, siendo únicamente igualado por Estados Unidos. Su industria militar produce armas que van desde tanques, aviones y vehículos blindados, hasta artillería, submarinos y barcos de combate. La mayoría de las armas son manufacturadas para la Wehrmacht o para los aliados del Eje.

Alemania es miembro fundador del Eje y como tal ha participado en la mayor parte de los conflictos de la Guerra Fría tras la Segunda Guerra Mundial.

Organización territorial

Artículo principal: Organización territorial del Gran Reich Germánico

Gran Reich Germanico gaus

Organización territorial del Reich.

Alemania es un Estado integral, que es una estructura intermedia entre el Estado federal y el Estado unitario que busca compatibilizar la idea de unidad y descentralización o autonomía. Está compuesta por cuatro estados, llamados Reichsländer (sing. Reichsland, 'estado del Reich') o, de forma no oficial, Länder (sing. Land, 'Estado'). Los cuatro Reichsländer que componen el territorio alemán son:
  • Reichsländer Deutschland.
  • Reichsländer Nordland.
  • Reichsländer Danëmark.
  • Reichsländer Flandern und Lothringen.

Existen a su vez otro nivel de la administración, los Gaue (Singular: Gau), un termino usado en la Edad Media para referirse a las regiones administrativas y que el Partido Nazi recuperó en 1926, estando cada Gau bajo la dirección de un Gautelier.

A los territorios metropolitanos europeos se le suma los territorios coloniales que posee Alemania en otros continentes los cuales, a diferencia de los antiguos Comisariados del Reich en Europa del Este, no pretenden ser incorporados al Reich en un futuro. Por un lado se encuentra la región de África Central (en alemán, Mittelafrika), que ocupa la totalidad de la parte central del continente africano, abarcando unos 5 millones de km² y desde donde Alemania extrae toda clase de materias primas y demás riquezas, y el territorio colonial alemán de Nueva Suabia (en alemán, Neuschwabenland) en la Antártida, un territorio de unos 600.000 km² se localiza en la costa aproximadamente desde los 12° Oeste hasta los 18° Este y entre los 70° y 75° Sur dentro de la Tierra de la Reina Maud, una reivindicación costera indefinida de Noruega realizada en 1939 y que pasaron a ser alemanas cuando esta se incorporó en el Reich.

Geografía

El Reich Alemán destaca por ser el país más grande de Europa y uno de los más grandes del mundo, seguido de cerca por Canadá, Estados Unidos, Japón y Brasíl. Se extiende por la mayor parte del continente europeo, abarcando unos 10.633.786 km² y extendiéndose de Oeste a Este desde Francia hasta los Montes Urales y de Norte a Sur desde Magerøya hasta el Caucaso. Posee territorios de ultramar en el Círculo Polar Ártico (Groerlandia, Islandia, archipiélago Svalbard, islas Feroe y Franz-Josef-Land) y es el único país que posee territorios en la Antártida (Nueva Suabia)

Clima

Resulta extremadamente imposible determinar con exactitud la climatología del Reich Alemán debido a la extensión del mismo. Sin embargo, en líneas generales, se considera que predomina el clima continental, caracterizado por una gran variabilidad térmica, con biomas de tundra, taiga y estepa, predominantemente. La zona que corresponde al Cáucaso posee un clima subtropical. En Siberia, los veranos son calurosos, con temperaturas de hasta 30 °C, y los inviernos extremadamente fríos, con récords mundiales en Oimiakón de −71,2 °C. Las precipitaciones, comúnmente, son bajas.

En el oeste se presenta un clima templado húmedo en el que predominan los vientos del oeste. El clima es moderado por la Corriente del Atlántico Norte, que es la extensión norte de la Corriente del Golfo. Este calentamiento de agua afecta a las zonas que limitan con el Mar del Norte incluyendo la península de Jutlandia y la zona a lo largo del Rin, que desemboca en el Mar del Norte. Por consiguiente, en el noroeste y el norte, el clima es oceánico, las lluvias se producen durante todo el año con un máximo durante el verano. Los inviernos son suaves y los veranos tienden a ser frescos, aunque las temperaturas pueden superar los 30 °C (86 °F) durante períodos prolongados. En el este, el clima es más continental, los inviernos pueden ser muy fríos, los veranos pueden ser muy cálidos, por lo que a menudo son registrados largos períodos secos.

Flora y fauna

La mayor parte de los mamíferos viven en bosques donde se pueden encontrar animales como el corzo, bisonte, el oso, el uro, el ciervo común, el jabalí, el lobo, el zorro rojo, el gamo europeo y muchos mustélidos. Los castores y nutrias son abundantes en los ríos.

Otros mamíferos grandes que vivieron en otra época en Europa Central fueron prácticamente exterminados como el uro, el oso pardo, el alce, el caballo salvaje, el bisonte europeo o el lobo, pero desde la década de 1950 y gracias a las políticas iniciadas por Hitler, estos animales han vuel a repoblar sus antiguas zonas de habitación en su totalidad. Se importaron desde Canadá y Estados Unidos 12 parejas de osos kodiak que fueron soltados en los bosques alemanes, para poco después hacer lo mismo mismo con 20 alces. Posteriormente se reintrodujo al extinto bisonte europeo que se reprodujo bien y llego a cerca de 1500 individuos en la actualidad. En la década de 1990 se logro la clonación del antiguo uro utilizando muestras de ADN de especímenes disecados o encontrados relativamente bien conservados y para finales de la década se liberaron 20 ejemplares para que se mezclaran con los uros reconstruidos de Heck soltados anteriormente, logrando una población de cerca de 600 especímenes viviendo en libertad. Finalmente poblaciones reconstruidas de tarpanes a partir del caballo konik fueron liberados durante el pasado siglo. El águila real se encuentra desde los Alpes hacía el este y el quebrantahuesos fue reintroducido recientemente. Los rapaces de presa más frecuentes son el ratonero común y el cernícalo común al contrario que el halcón peregrino el cual es menos numeroso.

