FANDOM


Wiki Esta Historia Alternativa tiene un autor. Cualquier cambio debe ser primero consultado con esta persona antes de editar.

Cono de construcción Esta pagina está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Multipolarmap

El mundo en 2010

En nuestra línea de tiempo, la Unión Soviética rechazaría los Acuerdos de Munich debido a que Gran Bretaña y Francia mostraban más voluntad de colaboración con Alemania que con la Unión Soviética; además de que en la propaganda soviética se consideraba los Acuerdos de Múnich como un complot de los occidentales con el nacionalsocialismo, con el objetivo de aislar a la Unión Soviética. Pero... ¿Qué hubiera sucedido si la Unión Soviética fuera invitada a participar en los Acuerdos de Munich donde también estarían presentes Reino Unido, Francia, Italia y Alemania?

La firma de los Acuerdos de Munich

El 30 de septiembre de 1938, los jefes de gobierno del Reino Unido (Arthur Neville Chamberlain), Francia (Édouard Daladier), Italia (Benito Musolini), Alemania (Adolf Hitler) y la Unión Soviética (Josef Stalin), firmaron los Acuerdos de Munich, en el que dichas naciones se comprometían a repartir Europa bajo "zonas de influencia".

En estos acuerdos se ofreció una solución a la Crisis de los Sudetes, en la que Alemania no solamense se anexarían estos territorios, sino que también se apoderaría de las regiones de Bohemia y Moravia; Hungría se apoderaría del sur de Eslovaquia y de la Rutenia Subcarática. Hungría se apoderaría de la Transilvania rumana; Rumania se apoderaría de Besarabia y Bulgaria se apoderaría de la Tracia ocupada por grecia.

En ese acuerdo también se puso fin a la Guerra Civil Española, la cual terminó en octubre de 1938 con el cese de las hostilidades y el inicio de un referéndum en diciembre de 1938, en el que Manuel Azaña y Francisco Franco compitieron ene elecciones gubernamentales, en las cuales Francisco Franco ganó por el 70% de los votos.

1939: El inicio de los juegos expansionistas

Soldadosnazis

Soldados nazis invadiendo Polonia

El 1 de marzo de 1939, los ejércitos del Tercer Reich, el Estado Eslovaco y la Unión Soviética invadieron Polonia. Cinco días después, las útimas unidades del ejército polaco que quedaban se rendieron. El presidente de Polonia, Ignacy Mościcki, huyó a los Estados Unidos para pedir ayuda al presidente Franklin Delano Roosevelt para intervenir militarmente en Europa. Roosevelt rechaza la propuesta de Mościcki, pues considera que dicha acción va en contra de la política aislacionista que mantiene Estados Unidos con respecto a los asuntos europeos.

En abril de ese mismo año, tropas de la Unión Soviética ocupan las repúblicas bálticas y las anexiona a la URSS. Días después, los soviéticos lanzaron una ofensiva contra Finlandia. Durante cuatro meses, los finlandeses resistieron ferozmente los ataques soviéticos, pero a pesar de esto, las tropas finlandesas fueron finalmente aplastadas por la máquina de guerra del Ejército Rojo. En agosto de 1939, Finlandia es anexionada a la Unión Soviética.

El 9 de agosto de 1939, Alemania lanzó la Operación Weserübung, en la que invadió y ocupó Dinamarca y Noruega en cuestión de horas. A pesar de las agresiones militaristas de los nazis y los soviéticos, el Comité Nobel Noruego anunció la nominación de los jefes de gobierno del Reino Unido (Arthur Neville Chamberlain), Francia (Édouard Daladier), Italia (Benito Musolini), Alemania (Adolf Hitler), la Unión Soviética (Josef Stalin) y España (Francisco Franco) al Premio Nobel de la Paz. El 10 de diciembre de 1939 dichos premios fueron entregados a los lideres de esas naciones en la ciudad de Oslo, en la Noruega ocupada.

1940: Discusiones sobre el Nuevo Orden

El galardonamiento de Hitler y Stalin como Premio Nobel de la Paz causaron conmoción en los Estados Unidos; incluso el presidente estadounidense, Franklin D. Roosevelt, declaró que "Europa se ha convertido en la cuna de la represión". En enero de 1940, Estados Unidos rompe relaciones diplomáticas con Alemania, Gran Bretaña, Italia, España, Francia y la Unión Soviética como señal de repudio a los regímenes totalitarios de Europa.

En mayo de 1940, Oswald Mosley se convierte en primer ministro de la Gran Bretaña. En junio de ese año, Mosley se reúne con Hitler para resolver el problema judío. Ambos se comprometieron a evacuar a toda la población judía que vivie en Alemania y en la Gran Bretaña para enviarlos a la Palestina Británica. La situación mejoró cuando la población árabe en Palestina aceptó con gratitud y júbilo a los inmigrantes judíos que regresaban a la Tierra Pormetida para convivir en paz con sus hermanos árabes.

1940-1944: Guerra Nipo-estadounidense

Los japoneses habían firmado previamente en enero de 1939 una acuerdo comercial con Alemania, Gran Bretaña y la Unión Soviética, que permitiría al Imperio Japonés armarse con una novedosa tecnología en buques de guerra y aviones de caza. Durante los últimos cuatro meses de 1939, los japoneses se extendieron por todo el sureste asiático, la mayor parte de las islas del Pacífico y gran parte de China.

