FANDOM


Esta es un althis personal que tiene como administrador al usuario Kuro Tenshi

Cono de construcción Esta pagina está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

En nuestra línea de tiempo, Estados Unidos y la Unión Soviética se habían planteado organizar elecciones libres para crear una nación coreana unificada y poder retirar las tropas de ocupación que estaban allí desde el fin de la guerra en 1945. Como ya sabemos, debido principalmente a las hostilidades y tensión de la Guerra Fría, dicho proyecto fue condenado al fracaso: tanto Kim Il-Sung en el norte, como Sygman Rhee en el sur, se opusieron a reconocer al otro debido a presiones soviéticas-estadounidenses.

Cada bando proclamaría su propia República de Corea en el trozo de Corea que controlaban, efectivamente dividiendo el país en dos. Esto daría lugar a la división de Corea, a la Guerra de Corea cuando el Norte trató de anexionarse el Sur por la fuerza, a un inestable tratado de paz y a la frontera más militarizada del mundo, que aún hoy sigue existiendo.

Tanto Corea del Norte como Corea del Sur llevan prácticamente desde 1953 odiando a muerte a su contraparte del sur/norte y deseando, y al mismo tiempo temiendo, una eventual reunificación en sus propios términos...

...okey, rebobinemos, ¿y si nada de todo esto hubiese ocurrido? ¿Cómo sería el mundo si Corea nunca se hubiese dividido de manera permanente? ¿Y si el plan de una Corea unificada hubiese salido bien?

Nota importante.

Aunque el objetivo de esta historia es cubrir todo el periodo entre 1948 y la actualidad, el Autor ha decidido, en aras de un mayor detallismo, cubrirla por periodos breves de tiempo.

En consecuencia, la información facilitada por esta página, así como todas las derivadas, actualmente solo puede considerarse exacta al 100% en el periodo cubierto entre 1948 y el 19 de Julio de 1965.

Artículos principales

Punto de Divergencia (Principal)

Las negociaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética se encontraron principalmente con el primer obstáculo, la obstinada negativa de Rhee a aceptar otra cosa que no fuese la magistratura suprema en la eventual República de Corea. Sin embargo, esto se encontró con la oposición de Estados Unidos y de la URSS, que veían en Rhee a un loco sediento de poder más que a un estadista sensato.

La URSS había identificado a Rhee como un peligroso y fanático anticomunista, mientras que Estados Unidos veía en el a un posible aliado, pero consideraba que colocarlo en el poder en el sur en aquel momento, considerando que Rhee proclamaba abiertamente sus intenciones de "hacer justicia" con todo aquel que se le opusiera, tensaría excesivamente las conversaciones.

Este desplazamiento de Rhee posibilitaría el ascenso de figuras alternativas, como el Presidente del Comité Nacional de Representantes del Pueblo, Lyuh Woon-Hyung, aceptable tanto para los estadounidenses como para los soviéticos, a falta de otro candidato mejor.

A este problema se había unido el hecho de que tanto Estados Unidos como la Unión Soviética no veían en Corea un punto importante en su lista de prioridades: en particular, a Estados Unidos le interesaba más la consolidación de Japón como zona de ocupación para su eventual "desimperialización", y tanto ellos como la Unión Soviética consideraban prioritario apoyar a su aliado en la Guerra Civil China. Ninguno tenía un interés particular en mantener a Corea, por lo que la conversación rápidamente derivó en que se adoptó para Corea un estatus similar al de Austria.

En consecuencia, en 1948 se firmó el Tratado de Seul, por el que Estados Unidos, la Unión Soviética y la República Democrática de Corea sentaron las bases para la posterior independencia de Corea como una nación soberana, independiente y neutral.

Puntos de Divergencia secundarios

  • Durante su estancia en China, militando con las fuerzas de Mao en la Guerra Civil China, un joven Kim Il-Sung acabaría horrorizado viendo el desprecio con que tanto comunistas como nacionalistas trataban a los coreanos que luchaban en sus filas. Esto llevaría al joven Kim a concluir que no había diferencias entre comunistas e imperialistas japoneses, en tanto ambos solo buscaban oprimir a los coreanos como mano de obra para sus propios fines.
  • El historiador Choe Nam-Seon se mostraría menos partidario de apoyar a Japón que en NLT, concluyendo en cambio que, si Corea estaba ocupada y oprimida por Japón, no era solo por la maldad de los japoneses, a los que consideraba "coreanos corrompidos y degenerados por las fuerzas del mal", sino por la perfidia de las potencias occidentales. En consecuencia, sus escritos hablarían de la necesidad de un nacionalismo racista coreano.

El Tratado de Seul (1948)

El Tratado de Seul para la Independencia de Corea (nombre en Coreano) o Tratado de Seul, fue un Tratado firmado en 1948 entre los representantes de la República Democrática de Corea, los Estados Unidos de América y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, para acordar la independencia de Corea como una nación soberana. Los principales puntos del Tratado se pueden resumir en:

  1. La República Popular de Corea se constituye en un Estado soberano e independiente, con plena soberanía sobre su territorio, su gente y sus recursos.
  2. El territorio de la República Popular de Corea es el perteneciente al antiguo Gobierno General de Chosen, incluyendo las islas de Jeju, Dokdo, (citar las demás islas).
  3. La República Popular de Corea proclama su neutralidad, siendo imposible incluirla en cualquier alianza militar o unión económica multinacional presente o futura.
  4. La República Popular de Corea así mismo no podrá firmar alianzas militares con otras naciones.
  5. Los Estados Unidos de América y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se comprometen a garantizar la independencia, integridad territorial y plena soberanía de la República Popular de Corea.
  6. La República Popular de Corea tendrá derecho a formar un ejército para defender su neutralidad, integridad territorial e independencia

Este tratado fue objetado tanto por los miembros del partido comunista de Corea, que veían en el una forma de vulnerar la soberanía coreana, como de los conservadores, que lo veían como una manera de hacer que el país eventualmente sufriese una toma de poder comunista. La firma de este tratado sería precisamente el detonante del asesinato de Lyuh Woon-Hyung el 19 de Julio de 1949 a manos de Han Chigeun, un fanático ultranacionalista que le acusaba de "vender a Corea, a la raza Minjok, a cambio de poder y gloria."

La Primera República (1948 - 1950)

800px-Flag of the People's Committee of Korea

Bandera de la República Democrática de Corea, vigente entre 1948 y 1950, y empleada originalmente por los Comités Populares de Corea.

Pese a su relativa paz, la Primera República, o República Popular de Corea, como se la conocería popularmente, sería considerada como el tiempo en el que se echarían las bases de la llamada Segunda República de Corea, o República de Corea. De esta época datan las principales instituciones del país, como son la Presidencia, el cargo de Primer Ministro, la Asamblea Nacional del Pueblo y los principales ministerios.

Las últimas tropas estadounidenses y soviéticas abandonarían el país durante este periodo, produciéndose la retirada definitiva en Diciembre de 1948. Los esfuerzos de guerra en China motivaban que tanto americanos como soviéticos se replegasen cuanto antes. Este fue un periodo de relativa tranquilidad, en el que el Comité Nacional de Representantes del Pueblo gobernaría el país y eventualmente lo conduciría a su reconstrucción.

