Historia Alternativa
Advertisement
Cono de construcción Esta pagina perteneciente a Die Deutsche Sturm está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Militärverwaltung in Großbritannien und Nordirland
Administración militar en Gran Bretaña e Irlanda del Norte

Bandera Reino Unido

1945-1949

Fascist britain
Bandera Irlanda
Bandera Francia Fascista
Bandera Alemania Nazi

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Capital Londres
Idioma oficial Inglés y alemán
Gobierno Administración militar
Gobernador militar
 • 1945 - 1949 Erwin Rommel
Historia
 • Invasión alemana de Gran Bretaña

1 de noviembre de 1944

 • Rendición Incondicional en la Segunda Guerra Mundial 3 de enero de 1945 de 1945
 • Creación de la República Nacional de Gran Bretaña 23 de mayo de 1949 de 1949
Moneda Reichsmark (ℛℳ)

La ocupación alemana de Gran Bretaña se inició después de la derrota del Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial, al establecer Alemania una junta militar para su gobierno encabezada por el Generalfeldmarschall (Mariscal de Campo) Erwin Rommel. Alemania disolvió el Reino Unido gobernando directamente sobre Gran Bretaña y una ocupación conjunta con la República de Irlanda sobre Irlanda del Norte. Todos los territorios británicos de Ultramar que quedaron bajo control de las fuerzas del Eje fueron confiscados, entregados a diversos países reclamantes o bajo mandato de alguna de las tres grandes potencias del Eje.

Esta presencia de ocupación extranjera constituyó la primera vez que la nación-isla era ocupada por una potencia extranjera desde su unificación. La Ley Fundamental de Londres, firmada el 23 de mayo de 1949 marcó el fin de la ocupación alemana y subsecuente entró en vigor el 28 de abril de 1950, cuando Gran Bretaña se convirtió nuevamente en un estado, ahora condicionadamente independiente.

Rendición[]

Artículo principal: Rendición del Reino Unido.

Reino Unido se rindió incondicionalmente ante las fuerzas del Eje el 2 de febrero de 1945, cuando el nuevo gobierno del Primer Ministro Lord Halifax notificó a las fuerzas alemanas que había aceptado la Declaración de Potsdam. Al día siguiente, el rey Jorge VI anunció por la radio la rendición incondicional de Reino Unido. Esta fecha es conocida por los alemanes como la "Victoria sobre el Viejo Orden" o Día V-VO, marcando el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa Occidental y el inicio de un largo camino en la recuperación de Gran Bretaña tras la destrucción.

En un primer momento los británicos plantearon ya la rendición a finales de diciembre de 1944, pero se decidió dejar un margen de tiempo para que las tropas estadounidenses que combatían en la isla pudieran embarcar rumbo a Estados Unidos. Pero tras la destitución y arresto de Winston Churchill y el nombramiento de Lord Halifax como Primer Ministro el 1 de enero, las autoridades británicas aceleraron el proceso y firmaron la rendición sin informar a los estadounidenses, lo que permitió a los alemanes ocupar los últimos puertos británicos y tomar como prisioneros a bastantes tropas estadounidenses, escapando sólamente unos cuantos miles en dirección a Islandia, desde donde serían repatriadas a Estados Unidos y destinada a los pocos teatros bélicos que seguían activos.

El Día V-VO, el Führer alemán, Adolf Hitler nombró al comandante supremo de las fuerzas alemanas en Gran Bretaña, Mariscal de Campo Erwin Rommel,Gobernador Militar para que supervisara la ocupación de Gran Bretaña. Los oficiales y estadistas británicos partieron hacia Londres el 6 de enero de 1945 para encontrarse con Rommel y su Estado Mayor para ser informados sobre sus planes para la ocupación del país. Al poco de instalarse en Londres, Rommel decretó de inmediato varias leyes: Ningún soldado alemán podía acosar o intimidar a ningún civil británico; ningún soldado alemán podía comer de las escasas raciones británicas; el izamiento de la bandera "Union Jack" fue severamente restringido, entre otras leyes.