Sin embargo, la política aislacionista de los Estados Unidos llegó a su fin, cuando el 11 de septiembre de 1940, la Armada Imperial Japonesa lanzó un ataque contra la base militar estadounidense de Pearl Harbor. El ataque conmocionó profundamente al pueblo estadounidense y llevó directamente al presidente Roosevelt a declarar la guerra al Imperio Japonés. Días después, México y Brasil también declaran la guerra a los japoneses.

Japaneseattack

Base de la Fuerza Aérea Edwards tras el ataque japonés a los EE.UU.

Las tropas estadounidenses no se encontraban bien preparadas, ya que la política aislacionista no les dio tiempo para aumentar el armamento norteamericano. Los japoneses aprovecharon esta situación para lanzar una ofensiva sobre las costas americanas. El 22 de junio de 1941, los japoneses bombardearon el puerto de Kodiak, en Akaska; y en los próximos días, los japoneses lanzaron ofensivas aéreas sobre los puertos de Seattle, San Francisco y Los Ángeles. En agosto de 1941, los japoneses se apoderaron de las Islas Galápagos para después atacar los principales puertos de Ecuador (Esmeraldas y Guayaquil); en pocas semanas, los japoneses realizaron un ataque sorpresa al Canal de Panamá y también atacaron el puerto mexicano de Acapulco.

A pesar de las victorias iniciales de los japoneses, la situación dio un giro de 180 grados cuando Estados Unidos, con la ayuda de espías y científicos británicos, alemanes y soviéticos, logró sextuplicar su armamento militar. Dicha técnica también fue usada por los mexicanos, los brasileños y los colombianos; éstos últimos entraron a la guerra tras el ataque japonés a Ecuador. En noviembre de 1941, la Alianza Americana recuperó la costa occidental de los Estados Unidos, y días después liberó a Ecuador de las garras de los japoneses.

A finales de 1941 y principios de 1942 se libraron intensas batallas navales en las islas Midway y en el mar del Coral. En cuestión de días, los aliados americanos derrotaron a las fuerzas japonesas. Sin embargo, los japoneses no se rindieron tan fácilmente, ya que ellos tenían a los kamikazes, los cuáles eran pilotos suicidas que atacaban a las embarcaciones americanas; sin embargo, los aliados americanos siguieron peleando y destruyendo el punto débil de los japoneses. En cuestión de meses, y después de varias batallas, los estadounidenses, con la ayuda de sus aliados americanos, lograron recuperar a Nueva Guinea, las Islas Salomón y Filipinas.

Para 1943, los aliados americanos combatieron durante casi seis meses a los japoneses en las batallas de Iwo Jima y Okinawa, donde ambos bandos tuvieron altísimas bajas humanas. Para finales de 1943 y comienzos de 1944, Gran Bretaña y Francia entraron a la guerra del lado de los aliados a los que ayudaron a recuperar el sureste asiático y la costa oriental de China. Al enterarse de las brutales bajas humanas del Ejército Imperial Japonés, el emperador Hirohito decide anunciar la rendición de Japón en agosto de 1944.

Una vez finalizada la guerra, Japón se vio obligado a retirar sus tropas de las naciones ocupadas, pero Japón conservó la Península de Corea. Manchuria, Tailandia e Indonesia se hicieron independientes, pero todavía estaban bajo la influencia japonesa. La salida de los japoneses del territorio chino dejaba paso así a una guerra civil abierta entre los nacionalistas de Chiang Kai-shek y los comunistas de Mao Zedong. Finalmente, en 1948, los comunistas ganaron la guerra y Chiang Kai-sek fue exiliado a Taiwán.

1946-1954: Guerra de Indochina

Soldats-vietnamites-guerra-cochinchina

Soldados vietnamitas descansando en pleno conflicto bélico.

Para 1945, Indochina seguía siendo propiedad de Francia; aunque los japoneses las habían ocupado por poco tiempo. Los vietnamitas, laosianos y camboyanos exigieron la independencia del dominio francés a partir de 1946 con el inicio de la guerra. Los independentistas pidieron la ayuda de los ejércitos de Estados Unidos, Rusia y China para expulsar a los franceses de sus respectivas naciones.

En los primeros años fueron muy notorias las victorias francesas, pero todo cambió en 1950 con la llegada de tropas de Estados Unidos, China y la URSS, así como de India, Irán y Brasil para ayudar a los separatistas indochinos liderados por el vietnamita Ho Chi Minh. El 22 de febrero de 1951, las tropas de la coalición internacional atacaron las principales bases francesas. En los próximos meses los ataques fueron más fuertes y arrasaron con todo el ejército de ocupación francés. Cabe destacar la labor del Escuadrón Aéreo 201 de la Fuerza Aérea Mexicana que, aparte de que participó en la guerra nipo-estadounidense, también participó en la Guerra de Indochina.

Los indochinos habían logrado controlar la mayor parte de Indochina y habían logrado conquistar Saigón, pero los franceses resistieron el ataque debido a la ayuda militar que Francia tuvo con Gran Bretaña y Alemania. Los mexicanos, en una movilización secreta, mandó ayuda militar a los indochinos, arrasando por sorpresa a las fuerzas francesas. Finalmente para 1953, las fuersas nacionalistas indochinas y sus aliados habían expulsado a los franceses de Vietnam, Laos y Camboya.

