Historia Alternativa
Advertisement

Las transformaciones de la capital mexicana durante los años veinte, principalmente durante el gobierno de Félix Díaz, constituyeron la reforma urbanística más grande hecha en el país hasta entonces. Ampliamente criticada, los trabajos se llevaron a cabo en toda la ciudad, tanto en el centro como en la periferia; se construyeron y renovaron calles y bulevares, se restauraron fachadas así como se demolieron amplios sectores de la ciudad, se remodelaron y crearon espacios verdes, mobiliario urbano, se amplio el alcantarillado y se realizaron trabajos de conservación de monumentos.

A pesar de ser fuertemente criticada acondiciono las antes caóticas calles de la ciudad para el uso diario, creando anchos bulevares y amplias plazas.

Un presidente modernista[]

Advertisement