Historia Alternativa
Advertisement
Historia Alternativa
Independencia de Texas
Batalla del Alamo 1.jpg

Batalla del Álamo
Fecha 2 de octubre de 1835-21 de abril de 1836
Lugar Estados de Coahuila y Texas
Resultado
  • Victoria mexicana
  • Cierre de fronteras entre México y Estados Unidos
Beligerantes
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918).png
México
Bandera República de Texas (1836-39).png
República de Texas

Bandera de Estados Unidos (29 Estrellas).png Estados Unidos de América[1]

Comandantes
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918).png Antonio López de Santa Anna
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918).png Martín Perfecto de Cos
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918).png José de Urrea
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918).png Vicente Filísola
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918).png Antonio Canales Rosillo
Bandera República de Texas (1836-39).png Stephen Austin
Bandera República de Texas (1836-39).png Samuel Houston
Bandera República de Texas (1836-39).png William Travis (†)
Bandera República de Texas (1836-39).png James Fannin
Bandera República de Texas (1836-39).png Jim Bowie (†)
Fuerzas en combate
6534 2081
Bajas
1310 2000

La guerra de independencia de Texas (o texana) fue un conflicto que enfrentó al gobierno federal mexicano y a la autoproclamada República de Texas, conformada principalmente por inmigrantes estadounidenses que se habían establecido en la región con el objetivo de independizar al territorio y anexarlo a los Estados Unidos.

No existe como tal un casus belli, sin embargo, en 1835 estas poblaciones anglosajonas llamadas por el gobierno como «texanos rebeldes» iniciaron hostilidades hacia las poblaciones mexicanas en esta entidad y provocó la intervención del ejército que ya se encontraba estacionado en las inmediaciones, por lo que, solicitando la ayuda de los Estados Unidos, los texanos anglosajones iniciaron la guerra de independencia.

México ya había sospechado con tiempo anticipado una posible inestabilidad en el norte debido a la migración estadounidense, sin bien el gobierno aceptó dichas migraciones, en tan solo dos años estas comenzaron a sobrepasar lo esperado y se tuvieron que aplicar medidas drásticas y no permitir más el paso de personas anglosajonas.

Para Samuel Houston, principal promotor de la idea migratoria, las acciones mexicanas resultaron contraproducentes y en varias ocasiones mencionó que la población no estaba de acuerdo, incluso la mexicana, ante estas medidas, estas fueron pistas para México ante una posible rebelión anglosajona del norte en donde Estados Unidos tenía mucho que ver.

Entre 1833 y 1834 Nicolás Bravo, presidente de México, comenzó a incentivar la migración mexicana hacia el norte, esto con el objetivo de aumentar la densidad demográfica en Nuevo México, Alta California y Texas, a su vez, movilizó al ejército donde se estacionaría a la mayoría en Coahuila y el Río Nueces. Para 1835 se descubrió oro en California gracias a un granjero que había migrado desde la Ciudad de México, gracias a este acontecimiento miles de personas migraron hacia el norte entre febrero y julio de 1835, un factor a favor de México.

Hacia 1835 la población anglosajona se alza en armas contra el gobierno mexicano e inician varias escaramuzas al norte del país donde también se encuentran soldados estadounidenses en las filas de los texanos rebeldes, en un principio los texanos consiguieron una seguidilla de victorias pero no las suficientes para hacer retroceder al ejército mexicano, y dos meses más tarde, en diciembre de 1836, gracias a la reorganización de México comenzó a ganar territorio hasta llegar a San Antonio (ciudad más importante de Texas). Durante todo el enfrentamiento también se comenzó a deportar a miles de inmigrantes estadounidenses no sólo en Texas, sino también de Nuevo México y Alta California.

Finalmente en abril de 1836 el gobierno expulsó a todos los rebeldes y mantuvo el control total de Texas, en 1846 se convirtió en un estado separado de Coahuila y su capital se situó en San Antonio. Entre 1840 y 1853 el estado comenzó a ser poblado por mexicanos y algunos nativos. Y como consecuencia más grande se tuvo el cierre de fronteras entre los Estados Unidos y México, acontecimiento que inició el periodo de incertidumbre donde ambos países temían el inicio de una guerra entre ellos.