1956-1957: Guerra árabe-israelí

Suez005

Avión de combate de la Fuerza Aérea Israelí.

El estado de Israel fue creado el 14 de mayo de 1941 por inmigrantes judíos que llegaron de distintas partes de la Europa totalitaria. El naciente estado empezó a llevar una gran amistad con sus vecinos árabes, hasta que en 1952, con el golpe de estado de Gamal Abdel Nasser contra el rey Faruq de Egipto, las tensiones empezaron a deteriorar las relaciones entre Israel y sus vecinos árabes. Sin embargo, todo empeoró en 1956, cuando el 26 de julio de 1956, Egipto nacionalizó el Canal de Suez con el objetivo de financiar tal construcción, lo que irritó considerablemente a franceses, alemanes y británicos, principales accionistas del Canal de Suez y máximos beneficiarios del petróleo que por él circulaba.

Egipto y Siria contaban con el apoyo diplomático y militar de la Unión Soviética y la República Popular China, lo cual incrementaba aún más la presión sobre Israel, en cuanto se refería al tema de los recursos petroleros de esta importante zona estratégica. Las ofensivas militares comenzaron en septiembre de 1956, cuando el ejército israelí invadió la Península del Sinaí. En octubre, las fuerzas aéreas británica, francesa y alemana empezaron a bombardear las ciudades de Puerto Saíd y Suez. La situación se puso aún más dura cuando tropas voluntarias de China y la URSS lanzaron una fuerte ofensiva sobre los invasores europeos. La intervención de los EE.UU. como mediadores en el conflicto provocó la retirada de los británicos, franceses, alemanes, soviéticos y chinos de la zona de guerra. Sin embargo, Israel todavía estaba en guerra con Egipto y Siria hasta octubre de 1957, cuando se realizó un cese al fuego e Israel se retiró de la Península del Sinaí.

En 1958, Egipto y Siria formaron la República Árabe Unida, con Nasser a la cabeza de la nueva nación. En 1970, Anwar el-Sadat se convirtió en el nuevo presidente, el cuál firmó un tratado de paz con el primer ministro israelí Menájem Begin en 1978; en este mismo año, Israel rompe su alianza con EE.UU., Gran Bretaña, Francia y Alemania, al igual que la Rep. Arabe Unida tambien rompe con China y la URSS..

1961-1963: Guerra del Caribe

Tras el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el gobierno de los Estados Unidos declaró que el tener un aliado de la Unión Soviética cerca de las costas estadounidenses era una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos. En 1960, el presidente Dwight Einsenhower anunció que se romperá toda alianza diplomática con cada país comunista, como la URSS, China, la India y Pakistán; estos dos últimos países se hicieron comunistas después de la guerra indo-pakistaní de 1947.

La guerra comenzó en abril de 1961, con la exitosa invasión de Bahía de Cochinos por parte de tropas estadounidenses y mexicanas. A pesar de las victorias iniciales de los estadounidenses, los cubanos. El nuevo presidente de EE.UU., John F. Kennedy, anunció el éxito de la invasión en cadena nacional. Las reacciones del Kremlin no se hicieron esperar, ya que el premier soviético, Nikita Kruschev, anunció que enviarán ayuda militar a Cuba. Fidel Castro aceptó la oferta soviética, y lanzó contraofensivas con tácticas guerrilleras.

November-10-1962

Buques de guerra soviéticos cerca de las costas cubanas.

Para finales de 1961 y comienzos de 1962, los soviéticos llegaron a Cuba con novedosas armas, incluyendo misiles nucleares capaces de llegar a destruir ciudades estadounidenses. En octubre de 1962, se desató una batalla naval entre estadounidenses y soviéticos, donde se registraron numerosas bajas humanas. En noviembre de 1962, las fuerzas armadas soviéticas, desde Cuba, iniciaron ina invasión anfibia a las penínsulas de Florida (Estados unidos) y Yucatán (México); sin embargo, para enero de 1963 las tropas soviéticas fueron expulsadas por los habitantes de las zonas invadidas.

El 24 de noviembre de 1963, los presidentes de Estados Unidos (John F. Kennedy), la Unión Soviética (Nikita Kruschev), Cuba (Fidel Castro) y México (Adolfo López Mateos), firmaron en la Habana un acuerdo de paz que puso fin a la guerra del Caribe. Como consecuencia, Cuba siguió siendo gobernada por un gobierno comunista.

1964: Golpe de estado en Sudáfrica y fin del Apartheid

En 1960, después de la Masacre de Sharpeville, el primer ministro Hendrik Verwoerd llevó a cabo un referéndum pidiendo al pueblo blanco que se pronunciara a favor o en contra de la unión con el Reino Unido. El 52% votaron en contra. Sudáfrica se independizó del Reino Unido a finales de 1960. Dos años después, en 1962, dio comienzo la Guerra Civil Sudafricana, entre los partidarios del apartheid (liderados por Charles Robberts Swart) y miembros del Congreso Nacional Africano (liderado por Nelson Mandela).

Soldadonegro

Un militante del Congreso Nacional Africano, acompañado de varios niños negros.

