Historia Alternativa
Advertisement

Wiki.png Esta Historia Alternativa tiene un autor. Cualquier cambio debe ser primero consultado con esta persona antes de editar.

El Rey Enrique II de Inglaterra, primer monarca en ostentar el trono de Inglaterra y Francia (1154-1189).

El Imperio Angevino o Plantagenet fue un poderoso estado medieval que existió en Europa occidental y abarcó territorios desde la isla de Gran Bretaña hasta los Pirineos, su momento de mayor apogeo fue durante el reinado de Enrique II de Inglaterra, quien se casó con Leonor de Aquitania, ex-esposa de rey francés Luis VII. Con esto, el Imperio adquiría nuevos territorios en Europa, que pondría en serios apuros a Francia, al ser cuestión de tiempo para que desapareciera como estado independiente.

En nuestra historia Luis VII no tenía descendencia masculina, lo que ponía a Enrique el Joven, hijo de Enrique II, en una posición inmejorable para ser heredero del trono francés al haberse casado con Margarita, hija de Luis. No obstante, en 1165, Luis tuvo a Felipe Augusto con Adela de Champaña, lo que esfumó la posibilidad de que Enrique el Joven fuese futuro rey de Francia.

Pero, ¿y si Luis VII hubiera muerto antes de tener a Felipe Augusto?, ¿podría éste hecho alargar la vida del Imperio Angevino y consecuentemente desaparecer a Francia como un reino independiente?

Historia

Muerte de Luis VII (1164)

Luis VII fue un hombre de paz que odiaba la violencia y la guerra​ pero los ataques sobre Toulouse dejaron claro que la paz con Enrique II no era una paz verdadera, sino la oportunidad para iniciar la guerra en otros lugares. El propio Luis se hallaba en una situación complicada: su súbdito era más poderoso que él de largo y, peor aún, no tenía heredero varón para el trono. La situación de Francia se agravó cuando Luis cayó enfermo, e incluso antes de que pudiera hacer algo, falleció inesperadamente en el año 1164, dejando libre el camino a los Plantagenet para gobernar Francia.

Ascenso y reinado de Enrique el Joven (1164-1183)

Enrique el Joven se casó con Margarita de Francia, condesa de Vexin, que era hija de Luis VII y por lo tanto tenía derecho a exigir el trono francés y más aun si éste no dejaba descendencia. Cuando Enrique el Joven ascendió como rey de Inglaterra y Francia, compartió el título con su padre, Enrique II.

Como resultado, Inglaterra y Francia tendrían dos reyes hasta la muerte prematura de Enrique el Joven en 1183, que dejaría Enrique II como único rey anglofrancés hasta 1189.

Surgimiento y organización del Reino de Inglaterra y Francia (1184)

Desde la muerte de Luis VII, Francia se había mantenido como reino independiente de Inglaterra aunque con el mismo monarca, pero diversos factores fueron causantes de su anexión total a Inglaterra y sus ducados, entre ellos, las diversas revueltas que habían surgido desde 1164, dirigidas en gran parte por la nobleza local, que quería recuperar la independencia y la corona de Francia.

Pero, aparte de ello, se sabe que Enrique II pasaba más tiempo en Francia que en Inglaterra, aparte de que había nacido en Le Mans. Cuando unificó ambos reinos en un solo estado trató de no hacer menos a Francia frente a Inglaterra, razón por la cual estableció a estas dos regiones como las dos mayores entidades, donde los ducados tendrían que rendir vasallaje tanto a Inglaterra como Francia. Esta organización interna es precursora para que en un futuro el reino de Inglaterra y Francia se convierta en el Reino Unido de Inglaterra y Francia con sus respectivos países constituyentes.

En la época medieval, el Reino de Inglaterra y Francia estuvo conformado por las varias regiones, las cuales fueron:

