Historia Alternativa
Advertisement
{{{nombre}}}
Inicio:

{{{inicio}}}

Fin:

{{{fin}}}

Lugar:

{{{lugar}}}

Causas:

{{{causas}}}

Resultado:

{{{resultado}}}

Combatientes

{{{lado1}}}

{{{lado2}}}

Comandantes

{{{comandantes1}}}

{{{comandantes2}}}

Fuerzas

{{{lado1fuerzas}}}

{{{lado2fuerzas}}}

Bajas

{{{lado1bajas}}}

{{{lado2bajas}}}

La guerra de Narva fue un conflicto militar desarrollado en el norte de Europa (precisamente sobre Estonia, Finlandia y Rusia) entre 1590 y 1593 que tuvo como casus belli la venganza prometida del ya muerto Iván IV y recuperación de los territorios por parte del Zarato Ruso contra la Unión de Kalmar.

Antecedentes[]

Desde la Guerra Livona, Rusia había mantenido constantes refriegas territoriales con la Unión de Kalmar por su dominio en el Ducado de Estonia, aunque ésto no eran más que dispuestas fronterizas sin mayor escala. El problema se crea en 1571, cuando el Khan de Crimea Devlet I Giray asalta la ciudad de Moscú y prende fuego a la ciudad y aprovechando éste momento de debilidad rusa y la finalización de validez del Tratado de Dorpat, el rey dano-noruego Federico II manda una comitiva de 15.000 soldados a ocupar Narva e Ingria para entregárselas al Ducado de Estonia.

Algunos historiadores marcas esa fecha como el verdadero inicio de la Guerra de Narva, pero debido a la poca continuidad del conflicto durante esos años, se marcan como batallas y campañas aisladas. Lo mismo se aplica al 14 de Agosto de 1574, cuando 16.000 soldados rusos llegan a la ciudad de Reval y comienzan el asedio de la misma.

Federico II, tras recibir una llamada de socorro del gobernador de Estonia Pontus De la Gardie, envía al general Daniel Rantzau con un grupo de cerca de 20.000 soldados hacia Estonia, lugar donde llegan el 21 de Octubre. A pesar de la cantidad de tropas dano-noruegas y suecas, los escandinavos pierden la batalla y se ven obligados a huir a Saaremaa, donde las tropas preparan una emboscada a los barcos rusos haciéndose ver débiles y no preparados para que cuando se acercase a desembarcar el enemigo, la flota de Jakob Bagge capturase y hundiese la comitiva rusa. La estrategia fue un éxito y el 8 de Enero, miles de rusos murieron ahogados o congelados en el Golfo de Riga; los supervivientes simplemente fueron capturados como prisioneros.

Sin tropas en la zona continental de estonia, Daniel Rantzau pudo lanzar una contraofensiva y recuperar los territorios perdidos ante los rusos. En Febrero de 1575 todo el Ducado ha sido reconquistado y los rusos aceptan el dominio estonio sobre la región, aunque muchos líderes (especialmente el Zar Iván IV y el cuñado de su hijo Borís Godunov) se niegan a dejar las cosas así.

Estallido de la Guerra[]

El 18 de Enero de 1590, el Zar Teodoro I de Rusia es convencido por su cuñado Borís Godunov de cruzar el río Narva, en venganza contra los escandinavos con el objetivo de reconquistar Ingria, tomar el Ducado de Estonia y además anexarse Finlandia.

El primer castillo en caer fue el mismo que el del río que dio nombre a la Guerra, Narva; Arvid Stålarm, comandante encargado de defendedlo es capturado y el castillo se rinde ante las enormes fuerzas rusas de alrededor de 40.000 soldados. A las dos semanas la fortaleza de Jama también cayó, y en Estonia, los rusos llegaron hasta Reval, que también cayó ante las desmesuradas fuerzas rusas, y en Finlandia hasta Helsingfors ocuparon.

Los suecos, incapaces de hacer un frente eficaz contra los rusos se retiraron hacia la Península Escandinava esperando a los refuerzos dano-noruegos que llegaron a Estocolmo el día 27 de Febrero de ese mismo año. Desde allí, los generales organizaron una contraofensiva contra los rusos; estaban superados en número por clara diferencia y sin demasiadas ventajas en territorio, pero tras unas semanas de debate idearon un plan.