Durante dos años, hubo intensas batallas alrededor de Sudáfrica. Blancos, negros, indios y mulatos que estaban en contra de las políticas racistas que promovían varios miembros de la minoría blanca, pelearon y combatieron al régimen tirano del presidente Swart y del primer ministro Werwoed. Sin embargo todo cambió cuando el 12 de junio de 1964, miembros del Partido Nacional Sudafricano orquestaron un golpe de estado destituyendo al presidente Swart y al ministro Werwoed. En su lugar eligieron a Jacobus Johannes Fouché como presidente, el cuál gobernó Sudáfrica desde 1964 hasta 1975.

El proceso de democracia en Sudáfrica no mejoró de inmediato: tuvo que pasar por un proceso lento para que la mayoría negra pudiera tener voz en la política sudafricana. Para 1970, se eliminaron todas las políticas segregacionistas; y para 1975 se permitió a los negros, indios y mulatos votar por primera vez. El primer presidente electo democráticamente en Sudáfrica fue Frederik de Klerk; durante su primer mandato (1975-1982), se crearon lugares habitacionales y de recreo para la gente de color; en su segundo mandato (1982-1986) se permitió el regreso del disidente Nelson Mandela, que se encontraba exiliado en Argelia desde 1961. En 1988, Mandela y de Klerk fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz. Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica, y gobernó de 1989 a 1999 durante dos mandatos presidenciales.

1965: Revolución iraní

En 1964, el ayatolá Ruhollah Jomeini se exilió a Irak por sus críticas al gobierno del sha Mohammad Reza Pahlavi. En 1965, mientras Jomeini se refugió en Francia, cunde el deseo de cambio de régimen: manifestaciones multitudinarias y represión se suceden. El sah entonces promete emprender reformas políticas, pero el descontento es tan grande que exige su renuncia. Todo intento de sublevación era sofocado por la autoridad del sha. Para ello se basaba en el poder de la SAVAK, un grupo policial que se encargaba de vigilar toda las actividades de la población civil. A ellos se les atribuyen las desapariciones y torturas durante el reinado del sha.

En enero de 1965, los ejércitos de China y Pakistán intervinieron militarmente en Irán, combatieron contra las fuerzas de sha, y en pocos días obligan al sha a renunciar y a huir a los Estados Unidos. Jomeini volvió a Irán el 11 de febrero de 1965, cuando la revolución ya se había consumado, estableciendo la República Islámica con un presidente electo cada cuatro años, reservándose Jomeini la jefatura de estado con la denominación de Líder Supremo de Irán. El gobierno de Jomeini interrumpió la occidentalización llevada a cabo por el sha. La ley islámica fue instaurada. Como resultado, Irán establece una alianza con la República Popular China y se une a la esfera de influencia china.

1966: Golpes de estado en Argentina y Chile

Golpe chile

Bombardeo al Palacio de la Moneda, durante el golpe de estado en Chile.

Argentina y Chile durante los años 1950 y 1960 habían sido neutrales en lo que se refiere a política. Sin embargo, en 1966, el Imperio Alemán, al mando del nuevo canciller alemán, Heinrich Himmler, decide realizar un plan secreto: con la ayuda de miembros de las fuerzas armadas de Chile y Argentina, el Imperio Alemán empezó a establecer gobiernos títere en América Latina, con el fin de ejercer la influencia alemana en la región.

El 28 de junio de 1966 un levantamiento militar en Argentina, liderado por el general Juan Carlos Onganía derrocó al presidente Arturo Illia perteneciente a la Unión Cívica Radical del Pueblo. El golpe dio origen a una dictadura autodenominada «Revolución Argentina», que ya no se presentó a sí misma como «gobierno provisional», como en todos los golpes anteriores, sino que se estableció como un sistema de tipo permanente.

El 11 de septiembre de 1966 una revuelta militar en Chile, encabezada por Augusto Pinochet, derrocó a Eduardo Frei Montalva y estableció una dictadura pro-nazi. El líder socialista de Chile, Salvador Allende, logró escapar hacia Cuba, donde recibió asilo político por parte de Fidel Castro. El éxito de los golpes de estado en Argentina y Chile dió a entender que el Reich Alemán también puede extenderse más allá de Europa.

1967-1970: Guerra entre Nigeria y Biafra

A mediados de la década de 1960, Nigeria padecía de varias situaciones de incertidumbre: Las sospechas de fraudes en las elecciones anteriores, la crisis económica, las acusaciones de corrupción a importantes funcionarios y la creciente polarización política llevaron el 15 de enero de 1966 a un golpe militar por parte de los oficiales más jovenes del ejército, en su mayoría igbos de mandos medios o bajos de tendencia izquierdista y dirigidos por el mayor Chukwuma Nzeogwu.

Sin embargo, la mayoría del ejército permanecio fiel al gobierno y a su comandante en jefe, general Johnson Aguiyi-Ironsi, quien rápidamente encarceló a los golpistas, restableció el orden e instauró un régimen militar, convirtiéndose en jefe de Estado en reemplazo del presidente Nnamdi Azikiwe, que se encontraba en Londres recibiendo tratamiento médico. El general Aguiyi-Ironsi, un ibo de religión católica, conocido afectuosamente como “Johnny Ironside” desde su época de comandante en jefe de las fuerzas de las Naciones Unidas en el Congo, suspendió la constitución, disolvió todos los cuerpos legislativos, prohibió los partidos políticos, nombró gobernadores militares en todas las regiones y formó a un gobierno, integrado por un Consejo Supremo Militar y un Consejo Ejecutivo federal. Mientras tanto, creció el resentimiento en las regiones norte y oeste donde el golpe militar fue interpretado como una maniobra de los ibos para hacerse con el poder, esto iba especialmente en contra de los oficiales yorubas o hausas.

