FANDOM


Contemporaneo a:

Segunda guerra jázaro-árabe (710-733)
Invasión Chalukya del imperio Pallava (730-744)

Antes de:

Invasión omeya de Bretaña (735)

Invasión omeya del Reino franco y Guerra omeya cristiana
Inicio:

732

Fin:

734

Lugar:

Europa occidental y oriente medio

Causas:

{{{Causas}}}

Resultado:

Victoria parcial omeya, ya que conquistan Galia y Sicilia pero son frenados evitando su expansión en Europa

Majores batallas:

Batalla de Poitiers y Batalla del pico de Chablais

Combatientes

Bandera reino franco Reino franco
Reino lombardo
Bandera imperio bizantinoImperio bizantino
Bsndera reino frisioReino frisio
Pueblo sajón
Bandera ducado baviera Ducado de Baviera

Bandera omeyaCalifato omeya
Ducado de Spoleto
Ducado de Benevento

Comandantes

Bandera reino franco Carlos Martel
Bsndera reino frisioPoppo
Adelmaro
Liutprando
Bandera imperio bizantinoLeón III
Bandera ducado baviera Huberto I

Bandera omeyaHisham I
Bandera omeyaAl-Gafiki

Fuerzas

desconocidas

desconocidas

Bajas

desconocidas

desconocidas

  [Source]


Introducción

Tras la invasión de la península ibérica por los ejércitos omeyas, Al-Gafiki se lanza a la conquista del Reino franco. La invasión fue la última gran conquista del Califato Omeya ya que a partir de entonces sus campañas fracasaron.

La invasión supuso la caída del gran reino de los francos, la conquista de Sicilia y fortaleció el poder omeya en Europa además de lograr la alianza entre múltiples reinos cristianos.

Transcurso de la guerra (732-734)

Contención hasta la Batalla de Poitiers

En la década de el 720 los generales musulmanes lanzan diferentes ofensivas en el flaco sur con el objetivo de tomar puestos de control al otro lado de los pirineos. Las campañas no logran demasiadas victorias debido a la gran resistencia de los francos y al continuo apoyo de los ejércitos del Reino Lombardo. Pese a ellos si logran tomar ciertas posiciones en la costa del mediterráneo que permitirán luego a las tropas de Al-Gafiki una fácil invasión del reino franco.

Batalla de Poitiers y caída del reino franco (732-733)

En el 732 el califa ordena una invasión a gran escala bajo el mando de Al-Gafiki. Este logra reunir un gran ejército y vencer de forma aplastante en la Batalla de Poitiers. El ejército superviviente de los francos dirigidos por Carlos Martel se vate en retirada a París confiando en que las tropas de Al-Gafiki se dispersen invadiendo las zonas al este y oeste ante de dirigirse a París de forma que los ejércitos francos ya se habrían organizado y rearmado. Sin embargo Al-Gafiki prevé los planes de Carlos. Debido a que su superioridad numérica es aplastante divide sus tropas en dos contingentes. Uno se dirige a París para tomarla ante de que lleguen tropas de refuerzo y otro a Orleans donde cortarán el paso a las tropas de Martel. Debido a que el ejército omeya era de caballería no tardaron en alcanzar y adelantar a las tropas de los francos.

Batalla-de-poitiers

Cuadro que representa la batalla de Poitiers

Carlos Martel ordena el refuerzo de París de forma urgente por lo que retira las tropas tanto del norte que contenían a los ejércitos del sajones como a los rebeldes frisios, como al este donde realizaban incursiones en el Ducado de Baviera. Ante la situación los sajones, bávaros y frisios lanzan sus ataques de conquista para evitar el dominio y romper con el sometimiento ante los francos. En parte debido a que eran inconscientes de los que ocurría al sur.

En Noviembre las tropas musulmanas toman Orlenas y organizan una defensa y emboscadas. Allí los restos del gran ejército de Martel son aniquilados y Martel tomado prisionero. En diciembre Al-Gafiki toma París sin oposición por la falta de tropas. Ese mismo mes los reinos periféricos del Reino Franco logran grandes conquistas. El 14 de enero del 733 Martel es ejecutado Al-Galifiki disuelve el reino franco y lo anexiona al Califato Omeya.

Sin título-0

Mapa de la invasión de la Galia y desaparición del reino franco.

Tras las conquista del reino los lombardos socios de los francos se retiran a los Alpes tras haber tomado varios puestos como Marsella. La decisión se debía a que Liutprando consideró que los omeyas continuarían conquistando por lo que decidió almacenar tropas en los Alpes en vez de invadir los territorios pedidos por los aliados.

En marzo del 733 las tropas de los francos dirigidas a París se disuelven y se rinden al poder omeya.

Nacimiento de la alianza de frisa-sajona y batallas del norte (733)

En abril del 733 las tropas de Al-Gafiki se encontraron con ejércitos frisios que iban a París en el estrecho de Calais. El enfrentamiento no se hizo esperar ya que los árabes pensaron que se trataba de francos que quedaba por someter. La batalla de Calais volvía a ser una aplastante victoria de los árabes ante el desconcierto de los frisios que no conocían a el pueblo árabe.