Como el país está en una zona con clima templado su flora se caracteriza por amplios bosques de madera y coníferas. La amplia madera existente es sobre todo procedente de hayas rojas. Además son comunes otros árboles como el roble, el abedul o el pino. Destacan zonas amplias de flora como la alpina (Alpes bávaros) o la subalpina (Selva Negra o Harz). Colosales proyectos alemanes se llevaron a cabo durante el pasado siglo que consistieron en plantar enormes hectáreas de robles y pinos en los territorios incorporados del este como parte del proceso de germanización de los territorios del Este. Es el país mas rico en bosques de Europa. Entre las plantas la acacia de flor blanca tiene una gran aceptación en la población siendo común su presencia. También hay un creciente interés por la producción de Flora apícola y principalmente cereales (cebada, avena, centeno, trigo), patatas y maíz.

Medio ambiente

Es un país conocido por su conciencia medioambiental. Los alemanes en su mayoría consideran que las causas antropogénicas son un factor importante en el calentamiento global y son casi unánimes en pensar que la acción es necesaria, pero están más divididos que las personas de otros países sobre la urgencia de dicha acción. Está comprometida con el Protocolo de Kioto y varios otros tratados de promoción de la diversidad biológica, bajo las normas de emisión, el reciclaje, el uso de energías renovables y apoya el desarrollo sostenible a nivel mundial. Sin embargo, el país tiene la emisión de dióxido de carbono per cápita más alta de Europa.

Las emisiones de combustión de carbón y las industrias de servicios públicos contribuyen a la contaminación atmosférica. La lluvia ácida, como consecuencia de las emisiones de dióxido de azufre está dañando los bosques. La contaminación de las aguas negras en el Mar Báltico y los afluentes industriales de los ríos se ha reducido. La energía renovable genera el 25 % del total del consumo de electricidad del país.

Hidrografía

Los principales ríos de Alemania son:

  • Rin (Rhein en alemán), con una longitud de 1.300 km cuenta con varios tributarios importantes como el Neckar, el Meno y el Mosela.
  • Elba, con una longitud de 1.091 km y que desemboca en el Mar del Norte.
  • Danubio (Donau), con una parte alemana de 1.044 km.
  • Óder, con una longitud de 866 km y que desemboca en el Mar Báltico.
  • Vístula (Weichsel), con una longitud de 1.046 km.
  • Dniéper (Dnepr), con una longitud de 2.290 km y que desemboca en el Mar Negro.
  • Don, con una longitud de 1.950 km y que desemboca en el Mar de Azov.
  • Dvina Septentrional (Nördliche Dwina), con una longitud de 748 km y que desemboca en el Mar Blanco.
  • Volga (Wolga), con una longitud de 3.690 km y que desemboca en el Mar Caspio.

Economía

Por el desarrollo de su economía, es considerada en términos generales como la primera potencia mundial y la primera de Europa. La economía nacionalsocialista no sigue doctrina alguna, su único objeto es aumentar la productividad al servicio de la sociedad, pues cualquier sistema económico que sea adoptado, independientemente de su origen o de sus dogmas teóricos, es valorado de acuerdo a sus resultados en la práctica. De modo que, si bien puede decirse que la economía nacionalsocialista es una economía ecléctica, que toma de cada idea lo mas provechoso para la sociedad, la esencia de la economía del Tercer Reich se resume en tres puntos básicos:

  • Abolición del interés del capital.
  • Sustitución del patrón-oro por el patrón-trabajo (también llamado patrón-riqueza).
  • El bien de la comunidad debe estar antes que el bien personal (Gemeinnutz geht vor Eigennutz).

Siguiendo estos preceptos, la economía del Reich es corporativista con gremios económicos que reúnen a todos los miembros de la vida económica nacional para que administren independientemente sus propios asuntos, bajo un espíritu de responsabilidad pública y solidaridad social. Esta autonomía administrativa de la economía, dentro del margen de la doctrina nacional-socialista, se cristaliza en tres grandes organizaciones, la organización del trabajo, la organización de los campesinos y la organización de los empresarios. Volkswagen, Siemens y Nestlé son las empresas germanas mas importantes y a su vez se encuentran entre las mas reconocidas del mundo.

La intervención del Estado es considerable en la economía ya sea creando empresas estatales de servicios como fijando controles de precios y reglamentando toda actividad de las empresas privadas, los empresarios alemanes deben seguir las directivas gubernamentales. Mientras que al oeste del Dnieper predomina el sector industrial, el más despoblado este del Reich es conocido por ser una región agrícola y forestal, además de importantes yacimientos minerales y de combustibles como petróleo y gas.

Sus bazas industriales son diversas; los tipos principales de productos fabricados son medios de transporte, aparatos eléctricos y electrónicos, maquinaria, armamento, productos químicos, materiales sintéticos y alimentos procesados. Es foco de riqueza y eso se refleja en la creciente economía del centro de Europa. Con una infraestructura de carreteras amplias y un excelente nivel de vida, es una de las naciones más desarrolladas del mundo. En palabras del Ministro del Reich de Relaciones Exteriores, Udo Voigt, Alemania es «campeón mundial de las exportaciones», dado el movimiento favorable en el comercio exterior del país desde 2004, que ha dado a los alemanes un superávit exportador.

Italia es el más importante socio comercial de Alemania y viceversa. En 2005, Italia con un 10,2 %, volvió a ser el principal destino de las exportaciones alemanas y el origen del 8,7 % de las importaciones. En 2006, más del 14 % de las exportaciones italianas tuvieron como destino a Alemania y cerca del 17 % del total de las importaciones italianas provino de Alemania.

Los países de la Unión Europea son los principales compradores de los productos alemanes (Reino Unido el 7,8 % y Francia el 6,9 % en 2005). El principal socio comercial de Alemania fuera de Europa es Japón, país al que en 2005 realizó el 8,8 % de sus exportaciones y del que recibió el 6,6 % de sus importaciones, aunque empieza a coger importancia las relaciones con los Estados Unidos.

