Historia Alternativa
Advertisement

Juan Santos Atahualpa nació en el Cusco, hacia ¿1710?. Fue el dirigente quechua de una importante rebelión indígena que estalló en 1742, cuyo propósito era restaurar el Imperio de los incas y expulsar a los españoles y negros.

Juan Santos Atahualpa

Juan Santos afirmaba ser un descendiente de los incas .

Estudió en el Colegio de Caciques San Francisco del Cusco, donde fue educado por los jesuitas. Demostraba tener una gran cultura, pues dominaba el castellano y latín, además del quechua y otros idiomas nativos.

Vestía una cushma o camisón típico de los indios selváticos y llevaba siempre colgada en el pecho una cruz de madera de chonta con cantoneras de plata. Mascaba abundante hoja de coca, a la que denominaba “hierba de Dios”. Sus rasgos eran de mestizo. Uno de los frailes franciscanos que lo visitó lo describió como de estatura alta y de piel tostada, añadiendo: “tiene algún vello en los brazos, tiene muy poco bozo, luce bien rapado… es de buena cara; color pálido amestizado; pelo cortado por la frente a hasta las cejas, y lo demás desde la quijada alrededor coleteado”, es decir, recogido en una coleta, según la moda occidental del siglo XVIII.

En 1742, lideró una gran rebelión que buscaba la expulsión de los españoles y la restauración del Tahuantinsuyo. Sus seguidores fueron los nativos ashaninkas, shipibos, piros y shiriminques del Gran Pajonal (Selva Central).

El virrey Villagarcía no pudo derrotarlo. Desde 1745, el virrey Superunda, envió tropas, pero estas también fracasaron. Santos Atahualpa organizó un gobierno en el territorio liberado y en 1752 avanzó rumbo a Jauja; pero, alertado de la cercanía de nuevas tropas coloniales se replegó hacia el Gran Pajonal.

El caudillo se mantuvo a la defensiva mientras alistaba una nueva incursión a la sierra central. Pero en 1756 los españoles llegaron hasta Quimiri sin recibir ataques de los nativos. Esto les hizo suponer que Juan Santos Atahualpa ya había muerto. En los años siguientes los frailes franciscanos recogieron la versión que señala que “lo habían muerto los suyos”, y que su cuerpo desapareció “echando humos”.

En cuanto al supuesto trato de Juan Santos con los ingleses, sobre lo cual no hay mayor información documental que lo confirme, se puede, sin embargo, lanzar algunas hipótesis.

Vea también[]

Advertisement