Pese a la aplastante derrota no tardaron mucho en reorganizarse Poppo rey del Reino Frisio organizó a sus tropas y mantuvo una estrecha reunión con grandes líderes de las tribus sajonas que carecían todavía de un líder central. Se forjaron alianzas con los mayores grupos sobre todo con los que iniciaron su expansión hacia la sur. La alianza más importante fue con el clan de Adelmaro líder de la tribu que más territorios había conquistado en su avance al sur. Esto es el origen de la alianza frisa-sajona.

A finales de abril y mayo el avance omeya frenó en seco, la alianza entre frisos y sajones y el comienzo de la primavera impidió su avance. Las constantes lluvias de las zona norte de Galia durante la primavera impidieron el uso de la caballería los que permitió atacar a los frisios y sajones en pequeños asaltos desde el bosque y con emboscadas muy eficaces.

Conformación de la Hermandad cristiana (733)

Paralelamente a las batallas al norte el papa Gregorio III convocó a Roma a todos los líderes cristianos: León III del Imperio Bizantino, el duque de Baviera, Liutprando, rey del Reino Lombardo y los duques de Spoleto y Benevento. No fueron todos los reinos cristianos ya que el Reino de Asturias no envío ningún representante ni los británicos al estar incomunicados. En la reunión también asistió el Patriarca de la iglesia oriental Anastasio que fue convencido por Gregorio para aparcar sus diferencias y unir fuerzas contra los musulmanes. Fruto de esto León III y Liutprando firmaron mantener la paz y dejar de lado sus diferencias. El 23 de mayo conformaron la Hermandad cristiana a la que se unión el duque de Baviera ese mismo día. Sin embargo pese a la insistencia de el papa los duques de Spoleto y Benevento se negaron continuamente a unirse en la lucha ya que no pensaban apoyar a Lombardos sino reconocían su independencia y si los bizantinos no cedían todos sus territorios italianos.

La Hermandad cristiana perseguía expulsar el islam de Europa.

Inicio de la Guerra Omeya-Cristiana (733)

En los días finales de mayo la hermandad comenzó las hostilidades. El emperador León III dirigió sus tropas de anatolia a la invasión de la costa más este del mediterráneo. Durante los primeros meses la campaña fue muy exitosa ya que los omeyas no esperaban allí una ofensiva y tenían sus tropas participando en la segunda guerra jázaro-árabe. Bizancio conquistó pronto las ciudades de Alepo, Antoquia, zona del Caucaso e incluso llegó a invadir los alrededores de Damásco. Ante la situación las tropas omeyas se retiraron de las tierras invadidas del Kaganato jázaro y pusieron fin a la segunda guerra jázaro-árabe. En Damasco los bizantinos fueron frenados en seco por los contingentes omeyas por los refuerzos de diversas zonas y de la retirada del Caucaso. Para agosto del 733 ya se había perdido el factor sorpresa y los árabes no dejaban de incrementar tropas en todo el frentes sobre todo gracias a las tropas que regresaban de la campaña contra los jázaros

En Europa los Omeyas también retrocedieron ante el avance de los bávaros ya que se situaban en inferioridad numérica. Eran comunes los levantamientos en Galia y todavía no había sido dominada del todo. La presión en la península por el Reino de Asturias impedía traer refuerzos de la península sino que debían traerlos del norte africano. Además la amenaza en el norte de la alianza friso-sajona impedía recurrir a esos soldados. Aún así el avance de Baviera fue lento y costoso. Pese a la situación favorable los lombardos decidieron no atacar y seguir fortaleciendo los territorios de los Alpes. Además el conflicto en el sur le obligó a derivar tropas a la zona sur.

Frente napolitano (733)

Italia-0

Mapa de las campañas en el frente napolitano durante la guerra omeya-cristiana

Tras iniciar los ataques contra los omeyas el Ducado de Spoleto y el Ducado de Benevento iniciaron una guerra conjunta contra el Imperio Bizantino para lograr los territorios reclamados invadiendo Nápoles y otras ciudades al sur de Italia. La situación provocó el inicio de una guerra contra los bizantinos y lombardos que llevaron al sur tropas desde el norte. Ante la situación los dos ducados se unieron a los omeyas los cuales necesitaban a los condados para desembarcar con facilidad en Italia. Los duques exigieron que se cumplieran sus demandas para cambiar de bando e impedir la llegada de tropas árabes en el sur italiano. Sin embargo, ni lombardos ni bizantinos aceptaron el chantaje lo que supuso que los duques mantuvieran la situación. En Junio la guerra ya era total tras que Gregorio III excomulgara a los dos duques por apoyar a los "infieles".