El Deutsche Reichsbank (Banco central) y el Banco Central Europeo (BCE) tienen su sede central en la ciudad de Fráncfort del Meno. En 2006 se acometió la construcción del edificio del Banco Central Europeo.

Infraestructura

Transporte terrestre

Desde que en los años 1930 se iniciara la construcción de la primera red de autopistas a gran escala en el mundo, el país dispone de vías de comunicación rápidas (Autobahnen) que suman cerca de 6.465.799 km de autopistas cubriendo la totalidad del territorio y 286.427 km de vías férreas. La totalidad de autopistas del país son gratuitas para vehículos particulares; a partir de 2005, los camiones de carga deben pagar un peaje que se descuenta automáticamente vía satélite, una vez que el camión deja la ruta, y que es proporcional al número de kilómetros recorridos. Es el mayor mercado automovilístico, con ventas que sobrepasan anualmente las 16 millones de unidades. Es el país con mas aeropuertos en Europa con 6.735 y el segundo del mundo tras Estados Unidos y la empresa estatal Lufthansa es la aerolínea mas valiosa del mundo, la primera mas grande y la primera de Europa. Las bicicletas siguen siendo un medio de transporte bastante común debido a su fácil acceso, bajo coste y beneficios para la salud.

Alemania es líder mundial también en la construcción de canales. Esta clase de construcción milenaria tomó renovado impulso a partir del siglo XIX. El Canal de Kiel, que une el mar del Norte con el mar Báltico, es uno de los más imponentes. Numerosos canales fluviales, como el Rin-Meno-Danubio, el Dortmund-Ems o el Elba-Seitenkanal, dotan al país de una completa red de canales.

Por otra parte, las energías renovables en Alemania representan un papel creciente en el desarrollo del país, especialmente desde que el partido nacionalsocialista formara una sección dedicada a la preservación del medio ambiente. Ciudades como Friburgo, Posen o Gotenburg disponen de modernas instalaciones para el aprovechamiento de la energía solar. Las grandes regiones industriales, como cuenca del Ruhr, región Rin-Meno, Colonia, Litzmannstadt o Friedrichstadt han desarrollado un dinamismo económico que mantiene su base industrial y que además ha sabido implementarse en el área de los servicios.

El transporte de mercancías por ferrocarril es muy importante transportando la quinta parte de las mercancías por ferrocarril en el mundo, además de que muchas personas utilizan este medio de transporte para viajar, dentro o entre las zonas urbanas.

Transporte marítimo

El Reich posee algunos de los más importantes puertos marítimos y fluviales del mundo.Entre los puertos marítimos el más importante es el de Hamburgo, seguido por los de Königsberg, Rotterdam, Kiel y Oslo. El puerto de Hamburgo es el mayor puerto mundial, por lo que al transbordo de mercancías se refiere. Además ha llegado a desarrollarse en el puerto de contenedores más importante de Alemania. Asimismo, los puertos de Amberes, Wilhelmshaven y Reikiavik son los primeros puertos mundiales en cuanto a volumen de pesca se refiere.

Por su parte el puerto de Kiel es actualmente el puerto de mayor crecimiento en el mundo, gracias a la sofisticada red vial de Alemania. El puerto presenta un fuerte atractivo para el tráfico de mercancías al interior del Reich e incluso es la base desde de la que se llevan la mayoría de mercancías provenientes de Japón y Argentina hacia el resto de Europa.

Medios de comunicación

El Reich es el mercado de televisión más grande de Europa, con unos 130 millones de hogares que disponen de televisión. Las numerosas cadenas públicas regionales y nacionales se organizan de acuerdo con la estructura política del Reich. Alrededor del 90 % de los hogares alemanes tienen televisión por cable o televisión por satélite, y los telespectadores pueden elegir entre una variedad de libre acceso pública y los canales comerciales. Alrededor del 90% de la población es usuaria de Internet y la velocidad de conexión a Internet promedio es de 73,14 Mbps la mas alta del mundo siendo a su vez Deutsche Telekom la compañía de telecomunicaciones mas grande del orbe.

El país es el hogar de algunos de los más grandes conglomerados estatales de medios de comunicación, incluyendo Bertelsmann, Mannesmann AG y la editorial Axel Springer.

Energía

En 2014, Alemania tenía un consumo interior bruto de energía de 2.825 millones de toneladas equivalentes de petróleo, de las cuales, alrededor del 83% de la energía consumida se producía en los propios estados miembros, mientras que el 17% restante se importó. En estas estadísticas, la energía nuclear es tratada como la energía primaria producida en el Reich.

En 1989 se formo una comisión que tiene cinco puntos clave en su política energética: aumentar la competencia en el mercado interior, fomentar la inversión y aumentar las interconexiones entre las redes de electricidad, diversificar las fuentes de energía con mejores sistemas para responder a una crisis, establecer un nuevo marco para la cooperación energética con Siria, al tiempo que pretende mejorar las relaciones con los estados ricos en energía de Asia Central, el uso de las fuentes de energía existentes de manera más eficiente y el aumento del uso de las energías renovables y, finalmente, aumentar la financiación de nuevas tecnologías energéticas.

Demografía

Con más de 320 millones de habitantes, es el país más poblado de Europa. Su tasa de fecundidad de 5,39 hijos por madre es también el más alto entre los países desarrollados y uno de los más altos del mundo, y la Oficina del Reich para la Estadística estima que la población aumentara hasta los 500 millones en 2050. Alemania tiene una serie de grandes ciudades, siendo Germanía la más poblada, sin embargo la mayor aglomeración urbana es la región Rin-Ruhr, seguida de Crimea y la región de Ostland.

