Historia Alternativa
Advertisement
Luisa I
Reina de Chile, Reina del Reino Unido del Sur
Luisa I (RUS).jpeg


Escudo del Reino Unido del Sur (Versión Ampliada).png
Reina del Reino Unido del Sur
5 de agosto de 1988 - 23 de enero de 1992
Predecesor Luis I
Sucesor Amalia I

Escudo del Reino Unido del Sur (Versión Ampliada).png
Reina Consorte de Argentina
24 de abril de 1985 - 5 de agosto de 1988
Nombre real Luisa María Anna de Borbón-Chile y Saboya
Nacimiento 10 de octubre de 1916
Palacio Real de Santiago,

Santiago de Chile, Reino de Chile

Fallecimiento 30 de enero de 2015
Palacio Real de la Providencia,

Buenos Aires, Reino Unido del Sur

Entierro Palacio Real de la Providencia,

Buenos Aires, Reino Unido del Sur

Consorte Francisco III
Casa Real Casa de Borbón-Chile
Padre Enrique III
Madre Alejandra de Saboya

Luisa I (Luisa María Anna de Borbón-Chile y Saboya; Santiago, Reino de Chile, 10 de octubre de 1916) fue reina del Reino Unido del Sur entre 1988 y 1992. Fue heredera al trono chileno hasta la firma del Tratado de Unión de Coronas en 1944, cuando se convirtió en heredera conjunta al trono austral junto a su esposo, el Príncipe de Buenos Aires. Vivió en el exilio durante la era republicana hasta la restauración monárquica en 1985, cuando fue proclamada Reina Consorte de Argentina. Posteriormente, con la anexión de Chile, se convirtió otra vez en la monarca de jure de dicho país.

Nacimiento y Primeros Años

La Princesa Luisa durante su niñez, c. 1924.

Luisa María Anna de Borbón-Chile y Saboya fue la primer hija del Rey Enrique III de Chile y su esposa, la Reina Alejandra de Saboya. Nació el 10 de octubre de 1916 en ausencia de su padre, quien se hallaba en el Brasil visitando a la Emperatriz Isabel tras la restauración monárquica en dicho país. Fue bautizada en la religión católica el 12 de diciembre de 1916, y nombrada Luisa por su tatarabuela por parte materna, la Emperatriz María Luisa del Sacro Imperio Romano Germánico, María por su abuela María Bonaparte, y Anna por su bisabuela paterna, Anna de Brunswick.

Casamiento

La relación entre las familias reales de Chile y el Río de la Plata era distante y formal, al punto que los temas tratados entre ambas naciones eran llevados a cabo por los respectivos Primeros Ministros y Ministros de Asuntos Exteriores.

El Rey Enrique III era primo segundo del Rey Luis I, sin embargo, sólo mantenían una relación epistolar. Tras la muerte del rey británico -con quienes los miembros de la realeza chilena solían pasar las vacaciones de verano-, el Rey Enrique se contactó con su primo, ofreciéndoles una visita a su residencia de verano en Osorno. Debido a que Luis había ascendido al trono recientemente, éste replicó que le era imposible visitar Chile en dichas circunstancias, por lo que su primo ofreció visitarlo él mismo.

El 20 de diciembre de 1936, el Rey Enrique, la Reina Alejandra y su hija, la Princesa Luisa, de veinte años, visitaron el Palacio Real de la Providencia en Buenos Aires.

Desde entonces, el Príncipe de Buenos Aires mantuvo una relación epistolar con la Princesa Luisa. Mientras tanto, las relaciones glaciares entre Chile y el Río de la Plata se descongelaron, y, en 1942, el Rey Luis I visitó Chile, generando un gran descontento en los sectores nacionalistas, especialmente el GOU.

El Príncipe de Buenos Aires y la Princesa Luisa contrajeron matrimonio en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires el 27 de octubre de 1944. El 23 de agosto de 1945 nació su primer hija, la Princesa Amalia. El 2 de julio de 1949 nacería su segundo hijo, el Príncipe Alejandro.

