Historia Alternativa
Advertisement
Historia Alternativa
Guerra de Independencia de Brasil
Inicio:

18 de febrero de 1822

Fin:

8 de marzo de 1826

Lugar:

Actuales Brasil y Uruguay

Causas:

{{{Causas}}}

Resultado:

Tratado de Rio de Janeiro
Bandera del Imperio de Brasil (1822-1870).png Independencia de Brasil

Combatientes

Flag of Empire of Brazil (1870-1889).png Imperio del Brasil
Bandera Reino Unido.png Reino Unido
Bandera de Francia (1815-1830).png Francia

Bandera Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarves.png Reino de Portugal

Comandantes

Flag of Empire of Brazil (1870-1889).png Pedro I de Brasil
Flag of Empire of Brazil (1870-1889).png Carlos Federico Lecor
Flag of Empire of Brazil (1870-1889).png José Joaquim de Lima e Silva
Bandera Reino Unido.png Thomas Cochrane
Bandera Reino Unido.png John Pascoe Grenfell
Bandera de Francia (1815-1830).png Pierre Labatut

Bandera Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarves.png Juan VI de Portugal
Bandera Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarves.png Inácio Luís Madeira de Melo
Bandera Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarves.png João José da Cunha Fidié
Bandera Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarves.png Álvaro da Costa de Sousa de Macedo
Bandera Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarves.png Jose Maria de Moura

Fuerzas

27.000 soldados, milicianos y mercenarios

18.006 soldados y milicianos

Bajas

Desconocidas (pocas)

Desconocidas (pocas)

  [Source]

La Guerra Brasileña de Independencia fue librada entre el Brasil colonial y Portugal, entre el 18 de febrero de 1822 y el 8 de marzo de 1824. Aunque el conflicto no fue completamente pacífico, fue una guerra mucho menos sangrienta que la mayoría de las guerras de independencia en Latinoamérica.

Antecedentes

El Reino de Brasil era la sede de la corte de Juan VI de Portugal y su gobierno, tras huir del ejército de Napoleón I en 1808. Después que la familia real volvió a Portugal en 1821, el gobierno, con sólo una porción de los delegados brasileños presentes, votaron por abolir el Reino de Brasil y las agencias reales en Río de Janeiro y a hacer que todas las provincias se subordinen directamente a Lisboa.

Mientras tanto el 29 de septiembre de 1821 se emitieron en Lisboa las nuevas leyes adoptadas por las Cortes del Reino de Portugal, aboliendo los tribunales de justicia creados durante la permanencia del rey en Río de Janeiro, restablecían el monopolio comercial portugués sobre los productos comprados o vendidos por brasileros. Una decisión final exigía que el príncipe Pedro de Braganza abandonase inmediatamente la regencia de Brasil y se embarcase lo antes posible a Portugal.

En enero de 1822, la tensión entre las tropas portuguesas y los luso-brasileños (brasileños nacidos en Portugal) se tornó violenta cuando el príncipe regente brasileño don Pedro (hijo de Juan VI) se reusó a regresar a Lisboa. Respondiendo a su presión y al argumento de que su partida definitiva a Portugal y el desmantelamiento del gobierno central gatillaría movimientos separatistas entre las provincias de Brasil, el príncipe Pedro votó por quedarse.

Unos 2.000 soldados portugueses se amotinaron contra el príncipe Pedro antes de concentrar sus fuerzas en las casamatas de Cerro Castelho, el cual estuvo rodeado por cerca de 10.000 brasileños armados, existiendo riesgo que empezara un combate entre ambas masas dentro de la ciudad de Rio de Janeiro

La atmósfera estaba tan cargada de tensiones entre brasileros y portugueses en Rio de Janeiro, que Don Pedro buscó seguros de asilo en un barco británico en caso de perder la confrontación de gran importancia; también envió a su familia a un lugar seguro fuera de la ciudad. En los días siguientes, el jefe portugués, general Jorge de Avilez Souza Tavares, retrasó la embarcación esperando que llegasen los refuerzos esperados desde la metrópoli. Sin embargo, a los 1.200 hombres de refuerzo que llegaron desde Portugal a Río de Janeiro el 5 de marzo de 1822 no se les permitió desembarcar.

