Historia Alternativa
Advertisement

La Guerra Anglo-española de 1800 (29 abril 1800 - 8 octubre 1805) fue un conflicto entre el Reino de España y el de Gran Bretaña, pero que estalla debido a la rebelión de los duques de Medina-Sidonia y Osuna a causa de la II Desamortización de Godoy, que iba dirigida principalmente hacia los nobles y eclesiásticos menores, pero que las Cortes aumentaron hacia estos nobles.

La guerra acabó coincidiendo con la Invasión francesa de Irlanda, en la que España participaba con su flota, pero se desarrolló de forma paralela y en un escenario mucho más amplio: desde Terranova hasta Gibraltar, la India y el Canal de la Mancha, el Caribe y las Filipinas. También coincidió con la Segunda Guerra Anglo-Maratha (1803 - 1806), en la que España intervino durante la campaña india.

Antecedentes

En agosto de 1796 Manuel Godoy, primer ministro de Carlos IV, firmó con el representante francés el Tratado de San Ildefonso, en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso de Segovia. En el Tratado, ambas naciones acordaban iniciar una política conjunta contra Gran Bretaña y socorrerse militarmente en el caso de que una de las partes lo pidiera.

Ese mismo verano, España y Francia mandaron una flota conjunta de veinte navíos desde Cádiz a las pesquerías de Terranova, donde arrasaron con barcos y plazas británicas. En 1797 Gran Bretaña envió una escuadra al Caribe con el propósito de invadir la isla de Trinidady la de Puerto Rico. La isla de Trinidad fue invadida pero Puerto Rico resistió el ataque. El mismo año, flotas de España y Gran Bretaña combatieron el cabo San Vicente, en las costas de Portugal (entonces aliado británico), choque que resultó favorable a las armas inglesas. Los británicos atacaron también la isla de Tenerife, pero la acometida fue rechazada por la artillería de la isla y el almirante británico Nelson perdió un brazo de un cañonazo en los combates. Los británicos también asaltaron Menorca, que había sido británica durante varias décadas hasta que los españoles la reconquistaron en tiempos de Carlos III. También tuvieron lugar varios combates en la costa española peninsular: en Cádiz, Cartagena, Brión y Algeciras.

El nuevo gobierno español de 1798 parecía que iba a cambiar las tornas de la guerra, intentando llegar a un acuerdo con los ingleses, sin conseguirse nada concreto.

A su vez, Gran Bretaña había tenido la reciente Primera Guerra Anglo-Maratha (1777 - 1782), y estos últimos estaban moviéndose de forma belicosa en la frontera este entre los territorios británicos y la Confederación Maratha.

Sin embargo, el conflicto no se reactivará hasta que se aplique la ya nombrada desamortización, cuando Francisco de Borja y Pedro Téllez-Girón, duques de Medina-Sidonia y Osuna respectivamente, se rebelen contra el gobierno y las Cortes, y ayudados por los británicos, sitien Cádiz.

Guerra

Campaña del Estrecho (3 mayo 1800 - 17 junio 1802)

El sitio de Cádiz acabó el 25 de mayo con victoria española, si bien las fortificaciones de la ciudad se vieron seriamente dañadas. Debido a la participación de la guarnición de Gibraltar en el asedio, el Peñón quedó libre, siendo asaltado por la tripulación del navío Santa Marta, pero estos fueron rechazados. Pese a esto, y al saberse que el Peñón estaba desprotegido, el almirante Gravina convence a José de Urrutia y de las Casas para que acuda con su ejército, el cual había liberado Cádiz del asedio, a Gibraltar. No consiguen llegar antes de que los británicos se hayan apostado en la Roca, y los navíos de John Jervis se hayan refugiado en el puerto. Así comienza el asedio de Gibraltar.

Finalmente, y pese al largo asedio y a los duros combates, Gibraltar capituló el 17 de junio de 1802.

En batallas navales, la flota española derrotó a la británica en la Segunda Batalla del Cabo de San Vicente, pero fue derrotada en la batalla de las Antillas. Aquí da comienzo la Campaña del Caribe.

Campaña del Caribe (6 octubre 1801 - 14 abril 1802)

La guerra del Caribe va a ser una especie de conflicto triple: España enfrentada con Gran Bretaña, y ambas contra los piratas.