Pese a que la historigrafía coreana de la Segunda República y posterior tiene a pintar esta época como un periodo absolutamente desastroso de anarquía y desorden, la realidad recogida en los documentos de la época y en diversos testimonios es que la violencia política era bastante minoritaria, al menos en comparación con lo que ocurría en Europa en este mismo periodo. La ausencia de grandes masas de milicianos armados hasta los dientes ayudó considerablemente a que los incidentes revanchistas contra los colaboracionistas (chinilpas) fuesen menores y principalmente espontáneos.

220px-Lyuh Woon-Hyung

El Presidente Lyuh Woon-Hyung (1886 - 1949), primer y último Presidente de la República Democrática de Corea.

Durante la Primera República se hicieron esfuerzos encaminados a identificar y procesar a los llamados chinilpas, gente que había colaborado o se había enriquecido bajo el Gobierno colonial japonés; estos esfuerzos se verían coronados con ciertos éxitos y algunas ejecuciones, pero la enorme descentralización del país dificultó considerablemente estos esfuerzos. También se iniciaron los primeros esfuerzos para deportar por la fuerza a Japón a los cientos de japoneses que no habían podido desplazarse fuera de Corea antes de la rendición o escapado durante el periodo de ocupación.

Esta fue una de las pocas medidas de consenso tanto por parte de la izquierda como de la derecha, liderada por la cada vez más poderosa Iglesia Fundamentalista Unificada de Corea, una denominación que ganaba cada vez más adeptos entre los desencantados, debido principalmente a su virulento anticomunismo y al hecho de que era promovida por importantes empresarios y líderes coreanos no vinculados a los Comités.

Aparte de perseguir chinilpas y japoneses, el Gobierno de Lyun Won de este periodo se centró principalmente en la reconstrucción del país. Irónicamente, pese a su visceral odio a los japoneses y a todo lo japonés, los coreanos no solo conservarían las industrias que los japoneses habían levantado en Corea (y que, al no haber sido bombardeadas por la aviación aliada, habían sobrevivido intactas), y adoptarían la misma política que estos, a saber, "país rico y ejército fuerte". El Gobierno de Woon-hyung, particularmente los miembros más conservadores de la Asamblea Nacional, justificaba esto de la siguiente manera:

"A diferencia de los enanos pardos japs (sic) Corea es una nación pacífica que solo busca la paz y el diálogo, pero necesitamos un ejército para defender nuestra soberanía frente a los numerosos enemigos de nuestra Patria. El no tener un ejército apropiado para defendernos tuvo como consecuencia la aniquilación de cinco millones de buenos coreanos, cinco millones de miembros del Minjok, y treinta y cinco años de la opresión colonial más brutal e infame que la historia humana haya conocido jamás". - Sygman Rhee, lider del Partido Liberal de Corea, explicando a la Associated Press la necesidad de unas fuerzas armadas coreanas fuertes.

Intervención en la Guerra Civil China (1948 - 1953)

Hacia 1948, el evidente giro de la Guerra Civil China en favor de las fuerzas de la República Popular China, en contraste con la inepta actitud del Gobierno nacionalista, provocó un aumento de las tensiones entre los miembros del Partido Comunista de Corea y los conservadores que temían el contagio de la revolución roja a Corea. Pese a que oficialmente la Unión Soviética garantizaba la neutralidad e independencia de Corea junto con los Estados Unidos, esta garantía no inspiraba la menor confianza a los conservadores, considerando que la URSS estaba apoyando activamente a Mao Tse-Tung en su guerra contra Chiang Kai-Chek.

Korean Volunteers Chinese Civil War

Voluntarios coreanos luchando en el bando de Mao en la Guerra Civil China, en una de las pocas fotografías que se conservan de ellos.

Se dio el caso de que, aún siendo Corea neutral, miles de coreanos se alistarían en las fuerzas nacionalistas chinas y en las de la República Popular de China, para ayudar a cada bando en función de su afinidad ideológica. Esto se revelaría crucial más adelante, durante la proclamación de la Segunda República, pues dichos voluntarios serían el nucleo duro de las fuerzas armadas coreanas e influirían considerablemente en el destino del país.

Estos voluntarios llevaban en activo en China desde los primeros compases de la Guerra Civil China, allá por 1927: la gran mayoría eran exmilitares del Ejército del Imperio Coreano que habían huido del avance japonés, o descendientes de estos soldados y de trabajadores coreanos que habían huido de Corea por la misma razón. La gran mayoría se alistaron en el Ejército de la República de China o en el Ejército Rojo maóista para poder disparar contra los japoneses que ocupaban su patria. Como ya se ha señalado, muchos de estos veteranos, principalmente los del Ejército de la República de China, más tarde regresarían a Corea, odiando intensamente a los chinos en general y a los comunistas en particular; esto influiría en el trato que con posterioridad recibirían en Corea los chinos, especialmente los procedentes de la República Popular de China.

La Segunda República (1950 - 1965)

Flag of South Korea

Bandera adoptada por la República de Corea en 1950, tal como fue promulgada por Syngman Rhee, siguiendo el modelo del Imperio Coreano, con el que la Segunda República reclamaba continuidad.

La muerte de Lyun sumió al país en el caos, provocando que tanto los comunistas como los liberales se acusasen mutuamente de haber cometido el magnicidio. Esto iniciaría una cadena de eventos que desembocarían en la proclamación de la Segunda República de Corea.

Con Corea privada de un Gobierno estable y con una República Popular de China reorganizándose y buscando alguna forma de afirmar su fuerza y poderío, el temor a una invasión china se hizo cada vez mayor.

La huida masiva de coreanos étnicos y chinos anticomunistas que cruzaban la frontera Yalu-Amrok amenazó con colapsar la administración del Norte de Corea, que no estaba preparada para hacer frente a oleadas tan masivas de inmigrantes.

Esta llegada masiva de coreanos y chinos, unida a la todavía presencia de japoneses en el país, alimentaría aún más la paranoia de la facción conservadora, aglutinada en torno a Sygman Rhee y los generales Park Chung-He y Kim Il-Sung, veteranos los dos últimos de la Guerra Civil China, que consideraban como real y cierto el riesgo de infiltración de elementos comunistas subversivos entre los emigrados procedentes de China.

Esto motivó a los generales a actuar de manera aún más agresiva para "salvar al país de la subversión comunista, de la colaboración chinilpa y de la rendición a los rojos". Según argumentaban los generales y los políticos más conservadores, la carencia de un liderazgo fuerte podía animar a los comunistas coreanos a organizar una sublevación comunista y rendir el país a la Unión Soviética. O lo que sería casi peor, la falta de liderazgo podría envalentonar lo bastante a "la entidad terrorista y comunista roja" (la República Popular de China) como `para atreverse a lanzar una invasión.

El hecho de que China organizase en torno a Marzo y Abril de 1950 maniobras militares en Manchuria aumentó aún más la inquietud y fue el impulso definitivo para el Golpe del 18 de Abril.

