Historia Alternativa
Advertisement
Ísland
Islandia
Bandera Escudo de Armas de Islandia
Bandera Escudo de Armas
Localización de Islandia
Localización de Islandia
Himno: "Lofsöngur"
Capital: Reikiavik
Idioma: Islandés
Religión: Luteranismo
Grupo étnico: Islandeses
Tipo de gobierno: República parlamentaria
  gobierno: Alþingi
Presidente: Guðni Thorlacius Jóhannesson
Primera ministra: Katrín Jakobsdóttir
Superficie: 103.125 km²
Población: 357.050 habitantes
 Densidad: 3,46 hab/km²
Independencia: de Dinamarca
  declarada: 11 de diciembre de 1918
  reconocida: 17 de junio de 1944
Moneda: Corona islandesa
PIB PPA: US$ 17.728 millones
PIB Nominal: US$ 24.848 millones
Rango IDH: 0,938
Categoría IDH: Muy Alto
Punto más alto: Hvannadalshnjúkur
Gentilicio: Islandés, -sa
Dominio de internet: .is
Huso Horario: GMT (UTC+0)
Organizaciones: ONU, OTAN, OCDE

Islandia (en islandésÍsland) es un país soberano localizado en el extremo noroeste de Europa, cuyo territorio abarca la isla homónima y algunas pequeñas islas e islotes adyacentes en el océano Atlántico, entre el resto de Europa y Groenlandia.​ Su capital es Reikiavik. Cuenta con una población de cerca de 350 000 habitantes y un área de 103 000 km².​ A causa de su localización en la dorsal mesoatlántica, es un país con gran actividad volcánica y geológica, factor que afecta en gran medida al paisaje del territorio islandés. El interior del país consiste en una meseta caracterizada por desiertosmontañasglaciares y ríos glaciales que fluyen hacia el mar a través de las tierras bajas. Gracias a los efectos de la corriente del Golfo, tiene un clima templado en relación a su latitud y provee un entorno habitable.

El primer asentamiento humano en Islandia data del año 874, cuando, de acuerdo con el Landnámabók o «Libro del asentamiento», el líder noruego Ingólfur Arnarson se convirtió en el primer colono permanente de la isla.​ Otros navegantes, como el vikingo feroés Naddoddr, posible descubridor, visitaron la isla hacia el año 860 para pasar en ella el invierno. Sin embargo, nunca fundaron allí un asentamiento permanente.​ A través de los siglos siguientes, grupos humanos de origen nórdico y gaélico se asentaron en Islandia. Hasta el siglo XX, la población islandesa dependía de la pesca y la agricultura, y desde 1262 a 1944 formó parte del reino de Noruega y, posteriormente, de Dinamarca. En el siglo XX consiguió su independencia y la economía islandesa se desarrolló rápidamente, a pesar de su aislamiento del mundo debido a su ubicación geográfica.

Hoy en día cuenta con una economía de mercado, con impuestos relativamente bajos comparados con otros miembros de la OCDE, manteniendo un Estado de bienestar que provee asistencia sanitaria universal y educación superior gratuita a sus ciudadanos.​ En años recientes se convirtió en uno de los países más acaudalados, y en 2009 fue clasificado por la Organización de las Naciones Unidas como el décimo país más desarrollado del mundo (actualmente ocupa el séptimo puesto), además de ocupar el primer lugar en el índice de paz global.

En 2008, el sistema financiero islandés sufrió un colapso, causando una fuerte contracción económica y manifestaciones que llevaron a adelantar las elecciones parlamentarias, en las que Jóhanna Sigurðardóttir ganó el puesto de primera ministra. Paralelamente cobró importancia la conocida como Revolución islandesa, una serie de protestas y movimientos de organización ciudadana que, en conjunto con el nuevo Gobierno, resultó en el encausamiento del anterior primer ministro de Islandia durante la crisis, Geir Haarde, dos referendos para decidir sobre el pago de la deuda externa de los bancos nacionales y un proceso ciudadano que desembocase en cambios en la Constitución que culminó en un borrador constitucional el 29 de julio de 2011 a debatirse en el Parlamento. Desde entonces, la economía se ha recuperado significativamente, en gran parte debido a un aumento en el turismo.

Islandia posee una sociedad desarrollada y tecnológicamente avanzada, cuya cultura está basada en la herencia nórdica. La mayor parte de la población es de origen celta y escandinavo. El idioma oficial es el islandés, lengua germánica septentrional que está muy relacionada con el feroés y con los dialectos occidentales del noruego. La herencia cultural del país incluye su cocina tradicional, su arte y su literatura.