En julio el emperador León III y el rey Liutprando firmaron un acuerdo, Acuerdo de Roma, para repartirse Italia. Al norte del Ducado de Benevento correspondía a Lombardía y el sur de esas tierras a los bizantinos. Ese mismo Benevento invadió todo la zona sur de Italia y comenzó la invasión de Sicilia por el norte mientras los omeyas desembarcaron en el sur. Sin embargo al norte el Ducado de Spoleto fue rápidamente invadido por ejércitos bizantinos y lombardos.

En agosto las tropas de la hermandad comenzó a conquistar territorios de Benevento. Al sur Sicilia fue totalmente dominada lo que permitió a los omeyas enviar refuerzos al sur de la Italia continental. A finales de agosto la ciudad capital de Benevento fue tomada y el duque detenido que firmó la rendición. Los árabes continuaron luchando al sur pero fueron detenido en Pizzo en un estrecho donde lombardos y bizantinos se fortificaron.

Contraofensivas omeyas (733)

Omeyas

Mapa de la contraofensiva omeya en Anatolia

Aprovechando el calor de agosto los omeyas iniciaron una contraofensiva. Para mediados de agosto las tropas omeyas superaban ya cinco a uno a las bizantinas. Iniciaron una ofensiva masiva desde todos los flancos atacando de forma simultánea a Alepo, a las tropas de asedio a Damasco, al caucaso y a la zona norte de anatolia. Para mediados de septiembre ya se había entrado en anatolia y logrado reconquistar los terrenos perdidos. En noviembre se posicionaron a 100 kilómetros de Constantinopla. En Europa los omeyas lograron acumular las tropas suficientes para realizar una gran ofensiva. Al norte lograron avanzar unos 50 kilómetros pero de forma muy costosa. Los territorios de Baviera si lograron recuperarlos con facilidad hasta la altura de los Alpes. Por último el mayor contingente se destino a la conquista de los Alpes dónde los ejércitos islámicos fueron aplastados en la Batalla del pico de Chablais por una gran emboscada en diferentes etapas por parte de los lombardos. Esta derrota dejó a los omeyas sin tropas en todo el flanco este.

Fin de la guerra (733-734)

En diciembre del 733 los lombardos aprovechando el invierno iniciaron una gran ofensiva en dos frentes, una en dirección París, lo que provocó el rodeo de las tropas Omeyas en Baviera, y la otra en dirección pirineos paralelo a la costa. El avance fue veloz y lograron tomar toda la provenza. Al norte frisios y sajones lograron un gran avance aprovechando el frío del invierno lo que obligo a Al-Gafiki llegar a un acuerdo de paz para poder reforzar las tierras conquistadas.

El febrero del 734 las tropas omeyas en Baviera estaban totalmente aisladas y los lombardos habían tomados lo pirineos este y cortado el paso a nuevos refuerzos. Además habían sido expulsados de Italia sólo quedando omeyas en Sicilia. Pero ese mismo mes los omeyas lograron estar a unos 30 kilómetros de Bizancio aunque la resistencia seguía siendo feroz.

A mediados de mes ya se negociaba la paz. Los omeyas comenzaron a negociar por el miedo a perder Galia por el aislamiento, además los lombardos y el Reino de Asturias podrían hacer una ofensiva conjunta desde el norte lo que pondría en peligro el control de la península Ibérica. Los bizantinos la deseaban por miedo a perder la capital ya que no podrían contener los continuos refuerzos, así pues renunciaron a expulsarles de Europa. Los bávaros estaban muy debilitados y no deseaban alargar la contienda. Los únicos que deseaban continuar fueron los lombardos ya que veían la oportunidad de hacerse con el control de toda Galia e Hispania. Sin embargo la amenaza de los bizantinos de no apoyarles en la guerra más tiempo hizo que buscaran la paz.

Al finales de febrero del 734 se firmó la paz, estableciendo fronteras claras. Los omeyas se quedaron la Galia,los bávaros parte del Reino Franco, Lombardía el norte de Italia y el Imperio Bizantino el sur, este además recuperó todas sus tierras excepto Sicilia.

Paralelamente los omeyas acordaron una paz con los frisios y sajones en el que se acordó respetar los territorios que se mantenían en ese momento.

Consecuencias

Países antes de la guerra

Mapa de representación del cambio territorial en Europa tras la guerra omeya-cristiana. Antes en el superior y después en el inferior.

Además de la evidente redistribución territorial. Supondrá el asentamiento efectivo musulmán en la Europa más occidental y el aislamiento total del Reino de Asturias y de los reinos británicos.

La distribución territorial se produjo en la zona de Europa occidental. El Reino franco desapareció de forma que la Galia quedó en poder del Califato Omeya, además los territorios este y norte quedaron divididos entre el Pueblo sajón, el Reino frisio y el Ducado de Baviera. En Italia la distribución territorial también cambio de forma clara desapareciendo los ducados del sur tanto Benevento como Spoleto y cediendo los terrenos de Roma a los lombardos por parte del Imperio Bizantino como se acordó en el Acuerdo de Roma. Al sur Sicilia pasó a se del califato.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.