En Carelia del Este, Pekka Vesainen, un general finlandés avanza con un pequeño contingente de poco más de 500 tropas, que tras zafarse del ejército ruso destruyeron el Monasterio de Péchenga y luego hicieron un barrido por la costa del Mar Blanco, saqueando todas las localidades del lugar y al llegar a la fortaleza de Kola se detuvieron, poniéndola bajo asedio el día 13 de Marzo.

En Finlandia, los escandinavos enviaron el ejército real tanto de Dinamarca-Noruega como de Suecia, formando un total de 38.000 soldados y en aumento gracias al apoyo de cientos de campesinos que se unieron al ejército en el norte de Finlandia.

Batalla de Kuopio[]

El 27 de Abril de 1590 el ejército escandinavo había cruzado por Laponia y se dirigía hacia al sur, mientras que a su vez, los rusos, con una comitiva de 20.000 soldados iban hacia el norte para ocupar la provincia histórica sueca de Norrbotten, pero por el camino, ambos ejércitos se encontraron y a pesar de lo repentino del encuentro, se dejaron un día para que ambos soldados pudiesen estar con la totalidad de sus fuerzas, algo bastante sorprendente.

El día 28 de Abril, a las 07:00 de la mañana según cuenta un oficial en sus memorias los generales Axel Kurck y Bogdan Belsky, de Suecia y Rusia respectivamente se saludaron en el centro del campo de batalla, algo nunca antes visto, y según se cuenta se desearon suerte mutua.

La batalla fue larga y muy estratégica, denotándose la calidad de ambos generales en el campo de batalla. Al principio los suecos se mantuvieron a la defensiva pero tras quedar el flanco izquierdo ruso expuesto por una contra-carga de la caballería escandinava, la atención de Kurck se centró en aprovechar esa desventaja moviendo rápidamente a las milicias de campesinos finlandeses allí para luchar a los rusos que intentaban recuperar el flanco, mientras que los proyectiles hacían sufrir a la compacta formación de rusos que se agolpaban en el lugar.

Con el flanco izquierdo perdido, los rusos realizaron una retirada táctica hacia el lago helado de Ollinselkä, cerrando su formación a modo de semicírculo y resistiendo las constantes cargas escandinavas. La batalla quedó en un punto muerto, los rusos tenían un punto estratégico perfecto, colocados en una posición impenetrable, pero los escandinavos tenían los números a su favor, luchando dos a uno contra los eslavos.

El general Kurck, sin darse por vencido decidió arriesgar todo a una jugada, aprovechando el frío de todo el año decidió mandar una comitiva de 1.000 soldados a cruzar por encima del lago con el objetivo de llegar a la retaguardia enemiga y logró hacer la jugada rentable.

El caos se apoderó de los rusos cuando poco menos de mil soldados de élite suecos les atacaron por la espalda y al mismo tiempo, todo el fuerte de sus fuerzas por el frente, haciendo que se retirasen casi al instante por el lago Ollinselkä, cuya capa de hielo se partió por el peso combinado de los miles de rusos que por allí cruzaban, una masacre que el propio Kurck calificó de "macabra y terrible" mientras veía al enemigo morir ahogado o por congelamiento.

Asedio de Kola[]

Pekka Vesainen, con un pequeño ejército de poco más de 500 campesinos finlandeses pusieron bajo asedio el 13 de Marzo la fortaleza de Kola. Es popularmente conocido como el asedio de caníbales ya que según leyendas populares escandinavas, la población del lugar sobrevivió durante más de un año alimentándose de los cadáveres de otros pobladores del lugar, cosa que se desmintió totalmente, aunque no hay información precisa de que se pudiesen alimentar de otro tipo de alimento.

Tras la victoria del 28 de Abril en Kuopio, Axel Kurck envió a otros quinientos soldados para que apoyasen el asedio de la ciudad rusa, pero nunca llegaron a su destino, por lo tanto, el rey Cristian IV decretó que no se enviasen más tropas a Vesainen. Sin soldados suficientes para asaltas el castillo, los escandinavos tuvieron que aguantar a las afueras del castillo, construyendo un pequeño asentamiento donde vivieron hasta que el día 24 Junio de 1591, alrededor de 100 rusos que quedaban en el fuerte izaron la bandera blanca, permitiendo a los escandinavos ocupar el lugar.

Hay historias que cuentan que durante el invierno hubo una tregua entre ambos bandos para que colaborasen y no muriesen todos de frío, pero esto no es empírico.