Etimología[]

La palabra «Islandia» deriva del islandés Ísland, vocablo que proviene del nórdico antiguo, que significa «tierra de hielo».​ Sin embargo, el primer nombre del país fue Snæland («tierra de nieve»), acuñado por el navegante vikingo Naddoddr, uno de los primeros pobladores de las Islas Feroe. Gardar Svavarsson, uno de los primeros islandeses, rebautizó la isla como Garðarshólmur («islotes de Gardar»).

El nombre definitivo de Ísland fue dado por Flóki Vilgerðarson, en alusión al paisaje invernal del actual territorio islandés.​ A pesar de que algunos documentos oficiales contemplan Lýðveldið Ísland (República de Islandia) como el nombre oficial del país, la Constitución actual lo define como simplemente Ísland (Islandia), sin anteponer el término «república».

Historia[]

República de Islandia (1944-presente)[]

Scylla-Odinn

Buques británicos e islandeses durante las Guerras del Bacalao.

En 1946, las fuerzas de ocupación de los Aliados se retiraron de Islandia, que se transformó en un miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte el 30 de marzo de 1949, provocando controversia y protestas en algunas zonas del país. El 5 de mayo de 1951, la nación firmó un acuerdo de defensa con Estados Unidos. Regresaron las tropas estadounidenses permaneciendo ahí a lo largo de la Guerra Fría, hasta retirarse finalmente el 30 de septiembre de 2006.

El período inmediato a la posguerra se caracterizó por un gran crecimiento económico sin precedentes, provocado por la industrialización de la industria pesquera y la ayuda ofrecida por el Plan Marshall. La década de 1970 fue marcada por las Guerras del Bacalao, una serie de disputas con el Reino Unido sobre la extensión y derechos de la zona económica exclusiva. En 1994, la economía se diversificó y fue liberalizada cuando el país se unió al Espacio Económico Europeo.

El desarrollo económico fue acompañado por la creación de un estado de bienestar inspirado en el modelo escandinavo, que promovió la elevación del nivel de vida y la regulación de las desigualdades. No obstante, seguía predominando una oligarquía: catorce familias -un grupo conocido como el "Pulpo"- constituían la élite económica y política del país. Dominaban todos los sectores de la economía: importaciones, transporte, banca, seguros, pesca y suministro a la base de la OTAN. Políticamente, esta oligarquía gobernó sobre el Partido de la Independencia (PI), que controlaba los medios de comunicación. También determinó los nombramientos de los altos funcionarios de la administración, la policía y el ejercito. Los partidos dominantes (PI y Partido Progresista) gestionaban directamente los bancos locales de propiedad estatal, lo que hacía imposible obtener préstamos sin la aprobación del apparatchik local. Se generalizó así un sistema de relaciones clientelistas.

La economía se liberalizó tras la adhesión de Islandia al Espacio Económico Europeo en 1994, lo que exige la libre circulación de capitales, bienes, servicios y personas. El Primer Ministro Davíð Oddsson se ha embarcado en un programa de venta de activos estatales y desregulación del mercado laboral. Las desigualdades de ingresos y riqueza se han ampliado, agravadas por políticas fiscales desfavorables para la mitad más pobre de la población.

Entre 2003 y 2007, Islandia transformó su economía, basada hasta entonces en la industria pesquera, y pasó a ser una nación que ofrecía sofisticados servicios financieros. Pero las alarmantes señales se multiplicaron rápidamente. El déficit en cuenta corriente del país aumentó del 5% del PIB en 2003 al 20% en 2006, uno de los niveles más altos del mundo. A principios de 2006, la agencia Fitch rebajó la calificación de Islandia de "estable" a "negativa". La corona islandesa perdió parte de su valor, en contraste con el valor de las deudas de los bancos, que aumentó. El mercado de valores se derrumbó y las quiebras aumentaron, lo que obligó al Estado a movilizar las finanzas públicas en beneficio del sector privado. El Banco Danske de Copenhague describió entonces a Islandia como una economía a punto de explotar.​ Consecuentemente, el país resultó bastante afectado por la crisis financiera de 2008, que se extendió hasta 2009.​ Esta crisis produjo la emigración más grande de Islandia desde 1887.

