Historia Alternativa
Advertisement

Juscelino Kubitschek de Oliveira (Diamantina, 12 de septiembre de 1902 — Resende, 22 de agosto de 1976), conocido como JK por sus iniciales, fue Presidente de Brasil entre los años 1956 a 1961.

Kubitschek

Kubitschek fue un médico y político brasileño que también se desempeñó en los cargos de alcalde de Belo Horizonte (1940-1945), gobernador de Minas Gerais (1951-1955) y en numerosas ocasiones ejerció cargos legislativos.

Durante la revolución constitucional del 9 de julio de 1932, como médico, sirvió en las tropas que lucharon contra la minería a las tropas de São Paulo. Kubitschek sirve en el famoso "túnel de la Mantiqueira" como cirujano de la policía militar, a raíz de su profesor en la universidad, Octaviano de Almeida que había construido un hospital en vagones de tren. Allí opero la herida de bala en el cráneo de un soldado que sobrevivió sin secuelas.

En las elecciones de octubre de 1934, el Partido Progresista (PP) lo presentó como candidato a Diputado, ganando con una amplia mayoría de votos, ingresando así por primera vez a la Cámara de Diputados de Brasil. 

Durante las elecciones del 2 de diciembre de 1945, resultó electo Diputado Federal por el Partido Social Democrático (PSD).

El 3 de octubre de 1950, fue electo gobernador de Minas Gerais por el PSD, venciendo a Gabriel Passos del UDN. Mientras que Getúlio Vargas resultó electo presidente.

En las elecciones celebradas el 3 de octubre de 1955, Juscelino Kubitschek fue elegido con el 36 %, unos 3 077 411 votos, en un segundo lugar quedó el militar Juarez Távora con el 30 % (UDN), seguido del 26 % de Ademar de Barros (PSP).

Durante su presidencia se incrementó la industrialización del país, que derivó en un aumento desmesurado de la inflación, se emprendieron numerosas obras públicas, tales como la expansión de la red vial para unir los estados brasileños. Sin embargo, el proyecto más reconocido de su gestión fue la construcción de la nueva capital, Brasilia (con el objetivo de poblar el interior del país), fue merecedor de diversas críticas. La inauguración de Brasilia mostró al mundo el potencial que tenía Brasil. Su mandato también es destacado por la legalidad y paz política que alcanzó durante su gestión, cuando Brasil venía de un difícil marco político. En cuanto a política exterior, continuó la obra de su predecesor, manteniéndose fiel a los principios de la Tercera Posición, siendo una figura importante del movimiento de países no alineados.

La idea de construir una nueva capital en el centro geográfico del país ya era idealizado en la Constitución brasileña de 1891, 1934 y 1946, sin embargo, no fue hasta 1956 que la construcción comenzó a tomar forma.

Se construyó la nueva y actual capital brasileña, Brasilia y se trasladó la administración gubernamental desde Río de Janeiro. Este proyecto de gran alcance fue prácticamente la obra pública más importante de Kubitschek y la de mayor trascendencia histórica.

Al dejar la presidencia, fue elegido senador por el estado de Goiás.

Es considerado uno de los dirigentes más admirados del panorama político de Brasil, apareciendo, junto con Getúlio Vargas dentro de diversas encuestas como uno de los presidentes más preferidos por los brasileños.

Murió en un accidente de tránsito el 22 de agosto de 1976 en Resende.

Vea también[]

Advertisement