Historia Alternativa
Advertisement

Józef Piłsudski, el primer presidente de la actual Polonia, buscaba implantar una federación de naciones formada por Polonia, Lituania, Bielorrusia y Ucrania, bajo la dirección polaca. Sin embargo, el proyecto no llegó a concretarse debido a la falta de unión en los países de Europa Central. Pero... ¿Qué hubiera pasado si se concretara su plan?

Punto de divergencia[]

Es el año 1919. La Primera Guerra Mundial Había terminado. Tanto el Imperio Alemán como el Imperio Ruso habían sufrido grandes amputaciones territoriales, sobre todo los rusos, los cuales habían perdido Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia, mientras que los alemanes tuvieron que ceder algunos territorios a la naciente nación polaca. El objetivo estratégico de Józef Piłsudski era resucitar una forma moderna de la antigua República de las Dos Naciones (también conocida como la Mancomunidad de Polonia-Lituania). Los aliados occidentales temían que una Alemania y una Rusia debilitadas fueran incapaces de pagar las indemnizaciones de la Primera Guerra Mundial, y que el equilibrio europeo se rompiera por la acción coordinada de los países que acababan de alcanzar su independencia. Rápidamente muchos pueblos se adhirieron a la causa de Piłsudski, como los lituanos, los ucranianos, los polacos, los checoslovacos y los húngaros. Si bien la URSS realizó un ataque hacia Ucrania, este ataque fue contrarrestado gracias a la unión de todos los países antes mencionados. Para 1920, gran parte de los países mencionados se adhirieron a la federación junto con Polonia.

Una nueva confederación surge[]

Advertisement