El Reich cuenta con una gran cantidad de registros genealógicos completos que datan de finales del siglo XVII. La compañía biofarmacéutica Deutsch chemischen Kreuzung creó una base de datos genealógica la cual intenta albergar información de todos los habitantes del país. Este proyecto, llamado das Buch der deutschen («El libro de los alemanes»), se considera una herramienta invaluable para la investigación de enfermedades genéticas, dada la relativa homogeneidad de la población alemana. Aunque la población alemana es relativamente grande, la densidad es mucho mayor en la parte occidental disminuyendo progresivamente a medida que se avanza hacía los poco poblados y militarizados montes Urales.

El censo de 2010 registró un total de 402.375 ciudadanos extranjeros viviendo en el territorio del Reich Alemán, fundamentalmente trabajadores de empresas extranjeras con permiso de permanecer en el territorio temporalmente. Los grupos más grandes provenían de Francia (97.782), Japón (75.296) e Italia (30.159). La inmigración a Alemania es altamente burocrática y la nacionalidad solo puede conseguirse mediante Ius Sanguinis cumpliendo además los requisitos de la ley de Retorno de 1947.

Religión

El Reich Alemán es oficialmente un estado laico, es decir, mantiene la separación entre la religión y el Estado, pero aún así casi toda la población alemana es bastante espiritual. El cristianismo es la religión mayoritaria, con 203 millones de adeptos (64 %). El protestantismo se concentra en el norte y el este y el catolicismo romano se concentra en el sur y el oeste. Cada una de ellas comprende alrededor del 51 % de la población. El Papa Emérito, Benedicto XVI, nació en Baviera. La segunda más extendida es el culto Ásatrú, una variante moderna del paganismo germánico, con 98 millones de seguidores (38 %), número que sigue creciendo principalmente gracias a las masivas campañas de promoción de esta religión que emprendidas por los diversos grupos de culto Ásatrú, siendo todas financiadas y promovidas por algunas oficinas de las SS, empezadas por Otto Rahn a finales de la década de 1940. Otra religión popular entre una pequeña parte de la población alemana es el budismo, especialmente la variante japonesa, debido a las relaciones y contactos culturales entre el Reich y el Imperio Japonés.

El número de personas sin religión, entre ellas los ateos y agnósticos ascienden a 19,7 % de la población, y se concentran en las principales áreas metropolitanas. 

Según la encuesta del Ministerio de Asuntos Internos de 2005, el 67 % de los ciudadanos alemanes respondieron "Creo que hay un Dios", mientras que el 25 % respondió "Creo que hay una especie de espíritu o fuerza vital" y el 15 % dijo "No creo que exista ningún tipo de espíritu, Dios, la vida o la fuerza".

Idioma

El alemán es el principal idioma hablado en Alemania. El alemán estándar es una lengua germánica occidental y está estrechamente relacionada con el inglés, el neerlandés y el sueco. La mayoría del vocabulario alemán se deriva de la rama germánica de la familia lingüística indoeuropea. El Reich Germánico cuenta, en todas sus instituciones, con 7 idiomas oficiales y de trabajo, el alemán, el neerlandés, sueco, noruego, danés e islandés. Sin embargo, en la Comisión Europea, por ejemplo, los representantes germanos negocian sobre la base de documentos presentados en alemán. En todo el mundo, el alemán es hablado por aproximadamente 350 millones de hablantes nativos y también alrededor de 250 millones de hablantes no nativos.

Una de las políticas claves de Alemania es la de promover el aprendizaje por todos los ciudadanos de por lo menos dos idiomas de los distintos Reichsländer constituyentes aparte de su lengua materna. El objetivo no es únicamente facilitar la comunicación entre ciudadanos, sino también fomentar un mayor respeto para la diversidad cultural y lingüística de los distintos Reichsländer, por lo mismo aprender el idioma alemán en la enseñanza secundaria es obligatorio para neerlandeses, suecos, noruegos, daneses e islandeses y a su vez los ciudadanos de origen alemán deben optar por alguno de los cinco idiomas restantes. Varios programas de cooperación promueven el aprendizaje de los idiomas y la diversidad lingüística mediante, por ejemplo, intercambios escolares, el desarrollo de nuevos métodos, o becas para el profesorado de idiomas.

Las lenguas foráneas más usadas en el país son el italiano, el francés, los idiomas de la Península Balcánica y el ruso cerca de la frontera con Eslavia.

Educación

Durante los primeros años de gobierno del NSDAP (1933-1939) el enfoque curricular de la educación se centró más en el aspecto físico, siendo una educación de deportes ponderados, la cual dio resultados excelentes en los Juegos Olímpicos de 1936, en los que Alemania obtuvo 33 medallas de oro frente a las 24 que consiguió Estados Unidos. Sin embargo, el número de solicitantes en las universidades cayeron un 57% durante este período.

La experiencia de la guerra puso en evidencia que el sistema escolar debía de pasar por una reforma exhaustiva, pues el régimen nacionalsocialista aceptó y condenó sus errores políticos tempranos con respecto a la educación. Se agregó a la educación en ingeniería y las ciencias naturales, que se elevaron a una posición de liderazgo en la formación profesional. Actualmente el sistema escolar se divide en dos ramas:

La responsabilidad de la supervisión educativa recae principalmente en el gobierno central a título individual, mientras que los Reichsländer solo tiene un papel secundario. El jardín de infancia es de carácter opcional, e imparte educación para todos los niños entre tres y seis años, después, la escolarización es obligatoria por lo menos durante diez años. La educación primaria suele durar cuatro años y las escuelas públicas no están estratificados en esta etapa. Una vez acabada e iniciada la educación secundaria, los niños varones ingresan automáticamente a los centros de las Juventudes Hitlerianas y las niñas en los de la Liga de muchachas alemanas donde continúa el proceso de educación secundaria con el objetivo de formar una sociedad formada por personas educadas en los valores del nacionalsocialismo.