Golpe del 18 de Abril (1950) y ascenso de la UFKC.

Daegu Korean Student soldiers 1950

Reservistas coreanos durante el golpe del 18 de Abril de 1950, que acabó con el gobierno de la Asamblea Nacional de Corea y proclamó a Sygman Rhee como Presidente.

El 18 de Abril de 1950, la Primera División de Infantería bajo el mando del general Park Chung-He tomó la ciudad de Seul, desplegando tanques en apoyo del golpe y tomando por asalto la Asamblea Nacional de Corea. Al mismo tiempo, en el Norte, Kim Il-Sung proclamó la ley marcial desde el Comando Militar Norte en Pyongyang, desplegando igualmente carros de combate y decretando la alerta máxima. 

En una votación apresuradamente organizada, y con la Asamblea Nacional tomada por soldados con brazaletes adornados con Taeguk, el emblema nacional en forma de yin-yang, la Asamblea Nacional, en primera instancia, otorgar a Sygman Rhee el cargo de Presidente vitalicio y plenipotenciario, y en segunda instancia, su propia disolución y la transferencia de todos los poderes legislativos y de control gubernamental al propio Syngman Rhee.

Este episodio sería catalogado por el régimen más tarde como la "Restauración de la Soberanía Nacional", sosteniendo que dicha soberanía había sido "usurpada" por "una camarilla corrupta de comunistas, chinilpas, mestizos, traidores y demás ralea que ha causado gravísimos daños a la Minjok y a la República de Corea", por lo que era necesario que Sygman Rhee, como hombre fuerte, asumiese el mando del país.

La Iglesia Coreana Fundamentalista Unificada (UFKC) y Corea

Uno de los factores claves en el éxito de Syngman Rhee como Presidente del país sería el apoyo fundamental para su causa de la Iglesia Coreana Fundamentalista Unificada (UFKC, Unified Fundamentalist Korean Church), o Iglesia Unificada Coreana, liderada por Mun Myong-Meong. Este hombre, hasta entonces relativamente oscuro, era un amigo personal de Rhee, antiguo traficante de armas para las Fuerzas Armadas Coreanas y fundador en 1946 de la UFKC, que en poco tiempo se había hecho con una importante comunidad de creyentes. A esto había contribuido en un primer momento el apoyo de importantes iglesias protestantes de Estados Unidos, que veían en la UFKC un medio de preservar su influencia en Corea sin incumplir el Tratado de Seul y vacunar a la población frente a la infección comunista.

UFKC flag V4 800px

Bandera de la Iglesia Fundamentalista Unificada de Corea. Cualquier parecido con otra bandera de cierto partido racista y ultranacionalista alemán es pura concidencia. O tal vez no.

Los discursos cada vez más ardientes de la UFKC, proclamando a la Minjok como Pueblo Elegido por Dios, denunciando el comunismo como una subversión satánica, a los japoneses como agentes del demonio y a los chinilpas como traidores descastados y enemigos de la Minjok o Raza Maestra Coreana, habían calado profundamente entre una población que estaba harta de pasar hambre, vivir con miedo bajo la amenaza de los vecinos comunistas, y sobre todo necesitada de recuperarse de la humillación de haber sido colonizados por Japón e incapaces de liberarse por si mismos.

La UFKC ofrecía respuestas a todos estos problemas, y la gente lo agradeció inclinándose hacia la Iglesia: sus servicios de caridad atendían generosamente a los creyentes depauperados, la amenaza comunista y el oponerse a ella eran los trucos del Diablo y la voluntad de Dios, y el no haber podido vencer a los japoneses se explicaba claramente: si los anteriores líderes eran cobardes, impíos y corruptos, y los japoneses agentes de Satanás, ¿cómo se suponía que los coreanos podían vencer sin ayuda divina a los agentes del Maligno?

El liderazgo de la UKFC vio inmediatamente la oportunidad de oro que se le presentaba y prestó su pleno apoyo a Rhee. A cambio de este respaldo eclesiástico, Rhee, que ya se había convertido a la UFKC con posterioridad a la independencia de Corea, proclamó a la UFKC como la Iglesia nacional coreana, si no de iure, si de facto, así como promulgó decretos y leyes declarando traidores y chinilpas a todos los sacerdotes de las demás religiones. Esta persecución religiosa motivó una caída brutal en la asistencia a las demás confesiones religiosas, hasta un punto en que para 1960 prácticamente la única iglesia existente en Corea era la UFKC.

Primer Mandato de Rhee (1950 - 1955)

Rhee Syng-Man in 1956

Syngman Rhee (1875- 1965), primer Presidente de la República de Corea (1950 - 1965). Tras su muerte, sería designado por el Consejo de Seguridad Nacional como Presidente Eterno de la República de Corea en 1966. La UFKC completó los trámites para su canonización como Santo Padre en 1971.

Los primeros años del Gobierno Rhee, entre 1950 y 1954, se caracterizaron por una brutalidad insana: eventos como el de la masacre de la Liga Bodo, la de la cueva de Goyang Geumjeong, la represión del levantamiento de Jeju contra la tiranía del Gobierno Rhee, marcarían el primer mandato de Rhee. Usando su capacidad como comandante en jefe de las fuerzas armadas, Rhee ordenó sangrienta represión contra todo aquel que expresase la más nimia discrepancia con su mandato. El odio racial intensamente arraigado hacia los japoneses explotó contra los "chinilpas", acentuado por el Gobierno Rhee.

Consciente de que esencialmente había llegado al poder mediante un golpe de Estado, Rhee cimentó su autoridad y legitimidad señalando a los chinilpas como el enemigo a batir, aquellos que estaban detrás de la postración de Corea, y alentando su "limpieza definitiva" mediante persecución policial y represión militar, tanto contra ellos como contra los comunistas.

Había sido en esta época que se habían abierto en la región norte de Corea los primeros campos de concentración, o kwalliso, oficialmente para “reeducar” a los muy traidores Chinilpas “para volver a hacer de ellos buenos coreanos”. En la práctica, a los campos era arrojado todo sospechoso de ser Chinilpa, comunista, de oponerse a Rhee o tener la menor crítica hacia el Gobierno Rhee, hacia la UFKC o hacia los Estados Unidos de América, a los que la UFKC proclamaba como los libertadores de Corea y enviados de Dios para salvar al Minjok de la abominación del yugo satánico y japonés. A menudo bastaba con la mera denuncia de alguien para arrojar a una familia entera al kwalliso, como se denominaba a los campos de concentración y reeducación.

Kim-il-sung 1670436c

El Coronel General Kim Il-Sung (1912 - 1994) en su oficina de la Comandancia Militar Norte de Pyongyang (c. 1954). Bajo su mandato, entre 1949 y 1980, más de 5 millones de coreanos pasaron por los Kwalliso, como sospechosos de ser chinilpas, traidores de raza o comunistas.