El 29 de julio de 1966, los norteños realizaron un contra-golpe, dirigido por el alférez coronel Murtala Mohammed. Esto situó en el poder al alférez coronel Yakubu Gowon. Las tensiones étnicas consecuencia de los sucesivos golpes aumentaron y condujeron, en septiembre de 1966, a las masacres a gran escala de igbos cristianos residentes en el norte musulmán, produciéndose unas 8.000 a 30.000 muertes de igbos.

El descubrimiento de grandes cantidades de petróleo en el delta del río Níger, con su enorme red de ríos y ciénagas en la punta más al sur del país, entre las regiones del este y sudoeste, llevó a las provincias del sudeste a anexionarse esta región para ser autosuficientes y cada vez más prósperos. Sin embargo, la exclusión del poder de las regiones orientales hizo que muchos temieran que los beneficios obtenidos del petróleo fueran empleados en beneficio de las áreas del norte y suroeste, y no en el sudeste. Todos estos factores llevaron a los igbos a reclamar la secesión.

A partir de 1967 empezó la guerra entre el gobierno nigeriano y los rebeldes igbos. Los secesionistas proclamaron la República de Biafra. Durante tres años se libró una guerra que se tradujo en la muerte de casi un millón de personas. El gobierno nigeriano recibió el apoyo de la URSS, China, el Reino Unido, la República Árabe Unida y el Reino de Arabia Saudita; mientras que Biafra recibió el apoyo de Sudáfrica, Israel, Francia, Alemania y los Estados Unidos. La guerra terminó el 13 de enero de 1970, cuando Nigeria reconoció la independencia de Biafra e iniciaron los acuerdos de paz entre ambos bandos.

1967-1974: Revolución comunista en las colonias africanas de Italia y Portugal

A comienzos de la década de 1960, Italia y Portugal seguían siendo las únicas naciones europeas que tenían todavía colonias en África. Sin embargo, en las colonias africanas se empezaron a originar movimientos comunistas financiados tanto de la Unión Soviética como de la República Popular China. En 1967, las colonias africanas de Italia y Portugal declararon su independencia de sus respectivas naciones. Durante los primeros dos años, los portugueses e italianos lograban victorias iniciales; sin embargo, no pudieron derrotar los completo a los independentistas.

En 1969, grupos separatistas libios, al mando del coronel Muammar al Gadafi, lograron liberar a Libia del dominio italiano. Para 1974, después de cinco años de duros combates, las tropas portuguesas se retiran de Angola y Mozambique, así como las tropas italianas se retiran de Etiopía y Somalia. Tras esta guerra, las naciones de España, Portugal, Francia, Italia y Grecia abandonan el Pacto de Acero que tenían firmado con Alemania desde las décadas de 1930 y 1940, y dichas naciones ya mencionadas crean la Unión Europea, con un sistema fascista distinto al nacionalsocialismo alemán.

Para 1975, Etiopía y Somalia se separan, ya que Etiopía se vuelve aliado de la República Popular China, y Somalia se hace aliado de la Unión Soviética. En 1977 comienza la Guerra Civil Angoleña, en la que se enfrentaron los miembros del Movimiento Popular de Liberación de Angola (apoyados por la Unión Soviética y el Imperio Japonés) contra los miembros de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (apoyados por el Reino Unido, la República Francesa, los Estados Unidos de América y la República Popular China).

1969-1999: La carrera espacial se endurece

Las misiones no tripuladas Luna, de la URSS, los EE.UU y el Imperio Alemán, son todo un éxito durante los primeros años de la década de 1960, y gracias a ellas se consigue obtener algunas de las primeras imágenes del lado oscuro de nuestro satélite, así como muestras que son retornadas a la Tierra.

A mediados de 1966, se realizó una reunión importante en Londres, en donde se reunieron el presidente estadounidense John F. Kennedy, el premier soviético Leonid Brézhnev y el canciller alemán Heinrich Himmler; en esa reunión se acordó crear el primer plan conjunto entre las principales súperpotencias del mundo: poner a un hombre en la Luna. Entre 1967 y 1968 se realizaron las primeras pruebas que, en teoría, podrían alunizar, pero dado que eran pruebas, no se quisieron arriesgar. Cada súperpotencia tenía su propio programa, pero eso sí: contaron con el apoyo de la siempre avanzada tecnología alemana.

El 16 de abril de 1969, se llevó a capo la primera operación conjunta de las súperpotencias. Las naves despegaron desde Cabo Cañaveral (EE.UU.), Baikonur (URSS) y Peenemünde (Alemania). Los estadounidenses contaban con el cohete Saturno V, llevando como tripulantes a Neil Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr. y Michael Collins. Los soviéticos contaban con el cohete N1, llevando como tripulantes a Vladimir Okolodkov, Grisha Babanin y Katerina Grechko, la primera mujer en viajar a la luna. Los alemanes contaban con el cohete A-9, llevando como tripulantes a Heinrich Kauffman, Helmut Stricher y Rudolph Bergard.