Para entrar en una universidad, los estudiantes de secundaria necesitan aprobar el examen Abitur, similar al Advanced Level, también es posible entrar a la universidad con un Fachabitur, el cual es un Abitur especializado, por ejemplo, en economía. Los estudiantes que posean un diploma de una escuela de formación profesional pueden entrar a una Universidad de Ciencias Aplicadas. Todas las universidades alemanas son de propiedad estatal. En todas las universidades hay que pagar los impuestos administrativos, los cuales son entre 50 y 200 marcos. Las universidades son reconocidas a escala internacional, lo que indica el elevado nivel de educación en el país. Según QS World University Rankings 2013, 82 universidades alemanas se encuentran entre las primeras doscientas mejores universidades del mundo.

Cultura

El país es a menudo llamado Das Land der Dichter und Denker (la tierra de poetas y pensadores). La cultura alemana comenzó mucho antes del surgimiento de Alemania como nación-estado y abarcó a toda la zona de habla alemana. Desde sus raíces, la cultura, en Alemania se ha formado por las principales corrientes intelectuales y populares en Europa, tanto religiosas como laicas. Como resultado, es difícil identificar una determinada tradición alemana separado del marco más amplio de la alta cultura europea, su entorno cultural han generado una indispensable enorme contribución a la cultura europea a través de las diversas formas de arte, muy especialmente en la música. Viena fue desde fines del siglo XVIII hasta la Primera Guerra Mundial la capital cultural de Europa y desde finales de la Segunda Guerra Mundial, ese privilegio ha sido ostentado por Germania. Otra consecuencia de estas circunstancias es el hecho de que algunas figuras históricas, tales como Wolfgang Amadeus Mozart y Nicolás Copérnico, entre otras, aunque no fueron ciudadanos de Alemania en el sentido moderno, deben ser considerados en el contexto del ámbito cultural alemán para comprender su trabajo.

El gobierno nacionalsocialista promueve el concepto de Volksgemeinschaft , una comunidad étnica nacional con el objetivo de crear una sociedad sin clases basada en la pureza racial. El Reichskulturkammer (Cámara de Cultura del Reich), que depende del Ministerio de Propaganda, tiene sub-divisiones creadas para incentivar y promover varios aspectos de la vida cultural, como el cine, la televisión, Internet, la radio, los periódicos, las bellas artes, la música, el teatro, y la literatura. Todos los miembros de estas profesiones deben unirse a su respectiva organización. Los libros deben ser aprobados por el Ministerio de Propaganda antes de su publicación. 

Uno de los proyectos culturales más importantes es la designación de la Capital Alemana de la Cultura. Este es un título conferido por la cámara de la cultura del Reich a una o dos ciudades alemanas, que durante un año tienen la posibilidad de mostrar su desarrollo y vida culturales. Algunas ciudades alemanas han aprovechado esta designación para transformar completamente sus estructuras culturales y ser reconocidas en el ámbito nacional. Cuando una ciudad es nombrada capital europea de la cultura, en ella se desarrollan todo tipo de manifestaciones artísticas promovidas por el Reich. Actualmente este título lo ostenta la ciudad de Theodorichshafen, en el Gau de Gotland del Reichsländer Deutschland

Otro proyecto cultural es la Joven Orquesta del Reich, en la que coinciden músicos jóvenes con talento procedentes de distintas regiones del Reich junto con profesores reconocidos internacionalmente para conformar una orquesta renombrada a escala internacional.

Ciencia

Alemania ha sido el hogar de algunos de los más destacados investigadores en diferentes campos científicos. Es así que cerca de 200 alemanes (de nacionalidad u origen) han sido laureados con el Premio Nobel. El trabajo de Albert Einstein, Max Planck, Philipp Lenard, Johannes Stark, Lise Meitner, Erwin Schrödinger, Wolfgang Pauli y Otto Hahn fue crucial para la fundación de la física moderna y química nuclear, que Werner Heisenberg y Max Born desarrollaron aún más. Ellos fueron precedidos por físicos como Hermann Von Helmholtz, Joseph von Fraunhofer, y Daniel Gabriel Fahrenheit. Wilhelm Conrad Röntgen descubrió los rayos X, un logro que le hizo el primer ganador del Premio Nobel de Física en 1901. En Alemania y otros países los rayos X se denominan "Röntgenstrahlen" (rayos de Röntgen). El trabajo de Heinrich Rudolf Hertz en el ámbito de la radiación electromagnética fue fundamental para el desarrollo de las modernas telecomunicaciones. Wilhelm Wundt es célebre por haber desarrollado el primer laboratorio de psicología, a la que dio la categoría de ciencia. Alexander Von Humboldt y su trabajo como científico natural y explorador fue fundacional para la biogeografía. Una de las personalidades de hoy en día es el físico cuántico Anton Zeilinger, señalado como el primer científico en demostrar la teleportación cuántica.

Eminentes médicos como Theodore Billroth, Clemens von Pirquet y Anton von Eiselsberg han construido sobre los logros del siglo XIX la Escuela de Medicina de Viena. El Reich fue el hogar del médico y neurólogo Sigmund Freud, de los psicólogos Alfred Adler, Paul Watzlawick y Hans Asperger y del psiquiatra Viktor Frankl. Alemania fue el lugar de nacimiento de los biólogos Gregor Mendel y Konrad Lorenz, el matemático Kurt Gödel y los ingenieros Ferdinand Porsche y Siegfried Marcus.

Numerosos importantes matemáticos han nacido en Alemania, incluidos Carl Friedrich Gauss, David Hilbert, Bernhard Riemann, Gottfried Leibniz, Karl Weierstrass y Hermann Weyl. Alemania ha sido también el hogar de famosos inventores e ingenieros, como Johannes Gutenberg, quien se acredita la invención de la imprenta de tipos móviles en Europa; Hans Geiger, el creador del contador Geiger, y Konrad Zuse, que construyó el primer ordenador digital totalmente automático. Inventores, ingenieros e industriales, como el conde Ferdinand von Zeppelin, Otto Lilienthal, Gottlieb Daimler, Rudolf Diesel, Hugo Junkers, Wernher Von Braun y Karl Benz contribuyeron a dar forma moderna al automóvil y a la tecnología del transporte aéreo.

