Historia Alternativa
Advertisement

Príncipe o su femenino princesa de Quito, con el trato de Su Alteza Real, fue un título nobiliario del Reino de Quito que se otorgaba únicamente al hijo heredero de la Corona y, por extensión, a su consorte. Los hijos de los príncipes de Quito recibían el título de grandes duques.

Un príncipe de Quito ostentaba el título hasta el llamamiento al trono, cuando pasaba a ocupar el de rey o reina. Solo entonces su hijo primogénito podía, o no, ser nombrado como el nuevo príncipe de Quito; es decir que el título no se otorgaba de manera automática al heredero, sino mediante una investidura particular. Tradicionalmente todos los herederos fueron investidos con el título de manera inmediata tras la coronación de sus padres.

La única ocasión que un heredero del trono no usó el título fue cuando la princesa Rosa se convirtió en sucesora inminente de su hermano Carlos I, ya que su padre le había conferido el título de princesa real, que era equiparable con el de princesa de Quito y por ello lo siguió usando hasta su propia investidura como reina, en 1857.

Los príncipes de Quito poseían, además, varios títulos asociados indisolublemente con su condición de herederos:

  • Duque de Los Andes
  • Duque del Pacífico
  • Duque de Amazonas
  • Señor de las Galápagos

Lista de príncipes y princesas de Quito

  • Francisco de Quito, entre 1810 y 1819.
  • Juan Pío de Quito, entre 1819 y 1844.
  • Carlos de Quito, entre 1845 y 1853.
  • Rosa de Quito, entre 1855 y 1857 (oficialmente princesa real).
  • Carlos de Quito, entre 1857 y 1869.
  • Virginia de Quito, entre 1869 y 1889.
  • María de Quito, entre 1889 y 1922.
  • María de Quito, entre 1922 y 1928.
  • Alfonso de Quito, entre 1928 y 1937.

Véase también

Advertisement