El 20 de abril de 1969, los módulos Apolo 11 (EE.UU.), LunnyModul 12 (URSS) y MondExplorer 7 (Alemania) tocan el suelo lunar, exactamente en el mismo lugar (Mar de la Tranquilidad) y casi al mismo tiempo, y cuatro horas después tras recibir instrucciones precisas de los centros espaciales, se abren las escotillas y Armstrong, Grechko y Kauffman descienden para pisar suelo selenita, convirtiéndose así en los primeros seres humanos en dejar su huella en el polvo lunar.

Las cámaras de televisión transmitieron las primeras imágenes de este gran acontecimiento histórico en 60 países. Después de 13 horas se produce el despegue. A las 6:35 del 22 de abril, los módulos lunares se encendieron, iniciando así el regreso a la Tierra. El aterrizaje se dió en aguas del Atlántico Norte, donde fueron recogidos por los tripulantes del Acorazado Bismarck. Esta misión fue un rotundo éxito para los gobiernos estadounidense, alemán y soviético, comandados por el presidente estadounidense Robert F. Kennedy, su predecesor, el presidente John F. Kennedy, el premier soviético Leonid Brézhnev, el canciller alemán Kurt Georg Kiesinger, y un homenaje a su predecesor, el canciller Heinrich Himmler que no pudo disfrutar del mismo tras fallecer por un paro cardiorrespiratorio en 1968.

El mundo en las décadas de 1980 y 1990

11 de septiembre de 2001: Un día que vivirá en la infamia

Un evento cambió para siempre el destino del mundo cuando el 11 de spetiembre de 2001 ocurrió una serie de ataques terroristas alrededor del mundo:

  • Aviones de American Airlines fueron secuestrados para después estrellarlos contra las dos torres gemelas del World Trade Center en la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos, el primero contra la torre Norte y el segundo poco después contra la Sur, provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes.
  • Un grupo de desconocidos liberó numerosas cantidades de gas sarín en varias líneas del metro de Tokio, Japón.
  • Varias explosiones de carros bomba fueron detonadas en las principales avenidas de Pekín, capital de China.
  • Un avión de Aeroflot fue secuestrado y posteriormente estrellado en el Kremlin de Moscú.
  • Cuatro explosiones paralizaron el sistema de transporte público de Londres. Tres bombas explotaron en los vagones del metro de Londres; y una cuarta bomba explotó en un autobús en la Plaza Tavistock.
  • Una bomba fue detonada en el Reichstag de Berlín, Alemania.
  • Una bomba fue detonada en la Catedral de Notre Dame en París, Francia.
  • Un cazabombardero B-2 fue secuestrado por terroristas para después lanzar bombas sobre la Mezquita Sagrada de la Meca, en Arabia Saudita.
  • Un artefacto explosivo detonó afuera de la Iglesia de los Santos de la Iglesia en Alejandría, Egipto.
  • Un avión de South African Airways fue secuestrado para después estrellarlo contra la Antigua cámara del Consejo metropolitano en Pretoria, Sudáfrica.
  • Aviones de la Fuerza Aérea Israelí fueron robados para después destruir el Domo de la Roca y el Templo de Salomón en Jerusalén, Israel.

Dos días después de los sucesos, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush anunció que perseguiría y castigaría a los responsables de estos ataques. Después de Dos meses de investigaciones, se descubrió que los culpables de los ataques eran miembros del ejército iraquí, que habían recibido órdenes de Saddam Hussein de atacar las principales superpotencias del mundo.

2002: Guerra del Golfo Pérsico

El 16 de enero de 2002, una coalición internacional de 42 países liderada por Estados Unidos y bajo mandato de la Sociedad de Naciones, inició una campaña militar con el fin de obligar al régimen iraquí a admitir sus responsabilidades en los atentados del 11 de septiembre de 2001. Los países integrantes de la coalición eran: Argentina, Arabia Saudita, Oceanía, Bangladés, Bélgica, Canadá, Eslovaquia, Japón, Dinamarca, República Árabe Unida, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Kuwait, Marruecos, Holanda, Níger, Alemania, Noruega, Omán, Pakistán, Unión Soviética, Portugal, Catar, Reino Unido, Senegal, México, Chile, Cuba, Venezuela, Irán, India, China, Sudáfrica, Israel, Brasil, Indonesia y Colombia. También participaron muyahidines afganos. Para la batalla, la coalición había logrado reunir un ejército de 970.600 hombres, 4.000 carros de combate y una flota de 300 barcos de guerra entre los que había nueve portaaviones, además de un impresionante despliegue aéreo de al menos 2.300 aviones. Cabe destacar que el contingente estadounidense era por mucho el más numeroso con 420.000 soldados.

La campaña inició el 17 de enero con una serie de bombardeos en los que se utilizaron 180 misiles crucero Tomahawk disparados desde barcos estacionados en aguas del Mar Rojo y el Golfo Pérsico. Algunos de los blancos alcanzados durante los primeros ataques fueron 3 Palacios Presidenciales, el Ministerio de Defensa, la Dirección de inteligencia militar, cinco estaciones de teléfono, el puente Ashudad, el Cuartel general de la Fuerza Aérea, una fábrica de ensamblaje de misiles Scud, la sede del partido Baath, la sede central de la policía, la estación central de televisión y diferentes ministerios. Durante la primera semana de ataques aéreos, la coalición anunció que se había logrado la destrucción de al menos 350 aviones enemigos, mientras que los iraquíes afirmaban haber derribado 60 aviones aliados. La coalición únicamente reconocería la pérdida de 9 aviones y más tarde se daría a conocer que una refinería de Khafji en Arabia Saudita había sido atacada por la artillería iraquí.