Importantes instituciones de investigación son la Sociedad Max Planck, el Helmholtz-Gemeinschaft y la Sociedad Fraunhofer. Estas trabajan de forma independiente o conectadas externamente al sistema universitario contribuyendo en una medida considerable a la producción científica. El prestigioso premio Gottfried Wilhelm Leibniz se concede a diez científicos y académicos cada año. Con una adjudicación máxima de 2,5 millones de Reichmarks, es uno de los premios de investigación más altamente dotados en el mundo.

Literatura y filosofía

La literatura alemana se remonta a la Edad Media y las obras de escritores como Walther von der Vogelweide y Wolfram von Eschenbach. Diversos autores y poetas alemanes han ganado gran renombre, incluyendo Johann Wolfgang von Goethe y Friedrich Schiller. Las colecciones de cuentos populares publicados por los Hermanos Grimm popularizó el folclore alemán en el plano internacional. La influencia de autores del siglo XX incluyen Thomas Mann, Bertolt Brecht, deHermann Hesse, Heinrich Böll y Günter Grass.

El Reich siempre ha sido un país de poetas, escritores y novelistas. Es el hogar de los novelistas Arthur Schnitzler, Stefan Zweig, Bertha Von Suttner (primer Nobel de la Paz), Marie Ebner Von Eschenbach, Oswald Von Wolkenstein, Thomas Bernhard, Franz Kafka, Robert Musil y de los poetasGeorg Trakl, Franz Werfel, Franz Grillparzer, Rainer Maria Rilke, Adalbert Stifter y Karl Kraus. Mención aparte merece Hugo Von Hoffmansthal, poeta y novelista, símbolo de la Viena "fin de siècle".

Famosos novelistas y dramaturgos contemporáneos son la premio Nobel Elfriede Jelinek y el escritor Peter Handke. Una creación prominente de la literatura germanica es Heidi, la historia de una niña huérfana que vive con su abuelo en los Alpes, uno de los libros para niños más populares en el mundo que se ha convertido en un símbolo de Suiza. Su creadora, Johanna Spyri(1827-1901), escribió otras obras con temas similares.

A finales del siglo XIX, en la edad de oro de la literatura nórdica, surgieron los autores conocidos como los "cuatro grandes": Henrik Ibsen, Bjørnstjerne Bjørnson, Alexander Kielland, y Jonas Lie. Las "novelas de campesinos" Bjørnson, como En glad gutt (Un muchacho feliz) y Synnøve Solbakken, son típicas del nacionalismo romántico de esos días. Las novelas y cuentos de Kielland son sobre todo naturalistas.

La influencia de Alemania en la filosofía es históricamente significativa y muchos notables filósofos alemanes han contribuido a dar forma a la filosofía occidental desde la Edad Media. Gottfried Leibniz y sus contribuciones al racionalismo, Immanuel Kant, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Friedrich Wilhelm Joseph Schelling y Johann Gottlieb Fichte que forjaron el idealismo, Karl Marx y Friedrich Engels formularon la teoría comunista, Arthur Schopenhauer desarrolló la composición de pesimismo metafísico, Friedrich Nietzsche desarrolló el Perspectivismo, la obra de Martin Heidegger en Ser y Tiempo, y el de las teorías sociales Jürgen Habermas fueron especialmente influyentes.

Música

En Alemania se han desarrollado algunos de los más renombrados compositores de la Música clásica europea, con inclusión de Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Johannes Brahms y Richard Wagner, Gluck, Mozart, Haydn, Schubert, Bruckner, Wolf, Johann Strauss padre, Johann Strauss hijo y Mahler. Alemania es el mayor mercado musical del mundo y ha influido en la música pop, rock y el Metal industrial a través de artistas como Modern Talking, Helloween, ABBA, Rammstein, Sabaton, Hammerfall, Lacrimosa, Kraftwerk y Scorpions.  También se deben mencionar los miembros de la Segunda Escuela de Viena, como Schönberg, Anton Von Webern, Alexander Von Zemlinsky, Siegmund Von Hausegger y Berg. Viena ha sido desde hace mucho tiempo un importante centro de la innovación musical. En el siglo XVIII y el siglo XIX, la ciudad atrajo a grandes compositores debido al patrocinio de los Habsburgo (Beethoven, Carl Maria von Weber, Brahms...)

Arte y arquitectura

La arquitectura y las artes fueron parte integral de los planes del Partido Nacionalsocialista para crear un renacimiento cultural y espiritual en Alemania a inicios del Tercer Reich. Numerosos pintores alemanes han gozado de prestigio internacional a través de su trabajo en diversas corrientes artísticas. Lucas Cranach el Viejo, Hans Holbein el Joven, Matthias Grünewald, Ferdinand Georg Waldmüller, Rudolf von Alt, Hans Makart, Gustav Klimt, Oskar Kokoschka, Egon Schiele, Carl Moll y Friedensreich Hundertwasser y Alberto Durero eran importantes artistas del Renacimiento, Caspar David Friedrich del Romanticismo, y Max Ernst del surrealismo.

Entre las contribuciones alemanas en la arquitectura se incluyen los estilos Carolingio y Otoniano, que son importantes precursores del románico. La región más tarde se convirtió en el sitio de las obras importantes en estilos como el gótico, renacentista y barroco. Es especialmente importante en los primeros movimientos modernos, sobre todo a través del movimiento Bauhaus fundado por Walter Gropius. Albert Speer se convirtió en uno de los más renombrados arquitectos del mundo en la segunda mitad del siglo XX. La arquitectura también recibió un impulso considerable durante el gobierno de Hitler. Un ambicioso plan, que buscaba convertir Berlín en la capital más imponente del mundo, fue ideador por el Führer a mediados de los años 30. Durante años Hitler y su arquitecto en jefe Albert Speer proyectaron edificios y planearon un radical cambio urbanístico que antes eran considerados como megalómanos. La remodelación de Berlín transformándola en una gigantesca ciudad mundial fue obra íntegra de Speer, con intervenciones de Hitler,que era un aficionado de la arquitectura. Otros grandes arquitectos conocidos son Ludwig Mies van der Rohe, Johann Bernhard Fischer von Erlach, Otto Wagner, Adolf Loos y Hans Hollein.