Ocupación Rusa de Estonia[]

A la vez que Borís Godunov avanzaba por Finlandia, ocupando todo el territorio fronterizo de ésta, el Zar Teodoro I mandó una comitiva de entre 10.000 y 15.000 soldados al Ducado de Estonia, que defendía el militar Jacob de la Gardie. No fue difícil para el enemigo del este romper con las defensas de Estonia, haciendo que Reval y Narva, los principales estandartes de la región cayesen. De la Gardie, se retira a Saaremaa, intentando de nuevo atraer a los rusos para tenderles una segunda emboscada, pero el plan no va según lo previsto, y Borís no cae de nuevo en la trampa escandinava (una estrategia semejante a la del 8 de Enero de 1575).

La tregua de 1592[]

Tras la batalla de Kuopio, la ocupación escandinava de Carelia y Kola y la entrada rusa en Estonia, el frente quedó detenido, los escandinavos no cruzaban el río Neva y el Zar Teodoro I no parecía tener intención de atacar a las tropas de Federico, por lo que se creó una especie de "guerra fría" en la cual ninguno de los bandos atacó al otro.

Éste fue un periodo de reabastecimiento, cubriendo los puestos de soldados muertos en la guerra; reconstruyendo fuertes y preparando las líneas de suministros cerca del frente.

Este periodo de paz se rompió el 13 de Febrero de 1593, cuando Teodoro I, aconsejado por Borís Godunov mandó a su ejército contra los suecos que se situaban en el río Nevá.

Batalla de Nevá[]

Los rusos, quienes rondaban los 30.000 hombres cruzaron el río Nevá con decisión comandados por Simeon Bekbulatovich y Fiódor Mstislavski en base a las órdenes de Teodoro I y el regente de Rusia Borís, pero éstos no se esperaban que a los pocos kilómetros hubiese una comitiva de 27.000 suecos a liderados por Klaus Fleming, Gödik Fincke y Axel Kurck.

Cuando ambos ejércitos se vieron frente a frente, la caballería cargó. Cosacos rusos y los Hakkapeliitta finlandeses luchaban, golpeándose mutuamente en cargas circulares constantes y flanqueando a la infantería para crear el caos. La artillería estaba preparada al poco tiempo de la batalla y los cañones comenzaron a disparar contra los arcabuceros enemigos que se iba colocando en formación para disparar sus salvas.

La pólvora y la tierra que levantaban los caballos y soldados hacía imposible ver a más de treinta pies de distancia, lo que hacía que tanto los generales como sus tropas fuesen incapaces de hacer buenas operaciones, lo que produjo que el resultado de la batalla se tuviese que decidir por las picas. Los streltsí cargaron con bardiche en mano contra las formaciones de picas en cuadrado de los suecos, lo que acabó derivando en grandes perdidas para el atacante, pero a la vez, debido a la poca movilidad de estas formaciones, los rusos pudieron tomar todo el campo de batalla y rodear por completo a los escandinavos.

La batalla quedó en tablas por varias horas, durante las cuales nadie atacaba hasta que Mstislavski realizó una carga de caballería contra una comitiva de arcabuceros daneses que se movían hacia otro cuadro de picas sin esperarse que la infantería enemiga pudiese reaccionar antes de que fuese demasiado tarde para los tiradores, pero las cosas se complicaron cuando cerca de llegar a cargar contra los daneses, Fincke mandó una carga de Hakkapeliitta que pilló por sorpresa al general ruso, quien cayó en batalla durante ese enganche.

La derrota rusa se veía más cerca tras esta pérdida puesto que la caballería escandinava dominaba el campo y no había manera de defenderse frente a las picas que avanzaban lentas pero seguras, funcionando de yunque para que la caballería (el martillo) acabase con los regimientos enemigos.

La batalla se saldó con alrededor de 13.000 escandinavos y 18.000 rusos muertos, siendo considerablemente sangrienta para ambos bandos, que decidieron pactar sobre la paz.

Paz de Reval[]

Fue el tratado firmado entre el Zar Teodoro I y el Rey Cristian V de Dinamarca-Noruega el día 20 de Marzo a través del cual se ponía fin a la Guerra de Narva. Las condiciones más relevantes del tratado fueron:

  • La unificación total de la Unión de Kalmar bajo una sola corona. El nuevo reino sería conocido como "Reino Unido de Escandinavia" y el Zarato Ruso estaba obligado a reconocerlo oficialmente.
  • La entrega de Kola y Carelia a Escandinavia.
  • El pago de Reparaciones de guerra por parte de Rusia a Escandinavia hasta la muerte del Zar Teodoro I.
  • La firma de una tregua de 50 años entre Rusia y Escandinavia.
Advertisement