El 2 de febrero, Reino Unido se rindió formalmente con la firma del Acta de capitulación británica en el Palacio de Buckingham por parte de los representantes británicos (encabezados por el Mariscal Bernard L. Montgomery como comandante en jefe de las fuerzas británicas en la isla y de Lord Halifax como principal figura política) y así finalizó la Segunda Guerra Mundial en Europa Occidental.

Administración alemana[]

Las fuerzas alemanas eran ahora las encargadas de supervisar el país. La primera prioridad de Rommel era la creación de una red de distribución de alimentos, tras el colapso del gobierno y la destrucción total de la mayoría de las principales ciudades prácticamente todos se morían de hambre. Incluso con estas medidas, miles de personas siguieron al borde de la inanición durante varios años después de la rendición.

Entre las medidas inmediatas tomadas por las autoridades militares alemanas estuvieron la disolución de todas las instituciones británicas, incluyendo la clausura inmediata del parlamento y detención de todos sus miembros. Se declaró el toque de queda en todo el territorio a partir de las 15 horas del 3 de febrero de 1945, pero se permitió a los civiles, previo control, abandonar el centro de las ciudades y dirigirse a sus casas. En toda Gran Bretaña, inmediatamente todas las instalaciones y estaciones de radios y televisión fueron silenciadas y sus operadores, locutores y directores detenidos a las 13:30 horas y llevados a estadios de fútbol que sirvieron de improvisados campos de detención.

Una vez que fue creada la red de alimentos, a un costo de más de ℛℳ1 millón por día, Rommel se propuso ganar el apoyo de la población británica. Un primer paso fue la puesta en libertad de Sir Oswald Mosley, fundador de la Unión Británica de Fascistas, así como de sus colaboradores, seguidores y de cualquiera que hubiese promovido un acercamiento con Alemania antes y durante la guerra. Estos tendrían la tarea de construir un nuevo gobierno proalemán en Gran Bretaña para cuando la isla recobrara de nuevo la independencia como miembro del Eje, así como reconstruir la administración estatal, las infraestructuras de transporte y servicio y las fuerzas armadas y de seguridad. Todo esto se hizo bajo supervisión de las autoridades alemanas de ocupación.

Para fines de 1945, más de 250.000 soldados alemanes estaban estacionados a lo largo de toda Gran Bretaña. Para fines de 1946, empezar a llegar en gran número tropas de remplazo y fueron asignadas al XV Ejército de Rommel, con sede en el Palacio de Buckingham de Londres.

Bandera[]

Merchant Flag of Great Britain (1945-1949)

C-Doppelstander.

Tras la derrota aliada en la guerra, las autoridades alemanas responsables de la administración de la Gran Bretaña de posguerra prohibieron todas las banderas nacionales que habían sido usadas por Reino Unido hasta entonces. Como no había un gobierno nacional británico, pero los buques mercantes británicos debían llevar algún tipo de enseña que identificase al país al que pertenecía, como lo exigía la legislación internacional, Rommel eligió la bandera de señales internacional que representaba a la letra C (a la que se le había cortado una porción triangular) como enseña civil provisional de Gran Bretaña. La "C" venía de "Capitulación". El uso del C-Doppelstander se había concebido como una humillación simbólica de la Gran Bretaña derrotada.

Insurgencia británica[]

Siempre han existido rumores y sospechas sobre posibles planes aliados para organizar una insurgencia en la Gran Bretaña ocupada, especialmente en relación con el plan británico Fox, pero también con los falsos planes aliados para retirar sus fuerzas al hipotético reducto nacional en las montañas del norte de Escocia, utilizándolo como base desde la que llevar a cabo una guerra de guerrillas y buscando con ello influir en los planes de guerra alemanes o ralentizar sus avances militares. Ciertamente, a partir de 1944 algunos mandatarios y oficiales británicos llegaron a planificar la creación de comandos para realizar acciones de insurgencia, sabotaje y asesinatos.

El asesinato del primer alcalde proalemán de Liverpool siempre ha sido señalado como un acto de posibles comandos "Fox". Sin embargo, nunca se ha podido demostrar que realmente este plan se implementara. Así, la historiografía ha mantenido que ninguna muerte o baja de las fuerzas alemanas de ocupación pueden ser atribuidas realmente a una hipotética insurgencia británica.

Fin de la ocupación y creación de la República de Gran Bretaña.[]

Advertisement