A principios de 2009, las numerosas protestas ciudadanas ante la crisis causaron la dimisión del gobierno acompañada por una convocatoria a elecciones para el mes de abril. En estos comicios, la Alianza Socialdemócrata y el Movimiento de Izquierda-Verde, obtuvieron la mayoría de representación de la cámara. El gobierno, constituido por ambas formaciones, fue presidido por la líder socialdemócrata Jóhanna Sigurðardóttir, quien asumió el poder como nueva primera ministra. En noviembre de 2010, se estableció una asamblea popular de 25 personas sin afiliación política, a la que se delegó la responsabilidad de preparar una propuesta de nueva Constitución para el país. La economía de Islandia se estabilizó bajo el gobierno de Sigurðardóttir y creció un 1,6% en 2012.

En las elecciones de 2013, la Alianza Socialdemócrata junto con el Movimiento de Izquierda-Verde volvieron a ganar aunque con una menor votación, por lo que debieron pactar con el partido Futuro Brillante. Durante este período, Islandia experimento un aumento en el turismo a medida que el país se convirtió en un popular destino de vacaciones. En 2016, la primera ministra Jóhanna Sigurðardóttir convocó elecciones anticipadas tras la entrada en vigencia de la nueva Constitución, el año anterior. Las elecciones anticipadas de 2016 dieron como resultado un gobierno de coalición de izquierda de la Alianza Socialdemócrata, el Movimiento de Izquierda-Verde, el Partido Pirata y Futuro Brillante. Este gobierno cayó cuando Futuro Brillante abandono la coalición en desacuerdo con los presupuestos del año 2018 debiendo convocarse elecciones anticipadas para mayo de 2018, estas elecciones llevaron al poder a una nueva coalición formada por el Movimiento de Izquierda-Verde, la Alianza Socialdemócrata, el Partido Pirata y el Partido de Centro, esta coalición fue encabezada por la líder del Movimiento de Izquierda-Verde Katrín Jakobsdóttir.

Gobierno y política[]

Althingi

El Alþingi, el parlamento de Islandia en Reikiavik.

Islandia es una democracia representativa y una república parlamentaria. El parlamento moderno, Alþingi (traducido como «Althing»), fue fundado en 1845 como un órgano consultivo ante el monarca danés. Este parlamento fue ampliamente visto como un restablecimiento de la asamblea fundada en 930 durante el período de la Mancomunidad Islandesa, que fue suspendida en 1799. En consecuencia, el país «es posiblemente la democracia parlamentaria más antigua del mundo».

Tiene 70 miembros, elegidos por un período máximo de cuatro años.​ El presidente es elegido por voto directo para un mandato de cuatro años. El gobierno y los consejos locales son elegidos por separado de las elecciones presidenciales cada cuatro años.

Desde 2016, el presidente de Islandia es Guðni Thorlacius Jóhannesson, quien es el jefe de Estado. Su puesto solo cuenta con funciones ceremoniales y diplomáticas, aunque puede suprimir una ley aprobada por el Parlamento y someterla a un referéndum nacional.​ Por consiguiente, el jefe de Gobierno es la primera ministra (actualmente Katrín Jakobsdóttir) que, junto con el gabinete, es responsable del poder ejecutivo.​ El gabinete es nombrado por el presidente tras las elecciones parlamentarias generales.

Iceland-Reykjavik-Stjornarrad-1

Stjórnarráðið, sede del poder ejecutivo del gobierno islandés.

El nombramiento es generalmente negociado con los dirigentes de los partidos políticos con mayor presencia en el Althing, quienes deciden entre ellos quiénes deben ser los miembros que formarán el gabinete y cómo deben distribuirse. Solo cuando los líderes del partido son incapaces de llegar a una conclusión en un plazo razonable, el presidente ejerce esta facultad y nombra al gabinete por sí mismo.

Durante la historia de la república, el presidente únicamente ha tenido que utilizar este recurso en una ocasión cuando, en 1942, el regente provisional del país, Sveinn Björnsson, nombró a un gabinete por sí mismo, ya que, como regente provisional, tenía todas las facultades de un presidente. En 1944, Sveinn se convirtió formalmente en el primer presidente del país.

Los gobiernos de Islandia casi siempre han estado formados por coaliciones entre dos o más partidos políticos, puesto que ninguno de ellos ha obtenido una mayoría de escaños en el Althing por su propia cuenta. En 1980, los islandeses eligieron a Vigdís Finnbogadóttir como presidenta, la primera mujer en el mundo elegida directamente para ser jefa de Estado; se retiró de su cargo en 1996.