Desarrollo de la Guerra

Comienzo de la insurgencia violenta

Se había derramado sangre en Recife, cuando la guarnición portuguesa había sido forzada violentamente a partir en noviembre de 1821. Pero la mayor explosión de violencia ocurrió en Bahía cuando el 19 de febrero de 1822, los bahianos se levantaron contra las fuerzas portuguesas guarnecidas en San Salvador de Bahía cuando intentaron instalar como gobernador al general Ignácio Luís Madeira de Melo. No obstante, al día siguiente los brasileros sublevados no pudieron adueñarse de la ciudad ante la mayor potencia de fuego de los portugueses y tras tres días de combates callejeros debieron retirarse hasta el campo, donde comenzaron las operaciones guerrilleras. Salvador de Bahía quedaría bajo gobierno militar portugués y rechazaría toda obediencia a Rio de Janeiro.

Para asegurar Minas Gerais y São Paulo, donde no habían tropas portuguesas pero habían dudas sobre la independencia, Don Pedro se comprometió en algo de populismo real, ofreciendo autonomía a dichas regiones. Las tropas allí estacionadas estaban formadas casi únicamente por brasileros, lo cual facilitó que ambas provincias reconocieran la autoridad del príncipe Pedro de Braganza y le proporcionaran soldados y recursos para la ya inevitable guerra contra Portugal.

Los pueblos en Minas Gerais habían expresado su lealtad a Pedro por permanecer en Brasil, salvo por la junta en Ouro Preto, la capital provincial. Don Pedro se dio cuenta a menos que Minas Gerais estuviera sólida con él, sería incapaz de ampliar su autoridad a otras provincias. Con sólo unas pocas compañías y sin ceremonia o pompa, Pedro corcoveó en Minas Gerais a caballo en marzo de 1822, recibiendo entusiastas bienvenidas y lealtades en todos lados, ganando la adhesión inclusive de Ouro Preto. De vuelta en Rio de Janeiro el 13 de mayo, se proclamó a sí mismo el "defensor perpetuo de Brasil" y después de eso llamó a una Asamblea Constituyente para el año siguiente. Para profundizar su base del apoyo, se unió a los francmasones, que estaban presionando por un gobierno parlamentario y la independencia. Don Pedro exhortó a los diputados brasileños ante las Cortes en Lisboa para que volvieran, decretó que las fuerzas portuguesas en Brasil debían ser tratadas como enemigas, y emitió un manifiesto a las "naciones amigas".

Mientras tanto las tropas portuguesas de Bahia, dirigidas por el gobernador Madeira de Melo, seguían su lucha contra las guerrillas brasileras sin poder aseguar su dominio sobre toda la provincia. Las provincias de Piauí y Maranhao, mientras tanto, seguían fieles al gobierno de Portugal, hasta que la propaganda independentista se abrió paso en Piauí y forzó una nueva lucha cuando el 19 de octubre de 1822 la ciudad de Parnaíba juró lealtad a Pedro I de Brasil. La guarnición portuguesa, mal dirigida por el general Joao José da Cunha Fidié, se lanzó sobre Parnaíba pero los independentistas lograron evacuar la ciudad, que los portugieses tomaron el 18 de diciembre.

El mando portugués sufrió la noticia que Oeiras, la capital de Piauí, era tomada por tropas brasileras en nombre del príncipe Pedro. El general Fidié lanzó de nuevo sus tropas hacia Oeiras a fines de febrero de 1822, pero fue detenido a orillas del río Jenipapo por voluntarios brasileros en la Batalla del Jenipapo el 13 de marzo de 1823. Pese a que el combate acabó con la muerte de 400 brasileños ante solo 16 bajas portuguesas, las tropas de la metrópoli habían perdido sus armas y municiones, por lo cual se retiraron a Caxias y resistieron allí sólo hasta fines de julio de 1823, cuando capitularon tras llegar la noticia que se habían disuelto las Cortes Portuguesas.

Proclamación de la Independencia

Contribución británica y francesa

Combates en el norte de Brasil

Consecuencias

Advertisement