Historia Alternativa
Advertisement

La Guerra Civil Española fue un conflicto interno en España que se desencadenó tras la muerte del joven monarca Alfonso XIII durante el magnicidio de Londres y que llevó a la instauración de la República Española.

Mientras las tropas españolas combaten en la Guerra del Rif, el presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas, debe hacer frente a un estallido republicano.

Numancia[]

Efectivamente, el 2 de agosto de 1911 miembros de la tripulación de la fragata Numancia se amotinaron cuando realizaban labores como acorazado guardacosta en aguas de Tánger. Los amotinados proclaman la República y levan anclas rumbo a la costa española.

Soldados España

Tropas españolas antes de ser embarcadas

El 9 de agosto amenazaron con bombardear Málaga, y esperaban allí el levantamiento de las fuerzas republicanas, para luego navegar hasta Valencia o Barcelona, donde se esperaba un levantamiento popular que llevara a la república.

Revuelta[]

Al mismo se producían tumultos en Cádiz, fogoneados por el político republicano Pedro Román de la Cruz.

Lo mismo ocurría en la provincia de Valencia, donde una turba incontrolada dirigida por Juan Jover (alias El Chato de Cuqueta) lincha a cuatro funcionarios reales y proclama la adhesión a la república.

El presidente del Consejo de Ministros Canalejas emite un fuerte discurso en el Parlamento en defensa de la Monarquía y ordena la represión.

El 11 de agosto se proclama la República en Madrid y otras capitales provinciales españolas.

Catalunya[]

Ese mismo día, en Barcelona, se proclama la Mancomunitat de Catalunya, promovida por el dirigente de la catalanista Liga Regionalista, Enric Prat de la Riba. Se inicia así una campaña autonomista catalana. Canalejas carga duramente contra el movimiento catalán al que llama un «engendro separatista y revolucionario». El gobernador civil de Barcelona ordena que todos los participantes fueron detenidos por la policía, pero estos se refugian en el Palacio del Parque de la Ciudadela donde se atrincheran.

Estalla así la Guerra Civil entre republicanos, monárquicos e independentistas catalanes.

Desarrollo[]

El 13 de agosto la anarcosindicalista Confederación Nacional del Trabajo y otros grupos proclaman una huelga general revolucionaria, la cual comenzó como una huelga de los trabajadores ferroviarios, a causa del conflicto laboral que mantenían con la empresa Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España.

"A los obreros y a la opinión pública, la huelga no cesará hasta no haber obtenido las garantías suficientes de iniciación del cambio de régimen"

Los republicanos consiguieron paralizar las actividades en casi todas las grandes zonas industriales (Vizcaya y Barcelona, incluso algunas menores como Yecla y Villena), urbanas (Madrid, Valencia, Zaragoza, La Coruña), y mineras (Río Tinto, Jaén, Asturias y León).

Ese mismo día 13, el Capitán General de Valencia declara el estado de excepción, el cual pronto se extiende a toda España.

En Madrid, en la noche del 14 de agosto un miembro del Comité de Huelga fue detenido por la policía y un motín que se produjo en la cárcel modelo fue reprimido con gran dureza, resultando muertos varios reclusos.

Africanistas[]

"Los africanistas", militares jóvenes que se desempeñaban en Marruecos proclaman su adhesión a la República y separan del mando a los jefes monárquicos.

El 15 de agosto, Francisco Bens Argandoña, Subgobernador político-militar de Río de Oro, emite una declaración en apoyo al alzamiento republicano. Lo mismo hará al otro día Ángel Barrera y Luyando, Gobernador de la Guinea Española.

Enfrentamientos[]

El día 18 entran algunos regimientos monárquicos en la comarca catalana de Vallés Occidental donde se enfrentan a los independentistas en Sabadell. El ejército tuvo que recurrir a la artillería, que redujo a escombros al poblado, para acabar con el movimiento.

También hubo choques violentos y muertos y heridos en Alicante, Valencia, Guipúzcoa y Zaragoza.

Muerte de Canalejas[]

Un hecho inesperado se produce en la mañana del 20 de agosto cuando el presidente del Consejo de Ministros Canalejas fue asesinado por el anarquista Manuel Pardiñas Serrano. Los policías de escolta no tuvieron tiempo de reaccionar a tiempo de salvarle la vida a Canalejas, pero sí lograron acorralar a Pardiñas, que se suicidó. Canalejas fue reemplazado en forma interina por Manuel García Prieto, del partido Liberal.

Avance republicano - Gobierno provisional[]

Para el 22 de agosto, la corriente republicana ya se había pronunciado en 41 capitales de provincia.

Los republicanos no se detienen y el 25 de agosto es formado un Gobierno Provisional de la Segunda República Española conformado por Francesc Macià i Llussà, Segismundo Moret y Prendergast, Miguel Maura, Niceto Alcalá-Zamora y Torres, Francisco Largo Caballero y otros representantes de varias agrupaciones distintas: demócratas, liberales, izquierdistas, liberales, liberales agrarios, reformistas, regionalistas, republicanos, socialistas, nacionalistas catalanes, nacionalistas vascos e independientes.

Gobierno Provisional de la Segunda República Española

Mientras continúan los combates, huelgas y disturbios, el Gobierno Provisional de la Segunda República Española solicita a la familia real que abandone España.

Conforme van llegando las noticias de la proclamación de la República en diversas ciudades y cuando por la tarde una muchedumbre se concentra en Madrid en la Puerta del Sol donde se encuentra la sede del Ministerio de la Gobernación, los miembros del comité revolucionario se dirigen allí y cuando llegan Francesc Macià i Llussà llama al portalón del Ministerio y grita: "¡Señores, paso al Gobierno de la República!". Los guardias civiles de la entrada se cuadran y presentan armas. A continuación el comité revolucionario se constituye en "Gobierno Provisional" de la República.

Fin de la monarquía[]

Manuel García Prieto ve como la situación se le escapa de las manos y presenta su renuncia "para evitar que se extienda el baño de sangre". Insta además, a los comandantes militares a que cesen en la lucha. Mientras tanto, la familia real y miembros de la corte abandonan España, algunos vía terrestre hacia Francia y otros vía marítima.

Reforma agraria[]

En Extremadura 43.000 campesinos ocuparon 3.000 fincas de grandes terratenientes: la reforma agraria durante siglos negada se materializó en una exitosa ocupación de tierras.

Primeras medidas[]

Uno de los primeros actos del flamante gobierno, fue la convocatoria a elecciones a Cortes que tendrían el carácter de Constituyentes, por lo que podrían proceder a la revisión de las facultades de los Poderes del Estado y la precisa delimitación del área de cada uno (es decir, reducir las prerrogativas de la Corona) y a una adecuada solución al problema de Cataluña.

Resistencia catalana[]

Los grupos catalanes más extremistas no aceptan nada que no sea la independencia y el 13 de septiembre se reanudan los combates. El día 15 los focos rebeldes son atacados por milicianos republicanos mientras las fuerzas del ejército se mantiene al margen. Finalmente, el Partido Republicano Radical acepta la autonomía catalana dentro de la república y los combates cesan.

Semanas después, el 1 de noviembre de 1910 es fundada en Barcelona la CNT, en el Palacio de Bellas Artes, a partir de grupos organizados en torno al sindicato Solidaridad Obrera, recogió el testigo del espíritu del movimiento anarquista español que se traza desde la creación de la Federación Regional Española,

Conclusión[]

El Gobierno Provisional pronto obtiene el reconocimiento de los distintos gobiernos europeos. A continuación deberá abocarse, no solo a los problemas internos, sino a la Guerra del Rif.

Véase También[]

Advertisement