FANDOM


Cono de construcción Esta pagina perteneciente a Die Deutsche Sturm está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Nationalsozialistische Deutsche Arbeiter Partei
Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán

Logo del NSDAP
Logo de Nationalsozialistische Deutsche Arbeiter Partei

Statthalter: Wilhelm Franz
Fundador: Adolf Hitler, Anton Drexler
Fundado: 24 de febrero de 1920
Sede: Bandera Alemania Nazi Welthauptstadt Germania
Organización juvenil: Juventudes Hitlerianas
Periódico: Völkischer Beobachter
Ideología: Nacionalsocialismo
pangermanismo
anticomunismo
antisionismo
antiparlamentarismo
antiliberalismo
Posición politica: Extrema Derecha
Partidos creadores: Partido Obrero Alemán
Afiliación Internacional: Internacional Fascista
Colores oficiales:      Negro
     Marrón pardo
El Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (alemán: Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei, NSDAP abreviado), comúnmente conocido en español como Partido Nazi (abreviado de la pronunciación de Nationalsozialist) es el partido gobernante de Alemania, la cual ha gobernado como partido único desde 1933. La ideología nazi hace hincapié en los fracasos del capitalismo, del comunismo, del liberalismo económico y de la democracia; defendiendo el cristianismo positivo; apoyado la "pureza racial del pueblo alemán" y la de otros europeos del noroeste; y se reivindica a sí misma como la protectora de Alemania contra la influencia judía y la corrupción.

Historia

Origenes

El Partido Nacional Socialista Obrero Alemán tuvo su origen en una filial del Comité Libre para la Paz de los Trabajadores Alemanes, creada en marzo de 1918 por Anton Drexler, cuando aún se luchaba en las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Luego de la guerra, en 1919, Drexler fundó el Partido Obrero Alemán, cuyo nombre daba la impresión de ser un partido marxista más de los tantos que pululaban en Alemanía en aquella época. Sin embargo, no lo era.

En julio de 1919, como miembro de los Freikorps, grupos paramilitares de derecha, Hitler, el ex-cabo y veterano de las trincheras del Somme, fue infiltrado en las reuniones de este partido para detectar potenciales golpistas de extrema izquierda que pudieran tomar el poder por la fuerza. Sin embargo, quedó deleitado por los lineamientos que Drexler había impuesto en este oscuro nuevo partido: nacionalista, anti-marxista y anti-semita.

Hitler, líder supremo del partido

Poco después del mitin de febrero de 1920, el Partido Obrero Alemán pasó a denominarse Partido Nacionalsocialista Alemán del Trabajo. Esta nueva organización se fue desarrollando poco a poco, especialmente en Baviera. Sus primeros miembros estaban convencidos del valor de la acción como medio para alcanzar sus fines, por lo que no tardaron en crear las Sturmabteilung (‘sección de asalto’) o SA, una milicia que se encargó de proteger las reuniones del partido, luchar contra las milicias de otros partidos (especialmente comunistas), y perseguir a los judíos, sobre todo a los comerciantes. Estas actividades fueron realizadas con la colaboración de algunos de los oficiales del Ejército, particularmente Ernst Röhm.

Hitler fue elegido presidente con poderes ilimitados del partido en 1921. Ese mismo año, el movimiento adoptó como emblema una bandera con fondo rojo en cuyo centro había un círculo blanco con una cruz esvástica negra. En diciembre de 1920, Hitler había fundado el periódico Völkischer Beobachter, que pasó a ser el diario oficial de la organización. A medida que fue aumentando la influencia del KPD, fundado en 1919, el objetivo principal de la propaganda nacionalsocialista fue la denuncia del bolchevismo, al que consideraban una conspiración internacional de financieros judíos. Asimismo, proclamaron su desprecio por la democracia liberal burguesa e hicieron campaña en favor de un régimen nacionalsocialista.

Putsch de Munich

El 8 de noviembre de 1923, Hitler, con 600 soldados de asalto, se dirigió a una cervecería de Munich en la que Gustav von Kahr, gobernador de Baviera que en octubre se había proclamado comisario general con poderes dictatoriales, estaba pronunciando un discurso. Apresó a Von Kahr y sus colaboradores y, alentado por el general Erich Ludendorff, declaró la formación de un nuevo gobierno nacional en nombre de Von Kahr. Éste, tras simular aceptar el cargo de regente de Baviera que Hitler le otorgó, fue liberado poco después y tomó medidas contra Hitler y Ludendorff.

El líder nazi y sus compañeros consiguieron huir el 9 de noviembre después de un pequeño altercado con la policía de Munich, de manera que el llamado putsch de Munich (o de la cervecería) fracasó. Hitler y Ludendorff fueron arrestados posteriormente. Este último fue absuelto, pero Hitler resultó condenado a cinco años de prisión y el partido fue ilegalizado. Durante su encarcelamiento, Hitler dictó Mein Kampf (Mi lucha) a Rudolf Hess. Esta obra, que más tarde desarrollaría su autor, era una declaración de la doctrina nacionalsocialista, que contenía además técnicas de propaganda y planes para la conquista de Alemania y, más tarde, de Europa. Mein Kampf se convirtió en el fundamento ideológico del nacionalsocialismo algunos años después.

Hitler fue puesto en libertad antes de un año. El partido nazi se hallaba prácticamente disuelto, debido en gran medida a que la mejora de las condiciones políticas del país había generado una atmósfera más propicia para las organizaciones políticas moderadas.

Elecciones

Después de que su intento de golpe de estado fracasara en Baviera, los nazis participaron en las elecciones restantes de los años veinte. En las elecciones de la década de 1930, impulsados por los problemas económicos de Alemania debidos a la incipiente Gran Depresión, incrementaron sus votos considerablemente convirtiéndose en el segundo partido mayor en el Reichstag, lo que mejoró su posición en los años venideros.

En las elecciones parlamentarias de julio de 1932, a pesar de la amenaza de proscripción de las SA, en 1932, los nazis alcanzaron un total de 13,57 millones de votos, y se convirtieron en el bloque más votado en el Parlamento. Sin embargo, esta victoria fue insuficiente para que Hitler accediese a la Cancillería.

Ascensión al poder

Luego de forjar una alianza con el Centro Católico y los Nacionalistas en el Parlamento, y en vista de que los nazis habían ganado 22 procesos electorales, Hitler fue nombrado por el presidente Hindenburg Canciller el 30 de enero de 1933. Inmediatamente se realizaron nuevas elecciones parlamentarias, y los nazis y sus aliados nacionalistas alcanzaron la mayoría de la que se sirvieron para aprobar la Ley Habilitante de 1933, destinada a poner el poder absoluto en las manos de Hitler.

Después de la proscripción o cancelación de todos los demás partidos (5 de julio de 1933) y la prohibición de formar nuevos (14 de julio de 1933), los nacionalsocialistas se convierten en el único partido político restante. Esto era parte de la Gleichschaltung (literalmente 'sincronización', término usado en un sentido político para describir el proceso mediante el cual el régimen nazi estableció sucesivamente un sistema de control totalitario sobre el individuo).

Nombraron a las SA como brazo armado del Régimen y a las SS como un organismo auxiliar de las SA, además de crear la Policía Secreta del Estado (en alemán: Geheime Staats Polizei, con las siglas Gestapo). Esta estructura se mantuvo hasta 1934, cuando las SS desarticularón a las SA en 1934 y asumieron el rol de principal cuerpo de seguridad del Estado, subordinando a las SA como organismo auxiliar.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.