Antecedentes

Desde la independencia de México, el norte era la zona menos poblada de todo el país, por lo que, desde al menos 1820 el gobierno permitió la migración de estadounidenses principalmente a Texas. Dentro de los promotores destacables de la migración estaban Samuel Houston, Andrew Jackson y Stpehen Austin, estadounidenses que habían esparcido la noticia de que México permitiría extranjeros dentro de sus tierras con algunas facilidades en estas.

Según los términos del acuerdo, todos los colonos debían convertirse al catolicismo, mostrar «solvencia moral», obtener la nacionalidad mexicana y cambiar sus nombres ingleses por su equivalente en español. Cada uno de los colonos sería dotado con cerca de 16 km² de terreno. La colonia floreció, y hacia 1829 tenía una población de 18 000 personas. El propio Navarro se convirtió en propietario de más de 100 km² de tierra en 1830.

Insurrección

Escaramuza

Debido a las acciones de México, Houston solicitó ayuda a los Estados Unidos para iniciar un levantamiento en contra del gobierno mexicano, pues este también había rechazado la idea de separar Texas de Coahuila.

En octubre de 1835 se dieron ataques texanos hacia una parte del ejército estacionado en las inmediaciones y declararon su independencia de México, esto fue suficiente para que se desatara un enfrentamiento al norte del país y se enviaron más de 6,000 hombres a ocupar el territorio separatista.

Victorias texanas

Entre octubre y diciembre de 1835 los texanos obtuvieron victorias ante el ejército mexicano, la mayoría por ataques sorpresa y poca organización de México, en estos enfrentamientos se perdieron alrededor de 350 mexicanos y 100 texanos aproximadamente, por lo que Estados Unidos también apoyó enviando hombres de manera secreta.

Contraataque mexicano

Las campañas del ejército mexicano y texano durante el conflicto.

Tras un revés que sufrieron en el río Nueces, los texanos comenzaron a perder batallas en donde las bajas se estimaron de 800 a 1000 caídos, poco a poco fueron retrocediendo y el ejército tomó varias zonas importantes. Para mala suerte de los rebeldes, Cos llegó a reforzar a Santa Anna trayendo otros 540 soldados los cuales se habían transportando por mar, que se sumaban a los 1200 que estaban al mando de Santa Anna.​ Impelidos por la oportunidad perdida y la indecisión de Houston (que no reforzaba la plaza), fueron alcanzados por el ejército mexicano en San Jacinto donde se libró una de las batallas decisivas.

Después sufrir una grave pérdida en San Jacinto, los texanos emprendieron una retirada estratégica donde muchos de ellos escaparon y los pocos que quedaron fueron llevados a prisión.

La derrota se debió a varios factores, en primer lugar el no reforzamiento de Houston a sus propias tropas, lo que habría permitido aumentar el número de hombres; segundo, Houston creyó vencer a Santa Anna tras solicitar financiamiento a Estados Unidos, país que especulaba una derrota de los texanos​ Y tercero, la retirada estratégica, que aunque eran muchísimo menor a los mexicanos, la implementación de nuevas estrategias como la guerra de guerrillas pudo haber cambiado el transcurso de la historia.

Deportación

Antes de acabar el conflicto, el gobierno mexicano ordenó la deportación de los inmigrantes anglosajones debido a que «representaban una amenaza nacional», las deportaciones duraron desde 1836 hasta 1840, en donde casi 15,000 fueron regresadas a Estados Unidos, lo que provocó un roce entre ambos gobiernos.

Consecuencias

El gobierno federal decidió separar Texas de Coahuila para tener una mejor administración de la zona, la capital texana se situó en San Antonio y poco a poco comenzó a ser repoblada por mexicanos del centro y sur. También se reforzó la frontera, aumentando el número de efectivos en toda la línea fronteriza, con esto se buscó disminuir la migración y evitar otro conflicto similar.

El país inició la construcción de vías de comunicación entre los estados, la finalidad de esto era agilizar la migración mexicana y la facilidad de mover al ejército en caso de invasión o rebelión. Se conectaron los puertos de Texas y Veracruz para iniciar el comercio interno y transporte de recursos naturales no sólo entre estos dos estados, sino en toda la república.

Notas

  1. En 1835, el gobierno estadounidense mandó aproximadamente 150 unidades militares en apoyo a los texanos, sin embargo, tras su derrota en San Jacinto, el gobierno estadounidense se apartó totalmente del conflicto.

Véase también

Advertisement