FANDOM


Bandera-marroqui-1

Bandera del Reino de Marruecos.

El Reino de Marruecos es un Estado situado en el extremo noroccidental de África, linda al oeste con el Oceano Atlantico, al norte con el estrecho de Gibraltar y el Mar Mediterraneo, al este - en lo político - con Argelia y al sur en lo político con Mauritania tomando como frontera el Wadi Hamra hasta el oasis de Tindouf. Es una monarquía de carcater autoritario en la que el Sultán, en calidad de descendiente del Profeta Mahoma se atribuye funciones de interpretación de la ley coránica tenida como base del derecho. Su capital es Fez. Los habitantes reciben el nombre de marroquíes. Su lengua principal es el árabe aunque en las regiones montañosas del Rif y el Atlas así como en las zonas deserticas del sur se hablan diversas lenguas bereberes.

Etimología

Historia

Convencionalmente la historia de Marruecos es dividida entre los periodos preislámico, subdividido en prerromano, romano y postromano, e islámico, a su vez dividido en islámico inicial desde la migración árabe hasta los almoravides, islámico medio desde los almoravides a los watasíes e islámico reciente comprendiendo las dos últimas dinastías de los Saadíes y Alauíes.

Almoravides

El origen de los almorávides tuvo lugar en un pueblo de criadores de camellos, un conjunto de tribus bereberes nómadas de las estepas del Sahara en conjunto conocidas como los Sanhadja parte de las cuales migraron hacia el sur, a las cuencas del Senegal y del alto Niger. La historia del movimiento comienza con una peregrinación a la Meca de algunos notables de estas tribus que a su retorno en torno a 1039 pararon algún tiempo en Cairuán, por entonces centro espiritual e intelectual del norte de África donde quedaron impresionados por las enseñanzas de un jurista malekí, Abu Imram al-Fasi el cual persuadió a su discipulo Ibn Yasin para acompañar al grupo en su viaje de retorno. Sin embargo las enseñanzas de éste no resultaron del agrado de las tribus y pasado un tiempo se retiró junto con algunos seguidores a una isla en el Niger donde establecieron una casa de ejercicios religiosos y piadosos, esto és en árabe un ribat, de esta palabra deriva el término al-murabitun que designa a los seguidores de Ibn Yasin y que dio origen en castellano a la palabra "almorávide".

Hacia el 1055 las fuerzas de Ibn Yasin, bajo la dirección militar de Yahya ibn Umar conquistaron el pequeño estado situado en el oasis de Sichilmasa. Un año más tarde murió Yahya siendo reemplazado por su hermano Abu Bakr ibn Umar, en torno a 1058 la muerte de Ibn Yasin deja a Abu Bakr como jefe supremo del movimiento (amir) hasta su muerte en 1087. Los exitos militares se suceden con rapidez. En 1061 Abu Bakr concedió a su primo Yúsuf ibn Tasufin un mando semi-independiente en las regiones septentrionales mientras el centraba sus atenciones en el Sur. En 1062 Yúsuf ibn Tasufin funda Marrakech a la que convierte en su capital política y centro de operaciones desde la que extiende el dominio almoravide sobre Marruecos y Argelia.

Hacia 1086 los gobernantes musulmanes de Al-Andalus alarmados por la expansión de los reinos cristianos (caida de Toledo) piden la ayuda de Ibn Tasufin, con la condición de que su ejercito abandonara la península después de que hubiese derrotado a los cristianos, Yúsuf cumple en principio éste acuerdo y tras vencer en la batalla de Sagrajas retorna a África.

Sin embargo los cristianos seguian ejerciendo un fuerte control, por ello tanto los juristas malikies como Mutamid y otros príncipes apelaron nuevamente a Yusuf quien desembarca de nuevo en 1090 y a lo largo de ese mismo año se fue haciendo con el control de las diversas taifas, Granada a fines de 1090, Córdoba en marzo de 1091, en septiembre de ese año Sevilla, capturando a su emir Al-Mutamid con lo que logra el dominio del sur y desde allí, paulatinamente, va reconquistando regiones más al norte (Badajoz en 1094, Valencia en 1102 y Zaragoza en 1110). En 1097 libra la batalla de Consuegra en la que la muerte del rey Alfonso I deja a Castilla bajo la minoría de su hijo Sancho.

El poder de esta dinastía bereber no perduró mucho tiempo; desvanecida la fuerte fibra moral de los primeros conquistadores, los generales y oficiales comenzaron a anteponer sus própios intereses personales a la idea de unidad y se produjo una perdida de cohesión en todo el sistema político. La actitud arrogante de la soldadesca norteafricana y las exacciones fiscales produjeron el repudio del pueblo llano que se sumó al desprecio racial de la aristocracia arabigo-andalusí. Esto conduce a las rebeliones de 1144 y 45 que ponen fin a la dominación almorávide en Al-Andalus.

Almohades

El fundador del movimiento almohade (muy similar en su génesis al almorávide) es conocido como Ben Tumart, de la tribu bereber de los Hintana, en el curso de sus viajes engendró un gran celo reformador. La base de sus reformas fue una reelaboración del dogma islámicoen el que se daba enfasis a la tauhid o "defensa de la unidad" razón por la cual sus seguidores fueron llamados "defensores de la unidad" o Al-Muahidun, término que dio lugar a la palabra Almohades.

Después de unos inicios azarosos Ben Tumart y Abd al-Mumin se retiraron al oasis de Tinmal que convirtieron en el centro propagandístico de su doctrina, hacia el 1121 Ben Tumart expreso su intención de convertirse en el Mahdí, el jefe guiado por la inspiración divina y pronto tuvo el mando suficiente de efectivos como para desafiar al poder almoravide a nivel local.

A Ben Tumart, muerto en batalla, le reemplazó en 1133 Abd al-Mumin. En 1147 conquista Marraquech la capital almorávide poniendo fin a su dominio. Hacia 1151 ocupa Argelia y entre 1159 y 1160 Tunez, Cairuán y Mahdia, la antigua capital fatimí, ocupando así todo el litoral norteafricano hasta la altura de Trípoli.

A Abd al-Mumin, muerto en 1163 le sucedió su hijo Abu Yaqub Yúsuf I (1163-1184) quien hasta 1171 no intervino en los asuntos de Al-Andalus, una vez vencida la oposición del regulo de Sevilla Ibn Mardanis, logra apoderarse de la mayor parte de los territorios musulmanes peninsulares pero fracasa en el sitío de Toledo y en otras operaciones de incursión contra los reinos cristianos.

Abu Yúsuf Yaqub reconquista Bugía y el litoral argelino donde un descendiente de los almoravides se había instalado como gobernador independiente. Hasta 1189 no puede orientar sus miras a la península ibérica donde tras algunas operaciones contra León logró dejar la situación relativamente estable.

Los siguientes gobertantes Muhammad al-Nasir (1199-1213) y Abu Yaqub Yúsuf II (1213-1223) no logran conjurar la suma de revueltas a lo largo de su dominio ni la convergencia de fuerzas cristianas que por último le derrotan. Abu Yaqub Yúsuf muere sin hijos y las luchas dinasticas sacuden a la familia gobernante que en breve plazo perdió el dominio de sus provincias quedandole solo un residuo norteafricano que se extinguió definitivamente en 1269.

Los Meriníes

Los Meriníes sustituyen a los Almohades. También intervienen en la Península ibérica con menor exito.

Gobierno y política

Organización territorial

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.