FANDOM


Despues de:

Tercera Guerra Anglo-Afgana

Contemporaneo a:

Alzamiento Derviche

Guerra contra el Imperio Otomano - Guerra de la Liga Europea
Combate nocturno
Inicio:

26 de Septiembre de 1911

Fin:

17 de Diciembre de 1911

Lugar:

Balcanes, África, Mar Egeo

Causas:

{{{Causas}}}

Resultado:

Victoria de la Liga Europea

Majores batallas:

Sarantaporo · Kardzhali · Pente Pigadia · Sorovich · Kumanovo · Kirk Kilisse · Scutari · Lule-Burgas · Yenidje · Adrianópolis · Prilep · Monastir · Çatalca · Kaliakra · Merhamli · Elli · Korytsa · Lemnos · Bulair · Şarköy · Bizani · Prevesa · Gomenitza · Trípoli · Tobruk · Derna · Bengasi · Horns · Rodas · Dürre

Combatientes

Bandera del Imperio Otomano Imperio Otomano · Cofradía Sanusí

Bandera Bulgaria Bulgaria · Flag of Kingdom of Greece Grecia · Bandera del Reino de Montenegro Montenegro · Civil Flag of Serbia Serbia · Bandera Italia (1861-1946) crowned italia

Comandantes

Nazim Pasha, Essad Bajá, Ali Rizah Pasha

Danilo Petrovic, Radomir Putnik, Petar Bojovic, Stepa Stepanovic, Vladimir Vazov, Panagliotis Danglis, Pavlos Kunturiotis, Carlo Caneva, Augusto Aubry, Giovanni Ameglio, Marcello Amero d'Este

Fuerzas

378000 hombres

506000 hombres

Bajas

¿? soldados

¿? soldados

  [Source]


La Guerra de la Liga Europea o Guerra Anti Otomana fue un enfrentamiento bélico que tuvo lugar en el año 1911 entre las naciones reunidas en la Liga Europea (Italia, Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia) contra el Imperio otomano. El objetivo de la Liga era expulsar de Europa al Imperio y repartirse sus territorios balcánicos, además de conquistar las posesiones turcas en el norte de África. La guerra acabó con la derrota del Imperio, inferior militarmente a los coaligados.

Preliminares

En 1902, Italia y Francia habían firmado un tratado secreto que concedía la libertad de intervención en Tripolitania (valiato del Imperio Otomano) y Marruecos. Sin embargo, el gobierno italiano hizo poco para darse cuenta de la oportunidad y el conocimiento del territorio libio y los recursos se mantuvieron escasos en los años siguientes. Por otra parte, en Cirenaica y Tripolitania –provincias dependientes de Turquía- se había establecido una importante comunidad italiana con importantes intereses económicos y comerciales que movilizaban a los más poderosos Bancos italianos.

La prensa italiana comenzó una campaña de cabildeo a gran escala en favor de una invasión de Libia a finales de agosto de 1911.

Fue imaginariamente representado como rico en minerales, bien regado y defendido por sólo 4.000 tropas otomanas. Además, la población fue descrita como hostil al Imperio Otomano y amistosa con los italianos: la futura invasión iba a ser poco más que un "paseo militar", según ellos. Por otro lado, se iniciaron discretos contactos con los países balcánicos (Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia), con el objetivo de formar un frente común en contra del débil Imperio Otomano. Fue así que se constituyó una Liga Europea. El objetivo de la Liga era expulsar de Europa al Imperio y repartirse sus territorios balcánicos.

  • Serbia ansiaba expandirse por Kosovo y el sur,
  • los oficiales griegos se habían asegurado la formación de Gobiernos dispuestos a resolver el problema de Creta en favor de Grecia y revertir su derrota de 1897.
  • Bulgaria, que había logrado el reconocimiento otomano de su independencia en abril de 1909 y gozaba de la amistad de Rusia, ambicionaba también los distritos de la Tracia otomana y Macedonia.

Gobernaba en Estambul, un régimen militar ultranacionalista, entronizado por la revolución de los Jóvenes Turcos, que pretendía hacer del otrora poderoso imperio otomano, una nación fuerte y europea. Por esa razón, su respuesta a las exigencias de Roma fue el envío de tropas a Libia, para reforzar sus posiciones y hacer frente a la inminente invasión.