A cargo de los campos de concentración había sido colocado el Coronel General Kim Il-Sung, quien se había dedicado a los interrogatorios en la Guerra Civil China, así como participado en masacres como la de la Liga Bodo, por lo que era considerado la persona más apropiada para gestionar una red de campos de concentración para reeducar al enemigo. Investigaciones posteriores en la década de 2000, publicadas en secreto fuera de Corea, determinarían que las condiciones de los campos eran absolutamente terribles, así como que los presos eran empleados como mano de obra forzada en condiciones infrahumanas. Miles de prisioneras serían forzadas a concebir y dar a luz a futuros ciudadanos coreanos, que serían entregados en adopción a ricas familias afines al régimen; por su parte, los japoneses étnicos serían los que sufrirían el trato más brutal, siendo confiados a las tareas más duras y peligrosas.

Económicamente, Corea progresaba lenta pero seguramente, si bien las condiciones laborales misérrimas y la total ausencia de prestaciones sociales (consideradas comunistas por el Gobierno Rhee) provocaban que en la práctica buena parte de la población viviese en la miseria, siendo únicamente la UFKC el único organismo de caridad encargado de impedir que esto se convirtiese en disturbios por alimentos. La reactivación del comercio en los Rugientes Cincuenta contribuiría a aliviar esta situación.

Debido a las dificultades económicas, y a la presencia de la Iglesia, el odio a Japón se acentuó aún más, percibiéndose su éxito como consecuencia de "la explotación y el saqueo de Corea", pese a que en realidad una cosa no tenía nada que ver con la otra. De esta época dataría la idea de "Japón nos dejó en la miseria más absoluta", que cimentaría el racismo posterior.

La presencia de los inmigrantes chinos huidos de "la entidad terrorista roja" añadía una fuente adicional de temor y odio. Al no reconocerse a la República Popular de China como un país legítimo, el Gobierno Rhee consideraba a los chinos como apátridas y los trataba en consecuencia. Varios levantamientos, reprimidos sangrientamente por el ejército, cimentaron la convicción de que los chinos eran de hecho una raza peligrosa, agresiva y hasta inferior.

La UFKC proclamó que "la bestialidad comunista satánica ha infectado a estos indeseables asquerosos, haciendo que contaminen la sagrada Tierra Coreana, preciso es purgarlos para limpiar y sanear la Patria". Pógromos salvajes contra los asentamientos chinos, organizados por veteranos de la Guerra Civil China que odiaban intensamente a los chinos, marcaron el periodo entre 1951 y 1953; el número de chinos asesinados en los pógromos aún hoy sigue siendo desconocido.

Otro de los elementos que reforzaron y consolidaron el poder absoluto de Rhee fue la creación en 1950 del llamado Consejo de Seguridad Nacional, que tendría una gran influencia en el futuro de Corea.

El Consejo de Seguridad Nacional

National Security Council of Unified Korea

Emblema del Consejo de Seguridad Nacional de Corea tal como fue adoptado en 1950. Este Consejo tendría una poderosa influencia en los Gobiernos posteriores al mandato del Presidente Eterno Rhee.

El Consejo de Seguridad Nacional (en coreano: 국가 안보리 gugga anboli, abreviado Guganboli, o más usualmente KNSC fuera de Corea) es como se denominó de forma oficiosa a una agrupación de importantes cargos empresariales, militares y políticos de la República de Corea. En 1950 este organismo adquiriría estátus oficial mediante una enmienda a la Ley de Seguridad Nacional de 1948. Actualmente se sabe que forman parte de el los líderes de las siere Grandes Familias principales, los Jefes de Estado Mayor de las cinco ramas de las Fuerzas Armadas Coreanas, el Sumo Padre de la UFKC, el Primer Ministro de Corea y los Presidentes Eternos.

Constituido originalmente por orden directa de Syngman Rhee para una mejor coordinación de la política nacional a todos los niveles, pues Rhee era consciente del hecho de que un poder excesivamente personalista podía significar una falta de perspectiva y comprensión completa del país, progresivamente el Consejo de Seguridad Nacional se convertiría en el principal órgano de poder político e influencia dentro de la República Coreana. Los poderes del KNSC se harían incluso mayores a la muerte de Rhee, al tener la capacidad efectiva de oponerse a los futuros Primeros Ministros. El poder e influencia de un lider de chaebol determina si es digno o no de formar parte del KNSC, para lograr lo cual se debe contar con el apoyo de al menos dos tercios de los miembros ya presentes en dicho Consejo.

En contraste con los organismos homólogos de otros países, el Consejo de Seguridad Nacional de Corea no constituye únicamente un órgano consultivo o de gabinete, sino que en sus reuniones se adoptan decisiones políticas reales, influyentes a todos los niveles. Sería este Consejo el que confirmaría posteriormente en sus cargos a los Primeros Ministros de Corea a medida que ascendían al poder. Así mismo, este Consejo posee la autoridad para designar a sus propios miembros, renovarlos y despojarlos de sus cargos en dicho Consejo según se estime oportuno.

Oficialmente, la Presidencia del Consejo de Seguridad Nacional recae en el Presidente Eterno Syngman Rhee; en la práctica, desde el ascenso de Kim Il-Sung al puesto de Primer ministro de Corea, el Primer Ministro ha ejercido igualmente el papel del Presidente en funciones.

Los Rugientes Cincuenta (1955 - 1965)

El segundo periodo de Rhee, entre 1955 y 1965, fueron los llamados Rugientes Cincuenta: la economía de Corea, así como la de Japón, despegaron debido al recrudecimiento de la Guerra Civil China, debido principalmente a que tanto Estados Unidos como la Unión Soviética invirtieron enormes cantidades de recursos en apoyar a "su" China. La situación enormemente ventajosa de Corea posibilitaba que hiciesen mucho negocio vendiendo manufacturas a ambos bandos, y la neutralidad respaldada por los propios beligerantes les brindaba la justificación para no priorizar a la ONU o al Pacto de Varsovia.

Pese a la retórica anticomunista oficialista, hoy se sabe que la República de Corea vendió indistinatemnte armas y suministros tanto a la República Popular de China como a la República de China, si bien en el primer caso se hizo a través de una red de intermediarios conocida como Chongryon, y compuesta principalmente por voluntarios coreanos que se habían quedado en la República Popular tras el golpe de Rhee, y por coreanos étnicos de la región de Yanban. Sería precisamente este mercadeo de armas el que posteriormente atraería la ira de Mao sobre la comunidad de coreanos étnicos en China.

La cartelización de la economía: los Chaebols y las Grandes Familias.

Como ya se ha dicho, la reconstrucción de la economía coreana se centró principalmente en potenciar y usar la industria que habían dejado los japoneses durante el periodo imperial. La Primera República había heredado un montón de fábricas, latifundios, minas y similares, cuyos propietarios japoneses habían sido deportados de vuelta a Japón o habían huido del avance soviético. Incapaz de determinar que hacer con ellas, el Gobierno Lyun las había cedido a los comités de trabajadores, intentando que ellos mismos reactivasen la economía fabricando y trabajando.