Cinematografía

El cine alemán fue especialmente influyente durante los años de la República de Weimar, con los expresionistas alemanes como Robert Wiene (El gabinete del Doctor Caligari) y Friedrich Wilhelm Murnau. El cine a comienzos del Tercer Reich tuvo en Leni Riefenstahl su representante más destacada, gracias a dos obras: El triunfo de la voluntad y Olympia. Esta última película es admirada por el uso de técnicas innovadoras para la época, si bien ella misma ha sido criticada en el extranjero por hacer propaganda para la ideología nazi. Posteriormente se produjo obras significativas como la película Münchhausen (1943).

Eisernekreuz

Cartel de la popular película de acción Steiner - Das Eiserne Kreuz (1982). La acción tiene lugar en 1943 en el frente ruso de la II Guerra Mundial, y narra la historia de un escuadrón de soldados alemanes, con el sargento Rolf Steiner al frente, durante el avance de las tropas alemanas hacia el Don.

La ciudad de Babelsberg, cerca de Germania, es considerada la Hollywood del Tercer Reich, celebrándose en ella entregas de premios de entretenimiento y grandes noches de gala en múltiples ocasiones. Alemania cuenta con una empresa cinematográfica estatal, Universum Film AG o UFA, que es una de las empresas de este género más grandes e importantes del mundo. Todos los empleados de la industria del cine deben pertenecer a la Reichsfilmkammer (RFK). En el Reich se producen tantas películas que siempre se estrena una película doméstica con un promedio de una cada cinco días. En 1983, de la producción de Babelsberg, el 48% eran películas de comedia romántica, el 26% eran de drama, un 15% correspondían a largometrajes de acción y un 11% a cortometrajes educativos.

La alta calidad de la industria ciematográfica del Reich, dirigida por el Ministerio de Instrucción Pública y Propaganda, se debe a que cumple los requisitos más exigentes, cuyo cumplimiento de los cuales es recompensado con la entrega de créditos fiscales. Actualmente, las películas producidas en Alemania se dividen en seis categorías de valores, las cuales son:

  • Valor cultural (Kulturell wertvoll).
  • Valor educativo (Volksbildend).
  • Valor artístico (Künstlerisch besonders wertwoll).
  • Valor estatal político particular (Staatspolitisch besonders wertvoll).
  • Valor estatal político y artístico (Staatspolitisch und künstlerisch besonders wertwoll).
  • Película de la Nación (Film der Nation), la categoría más valiosa.

Desde 1941 en que Joseph Goebbels estableció esta última categoría, esta sólo se ha entregado en 16 ocasiones en toda la historia del Reich. La primera de ellas fue Ohm Krüger (1941), de Hans Steinhoff, la cual fue la película más cara de su época (5,5 millones de Reichsmarks) y ganadora del Premio Mussolini en el Festival de Cine de Venecia de 1941. Otras películas que recibieron la categoría fueron Heimkerh (1941), Der Große König (1942), Kolberg (1945) de Veit Harlan, que fue una de las primeras películas en color, In Stahlgewittern (1959), la premiada película bélica Die Brücke (1962), así como el largometraje descriptivo de la expedición alemana a la Antártida Erfrorene Träume (1978).

La ceremonia anual de los Premios del Cine Europeo se celebra cada dos años en Babelsberg, donde se encuentra la Academia de Cine Europeo. Junto a los importantes eventos anuales de Babelsberg, el otro gran acontecimiento cinematográfico del Reich consiste en el Festival de Cine de Munich, celebrado anualmente desde 1951, es uno de los festivales de cine más prestigiosos. Munich acogió el estreno de la aclamada película de ciencia-ficción Raumpatrouille Adler (1979).

Durante el periodo 1970–1980 directores como Volker Schlöndorff, Werner Herzog, Wim Wenders, Rainer Werner Fassbinder colocaron el cine alemán de vuelta en la escena internacional con sus películas. Más recientemente, películas como Das Boot (1981), Lola rennt (1998), Gegen die Wand (2004), Der Untergang (2004) y Das Leben der Anderen (2007) han gozado de éxito internacional.

Gastronomía

La cocina alemana varía enormemente de una región a otra. Las regiones del sur de Baviera y Suabia, por ejemplo, comparten una cultura culinaria con Suiza y Austria. Carne de cerdo, carne de vacuno, y aves de corral son las principales variedades de la carne consumida, con la carne de cerdo como la más popular. A lo largo de todas las regiones, la carne se come con frecuencia en forma de salchicha. Más de 1500 diferentes tipos de salchichas se producen en el país. Los llamados alimentos orgánicos han ganado una cuota de mercado de alrededor del 3,0 % y se prevé que sea una tendencia creciente.

El desayuno es usualmente una selección de cereales y la miel o mermelada con pan. Algunos alemanes comen embutidos, huevos y/o queso con pan para el desayuno. Más de 300 tipos de panes son conocidos en todo el país. Al ser un país repleto de inmigrantes alemanes étnicos, ha adoptado muchos platos internacionales. Platos italianos como pizza y pasta, o argentinos y chilenos como el bife de chorizo están bien establecidos, sobre todo en ciudades grandes. Restaurantes argentinos y japoneses están también considerablemente extendidos.

Aunque el vino es cada vez más popular en muchas partes de Alemania, la bebida nacional es la cerveza. El consumo de cerveza por persona en el país está disminuyendo, pero con 116 litros por año está todavía entre los más altos del mundo. De 18 países occidentales encuestados, el consumo per cápita de refrescos resultó ser inferior a la media (3.ª en la lista), mientras que el consumo de jugo de frutas es el más alto (primero en la lista).