  • Inglaterra: la región más poderosa y donde la autoridad era más fuerte. Durante mucho tiempo se pensó en que Londres podría ser la capital del reino, pero en la era conocida como el Imperio angevino (1154-1490) nunca se estableció una capital oficial. Aunque tenía una población bastante grande, no era mayor que la de Francia; un millón de habitantes frente a tres millones. Cabe mencionar que Inglaterra mantenía el control de Gales.
  • Francia: tras la unificación de ambas coronas bajo el título de rey de Inglaterra y Francia, se convirtió otra de las regiones más ricas y poderosas, además de tener una demografía incluso mayor que la inglesa. Es muy probable que la autoridad tuviera una presencia muy sólida, en especial para suprimir levantamientos armados.
  • Gascuña: fue una región apenas administrada. Los oficiales únicamente estaban establecidos en Entre-deux-mers, Bayona, Dax, a lo largo de la ruta del Camino de Santiago y en el río Garona hasta Agen. El resto de Gascuña carecía de administrador, y era un área grande comparada con otras provincias.
  • Normandía: era probablemente uno de los territorios mejor administrados del Imperio aunque era vasallo de Francia. Prebostes y vizcondes fueron desplazados por Bailíos, que estaban investidos de poderes ejecutivos y judiciales. Fueron introducidos en la Normandía del siglo XII y organizaron el país al modo de los sheriffs ingleses. La autoridad ducal era fuerte en la frontera entre la Royal Desmene y el Ducado, pero más débil en otras partes.
  • Irlanda: posiblemente fue una región muy pobre y de escasa población, estimándose de apenas 500 000 habitantes. estaba gobernada por el Señorío de Irlanda, que tuvo serios problemas para imponer su autoridad al comienzo. Dublín y Leinster eran fortalezas angevinas, mientras que Cork, Limerick y el Ulster vieron asentarse a nobles anglonormandos y posteriormente hiberno-normandos.
  • Tolosa: estaba vinculado a los Plantagenet por una relación de vasallaje, pero el conde raramente cumplía sus obligaciones. Solamente Quercy era directamente administrado por los Plantagenet.
  • Aquitania y Anjou: aunque existía un cierto poder ducal y condal, así como ser una zona rica, el grado de los mismos no era homogéneo. Por ejemplo, la familia de los Lusignan, muy poderosa en estas tierras, demostraron ser adversarios serios para los Plantagenet.
  • Bretaña: una región donde los nobles eran tradicionamente independiente, estuvo bajo firme control de los Plantagenet. Nantes también estuvo bajo indisputado dominio Angevino y los Plantagenet se implicaron con frecuencia en los asuntos bretones, instalando arzobispos e imponiendo su autoridad en la zona.
  • Sur de Escocia: había sido un reino independiente, pero tras la desastrosa campaña de Guillermo el León, se establecieron guarniciones inglesas en los castillos de Edimburgo, Roxburgo, Jedburgo y Berwick, en el sur de Escocia, según lo dispuesto en el Tratado de Falaise.

Monarcas de Inglaterra y Francia

Angevinos o Plantagenet

  • Enrique II de Inglaterra y Francia (1154-1189)
  • Enrique Plantagenet el Joven (1164-1183)
  • Ricardo I de Inglaterra y Francia (1189-1199)
  • Juan I de Inglaterra y Francia (1199-1216)
  • Enrique III de Inglaterra y Francia (1216-1272)
  • Eduardo I de Inglaterra y Francia (1272-1307)
  • Eduardo II de Inglaterra y Francia (1307-1327)
  • Eduardo III de Inglaterra y Francia (1327-1377)
  • Juan II de Inglaterra y Francia (1377-1399)
  • Enrique IV de Inglaterra y Francia (1399-1413)
  • Enrique V de Inglaterra y Francia (1413-1422)
  • Enrique VI de Inglaterra y Francia (1422-1461)
  • Eduardo IV de Inglaterra y Francia (1461-1490)

Los Tudor

Eduardo IV murió sin descendencia, lo que suponía el fin de la Casa de Plantagenet. Por otra parte, Enrique Tudor, descendiente del rey Juan II, luchó por el trono de Inglaterra y Francia, coronándose rey el 22 de agosto de 1490, a sólo dos meses de la muerte de Eduardo IV.

  • Enrique VII de Inglaterra y Francia (1490-1509)
  • Enrique VIII de Inglaterra, Francia e Irlanda (1509-1542)
  • Eduardo V de Inglaterra, Francia e Irlanda (1542-1553)
  • Juana I de Inglaterra, Francia e Irlanda (1553)
  • María I de Inglaterra, Francia e Irlanda (1553-1558)
  • Isabel I de Inglaterra, Francia e Irlanda (1558-1603)

Lista de monarcas completa

Países

Artículo principal: Lista de países

Diferencias

El Reino de Inglaterra y Francia hacia el año 1190

Artículo principal: Diferencias

  • Al estar gobernados bajo la misma casa real, se produce una fusión inminente entre Inglaterra y Francia hacia el año 1184 tras la muerte de Enrique el Joven.
  • La dinastía de los Capetos se debilita considerablemente en Francia, pero no desaparecen, pues personajes como María de Francia y sus hijos continuarán el lazo familiar.
  • Respetando al efecto mariposa, la unión anglofrancesa evitará conflictos como la Guerra de los Cien Años y la posterior Guerra de las Dos Rosas en Inglaterra. (Se está trabajando para dar a conocer otros efectos).
  • Durante un breve tiempo (1554-1558), Felipe II de España se convirtió en rey de Inglaterra, Francia e Irlanda gracias a su matrimonio con María I, creando así al efímero Imperio Austro-Tudor, que no pudo perpetuarse al no haber descendencia de los monarcas.

Véase también

Advertisement