Preparativos

En agosto de 1910, Montenegro se convierte en reino y se aceleran los planes. El principal escollo en las conversaciones entre Bulgaria y Serbia eran sus desavenencias sobre el futuro de Macedonia. Bulgaria defendía la autonomía de la región pero Serbia la rechazaba, temiendo que se repitiese el precedente de Rumelia Oriental, que pasó de provincia autónoma del Imperio a ser anexionada por Bulgaria. El gobierno italiano se convierte en el mediador entre los distintos intereses. Firma un pacto con Montenegro y se dividen las zonas de influencia en Albania. Montenegro concretó otra alianza con Serbia el 21 de septiembre de 1911. El pacto no estaba únicamente dirigido contra los otomanos, sino también, en caso necesario, contra Austria-Hungría. Grecia y Serbia finalmente acuerdan con Bulgaria.

El 22 de septiembre, los otomanos anunciaron próximas maniobras en Tracia para reforzar sus débiles unidades en la zona a la vez que prometían un nuevo programa de reformas en Macedonia.

Cubiertas sus espaldas por una serie de acuerdos con Francia y Rusia, Italia decidió utilizar la fuerza y en ese sentido, ordenó el alistamiento de tropas, buques y aviones, decidida a lanzarse a la guerra y mostrarle al mundo su potencial. La reacción de las demás potencias a la eventual declaración de guerra italiana fue, en general, negativa. Alemania (aliada de los turcos), Austria-Hungría y el Reino Unido temían que el conflicto afectase a los Balcanes. Alemania apostaba a un enfrentamiento entre Italia y Francia. Austria-Hungría temía la reacción en Bosnia-Herzegovina. Gran Bretaña estaba ocupada con sus propios problemas.

Estalla la guerra

Montenegro comenzó la guerra en los Balcanes al declarar la guerra contra los otomanos el 25 de septiembre de 1911.

Guerra Liga Europea

El 26 de septiembre de 1911, el gobierno italiano, que ambicionaba extender su imperio ultramarino en África y el archipiélago del Dodecaneso, envió un ultimátum a Turquía, exigiendo el cumplimiento de ciertos acuerdos comerciales y su retirada de Tripolitania y Cirenaica.

Lista para entrar en acción, Italia le declaró la guerra a Turquía (29 de septiembre de 1911), en una insólita maniobra política que se efectúa sin contar con el apoyo del Parlamento, ya que la mayoría de sus miembros están de vacaciones, e inmediatamente después invadió Libia, argumentando falsos ataques a pobladores peninsulares en Trípoli y Cirenaica.

El 4 de octubre de 1911 Bulgaria, Serbia y Grecia declararon a su vez la guerra al Imperio Otomano.

Rusia, a pesar de su advertencia a la Liga para no comenzar las hostilidades, mantuvo una neutralidad benevolente con los aliados, enviando suministros militares a los búlgaros a pesar de la actitud oficial de su ministerio de Exteriores.

Desarrollo

Turquía prepara una contraofensiva para recuperar sus provincias africanas, pero la flota italiana da inicio a una serie de operaciones navales en el Egeo. La flota italiana bombardea los fuertes enemigos de los Dardanelos; al tiempo que encuentra a la flota turca en el mismo estrecho saldándose con la victoria italiana (que permite además el desembarco en el Dodecaneso).

Italia uniformes

Con las acciones previas de la Marina en Prevesa (29 de septiembre), Gomenitza (30 de septiembre) y San Giovanni di Medua (5 de octubre) Italia se aseguró la primacía naval en la zona. Como ya dijimos, el 4 de octubre de 1911 Bulgaria, Serbia y Grecia declararon la guerra al Imperio Otomano.

La geografía decidió los frentes de cada miembro de la Liga:

  • Bulgaria se concentró en combatir a los otomanos en el valle del Marita y en Tracia oriental,
  • Serbia avanzó hacia Macedonia,
  • Grecia avanzó hacia el Norte mientras su flota estorbaba el transporte de refuerzos otomanos desde Asia a los Balcanes,
  • Montenegro concentró fuerzas considerables en el frente albanés mientras los italianos desembarcaban en Valona.

