FANDOM


Herbert Henry Asquith (12 de septiembre de 1852 - 15 de febrero de 1928) fue Primer Ministro del Reino Unido por el Partido Liberal, entre 1908 y 1911.

H H Asquith

Herbert H. Asquith

Actividad política

En 1886 fue elegido diputado por el Partido Liberal en la circunscripción de East Fife, Escocia y, en 1892, se convirtió en Secretario de Estado para Asuntos del Interior (Home Secretary) en el cuarto gobierno liderado por William Ewart Gladstone. Después de la derrota de los liberales en las elecciones de 1895, dedicó menos tiempo a la actividad política, llevando a cabo, no obstante, una campaña eficaz contra el imperialismo y las propuestas arancelarias de Joseph Chamberlain.

En 1905, fue designado Ministro de Hacienda (Chancellor of the Exchequer) en el nuevo gobierno liberal de Henry Campbell-Bannerman, quien obtuvo una arrolladora victoria en las elecciones de 1906, tras lo cual Asquith llevó adelante la tradicional política de liberalismo comercial de su partido.

Primer Ministro

Se convirtió en primer ministro el 5 de abril 1908, tras la renuncia de Campbell-Bannerman por problemas de salus.

Asquith trató de promover una política fiscal progresiva (aumento del gasto social y de los impuestos a los ricos), pero la ley de presupuesto, ya aprobada en la Cámara de los Comunes, se vio obstaculizada por la Cámara de los Lores que impuso su veto, el cual tradicionalmente no se había previsto en relación con las leyes fiscales. El resultado fue un conflicto institucional que enfrentó a las dos cámaras: la de los Comunes, integrada por una mayoría liberal que apoyaba la ley, y la otra, la de los Lores, que se oponía firmemente. Después de las elecciones de enero de 1910, en las que Asquith había conservado la mayoría con el apoyo del parlamento irlandés (a cambio de una ley de Irish Home Rule), fue aprobado el presupuesto. Superado este escollo, parecía que su gobierno sería uno próspero y tranquilo...

Mayo

Cuando Eduardo VII falleció el 6 de mayo de 1910, fue sucedido por su hijo, Jorge V. Su reinado iba a ser uno de los más cortos de la Historia.

El viernes 20 de mayo, se produjo el terrible atentado de Londres, el cual tendría funestas consecuencias en toda Europa. En ese atentado, Jorge V (aún no coronado) fallece, junto a gran parte de los titulares de las casas reales europeas.

En medio del caos y la confusión reinante, es elegido para sucederlo su hijo de tan solo 15 años, con el nombre de Eduardo VIII. El joven monarca fue coronado en una ceremonia austera, el 23 de junio de 1910 (cuando cumplió 16 años), signada por las medidas de seguridad, en medio de la caótica situación. Una dura tarea le esperaba al Primer Ministro Herbert Henry Asquith...

Crisis política

Al producirse la Masacre de Londres, los grupos republicanos de Inglaterra, así como los independentistas irlandeses y escoceses (republicanos o no) consideraron que el momento de cambio había llegado. A ellos se sumaron grupos de diversa extracción política, como anarquistas, socialistas revolucionarios, etc.

La reacción de las autoridades no se hace esperar y a la represión desatada desde mayo contra anarquistas, socialistas revolucionarios y cualquier extranjero sospechoso, se le suma el ataque a cualquier persona susceptible de ser tildado como "republicano". El gobierno decidió incluso cancelar el derecho de reunión. Estas medidas fueron ordenadas por Winston Churchill, en ese entonces Ministro del Interior (Home Secretary) del gobierno Asquith.

El Parlamento se divide una vez más y estalla un grave conflicto institucional que enfrentó a las dos cámaras: la de los Comunes, integrada por una mayoría liberal que apoyaba a Asquith, y la otra, la de los Lores, que se oponía firmemente a éste y pedía su dimisión.

Guerra civil

Algunos historiadores sostienen que el 5 de junio estalla la Guerra Civil cuando Churchill en persona dirige un asalto contra un edificio de la calle Sidney N°100, en el barrio de Stepney, uno de los barrios más judíos de Inglaterra.

Todo el East End de Londres estalló. Se volcaron vehículos y se armaron barricadas. El mismo día numerosos estudiantes (incluidos miembros de la Indian House), a los que se unieron trabajadores, marcharon por las calles de Londres protestando por las medidas represivas. Estas marchas fueron duramente reprimidas por las fuerzas del orden.

Mientras tanto, en el Parlamento, el conservador Arthur James Balfour pedía sin éxito la dimisión del gobierno por su incapacidad de resolver la crisis, en un último intento de salvar la monarquía.

Durante la noche del 25 de junio, en una calle cercana a Downing Street, un grupo de manifestantes trató de avanzar hasta la residencia oficial y oficina de trabajo del Primer Lord del Tesoro y del Primer Ministro del Reino Unido pero un grupo de soldados de la Horse Guards Parade, lo impidió. Durante la confrontación alguien disparó un fusil y los soldados empezaron disparar a la muchedumbre.

Se extiende la revuelta

Mientras más tropas se despliegan en Londres y se declara un toque de queda, los republicanos se alzan en las ciudades de Manchester, Birmingham, Liverpool, Leeds, Bristol y Sunderland, con dispar suceso. 

Malas noticias

Mientras tanto, las malas noticias desde Irlanda, Egipto y la India no dejan de llegar. El 27 de julio comienza la Tercera guerra anglo-afgano, en un momento en que las tropas habían sido reasignadas para sofocar los alzamientos.  Al recibir esta noticia, Eduardo VIII vaciló y solo el firme apoyo del Primer Ministro Herbert Henry Asquith evitó que el joven monarca abdicara. 

Otoño

Durante el otoño, la guerra civil fue mermando. La  Liga Europea, formada por Italia, Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia aprovecha y se lanza  contra el Imperio otomano. En Egipto se negocia para alcanzar un acuerdo de paz, siempre que se conserve el control del canal de Suez. En la India Británica la situación va de mal en peor. 

Invierno

Durante el invierno, toda la resistencia republicana cesó en Liverpool, Manchester, Sheffield, Bradford y Leeds. Columnas de refugiados republicanos atestaban los caminos nevados del norte, rumbo a Escocia, donde el gobierno independiente se mantiene firme. En Irlanda siguen los combates pero Asquith ya ha tomado la decisión de eliminar ese conflicto y aceptar la independencia de Irlanda. Para ello, ya se han establecido contactos informales, gracias al gobierno belga. 

...continuará...

Véase También

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.