Sociedad

Alemania realizó en 2006 la campaña de marketing «Tierra de las ideas» con el fin de promoverse durante la fase final de la Copa Mundial de la FIFA 2006. En 2008 se retomó el proyecto. «Tierra de las ideas» se centra en las innovaciones recientes en las instituciones públicas y privadas, en las universidades e institutos de investigación, en las empresas e inclusive en proyectos sociales y culturales.

Desde las celebraciones de la Copa Mundial en 2006, la percepción interna y externa de la imagen del país ha cambiado. En las encuestas realizadas a nivel mundial conocidas como Índice de GMI Anholt, el país ocupó la segunda posición. Se tomaron en cuenta criterios económicos, la reputación del país en términos de cultura, política, sus ciudadanos y su atractivo turístico.

A pesar de que aproximadamente el 5 % de la población era extranjera, la opinión pública considera que Alemania no era un país de inmigración debido a las duras leyes de asilo que imperan en el país germano y al intento tanto de las autoridades como de la propia sociedad alemana de mantener su homogeneidad racial. Sólamente es aceptada plenamente la inmigración de alemanes étnicos y de aquellos considerados arios.

Los alemanes invirtieron 58.000 millones de euros en viajes internacionales en 2005, lo cual los convierte en campeones mundiales en viajar. Los destinos más populares fueron España, Japón, Italia y Francia.

Deporte

La participación de Alemania en los Juegos Olímpicos ha sido una de las más destacadas desde que se realiza este evento. El país organizó dos ediciones de verano en Berlín 1936, otro en Múnich 1972 y una de invierno en Garmisch-Partenkirchen 1936.

Alemania ganó la mayoría de las medallas de oro y el total de medallas durante los Juegos Olímpicos de Verano 1936 y los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín 2006, Salt Lake City 2002, Nagano 1998, Albertville 1992 y en Sarajevo 1984.

La Oficina de Deportes del Reich cuenta con más de 96 millones de miembros. Según datos de esta organización, aproximadamente la tercera parte de la población del país realiza la práctica deportiva a través de un club o asociación en alguna de las más de 800.000 instalaciones de carácter deportivo que existen en el territorio y en los 2.400 clubes del país. Por su parte la Federación Alemana de Fútbol (DFB) cuenta con más de 27.000 clubes, totalizando 7 millones de miembros, la membresía más grande de cualquier federación deportiva en el mundo.

La selección de fútbol de Alemania ha conseguido cuatro Copas Mundiales (las de Francia 1954 contra México en el llamado Milagro de París, Alemania 1974 frente a Reino Unido, Italia 1990 contra Argentina y Brasil 2014 frente a Argentina) y tres Eurocopas (1972; 1980 y 1996). En tres ocasiones llegó a la final de la Eurocopa sin ganarla (1976, 1992 y 2008). Asimismo, el país fue sede de los campeonatos mundiales de 1974 y 2006.

La liga nacional, (conocida como la Reichsliga) es considerada como una de las 10 mejores ligas del mundo. Clubes como el Bayern Munich, Borussia Dortmund y el Hamburgo SV son los únicos de su país en ser campeones de la Copa de Europa; mientras que el Hamburgo es el único club que ha jugado hasta ahora todas las campañas de la Bundesliga desde que ésta se creó en 1963. Otros clubes históricos son el Schalke 04, el Werder Bremen, Bayer Leverkusen, Borussia Mönchengladbach y el Eintracht Frankfurt. Futbolistas como Franz Beckenbauer, Karl-Heinz Rummenigge, Lothar Matthäus y Matthias Sammer son los únicos de su país en ganar el prestigioso Balón de Oro. Otras estrellas mundialmente conocidas sonGerd Müller, Sepp Maier, Bernd Schuster, Jürgen Klinsmann, Oliver Kahn, Michael Ballack, entre otros. Alemania también se destaca en el fútbol femenino, categoría en la que ha conquistado dos coronas de campeona del mundo 2003 y 2007.

En cuanto al automovilismo, Alemania es una de las naciones principales a nivel mundial. Con numerosos automóviles ganadores de carreras como conductores alemanes. Precisamente el más exitoso conductor de Fórmula 1 en la historia es el alemán Michael Schumacher. Entre los pilotos germanos cabe destacar a Nicolas Hülkenberg o Christian Vietoris, que se proclamaron campeones en la Copa Mundial de Automovilismo Deportivo en la temporada de 2006/07. Alemania también es conocida por su más famoso equipo de Fórmula 1, Mercedes Grand Prix, y por sus coches ganadores de carreras de rally como Audi, Porsche, BMW, Volkswagen, entre otros. También el ciclismo es un deporte popular en Alemania y uno de los mejores ciclistas de los tiempos recientes, Jan Ullrich, campeón olímpico, campeón del mundo contrarreloj en 2001 y ganador del Tour de Francia en 1997 y finalizó segundo en cinco ocasiones.

En hockey sobre hierba, Alemania ha obtenido dos medallas de oro en el torneo masculino del campeonato mundial de hockey sobre hierba, una en Campeonato Mundial de Hockey sobre Hierba Masculino de 2002 y otra en 2006; y otras dos medallas de oro en el torneo femenino, una en 1976 y otra en 1981.

Otros deportistas alemanes destacados son los tenistas Boris Becker y Steffi Graf, el remero Andreas Dittmer, el atleta Dieter Baumann, el golfista Bernhard Langer, los nadadores Kristin Otto y Michael Gross,el boxeador Max Schmeling o el jugador de baloncesto Dirk Nowitzki ganador al premio MVP de la NBA en el año 2007 y capitán de la selección alemana de Baloncesto desde 2008.

Banderas

Artículo Principal: Bandera del Gran Reich Germánico.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.