Historia Alternativa
Advertisement
{{{nombre}}}
Inicio:

{{{inicio}}}

Fin:

{{{fin}}}

Lugar:

{{{lugar}}}

Causas:

{{{causas}}}

Resultado:

{{{resultado}}}

Combatientes

{{{lado1}}}

{{{lado2}}}

Comandantes

{{{comandantes1}}}

{{{comandantes2}}}

Fuerzas

{{{lado1fuerzas}}}

{{{lado2fuerzas}}}

Bajas

{{{lado1bajas}}}

{{{lado2bajas}}}

El Incidente de Serravalle, conocido también como el Saqueo de Serravalle o Invasión de San Marino, tuvo lugar entre el 5 y 7 de abril de 1945 por las tropas italianas que atacaron y saquearon la ciudad fronteriza de Serravalle.

El Incidente[]

Antecedentes[]

En el apogeo de la campaña central de la Guerra Civil Italiana, las fuerzas fascistas fueron derrotadas en la batalla de Rímini, obligando a estas a replegarse hacia el sur. En consecuencia de un fallo logístico, las fuerzas en retirada acabaron por adentrarse en territorio de San Marino.

Guarniciones del Ejército Territorial de San Marino abrieron fuego preventivo contra las unidades italianas, en un intento de evitar su avance. Alfredo Guzzoni, quien dirigía el batallón, ordenó un contraataque contra estas guarniciones, obligandolas a retirarse hacia Serravalle.

Ataque a Serravalle[]

Guzzoni, desconociendo la nacionalidad de las fuerzas enemigas, en una persecución de estas, arriban a la ciudad de Serravalle, donde las fuerzas italianas bombardean la ciudad con un intenso fuego de artillería para su posterior ofensiva.

La compañía sanmarinense que defendía la ciudad se encontraba conformada por 150 soldados, que hicieron frente a los aproximadamente 1 300 soldados italianos, resguardándose en el castillo de la ciudad, donde se vieron asediados por las fuerzas italianas.

Las fuerzas sanmarinenses resistieron la ofensiva italiana hasta el 7 de abril, cuando el batallón italiano logra entrar al castillo. 85 soldados de los 150 cayeron durante los dos días de combate, siendo tomados prisioneros 20 soldados.

El saqueo[]

Tras ser ocupado el castillo y derrotadas las fuerzas que defendían la ciudad, los soldados italianos despojaron el castillo y las iglesias de la ciudad de objetos preciosos. También se registraron saqueos a numerosas residencias civiles, teniendo constancia de igual manera de algunos casos de violaciones.

Consecuencias[]

Una vez culminado el saqueo de la ciudad, esta fue ocupada por las fuerzas de Guzzoni. El capitán regente de San Marino para la época, Alvaro Casali, denunció la ocupación ilegitima de la ciudad y su saqueo, exigiendo una solución por parte de la Sociedad de Naciones. Este incidente dio fin a la larga discusión sobre como debería actuar la SDN frente a este conflicto, aprobando una resolución para la intervención en este en contra del Gran Consejo Fascista.

Los próximos días tras ser aprobada la resolución, San Marino declara la guerra oficialmente a la República Social de Italia, iniciando la Campaña de Liberación de San Marino, que a su vez, estaría ligada a la misma Guerra Civil.

El incidente en la cultura popular[]

Advertisement