Golpe de Estado y Exilio

El 5 de octubre de 1945, se produjo el Golpe de Estado del GOU que destituyó al Rey Enrique III y al Rey Luis I e instauró dos repúblicas separadas, el Estado de Chile y el Estado de Argentina. Tras ser todas sus propiedades expropiadas por el gobierno de facto, la Familia Real Chilena se mudó a la Ciudad de Córdoba junto a la Familia Real Rioplatense, donde recibió reiteradas amenazas del Presidente Perón tras su elección en 1946. Tras una resolución del Poder Ejecutivo, la Familia Real debió exiliarse, por lo que se dirigió a la residencia de la recientemente depuesta Familia Real Uruguaya en Colonia del Sacramento. Tras amenazas dirigidas al Rey desde Buenos Aires por miembros del Partido Peronista, la familia decidió trasladarse a la ciudad de Ottawa, Canadá, donde luego fueron alojados por el embajador británico hasta 1947. Durante su estancia en Ottawa, el Rey Enrique III falleció y fue enterrado con honores. En 1947, el Rey Luis y la Reina Federica se instalaron en Bruselas donde organizaron un gobierno en el exilio junto a su gabinete de ministros, también exiliados por presión política. Por otro lado, el Príncipe Francisco y la Princesa Luisa se trasladaron a La Haya junto a su hija, bajo la protección de la Reina Guillermina. Años luego, en dicha ciudad, nacería su segundo hijo, el Príncipe Alejandro.

El 8 de abril de 1951, el Rey Luis falleció en Bruselas, convirtiéndose así el Príncipe Francisco en el heredero legítimo al trono rioplatense. El gabinete del difunto monarca lo proclamó Rey Legítimo en Exilio, y actuó como tal durante toda su pretensión al trono. Asimismo, la Princesa Luisa se convirtió por el decreto de la Ley de Unión de Coronas como Reina de Chile.

El 2 de junio de 1953, para la Coronación de la Reina Isabel II, toda la Familia Real asistió a la ceremonia, en representación formal del gobierno austral. Para dicho evento, el gobierno republicano había enviado al vicepresidente Alberto Teisaire, quien expresó la asistencia de la Familia Real como un "insulto" a la voluntad popular de los pueblos sudamericanos.

En 1960, el Presidente Arturo Frondizi visitó los Países Bajos y se reunió con la Familia Real, prometiendoles el levantamiento de la prohibición de su presencia en el país. Al año siguiente, esta promesa se cumple pero debido a tensiones sociales la Familia Real decide posponer su visita.

En 1964, el Rey recibió una invitación de Juan Perón en su residencia de Madrid, donde se encontraba exiliado. Tras consultas con su gabinete, decidió declinar. A este rechazo siguieron dos invitaciones más, que el Rey volvió a rechazar. Tras lo que el Rey llamó un "ataque de hartazgo", decidió enviar a su hermana, la Princesa Victoria, a la reunión.

La Reina Luisa junto a la Reina Fabiola de Bélgica, 1962.

En 1969, fundó la Sociedad Real Rioplatense de Beneficencia en la Haya en un acto que fue presenciado por la Reina Juliana de los Países Bajos y la Princesa Paola de Bélgica. La Sociedad se encargó de asistir a los exiliados del Reino en Europa, abriendo dos sedes más en el continente: una en Londres y otra en Roma.

En 1972, el electo Presidente de Argentina, Héctor Cámpora, solicita una audiencia con el Rey Francisco, que fue rechazada. Asimismo, Cámpora solicitó audiencias con la Reina Luisa, la Reina Federica, e incluso la Princesa Amalia. Todas fueron rechazadas.

En 1979, el General Pinochet invitó a la Reina Luisa a visitar Santiago de la misma manera que su par argentino había invitado a su esposo el año anterior. La Reina Luisa se negó, primero sin explicitar ningún tipo de razones. Luego, en el boletín "Opinión Real" expresaría su condena a los crímenes de lesa humanidad y de censura en su país natal de manera reiterada, lo cual le costaría ser declarada persona non grata en 1981.

Restauración Monárquica

El 20 de marzo de 1985 a las 9:30 am arribaron el Rey Francisco III y la Reina Luisa al Aeropuerto Ministro Pistarini de la Ciudad de Ezeiza. El resto de la Familia Real había arribado días antes. El Rey y la Reina fueron recibidos por Raúl Alfonsín y en una caravana de 20 autos, custodia policial y cobertura mediática, viajaron hasta la Ciudad de Buenos Aires, donde se organizó un desfile en la Avenida 9 de Julio para su recibimiento. 

