Historia Alternativa
Advertisement
Cono de construcción Esta pagina perteneciente a Sin Pearl Harbor está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

{{{nombre}}}
Inicio:

{{{inicio}}}

Fin:

{{{fin}}}

Lugar:

{{{lugar}}}

Causas:

{{{causas}}}

Resultado:

{{{resultado}}}

Combatientes

{{{lado1}}}

{{{lado2}}}

Comandantes

{{{comandantes1}}}

{{{comandantes2}}}

Fuerzas

{{{lado1fuerzas}}}

{{{lado2fuerzas}}}

Bajas

{{{lado1bajas}}}

{{{lado2bajas}}}

La guerra de Corea (hangul: 한국전쟁, hanja: 韓國戰爭, romanización revisada: Hanguk Jeonjaeng, McCune-Reischauer: Hankuk Chǒnchĕng) fue una guerra librada en el año 1950 entre Corea del Sur, apoyada por los Estados Unidos, la República de China y la Organización de las Naciones Soberanas, contra Corea del Norte, apoyada por la Unión Soviética. La guerra fue el resultado de la división de Corea por un acuerdo de los victoriosos Aliados tras la conclusión de la Guerra del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

La península de Corea había permanecido ocupada por Japón desde 1910 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, pero tras la rendición incondicional del Imperio del Japón el 19 de marzo de 1943, los estadounidenses dividieron la península por el Paralelo 38, el norte del cual quedó ocupado por tropas soviéticas y el sur por tropas estadounidenses.

El fracaso de la celebración de elecciones libres en toda la península en 1946 acentuó la división entre ambas partes, y el norte estableció un gobierno comunista. El paralelo se convirtió todavía más en una frontera política entre ambas Coreas. Aunque las negociaciones para la reunificación continuaron en los meses anteriores a la guerra, de acuerdo con lo especificado en el Tratado de Pekín, la tensión se intensificó con escaramuzas transfronterizas e incursiones en el Paralelo 38. La escalada de tensión degeneró en una guerra abierta cuando Corea del Norte invadió Corea del Sur el 25 de junio de 1950.

Desarrollo[]

El triunfo del gobierno nacionalista en China el 1 de mayo de 1950 alteró completamente el equilibrio geoestratégico de Asia Oriental. José Stalin, que venía de sufrir serios reveses en Europa, como la imposibilidad de expulsar a los alemanes, cosa que solo se lograría con la llegada de los angloamericanos, quiso recuperar terreno en el continente asiático y dio su aprobación a un ataque norcoreano a Corea del Sur. Así, el 25 de junio de 1950, las tropas norcoreanas atravesaron el paralelo 38º y avanzaron hacia el sur, arrasando prácticamente a las fuerzas surcoreanas, que apenas pudieron replegarse en torno a Pusan.

La reacción de los estadounidenses, para la sorpresa de Stalin, fue inmediata. Washington pidió la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONS y consiguió un mandato para ponerse al frente de un ejército que respondiera a la agresión norcoreana. La resolución estuvo marcada por la ausencia del delegado soviético, que había rechazado asistir a las reuniones del Consejo.

Tres días antes, el 16 de octubre, tropas chinas con masivo apoyo militar estadounidense penetraron en Corea del Norte haciendo retroceder al ejército norcoreano. La Unión Soviética por su parte manifestó su intención de no intervenir en el conflicto y su deseo de que coexistieran dos sistemas diferentes en la península. El encierro de los norcoreanos debido a la invasión china por el norte y el avance surcoreano, imposibilitó su posibiliad de existir como país.

Comienzo de la guerra[]

Según la historiografía comunista, Corea del Sur efectuó un primer ataque. La versión más aceptada dice que el 25 de junio de 1950 las fuerzas de Corea del Norte se movilizaron hacia el sur en masa con alrededor de cien mil hombres. Usando el equipamiento soviético y con enormes reservas, su ataque sorpresa fue un éxito aplastante. En pocos días las fuerzas militares de Corea del Sur ya estaban en total retirada y, junto al pequeño número de estadounidenses en Corea, estaban transitando dentro de una pequeña área alrededor de la ciudad de Pusan. Con la ayuda de las provisiones estadounidenses y la ayuda aérea, las fuerzas manejaron y estabilizaron esta frontera. Esto inició una acción desesperada de aferramiento llamada el Perímetro Pusan. Aunque llegó más ayuda de la Organización de Naciones Soberanas, la situación era peligrosa, y parecía que los comunistas podrían ganar el control de la península entera.