Después de la derrota de la batalla de las Antillas, en España se prepara una flota para volver a defender el Caribe español de los británicos. Así pues, se construyen 14 navíos de línea y 20 bergantines al mando de Cosme Damián Churruca y Elorza, la cual arriba en Santiago de Cuba el 17 de noviembre de 1801. Durante bastante tiempo no se van a producir combates, hasta que el gobernador de la isla de Cuba, Salvador de Muro y Salazar, decida emplear 6.000 hombres reclutados de las islas del Caribe más cercanas para invadir Jamaica.

La invasión de Jamaica fue el conflicto más destacado de esta campaña, si bien también hay que mencionar los bombardeos británicos sobre Veracruz y Panamá, este último acabó en ocupación de la ciudad durante ocho días. También es mencionable el bombardeo español de Belompán, que arrasó con buena parte de la ciudad y causó numerosos muertos civiles.

Sin embargo, el teatro caribeño no va a ser el más importante de esta guerra, ya que esta se va a trasladar al Pacífico.

Campaña del Pacífico y la India (20 agosto 1803 - 10 enero 1804)

El virrey del Pacífico español, Rafael María de Aguilar y Ponce de León, decidió reunir los 6 navíos de línea que había en las islas en Quezón, y mandar construir 8 más, a fin de atacar los puertos comerciales británicos en la India durante el conflicto. El combate más destacado fue la Batalla del Estrecho de Malacca, que acabó en una victoria estratégica británica que, pese a sufrir más bajas, consiguieron frenar a la armada española, la cual regresó a las Filipinas.

Por su parte, un ejército de 12.000 hombres al mando de Francisco Xavier Venegas había partido de Cádiz el 11 de julio de 1803 rumbo a la India, junto a 21 navíos de línea. Las tropas españolas toparon con el Cabo de Buena Esperanza el 5 de agosto. Posteriormente llegaron a Mozambique, donde pararon durante unos seis días. Tras esto, siguieron rumbo norte. Sabiendo que los portugueses iban a informar a los británicos de su llegada, decide Venegas cambiar de rumbo y dirigirse a Ceilán en vez de al norte de la India. Así comienza la Conquista española de Ceilán.

El 21 de octubre de 1803 las tropas españolas desembarcan en Vedaranyam, apostándose allí durante una semana. En ese tiempo llegan emisarios de Yashwantrao Holkar, el cual tenía sus fuerzas afincadas en la región de Rajastán, en el norte del país. Sin embargo (y este va a ser uno de los problemas de la guerra) los españoles deciden ir por su cuenta y atacar Madurai, ciudad que sitiaron durante nueve días, cayendo el 10 de noviembre de ese año.

La campaña continuó hacia el norte dirección a Chennai, partiendo de Madurai el 17 de noviembre. En el tercer día tropas británicas dirigidas por Arthur Wellesley y Gerard Lake en las cercanías de Perungalathur, donde ocurrió la batalla. Tras esta, los británicos recuperaron Madurai, abandonada por los españoles, que se refugiaron en Ceilán. Los británicos intentarán invadir la isla, pero las malas condiciones climáticas y la óptima organización defensiva española provocaron su derrota. El último intento fue el 10 de enero de1804, cuando 5000 soldados británicos intentaron ocupar Colombo, sin éxito.

Campaña del Canal de la Mancha (14 marzo 1804 - 6 febrero 1805)

El 6 de febrero de 1804 regresa la flota española que había transportado al ejército español a la India, reforzada con tres navíos de línea procedentes de la flota construida por el virrey del Pacífico. Esta flota, que ya contaba con 24 navíos de línea y tres bergantines, va a protagonizar una serie de bombardeos sobre distintas ciudades británicas, pero sobre todo la Batalla del Canal.

La flota española va a bombardear Bristol, Portsmouth, Southampton y Londres, mientras que los británicos bombardearán La Coruña, Bilbao, Gijón, San Sebastián y Huelva (y no Cádiz debido a que la flota española estaba apostada allí). Se calcula que en estos bombardeos murieron en torno a 100000 personas en todas las ciudades, siendo las más afectadas Londres, Portsmouth y Gijón.

El Tratado de Calais

Advertisement