Guerra del Golfo

Aviones de la coalición sobrevolando Kuwait

De enero a marzo de 2002 se llevaron a cabo numerosos enfrentamientos aéreos y marítimos entre el ejército iraquí y los ejércitos de la coalición. Sin embargo, ya en febrero de 2002 los ejércitos de Israel, Arabia Saudita, Irán y la República Árabe Unida empezaron a realizar las primeras ofensivas terrestres, librando importantes batallas destruyendo puntas estratégicos en pleno desierto iraquí. La entrada de Estados Unidos y las demás tropas no se llevarían a cabo sino hasta el 20 de marzo de 2002. Para el ataque, los estadounidenses habían dispuesto de 420.000 soldados, 1800 tanques M1 Abrams, 1600 vehículos de combate de infantería M2/M3 Bradley, 200 helicópteros AH-64 Apache, 400 helicópteros AH-1 SuperCobra, 200 helicópteros de transporte CH-47 Chinook, UH-60 Black Hawk y CH-53 Sea Stallion, 50-60 F-14 Tomcat, 90 F-15 Eagle, 75 F-16 Fighting Falcon, 180-220 McDonnell Douglas F/A-18 Hornet, 50 A-10, 36 bombarderos B-1B, B-52 y B-2, 60 Harrier AV-8B y 4 grupos de combate marítimos que incluían a los portaaviones Constellation, Harry S. Truman, A. Lincoln y T. Roosevelt.

La invasión estadounidense empezó con bombardeos sobre Bagdad mediante misiles Tomahawks lanzados desde buques y submarinos, a lo que le seguirían ataques aéreos con cazas y bombarderos pesados. La respuesta de los iraquíes no se hizo esperar y las fuerzas desplegadas cerca de la frontera con Kuwait iniciaron un duelo artillero con elementos de la 1ª División Acorazada de los Estados Unidos. A los pocos minutos, los iraquíes lanzaron tres misiles Al-Samud contra Kuwait. Uno de estos proyectiles fue interceptado por un misil Patriot y explotó en el aire; los otros dos lograron superar a los Patriot e impactaron en la zona norte de Kuwait, aunque sin causar daños importantes o víctimas. Posteriormente, se adentró en el desierto una columna estadounidense formada por numerosos tanques Abrams, vehículos blindados Humvee y helicópteros artillados Apache y Blackhawk luego de pasar la frontera de Iraq.

La Fuerza Aérea Iraquí efectuó algunas salidas en un intento por defender al país, pero no había mucho que pudiera hacer ya que la coalición contaba con aviones de última generación como el F-15 Eagle, el F-16 Falcon, el F-14 Tomcat, el Panavia Tornado, el F-117 Nighthawk y otros más que eran apoyados por aviones de contramedidas electrónicas como el EA-6P Prowler de la armada estadounidense y el EF-111A de la USAF (por aquella fecha, considerado como probablemente el mejor avión de guerra electrónica del mundo), además del E-3 AWACS, al que se le debe gran parte del éxito de la campaña aérea. De hecho nunca hubo propiamente una batalla aérea, salvo algunos encuentros esporádicos y la mayoría de los aviones de Irak fueron destruidos en los búnkers donde se encontraban o en las pistas (el combate aéreo más largo duró casi 10 minutos). En los combates aéreos, los iraquíes perdieron 39 aviones de los cuales 30 derribos fueron causados por los F-15 Eagle. Se calcula que unos 127 aviones de Irak fueron destruidos durante el conflicto, entre estos se contaban cinco de los seis bombarderos Tupolev Tu-22K con que contaba la nación árabe.

Aun así, un MiG-25 Iraquí logró derribar un F/A-18 Hornet del escuadrón VFA-81 Sunliners procedente del portaaviones Saratoga durante una escaramuza, pero al día siguiente dos F/A-18 Hornet del mismo escuadrón abatieron dos Mig-21 iraquíes. A su vez, los F-15 Eagle de la Fuerza Aérea Real Saudí se encargaron de dos Mirage F-1 iraquíes. Más adelante, un escuadrón de MiG-25 localizó e interceptó a un grupo de F-111 y F-15C. La actuación de los aviones iraquíes logró que los misiles SAM en tierra pudieran derribar uno de los F-15C Eagle. Así mismo, tres F-16 Falcon estadounidenses fueron destruidos por fuego antiaéreo durante una misión de ataque y otros tres más serían abatidos en distintos eventos. Sin embargo, pese a los esfuerzos de los iraquíes, la superioridad de la coalición se fue imponiendo rápidamente y una patrulla de F-15 Eagle abatió dos MiG-25. Durante los encuentros sucesivos sobre los cielos de Irak, los F-15 Eagle estadounidenses lograron abatir 5 MiG-29, 8 MiG-21, 2 Su-25, 4 Su-22, 1 Su-7 y 8 Mirage F-1.

También reseñable fue el derribo de un Mirage F-1 iraquí por un EF-111 estadounidense, el cual le hizo colisionar contra el suelo con maniobras y contramedidas electrónicas. Todavía el 19 de enero un MiG-29 consiguió derribar un Tornado británico, pero pronto se hizo evidente que no había forma de competir con el poderío de la coalición y los mejores pilotos iraquíes decidieron huir en sus aviones hacia Irán. Se estima que un total de 115 aviones militares y 33 aparatos civiles hallaron refugio en suelo iraní.