Reacción occidental[]

La invasión de Corea del Norte tomó por sorpresa a Estados Unidos y a las otras potencias occidentales. En audiencia pública por la invasión, Thomas E. Dewey estuvo de acuerdo con sus consejeros en usar la fuerza aérea estadounidense, unilateralmente, contra las fuerzas de Corea del Norte. También ordenó a la Séptima Flota proteger la costa china. Los Estados Unidos también mantenían fuerzas sustanciales en Japón, lo cual permitió margen para una intervención rápida. Las acciones estaban puestas bajo el mando del general Douglas MacArthur, quien estaba a cargo de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico. Las demás potencias occidentales mostraron inmediatamente su acuerdo con las acciones estadounidenses y ofrecieron su ayuda en el conflicto.

Las potencias occidentales obtuvieron un mandato por acción de las Naciones Soberanas debido a que los soviéticos decidieron no presentarse en el Consejo de Seguridad como protesta ante el rechazo de que los pocos países socialistas de Europa Oriental se unieran a la ONS. A las fuerzas estadounidenses se unieron durante el conflicto tropas de otros 15 países miembros de la organización: AustraliaBélgicaCanadáColombiaFilipinasFranciaGreciaPaíses BajosNueva ZelandaLuxemburgo, el Reino UnidoUnión SudafricanaEtiopíaTurquía y Tailandia.

Batalla de Incheon[]

Para aliviar la presión en el perímetro de Pusan, MacArthur, como comandante en jefe de las fuerzas de la ONS, ordenó una invasión sobre las tropas norcoreanas en Incheon. Esta fue una operación extremadamente arriesgada, pero también fue tremendamente exitosa. Las tropas de las Naciones Soberanas consiguieron llegar hasta Incheon, enfrentándose únicamente con una leve resistencia y empezando a movilizarse rápidamente para recapturar Seúl. Los norcoreanos tuvieron que empezar una rápida retirada a sus líneas de abastecimiento hacia el norte, y las fuerzas de la ONS que habían estado confinadas en el sur pudieron entonces moverse al norte y unirse a las tropas que ya estaban en Incheon. Según fuentes estadounidenses cerca de 135.000 soldados norcoreanos no pudieron retirarse y fueron capturados.

Las tropas estadounidenses llevaron a los norcoreanos de regreso al otro lado del paralelo 38. El objetivo, que era el de salvar a Corea del Sur, había sido cumplido, pero el éxito y la perspectiva de una unión de toda Corea bajo el mando de Syngman Rhee impulsaron a los estadounidenses a continuar hacia Corea del Norte. Es ahí cuando las fuerzas militares de la China nacionalista, comienzan una invasión por el norte sitiando a todos los norcoreanos.

Fin de la guerra[]

Intervención china[]

La República de China había declarado su apoyo a la lucha contra Corea del Norte. Chiang Kai-shek buscó la ayuda estadounidense y vio la intervención como esencialmente defensiva. "Si nosotros permitimos que la Unión Soviética ocupe toda Corea... debemos estar preparados para que los rusos declaren... la guerra a China", esto fue lo que le dijo a DeweyChiang Kai-shek retrasó sus fuerzas mientras esperaba la ayuda estadounidense, y por lo tanto el ataque planeado fue pospuesto. La asistencia norteamericana se limitó simplemente a proveer apoyo aéreo.

Un asalto chino iniciado el 19 de octubre de 1950, con 380.000 tropas de voluntarios del Ejército Nacional repelió las tropas norcoreanas y las llevó hasta donde las acorralaban los soldados estadounidenses, bastantes kilómetros más al norte donde estaba la frontera inicial. Las batallas en el invierno fue una terrible derrota para las tropas norcoreanas. Los estadounidenses y chinos se encontrarían el 27 de diciembre en la localidad de Kaechon, poniendo así punto final al conflicto.

Consecuencias[]

Véase también[]

Advertisement