Pero Rhee no compartiría estos puntos de vista; escoltados por tropas del recientemente creado Ejército de la República de Corea (KRA, Korean Republic Army), los nuevos propietarios de las industrias no tardaron en imponer su voluntad a los comités. Quienes se resistían eran arrestados como simpatizantes comunistas o chinilpas, y en consecuencia trasladados a los kwalliso. La UFKC habló durante meses enteros en sus sermones acerca de "la infamia de la primera República, cuyos líderes fueron mal aconsejados por serpientes chinilpas, en la doctrina malsana del comunismo, siendo evidente su falsedad" defendiendo la bondad de la sustitución de los comités por grandes propietarios. Posteriormente, en 2013, la Comisión de la Verdad y la Reconciliación desmentiría como "rumores y fake news sin fundamento, propaladas por los satánicos japoneses para atacar y denigrar al Padre de la Patria y Presidente Eterno Syngman Rhee" las denuncias de que estas expropiaciones fueron básicamente para recompensar a la camarilla de seguidores de Rhee con grandes cantidades de tierras e industrias.

Hyundai logo

Emblema corporativo del Hyundai Chaebol, uno de los grandes conglomerados empresariales que fueron instrumentales en el despegue industrial y económico de Corea.

Fuese verdad o no, los historiadores de la economía coreana consideran que de esta época data el surgimiento de las Grandes Familias, como se conocía informalmente a los clanes familiares que desde entonces dominaron, y aún hoy dominan, la economía coreana. Estas Grandes Familias, habiendo recibido prácticamente regaladas grandes propiedades industriales y agrícolas, las organizaron en monstruosos Chaebols, a imitación del sistema japonés de zaibatsu, recibiendo fuerte financiación pública para ayudarlas a despegar. Con semejante apoyo, estos chaebols no tardarían en convertirse en el poder económico dominante, generando empleos que absorbieron la enorme masa de parados en busca de trabajo.

La recientemente creada Guardia Nacional Republicana absorbió a buena parte de los anteriores guerrilleros antijaponeses y se consolidó como la mayor fuerza de orden de Corea, imponiendo el Gobierno Rhee por todos los medios necesarios, así como sofocando las "agitaciones comunistas" que perjudicaban los intereses de los chaebols. Consecuencia de esta política proteccionista fue el hecho de que, hasta 1999, era totalmente ilegal en Corea pertenecer a un sindicato, y organizar un sindicato era la mejor forma de ganarse 20 años en un kwalliso. 

A este crecimiento ayudó también la creciente llegada de remesas de divisas, sobre todo dólares fuertes, procedentes de la diaspora coreana en el exterior. Muchos de los emigrados eran en su mayoría creyentes de la UFKC, que consideraron como su deber predicar el credo fundamentalista coreano entre los descendientes de los inmigrantes anteriores a la República. La retórica de la UFKC sostenía que los inmigrados también eran minjok, parte de la Raza Maestra Coreana, y como tales tenían derecho a recibir el tratamiento honorable que merecían.

Difusión de la UFKC al resto del mundo

Reverend sun Myung Moon as a young man

Mun Myong-Meong, alias Sun Moon (1920 - 2012), Padre Fundador de la Iglesia Coreana Fundamentalista Unificada, en una fotografía de 1955. Sun Moon sería responsable de convertir a la UFKC en un movimiento religioso de alcance mundial. En 2013 la UFKC le canonizaría como Santo Padre, colocándolo al mismo nivel que a Syngman Rhee

Desde un primer momento, la UFKC tuvo como prioridad máxima no solo predicar en Corea, sino hacerlo también para la diaspora coreana. Antes de la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente entre 2 y 3 millones de coreanos o descendientes de coreanos se hallaban en el extranjero, principalmente repartidos por el Lejano Oriente soviético, las islas de Japón y los Estados Unidos (principalmente Hawaii), aparte de pequeñas colonias por Asia Oriental, en su mayoría descendientes de trabajadores forzados desplazados a todos los rincones del antiguo Imperio Japonés. Según la doctrina de UFKC, todos aquellos coreanos eran minjokdongpo (동포 / 同胞, que significa "hermanos" o "personas de la misma ascendencia"), por lo tanto dignos de ser predicados y convertidos a la Fe del Fundamentalismo Coreano.

Fuera de Asia, los misioneros de la UFKC tendrían éxito, irónicamente, en Estados Unidos. En un primer momento, muchos de los coreano-estadounidenses reaccionaron con hostilidad a una iglesia que predicaba que los estadounidenses eran agentes de Dios enviados para liberar a Corea. Esto era así debido a que, a diferencia de lo ocurrido en Corea, en donde los soldados estadounidenses eran libertadores y aliados, en Estados Unidos muchos de los coreano-estadounidenses habían sido encerrados por esos mismos soldados en campos de concentración junto a los japoneses. Muchos de los funcionarios estadounidenses encargados de los traslados forzosos ni se habían molestado en intentar diferenciar japoneses de chinos o coreanos, por lo que ante la duda los habían deportado a todos.

La AUFKC (American Unification Fundamentalist Korean Church, Iglesia Fundamentalista Coreana Unificada de América) había solucionado esta contradicción declarando que, en última instancia, aquello había sido culpa de los japoneses, y de los chinilpas infiltrados en el Gobierno estadounidense. Según declaró personalmente el lider de la AUFKC en un mítin en San Francisco en 1961:

"No es a los estadounidenses, designados por Jehová mismo para ayudarnos en nuestra hora más oscura bajo el yugo de Satanás y sus siervos, el Imperio del Sol Naciente, a quienes debemos culpar de nuestra desgracia. Es a los japoneses, siervos del diablo, serpientes con forma humana, a quienes debemos culpar. Pues ellos, en su vil malignidad, confundieron los corazones y mentes de los estadounidenses. Sabedores de que la justa ira causada por la infame traición de Japón podía convertirse en instrumento de injusticia y opresión, velaron los ojos de los americanos, haciéndose ver como nosotros. Nuestro sufrimiento, el sufrimiento de la Raza Maestra Coreana, la Minjok, que se extiende de costa a costa, no tiene otra causa que la malignidad de los japoneses."

Este tipo de discursos similares calarían progresivamente en la población coreano-estadounidense; la idea de que los japoneses eran los responsables de que ellos hubiesen acabado en campos de concentración era fácil de ver. Especialmente si se consideraba que Estados Unidos los había encerrado en los campos confundiéndolos con japoneses, no por el hecho de ser coreanos. Progresivamente, los coreano-estradounidenses empezaron a afiliarse en masa a la AUFKC, fenómeno que se extendería por todo el resto del mundo.

Una escisión muy minoritaria de la AUFKC se opuso a esta interpretación. Fuertemente influenciada por las ideas del marxismo y del cristianismo de izquierdas, este grupo dio en creer que esta interpretación del Libro Sagrado era incorrecta. Según argumentaban, el principal problema era que los estadounidenses les habían encerrado por ser pobres, no por creer que eran japoneses. Las luchas entre este grupo y la corriente principal de la AUFKC darían lugar a una de las más brutales guerras de pandillas que sacudirían California.

La implicación de parte de las bases de la AUFKC en el llamado "movimiento de derechos humanos" de Estados Unidos, en un intento de conjugar su fe en la Raza Maestra Coreana acentuaría aún más esta división; la idea de los Estados Unidos como el libertador de Corea y Estados Unidos como el opresor de la Minjok en su territorio era en si misma una contradicción fundamental que debía resolverse de alguna manera.