Islandia tiene un sistema político transversalista y multipartidista. Los partidos políticos más relevantes son el Partido de la Independencia (Sjálfstæðisflokkurinn), la Alianza Socialdemócrata (Samfylkingin) y el Movimiento de Izquierda-Verde (Vinstrihreyfingin – grænt framboð).​ Otros partidos que cuentan con escaños en el Althing incluyen el Partido Progresista (Framsóknarflokkurinn) y el Partido Pirata (Píratar). Existen otros partidos a nivel municipal, que solo compiten en elecciones para cargos del gobierno local.

Police car of Iceland 02

Coche de la Policía de Islandia.

Fundada en 1778, la Policía de Islandia es la organización encargada de la aplicación de la ley en todo el territorio nacional, a excepción de aquellos lugares bajo la jurisdicción de la Guardia Costera Islandesa.​ Este cuerpo policial es administrado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, además de tener bajo su supervisión algunos organismos dependientes como el Servicio de Inteligencia Islandés.

Gran parte del equipo utilizado por la Policía de Islandia es importado: las armas provienen de Alemania, Austria y Estados Unidos; los vehículos oficiales son de marcas de origen alemán, japonés, británico, coreano, sueco, estadounidense y checo.

Relaciones exteriores y fuerzas armadas[]

Islandia mantiene relaciones diplomáticas y comerciales con prácticamente todas las naciones, pero sus vínculos con los países nórdicos, Alemania, Estados Unidos, Canadá y otras naciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte son particularmente estrechos. Históricamente y debido a constantes similitudes culturales, económicas y lingüísticas, Islandia es considerado políticamente como uno de los países nórdicos, y participa en la cooperación intergubernamental a través del Consejo Nórdico.

También es miembro del Espacio Económico Europeo (EEE), que permite el acceso del país al mercado interior de la Unión Europea. Sin embargo, Islandia no es un miembro de esta organización. El país es miembro a la vez de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Islandia no cuenta con ningún ejército permanente. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos mantuvo de cuatro a seis interceptores en la base de Keflavík hasta el 30 de septiembre de 2006, cuando fueron retirados.​ Islandia posee sin embargo una Guardia Costera,​ que trabaja en conjunto con los miembros de la Unidad de Respuesta a Crisis Islandesa.

Históricamente, sus principales controversias internacionales han surgido por desacuerdos sobre los derechos de pesca. La oposición británica a la ampliación de la zona económica exclusiva islandesa llevó a una serie de conflictos con el Reino Unido llamados las «Guerras del Bacalao»: de 1952 a 1956 como resultado de la ampliación de la zona de pesca de Islandia de 5,6 a 7,4 km desde la costa; de 1958 a 1961 tras una nueva prórroga que la extendió a 22,2 km; de 1972 a 1973 con una nueva marca de 92,6 km; y finalmente en 1975 la última extensión hasta 370,4 km.

Organización territorial[]

Islandia se divide en regiones, circunscripciones, condados y municipios. La primera forma de organización divide al país en ocho regiones, que son utilizadas principalmente para fines estadísticos; las cortes de distrito utilizan una versión más antigua de esta división para definir sus jurisdicciones.​ Hasta 2003, las circunscripciones para las elecciones parlamentarias se definían por las regiones, pero fueron cambiadas a solo seis. El cambio en esta división fue hecho para equilibrar el peso de las diferentes circunscripciones del país, ya que anteriormente un voto en una de las áreas escasamente pobladas tenía mayor influencia que un voto emitido dentro del área de la capital. Este desequilibrio se redujo con el cambio de circunscripciones, pero aún persiste.

Los veintitrés condados son, para la mayoría, divisiones históricas. Actualmente, el país se divide en 26 magistrados (sýslumenn, singular sýslumaður) que corresponden a los gobiernos locales. Entre sus tareas se encuentran la recaudación de impuestos, el registro civil, etc. Después de una reorganización de las fuerzas del orden en 2007, la cual combinó a los cuerpos policiales de múltiples condados en uno solo, cerca de la mitad de los condados quedaron a cargo de este cuerpo policial unido y sin un gobierno local.

Hay setenta y nueve municipios en Islandia, los cuales regulan asuntos del gobierno local, como las escuelas, el transporte y el uso del suelo. Los municipios son el segundo nivel administrativo de Islandia, ya que los distritos electorales no tienen relevancia más que con fines estadísticos y electorales. Reikiavik es, por mucho, el municipio islandés más poblado, con cerca de cuatro veces la población de Kópavogur, el segundo más poblado.

Geografía[]

Advertisement