Italia avanza en África y el Mediterráneo

Las operaciones de desembarco de las tropas italianas en Libia dieron comienzo hacia la mitad de octubre y se tradujeron en la rápida conquista de las principales ciudades costeras como Tobruk (4 de octubre) y Trípoli (5 de octubre), ciudad que fue tomada en una audaz operación de la infantería de marina italiana asegurando la ciudad para la llegada de las demás tropas (11 de octubre). Días después se produjeron las primeras conquistas italianas: Derna (18 de octubre), Bengasi (20 de octubre) y Horns (21 de octubre). La Regia Marina italiana tuvo un papel fundamental en el conflicto contra Turquía. Realizaron misiones exitosas como el desembarco de la Infantería de Marina en Trípoli; la incursión en la base de los Dardanelos; el acoso de la flota turca y sobre todo la actuación de la flota de torpederos al mando del comandante Enrico Millo. Italia obtuvo una resonante victoria en el mar, no solo al apoyar los desembarcos en Trípoli, Tobruk y otros puntos del litoral cirenaico y tripolitano, sino al incursionar exitosamente en el Mediterráneo oriental (las costas del Líbano) y el Mar Rojo, donde le propinó a los turcos una apabullante derrota.

Inmediatamente después, los italianos se lanzaron a la conquista de Rodas, que según fuentes de Inteligencia, se hallaba defendida por una guarnición de 5000 efectivos y al menos diez piezas de artillería. Sin embargo, al producirse las primeras acciones, se descubrió que el número de defensores apenas llegaba a 1300 y que disponían de escasa artillería porque su grueso había sido retirado con anterioridad, a efectos de ser preservado. El otrora poderoso imperio otomano no podía contener la invasión y sus fuerzas cedían en todos los frentes.

Balcanes

Al contrario de lo esperado por el mando otomano, el Ejército búlgaro infligió una dura derrota a los otomanos en Kırklareli (Lozengrado) el 9 de octubre. Una semana después obtenían una nueva victoria en Lule-Burgas. Un día después, los serbios derrotaban a los otomanos en Kumanovo.

El 26 de octubre las tropas griegas, entraban en Salónica, capital de Macedonia.

El 30 de octubre se producen los desembarcos italianos en Dürres y Vlorë, en la costa de Albania. El objetivo era impedir que los serbios ocuparan la región.

El 30 de octubre la región de Kosovo se hallaba completamente bajo control serbo-montenegrino.

Rápidamente quedó clara la superioridad militar de los aliados frente al Imperio. En menos de un mes las fuerzas otomanas habían sido derrotadas y reducidas al control de tres fortalezas en Tracia: Adrianópolis, Ioánina y Scutari, además de la capital.

Armisticio y paz

Finalmente, el 13 de noviembre de 1911, se firma un armisticio entre Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia, por un lado y el Imperio Otomano por el otro.

Italia aún quería asegurarse el dominio del Dodecaneso. Finalmente se adhirió al armisticio el 23 de noviembre. Según el acuerdo, los beligerantes debían comenzar a negociar la paz en Lausana, Suiza el 13 de diciembre mientras cada parte mantenía sus posiciones y se establecían zonas neutrales entre los ejércitos.

El 17 de diciembre, comenzaron las conversaciones de paz en el Palacio de Rumine, que no solo reunió a los delegados de los beligerantes, sino también a los embajadores de las potencias.

Las exigencias serbias para repartirse el territorio albanés entre la Liga fueron mal recibidas y rechazadas. Austria-Hungría se negó en redondo a permitir la expansión serbia en el Adriático.

Guerra Liga Europea paz

Por el Tratado de Lausana:

  • El Imperio cedió a la Liga sus territorios europeos a excepción de Constantinopla y sus alrededores
  • Serbia y Grecia fueron obligados a retirar sus tropas de Albania
  • El territorio de Sandžak será dividido entre Serbia y Montenegro
  • Montenegro obtenía parte de Albania y Kosovo
  • Grecia lograba por fin la cesión de Creta y otras islas, además del Epiro, Manastir y Salónica
  • Italia conseguía Libia, Rodas y el Dodecaneso. Además ejercería un protectorado sobre Albania
  • Serbia obtenía Kosovo y parte de Macedonia
  • Bulgaria se hacía con casi toda la Tracia y porciones de Macedonia.

Cuestiones pendientes

Quedaba aún en pie de guerra la Cofradí Sanusí en el norte de África, liderada por Sayyid Ahmad, la cual ansiaba establecer un reino independiente. Desde Italia, subestimaron el poder de las tribus donde su sentimiento de resistencia y de lealtad hacia el califato turco hicieron que los italianos tuvieran que pelear una guerra de guerrillas.

Por otra parte, los miembros balcánicos de la Liga (Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia) tenía grandes desacuerdos, que no presagiaban nada bueno...

Véase También

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.