Tras la sanción de la Constitución Real el 24 de abril de 1985, se organizó la Coronación de los monarcas. Debido a que el Tratado de 1944 sobre la Unión de Coronas había sido derogado, la Reina Luisa no gobernaría de manera conjunta sino que ocuparía la función de consorte, según la nueva constitución. El 9 de julio de 1985, Luisa sería instaurada como Reina Consorte de Argentina.

En 1987, tras la crisis que supuso la Operación Albania y la pérdida de Pinochet en el poder, la Comisión Nacional Estatal asume la magistratura de la República de Chile, la cual lleva a cabo un plebiscito el 1 de marzo de 1988, en el cual cuestiona la unión entre la Argentina y Chile, ganando esta situación con un 77% de los votos. El Rey Francisco III y la Reina Luisa se reunieron con la Comisión Nacional Estatal el 4 de marzo, y el Congreso Argentino aprobó la creación de una nueva Asamblea Constituyente.

Tras dicha Asamblea, llevada a cabo el 12 de junio de 1988, se sanciona la Constitución Real del Reino Unido del Sur. Asimismo, se llama a Elecciones Generales para Primer Ministro en el Reino de Chile. En la Nueva Constitución, queda establecida Buenos Aires como ciudad capital, así como la Unión de Coronas, pero no la unión de gobiernos. La Reina Luisa visitaría luego el 29 de junio la ciudad de Santiago de Chile donde firmaría, junto a su esposo, dicha Unión. El 5 de agosto de 1988, el Congreso del Reino de Chile la coronaría formalmente como Reina del Reino Unido del Sur.

La Reina Luisa junto a la Reina Paola de Bélgica, 1991.

Tras la muerte de su esposo el 23 de enero de 1992, la Reina dejó de ser monarca y delegó sus labores reales a su hija. Redujo sus apariciones públicas, siendo vista en público solamente en contados feriados nacionales. Años después, dejaría de participar asimismo en reuniones oficiales o de estado junto a su hija.

El 19 de marzo de 2007, el diario La Prensa hizo público el hecho que la Reina Luisa ya no se hallaba viviendo en el Palacio Real de la Providencia junto a su familia, sino que se había mudado a su antigua residencia en La Haya. Una serie de fotografías mostró a la Reina en dicha residencia acompañada de una enfermera. La Familia Real no hizo ningún tipo de declaración al respecto. A fines del mismo año, se vería otra serie de fotografías en La Haya de la Reina junto a su nieto, el Príncipe de Buenos Aires.

La Reina Luisa reapareció en sus tareas públicas para las celebraciones del Bicentenario de la Revolución de Mayo, el 25 de mayo de 2010. Desde entonces, volvió a aparecer en las sesiones fotográficas anuales de su familia y se la vio participar activamente de tareas reales junto a su hija.

El 4 de agosto de 2014, se haría pública la noticia que la Reina no solo no se hallaba en buena salud sino que suspendía "toda actividad oficial" hasta su recuperación. Según los voceros del Palacio, la Reina se hallaba débil, y no se dieron más detalles de su salud. El 30 de enero de 2015, a las 14:35 horas, fallecería mientras dormía en el Palacio Real de la Providencia, producto de una bronquitis. Contaba con 98 años de edad, y era el miembro más longevo de la Familia Real. Su funeral se llevó a cabo el 5 de febrero de 2015. Sus hijos, Amalia y Alejandro, y sus nietos, Eduardo, Isabel, Ingrid y Emma, acompañaron el féretro durante su procesión hacia la Catedral Metropolitana de Buenos Aires.

Tratamientos y Títulos

  • 10 de octubre de 1916 - 27 de octubre de 1944: S.A.R. la Princesa Luisa María Anna de Borbón-Chile y Saboya
  • 27 de octubre de 1944 - 8 de abril de 1951: S.A.R. la Princesa de Buenos Aires
  • 8 de abril de 1951 - 24 de abril de 1985: S.M. Luisa, Reina de Chile (pretendiente), Reina Consorte del Río de la Plata
  • 24 de abril de 1985 - 5 de agosto de 1988: S.M. la Reina Luisa de Argentina
  • 5 de agosto de 1988 - 23 de enero de 1992: S.M. Luisa I, Reina del Reino Unido del Sur
  • 23 de enero de 1992 - 30 de enero de 2015: S.M. la Reina Luisa.

Órdenes, condecoraciones y distinciones honoríficas

Reino Unido del Sur

Extranjeras

Advertisement