Corea y el Movimiento de Países No Alineados.

Pese a que técnicamente Corea solo era no-alineado por un acuerdo entre las dos grandes potencias, y al hecho de que de todos modos se había invitado a Japón, el Presidente Eterno Syngman Rhee asistió a la Conferencia de Bandung de 1955. Hoy se sabe que el verdadero motivo de esta misión no era otro que el de encontrar apoyos diplomáticos y crear redes comerciales para reforzar a las que ya existían. Muchos de los países presentes sabían que Corea estaba enriqueciéndose vendiendo armas a ambos bandos en la Guerra Civil China, pero el prestigio de Corea como hermano descolonizado y liberado del yugo occidental permitió que su presencia fuese tolerada.

800px-MPNA-flag-2-CW

Bandera adoptada por el Movimiento de Países No Alineados durante la Conferencia de Seul de 1960.

Historicamente se consideraría que la Conferencia de Bandung fue donde Rhee delineó las principales líneas de la política exterior coreana en las siguientes décadas. En primer lugar, protestó enérgicamente por la presencia de Japón, alegando que "los que han sido opresores de pueblos indefensos no tienen ningún derecho a participar en una reunión de naciones brutalmente colonizadas y oprimidas". A este reclamo se unió la República de China, así como Birmania, ambos resentidos con el dominio japonés durante la guerra.

Pese a las protestas del delegado japonés, alegando que eso había sido obra del Gobierno anterior, los miembros de la Conferencia acordaron por unanimidad la expulsión de Japón de la Conferencia. Esto marcaría el tono de las relaciones entre ambas naciones y supondría un enorme estímulo a la moral de Corea: el Gobierno Rhee había logrado derrotar a Japón, aunque fuese diplomáticamente.

Sería la fuerte rivalidad entre Kim Il-Sung y Park Chung-He por el favor de Sygman Rhee la que motivaría que Kim nunca llegase a la presidencia y marcaría los últimos años de la presidencia dictatorial de Rhee; Kim estaba firmemente convencido de que Park era Chinilpa, y no perdía ocasión de demostrarlo. Durante el tiempo previo a la muerte de Rhee, la región contuvo el aliento, convencida de que era solo cuestión de tiempo que estallase una guerra civil entre Kim, a cargo de la Guardia Republicana, y un Park a cargo del ejército más militarizado de la región.

La Tercera República (1965 - 2011)

Convencionalmente se denomina como Tercera República al periodo entre la muerte de Syngman Rhee y la de Kim Jong-Il, pese a que la historia coreana la considera como la continuación de la Segunda República y cubre ambos periodos como el mismo. Durante la Tercera República de Corea, se consolidó definitivamente el estatus de Corea como un poder de gran influencia en la región y, por extensión, en el mundo.

Funeral de Syngman Rhee y transición (19 de Julio - 15 de Agosto, 1965)

El entierro de Syngman Rhee en el Cementerio Nacional de Seul no solo congregó a todas las principales figuras de Corea en un mismo lugar, también permitió que los futuros "hombres fuertes" del régimen se viesen las caras y se formasen alianzas. Rhee sería enterrado con honores más propios de un faraón egipcio: se estima que al menos siete millones de coreanos asistieron al entierro por televisión, siendo el primer funeral de Estado emitido en directo a todo el mundo, algo que no se había visto desde el Coronation Day de Isabel II en 1952. En el Cementerio Nacional se congregarían igualmente otro medio millón de coreanos; la televisión recogería para la posteridad el dolor de los ciudadanos por la muerte del "Padre de la Patria", así como la presencia de oficiales de la Guardia Republicana atentos a cualquier muestra de desafección.

Aunque esto no llegaría a emitirse en el resto del mundo, el Coronel General Kim Il-Sung presidiría la ejecución en la horca de aproximadamente 25.000 prisioneros de los kwalliso, entre los que destacaban chinilpas, japoneses étnicos, simpatizantes comunistas y opositores de izquierdas. Como posteriormente declararía Kim Il-Sung en una entrevista para la KBS en 1981, "El Mariscal Park Chung-He quería asegurarse de que la escoria chinilpa y traidora tuviera motivos para lamentar la muerte del Padre de la Patria". A finales de la década de los 80, durante su campaña contra el Gobierno de los Kim, la activista Lee Jung-Hee cuestionaría esta interpretación, defendiendo que "es absurdo suponer que Kim haría caso de una orden de Park, que obedecería instrucciones de alguien del que no paraba de gritar que era chinilpa y traidor de raza" por lo que su conclusión era que "Kim Il-Sung organizó esa ejecución, ese politicidio, porque le dio la gana a él, porque es un psicópata y un asesino genocida. Eso es lo que es."

La "Conjura de Agosto" - Rebelión del Partido de los Trabajadores de Corea (8 - 17 de Agosto de 1965)

Bandera Corea del Norte

Bandera del Partido de los Trabajadores de Corea, que se habría convertido en la de la "República Popular Democrática de Corea" de haber triunfado la Conjura de Agosto.

El Partido de los Trabajadores de Corea era una organización clandestina, formada en secreto por ex veteranos de la Guerra Civil China que, tras haber combatido en las filas maoistas, habían asimilado los principios del comunismo como propios, y odiaban intensamente la dictadura personalista y cuasi-teocrática en que se había convertido la Corea de Rhee.

Convencidos de que se podía implantar una revolución comunista en Corea con solo mostrar un poco de firmeza, pero incapaces de hacer frente a la decidida acción contra sindicalistas y comunistas de la Guardia Republicana y las Fuerzas Armadas coreanas bajo el firme mando de Rhee, habían esperado el momento de actuar. Coincidiendo que la muerte de Rhee había privado a las autoridades coreanas de un mando eficaz, juzgaron que era el momento de actuar.

La situación se presentaba propicia, o así lo habían juzgado ellos, sobrevalorando su propio poder; la documentación capturada revelaría al Consejo de Seguridad Nacional que los miembros del Partido de los Trabajadores contaban con que al menos cuatro millones de coreanos se alzarían en armas contra la República de Corea y a su favor. En la práctica, los alzados que no estaban directamente implicados en el complot pero se movilizaron a favor no llegarían a sobrepasar los 200.000.

En consecuencia, el 8 de Agosto, los soldados infiltrados en la Guardia Republicana y el Cuerpo de Reserva de Corea se alzaron en armas, enarbolando banderas con estrellas rojas y gritando consignas como "Abajo el Dictador Rhee" y "Viva la Revolución Juche" volvieron sus armas contra sus sorprendidos compañeros. En un primer momento, la sublevación logró apoderarse de oficinas gubernamentales en los centros de población del norte, los que estaban más cerca de China y por tanto tenían más fácil introducir de contrabando armas, dinero y ejemplares del Libro Rojo de Mao.

