Historia Alternativa
Advertisement
{{{nombre}}}
Inicio:

{{{inicio}}}

Fin:

{{{fin}}}

Lugar:

{{{lugar}}}

Causas:

{{{causas}}}

Resultado:

{{{resultado}}}

Combatientes

{{{lado1}}}

{{{lado2}}}

Comandantes

{{{comandantes1}}}

{{{comandantes2}}}

Fuerzas

{{{lado1fuerzas}}}

{{{lado2fuerzas}}}

Bajas

{{{lado1bajas}}}

{{{lado2bajas}}}

La guerra peruano-ecuatoriana, conocida también como Guerra del 41, fue un conflicto armado que ocurrió entre los países sudamericanos de Perú y Ecuador como consecuencia de su secular disputa territorial y por falta de fronteras reconocidas y aceptadas por ambos países. Esta guerra no declarada comenzó el 5 de julio de 1941 y como consecuencia de ello el 28 de noviembre de 1941 se firmó el Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro de 1941, bajo auspicio de la Sociedad de Naciones.

El inicio del conflicto es tema de debate y polémica, siendo defendida su posición por ambos bandos; según Ecuador, el Perú invadió su territorio. Mientras que del lado peruano, afirman que las fuerzas ecuatorianas fueron las que atacaron diversos puestos peruanos a lo largo de la frontera.

Sea como fuese el detonante, las fuerzas peruanas se adentraron en territorio ecuatoriano, ocupando las provincias de El Oro, Loja y Zamora Chinchipe. Una vez ocurrida la invasión, la Sociedad de Naciones intervino en el conflicto para una posible resolución de este.

El conflicto culmina en noviembre del mismo año de su inicio, con la firma de un tratado de fijación limítrofe en el cual se acuerda:

  • Perú cede a Ecuador parte del territorio en reclamación, denominándose esta nueva frontera como la línea Napo-Marañón.
  • Ecuador se compromete a pagar una cantidad considerable y flexible de indemnizaciones al Perú.

Ambos bandos aceptan y reconocen los términos impuestos por el tratado.

Advertisement