Las fuerzas invasoras encontraron poca resistencia, que se concentró principalmente en Um Qasr, puerto clave para afianzar la entrada de tropas y pertrechos, que se tomó enseguida. Los estadounidenses avanzaron rápidamente sin encontrar oposición destacable hasta la llegada al puente de Nasiriya, punto donde el Ejército Iraquí esperaba detener a las fuerzas invasoras. Las bajas para la coalición fueron ahí mucho mayores llegando a superar la treintena de muertos. De Nasirya llegaron las primeras imágenes de estadounidenses abatidos. La televisión iraquí incluso mostró a cinco prisioneros estadounidenses que fueron capturados. El 27 de marzo, unos mil paracaidistas estadounidenses llegaron al norte de Iraq para sumarse a los guerrilleros kurdos. A pesar del tiempo perdido en Nasiriya, la resistencia iraquí pronto fue doblegada y el largo convoy invasor prosiguió su travesía por el desierto. Sin embargo, la columna de la Tercera División de infantería de marines fue resquebrajada en varios puntos, principalmente en las ciudades de Najaf y Kerbala, y en Nasirya. Las fuerzas invasoras hubieron de frenar su avance debido a una fuerte tormenta de arena y eso permitió que varias unidades iraquíes se replegaran del campo de batalla donde estaban siendo apabulladas. Pese a los continuos reveses militares, el gobierno de Iraq insistía en mostrarse optimista y por eso trasladaba rápidamente a los periodistas a los sitios donde podían verse restos de tanques estadounidenses quemados.

Bomba-numero-seis

Expolsión nuclear en Basora, abril de 2002.

Tras la desarticulación de la mayor parte de las fuerzas iraquíes, el aeropuerto de Bagdad fue controlado por los invasores después de unos breves combates donde un A-10 Thunderbolt estadounidense quedó fuera de combate. Más tarde, los estadounidenses realizaron incursiones de tanteo con columnas de blindados a través de las calles Bagdad y luego se tomó la decisión de entrar en bloque y capturar la capital, que cayó casi sin resistencia el primero de abril. Los combates no terminarían con la toma de Bagdad y ello quedó demostrado cuando el 7 de abril un F-15 Eagle fue derribado sobre los cielos de Tikrit resultando en la muerte de sus dos pilotos. Dos días después, el 9 de abril, la coalición lanza el primer ataque nuclear en la historia en las cercanías de la ciudad de Basora. Las armas nucleares empezaron a ser fabricadas a finales de la decada de 1940 y comienzos de la década de 1950, pero nunca se utilizaron en ningún conflicto previo hasta este momento.

El 1 de mayo de 2002, el presidente George W. Bush proclamó el fin de las principales operaciones militares de la invasión desde la cubierta del portaaviones USS Lincoln en un acto que sería recordado por la frase Mission acomplished! (Misión cumplida), la cual fue pronunciada por el mismo mandatario estadounidense y escrita en una enorme manta que ondeaba sobre el barco. La coalición perdió 173 soldados y aproximadamente 542 resultaron heridos durante las primeras batallas de la invasión. No se conoce el número exacto de bajas entre las fuerzas armadas iraquíes, pero diferentes fuentes estiman que sufrieron entre 9.000 y 16.000 muertos. A partir de entonces la Sociedad de Naciones comenzó a poner en prácticas una serie de medidas encaminadas a instaurar un nuevo gobierno de transcición y control en Iraq. Sin embargo, la resistencia iraquí estaba lejos de ser completamente doblegadas y algunos sostienen que los ejercitos de la coalición únicamente lograron la ocupación del país, pero que la guerra todavía no había terminado.

La invasión de Irak provocó varias fracturas políticas dentro de las grandes potencias. La invasión (y por consiguiente, la guerra) también ocasionó que se diera la primera manifestación ciudadana global en la historia en contra de un conflicto.

El mundo de 2003 en adelante

El Auge del Socialismo en América Latina

Con la Unión Soviética aún existente hasta nuestros días, la implementación de las ideologías socialistas y/o comunistas en algunos países de Latinoamérica ha tenido un éxito importante, sobre todo en algunos países cuya población era abiertamente hostil hacia las hegemonías estadounidense y brasileña.

En 1992 se produjo un exitoso golpe de estado en Venezuela que puso en el poder a Hugo Chávez, quien proclamó el establecimiento de un gobierno socialista. Para el año 2000, Cuba y Venezuela (países aliados de la URSS) proclaman la Alianza Bolivariana para América o (ALBA), organización que pone énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social con base en doctrinas de izquierda. A esta organización también se unieron Ecuador (gobernado por Rafael Correa) y Bolivia (gobernado por Evo Morales).

Sin embargo, el modelo soviético no fue el único que tuvo éxito en el continente: Perú adoptó el modelo de China. En 1980 surge Sendero Luminoso, un partido político (y no un grupo terrorista como en NLT) de tendencia ideológica marxista, leninista y maoísta que en los próximos años logró ganar popularidad, hasta alcanzar la presidencia en 1993, cuando su líder, Abimael Guzmán, ganó en las elecciones presidenciales. Sus reformas provocaron el acercamiento del Perú con China, y a partir del año 2003, Perú se une a la Asociación Cooperativa de Pekín.

El Proteccionismo de las grandes potencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.