대한제국
(大韓帝國)
Daehan Jeguk
Gran Imperio de Corea

Imperio

Flag of the king of Joseon.png

1897-1910

Flag of the Japanese Resident General of Korea (1905).png
Flag of Korea (1882-1910).png

Bandera Escudo
Lema nacional: 광명천지 (hanja: 光明天地, romanización revisada: Gwang Myeong Cheon Ji, significado: "Que sea la luz a través de la nación")
Himno nacional: Aegukga
Capital Kaesong
Idioma oficial Coreano
Religión Taoísmo

Cheondoísmo
Budismo
Confucianismo

Gobierno Monarquía absoluta con Constitución
Emperador
 • 1897-1907 Gojong
 • 1907–1910 Sunjong
Primer Ministro
 • 1894–1896 Kim Hongjip
 • 1896–1905 Han Gyuseol
 • 1906 Pak Jesun
 • 1906–1910 Yi Wanyong
Historia
 • Establecido 1897
 • Disolución 1910
Moneda Won (원;圓)

El Gran Imperio de Corea (hangul: 대한제국, hanja: 大韓帝國, romanización revisada: Daehan Jeguk)? fue un imperio de Corea que sucedió a la Dinastía Joseon.

En octubre de 1897, el emperador Gojong proclamó la nueva identidad en el Palacio de Gyeongungung y supervisó la modernización parcialmente exitosa del ejército, la economía, las leyes de bienes raíces, el sistema educativo y varias industrias.

Historia

La Guerra Sino-Japonesa marcó el rápido declive de cualquier poder que la Dinastía Joseon hubiese creado para lograr evitar interferencias extranjeras, debido a que las batallas del conflicto fueron libradas en suelo coreano y los mares circundantes. Con su recién descubierta preeminencia sobre la débil y menguante Dinastía Qing, Japón envió delegados para negociar el Tratado de Shimonoseki con los emisarios de la Dinastía Qing, a través del cual Japón arrebató el control sobre la Península de Liaodong (una táctica diseñada para prevenir la expansión hacia el sur del nuevo rival de Japón, Rusia), y, más importante a Corea. Sin embargo, Rusia reconoció este acuerdo como un acto en contra de sus intereses en el noreste de China y eventualmente trajo a Francia y a Alemania a su lado al declarar que la Península de Liaodong debería ser repatriada a la Dinastía Qing.

En ese entonces, Japón era incapaz de resistir tal presión extranjera, especialmente de las naciones que consideraba mucho más avanzadas y a las cuales buscó emular, por lo que renunció a su reclamo sobre la Península de Liaodong. Con el éxito de la intervención de los tres países, Rusia emergió como otra potencia en el Este Asiático, reemplazando a la Dinastía Qing como la entidad a la que muchos oficiales gubernamentales de la corte de Joseon abogaban por establecer estrechos lazos para prevenir la intromisión japonesa en la política coreana. La Reina Min (la última Emperatriz Myeongseong), la consorte del Rey Gojong, además reconoció este acontecimiento y formalmente estableció relaciones diplomáticas más estrechas con Rusia para hacer frente a la influencia japonesa.

La Reina Min comenzó a verse como la figura principal dentro de los esfuerzos de alto nivel en el contraataque de la influencia japonesa. Japón, viendo sus intereses en peligro por la reina, rápidamente reemplazó su embajador en Corea, Inoue Kaore, por Miura Goro, un diplomático con un trasfondo en el ejército. Es ampliamente sabido que él orquestó el asesinato de la Reina Min el 8 de octubre de 1895, en su residencia en Gyeongbokgung, cerca del Palacio Geoncheong.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.