Estas rebeliones contaron con el apoyo de grupúsculos de estudiantes de izquierdas de las principales universidades, influidos por la corrupción instilada en ellos por profesores simpatizantes con el comunismo, contrarios a la Guerra de Vietnam, que veían como "una guerra de agresión imperialista contra un país indefenso", y que por tanto resentían la influencia de la UFKC, consideraban que el Gobierno Rhee había durado demasiado, y sobre todo rechazaban el duro trato otorgado a los chinos, con el argumento de "No somos imperialistas japoneses, no somos opresores fascistas, ¿por qué oprimimos a nuestros hermanos?". Posteriormente se sabría que muchos de estos estudiantes ni siquiera creían en las proclamas que predicaban: simplemente las usaban como un medio para justificar y ennoblecer su propio asalto al poder.

La investigación posterior revelaría que una parte fundamental del plan de los conjurados era, si fracasaban en apoderarse de todo el país y derrocar al Gobierno, replegarse con sus tropas hacia la zona norte y solicitar auxilio militar de "la entidad terrorista roja" y de la Unión Soviética. En el peor de los casos, estaban más que dispuestos a aceptar una partición del país a lo largo del paralelo 38º; en palabras de uno de los líderes de la conjura «Prefiero una media Corea por completo a una Corea completa a medias», en referencia a una Corea donde no se hubiese implantado un régimen comunista.

El Golpe del Día de la Liberación (15 de Agosto, 1965)

5.16 Coup Park Chung-hee

El General Park Chung-He y sus militares, durante el Golpe del 15 de Agosto de 1965, que le condujo al poder absoluto. Posteriormente, el Consejo de Seguridad Nacional confirmaría la posición de Park Chung-He como Primer Ministro de Corea.

Mientras esto ocurría, y aprovechando que Kim Il-Sung y su Guardia Republicana estaban demasiado ocupados sofocando el levantamiento del Partido de los Trabajadores, el General Park Cheng-Hee, antiguo hombre de confianza del Presidente Rhee y jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, hizo su movimiento. Tras concluir las negociaciones secretas con el Consejo de Seguridad Nacional, Park se había asegurado el apoyo tanto de los principales ministros, como de los demás comandantes militares y líderes de chaebol. Sabedor de que contaba con tantos y tan poderosos respaldos, llevó adelante su plan, antes de que a la Asamblea Nacional le diese tiempo a tratar de recuperar el poder que la muerte de Rhee había puesto de manera indirecta en sus manos. 

Aprovechando que el desfile del Día de la Liberación se acercaba, Park vio en este desfile la excusa perfecta para meter tropas y tanques en la capital sin que nadie sospechase nada. 

Periodo Park (1965 - 1979)

Durante el periodo Park se consolidaron los esfuerzos de Corea por obtener la total independencia militar, esfuerzos coronados por el desarrollo del programa coreano de armamento nuclear.

El programa nuclear coreano

Park Chung-hee 1963's

Park Chung-He (1917-1979), Primer Ministro de Corea y dictador militar entre 1965 y 1979. Durante su mandato Corea se convirtió en una potencia militar y económica de primer orden.

El 9 de Octubre de 1975, en el que posteriormente sería conocido como el polígono de pruebas nucleares de Punggye-ri, en la Provincia de Hamyong, se produjo la primera detonación coreana de un arma nuclear, en una explosión subterránea. Más tarde se estimaría que la explosión tendría una potencia equivalente a la de Fat Man, la bomba que había caído sobre Hiroshima. Este acontecimiento tendría consecuencias diversas a lo largo del mundo.

220px-Yakov Malik 1970

Yakov Malik (1906 - 1980), Embajador de la Unión Soviética ante las Naciones Unidas en 1974. Pese a sus esfuerzos en este sentido, no logró convencer a la ONU de la necesidad de forzar a Corea a desarmar su programa nuclear.

Siendo mayormente recibido con indiferencia entre la mayoría de la población (muchos de los ciudadanos de Occidente ni siquiera sabían señalar Corea en un mapa), en la ONU la tormenta diplomática fue intensa. El Embajador de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Yakov Malik, denunció la detonación como una clara violación del Tratado de Seul, solicitando a las Naciones Unidas aprobar una intervención militar para desarmar a Corea.

Pese a los esfuerzos de Malik, el Consejo de Seguridad se negó a tomarse en serio este asunto. En particular, el embajador de Francia, que también tenía interés en la manutención de su propio programa nuclear, argumentó que "todas las naciones tienen el derecho a proveer para su defensa según lo crean apropiado", y que Corea no había firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear y por lo tanto no estaba obligada por el mismo.

John Scali

John Scali (1918 - 1995), Embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas en 1974. Su intervención y veto fueron decisivos a la hora de lograr que la ONU fallase en favor de Corea.

Por su parte, el embajador de los Estados Unidos, John Alfred Scali, que había participado en la crisis de los misiles cubanos, adoptó una postura aún más agresiva. Arguyendo que el Tratado de Seul no incluía ninguna clausula prohibiendo a Corea tener acceso a armas nucleares, defendió que "la Unión Soviética esencialmente quiere finlandizar a Corea, usando a las Naciones Unidas como sello de goma para legitimar su invasión".

Más tarde se revelaría que Scali tenía órdenes secretas de Henry Kissinger, Secretario de Estado de Estados Unidos, para hacer todo lo posible para obstaculizar una resolución de Naciones Unidas desfavorable a Corea. Kissinger consideraba que, en tanto que Corea era aliado implícito de Israel, toda resolución en su contra podría abrir la puerta a un escrutinio más intensivo sobre las acciones de Israel

Primer Periodo Kim (1979 - 1994)

Kim il-Sung

Segundo Periodo Kim (1994 - 2011)

Kim Jong-Il.

Tiempos turbulentos (2011 - 2013)

La muerte de Kim Jong-Il en 2011 volvió a traer el caos al país. El Consejo de Seguridad Nacional había quedado muy tocado por el mandato de los Kim y sobre todo por las purgas a que se había visto sometido, por lo que los miembros supervivientes no se vieron con ánimos de imponer a un nuevo Primer Ministro afin a la dictadura. Además, el único candidato de los Kim era universalmente odiado tanto dentro como fuera de Corea, por lo que colocarlo como Primer Ministro habría confirmado la existencia del Consejo y potencialmente provocado una guerra civil. El Complot de Sabotaje de 2013 enrareció aún más la situación. 

Complot de Sabotaje de 2013.

En Agosto de 2013, el servicio de inteligencia coreano, un organismo que desde la muerte de Kim había estado actuando de manera independiente, destapó una trama del izquierdista Lee Seok-Ki. Este era el líder del Partido Progresista Unificado, un partido recientemente legalizado por el Gobierno Provisional en un intento de dar salida a las tensiones provocadas por el movimiento democrático. La Fiscalía coreana abrió de oficio una investigación, en la que se demostró que Lee Seok-Ki y 130 cuadros altos y medios de su partido habían organizado una reunión secreta en Pyongyang, en Mayo de 2013, en la que habían organizado una conspiración por si se daba el caso de que Park Geun-Hye ganaba las elecciones. 

