FANDOM


Haití, oficialmente la República de Haití es un país semicolonial de América. Se localiza en las Antillas, en la parte occidental de la isla La Española. El resto oriental de la isla está ocupado por República Dominicana.
Hispaniola mapa

Historia

Situación

Durante 1911 una serie de asesinatos políticos y exilios forzados, hicieron que la presidencia de Haití encabezada por el liberal François C. Antoine Simon, se tambaleara.

Varios ejércitos revolucionarios llevaron a cabo una serie de golpes de Estado y revueltas. Estos grupos estaban formados por cacos, bandidos o campesinos de las montañas del norte, a lo largo de la porosa frontera dominicana, que fueron reclutados por las diferentes facciones rivales bajo las promesas de dinero, que sería pagado después de una revolución triunfante, y la oportunidad de saquear.

Alemanes

Estados Unidos estaba particularmente inquieto por la influencia alcanzada por la pequeña comunidad alemana en Haití, que ascendía aproximadamente a 200 personas en 1910 y poseía un poder económico desproporcionadamente alto.​ Nacionales alemanes, que controlaban aproximadamente el 80 % del comercio internacional del país, se hicieron con el control de los servicios públicos en Cap Haitien y Port-au-Prince, el muelle principal y un tranvía en la capital, además de construir el ferrocarril que servía en la Plaine de Cul-du-Sac. También se sospecha que los alemanes fueron los principales financiadores de las reiteradas revoluciones que azotaban el país, concediendo préstamos a altas tasas de interés a las facciones políticas.

Temores

El Departamento de Estado decidió que era hora de intervenir. Los republicanos controlaban la presidencia y ambas cámaras del Congreso, así que tenían las manos desatadas. Existía el temor que líder anti-estadounidense Rosalvo Bobo, quien contaba con el respaldo de los cacos, emergiese como el próximo presidente de Haití, así que el gobierno norteamericano decidió actuar rápidamente para asegurar su control económico sobre Haití. Rosalvo Bobo, había prometido el impago de la deuda y poner freno a las crecientes inversiones norteamericanas.

Invasión

La ocupación estadounidense de Haiti comenzó el 28 de Agosto de 1911, cuando 330 Marines desembarcaron en Port-au-Prince bajo la autoridad del entonces presidente de los Estados Unidos William Howard Taft para salvaguardar los intereses de corporaciones de EE.UU., especialmente de la Haitian American Sugar Company.

La orden específica del Secretario de la Armada al comandante de la invasión era "proteger los intereses estadounidenses y extranjeros". Sin embargo públicamente fue presentada como «misión para "restablecer la paz y el orden ... [y] no tiene nada que ver con las negociaciones diplomáticas en el pasado o el futuro "

François C. Antoine Simon fue expulsado de la presidencia y reemplazado por Jean-Jacques Dessalines Michel Cincinnatus Leconte, del Partido Nacional.

Haití Ocupacion-1911

El primer objetivo de la estrategia militar yanqui fue obtener el control de los puertos marítimos y del comercio, proteger los ingresos de los aranceles, y tomar el control directo del país.

El gobierno títere de Leconte establecido por los Estados Unidos fue repudiado ampliamente por los haitianos. El poder efectivo residía en Henry W. Furniss, Alto Comisionado de los EE.UU. (Envoy Extraordinary and Minister Plenipotentiary).

Los pésimamente armados haitíanos se enfrentaron a los marines con desventaja. Sin embargo, hubo motines en Puerto Príncipe, Jacmel, Acul-du-Nord y Anse-d’Hainault, los cuales fueron reprimidos con ferocidad por las tropas yankis.

Los rebeldes dirigidos por Rosalvo Bobo comenzaron una guerra de guerrillas, aprovechando su conocimiento del terreno y el apoyo de los campesinos.

Se produjeron fuertes combates con dispar suerte en Cap-Haïtien, Dame-Marie, La Cahouane y Petit-Trou-de-Nippes.

El 14 de octubre de 1911 Rosalvo Bobo atacó la prisión de El Cabo para liberar a los rebeldes presos, pero el asalto fue repelido y Bobo se refugió en el consulado alemán.

Haití combates-1911

Finalmente, el 17 de noviembre de 1911, los marines capturaron Fort Riviere, último bastión de los rebeldes.

Rosalvo Bobo logró abandonar el consulado alemán y embarcar rumbo a Venezuela.

Consecuencias

Los estadounidenses permanecerían casi 20 años, gobernando a sangre y fuego, con un sistema muy cercano al esclavismo.

Salvo para los historiadores defensores de los intereses del imperialismo norteamericano y de las clases dominantes haitianas, queda claro para todos que esta ocupación transformó a Haití en una perfecta neocolonia de Estados Unidos a través de un largo proceso de destrucción –mediante una violencia inusitada– de las estructuras económicas y disposiciones legales creadas y adoptadas desde el triunfo de la gran revolución antiesclavista de 1804. A partir de aquella ocupación –que sigue hasta nuestros días bajo otras formas–, el imperialismo atribuyó a Haití, en la división internacional del trabajo, el papel de principal productor de mano de obra barata para sus empresas instaladas tanto en este país como en otros del Caribe. Una razón que explica el proceso de empobrecimiento cada vez mayor del pueblo haitiano, la destrucción de la economía rural, el hambre, el desempleo, y el éxodo masivo de millones de personas hacia otros lugares. La ocupación, en consecuencia, no trajo beneficio alguno para el pueblo haitiano, y fue responsabilidad exclusiva de Estados Unidos y de sus cómplices en Haití. Todo planteo contrario es simplemente un discurso perverso para justificar lo injustificable.

Vea También

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.