220px-Lee junghee 20120915

Lee Jung-Hee (1969 - 2016), candidata al puesto de Primera Ministra de Corea en las elecciones de 2012. Famosa opositora al Consejo de Seguridad Nacional y al Gobierno de los Kim, posteriormente se destaparía su participación en el Complot de Sabotaje de 2013, siendo condenada a morir en la horca por rebelión, traición y conspiración contra Corea.

La fiscalía consideró igualmente probado que el cerebro de la trama era en realidad la candidata del UPP a las elecciones a Primer Ministro de 2012, Lee Jung-hee, la principal opositora a Park Geun-Hye y famosa activista opositora al Gobierno de los Kim, que también había participado en la reunión de Pyongyang. 

Según la documentación de la fiscalía, en caso de que la candidata del Partido Liberal, Park Geun-Hye se proclamase como vencedora, los conjurados debían organizar un golpe a imitación del que había llevado al poder a Kim Il-Sung en 1979. Militares conjurados y milicianos comunistas tomarían el Palacio de Gobierno y la Asamblea Nacional, así como los principales centros de comunicaciones, para acto seguido proclamar la República Democrática Popular de Corea, con Lee Jung-Hee asumiendo el puesto de Primer Ministro, siendo Lee Seok-Ki designado como Presidente, y después de esto proceder a la implantación de una revolución comunista por la fuerza. 

La fiscalía publicó así mismo una lista de más de 50.000 personas, entre políticos, líderes de chaebols, miembros de la UFKC, k-popers, artistas, periodistas e intelectuales, que debían ser ejecutados por el nuevo régimen por considerarse que eran "reaccionarios adictos al régimen de la burguesía capital-imperialista global-colonial". También se incluía una importante lista de poderosos empresarios japoneses que, según la fiscalía coreana, habían estado financiando los esfuerzos de Lee Seok-Ki, lo cual sería causa de fuertes disturbios antijaponeses. 

Lee Jung-Hee fue condenada a cadena perpetua en primera instancia por un tribunal civil en 2013; posteriormente recurriría, siendo condenada a morir en la horca en 2015 por un tribunal militar. Esta sentencia se haría efectiva el 19 de Julio de 2016, como parte de la conmemoración de la muerte del Presidente Eterno Syngman Rhee. 

Influencia en las Elecciones de 2012. 

Pese a las protestas de la oposición coreana y los escasos sindicatos existentes, en el sentido de que todo el "Complot de Sabotaje de 2013" no era sino una patraña muy bien elaborada por el Consejo de Seguridad Nacional para dinamitar a la oposición de izquierdas, y de paso culpar a Japón una vez más, el resultado de la investigación del Complot se considera decisivo para explicar la victoria arrolladora de Park en las elecciones a Primer Ministro de Corea, en las que venció con un 61% de los votos escrutados, obteniendo el segundo candidato un mísero 29% y los otros dos un porcentaje incluso más irrisorio. La prensa tanto del Gobierno como la privada cargaron sin piedad contra el UPP y contra Japón, a los que acusaron de "conspirar para volver a someter Corea al yugo imperial-fascista, humillar y destruir a la Minjok". 

La Cuarta República (2013 - ????)

La Cuarta República fue marcada por la ascensión al cargo supremo de Corea, por primera vez en la historia de este país como una República, de una mujer. Concretamente, el ascenso de Park Geung-Hye, la hija del anterior Primer Ministro de Corea, Park Chung-He.

Korea President Park Geun-Hye UN 20130506 01 cropped

Park Geun-Hye, Primera Ministra de Corea desde Febrero de 2013, así como la primera en ser elegida democráticamente para el cargo desde 1948.

La Primera Ministra de Corea, Park Geun-Hye, fue proclamada como tal en las primeras elecciones democráticas organizadas en el país desde 1948. Con una amplia oleada de apoyo popular tanto por parte de la izquierda, que veía en ella a una representante capaz, como de la UFKC, que la consideraba un exponente de defensa de la raza coreana, obtuvo el 61% de los votos en unas elecciones que los observadores de la ONU calificaron de "transparentes más allá de toda duda razonable".

Segundo Periodo Park (2013 - 2018?)

El mandato de Geun-Hye se caracterizó por una serie de reformas tendentes a adoptar un estilo de Gobierno menos centralista y autoritario que el de los Kim, pero sin renunciar a una sola pulgada de los poderes y prerrogativas del cargo de Primer Ministro. Pese a las protestas de la izquierda en ese sentido, se negó a retirar a Kim el cargo de Presidente Eterno, arguyendo que "esa decisión la tomaron otros que sabían bastante mejor que nosotros como era Kim".

El Gobierno de Geun-Hye se caracterizó por mantener una política continuista de apoyo a los chaebol en el comercio internacional, si bien fomentó el desarrollo de la pequeña y mediana empresa en el comercio local como una forma de crear más empleo. El programa "Se tu propio jefe: emprende" se implantó con un éxito variable en todo el país; si bien en el área de Jeju tuvo éxito, en las regiones menos desarrolladas del país se tradujo en un aumento de la deuda de los "emprendedores" que fracasaban. Igualmente se esforzó por fomentar la cooperación entre Corea y los coreanos de la diaspora, expresada en su discurso "A nuestros dongpo minjok", esforzándose por promover sus intereses en el extranjero creando la Oficina de Asuntos Dongpo. También puso fin al contencioso con Rusia al firmar en 2014 un tratado por el que, a cambio de perdonar la deuda que Rusia tenía con Corea, Corea adquiría la soberanía y posesión de la isla de Sahalin, de facto en manos de la "República Fundamentalista de Sahalin" desde 1993.

Bajo su mandato se constituyó la "Comisión de la Verdad y la Reconciliación" (En coreano: 진실·화해를 위한 과거사 정리 위원회), cuya función no era otra que investigar y sacar a la luz los crímenes cometidos contra el pueblo y raza coreanos desde la anexión de Corea por Japón en 1910 hasta la rendición del Imperio Japonés en 1945, omitiendo toda mención a los Gobiernos posteriores. La creación de esta comisión atrajo protestas airadas por parte de Japón, que la consideraba "sesgada" y "orientada a fomentar el odio y el racismo entre naciones vecinas". A estas protestas la Primera Ministra Park replicó convocando una manifestación de repulsa frente a la embajada japonesa, manifestación que más tarde degeneraría en los Disturbios Antijaponeses de 2014.

Disturbios antijaponeses de 2014

En 2014 las relaciones entre Corea y Japón habían caído a un mínimo histórico desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La Comisión de la Verdad y la Reconciliación había procedido a echar más leña al fuego, publicitando informes aún más detallados acerca de las atrocidades cometidas por el Gobierno General de Chosen, incluyendo eventos tales como canibalismo contra coreanos, esclavitud sexual forzada de mujeres coreanas, matanzas masivas de coreanos por ser coreanos, prohibiciones infamantes para destruir la cultura coreana, etcétera.

Escándalo Buquiccio (2015).

La Relatora Especial de la ONU para Japón, Maud de Boer-Buquiccio, dictaminaría más tarde que, en última instancia, la culpa de los disturbios y de las víctimas recaía exclusivamente en Japón "por negarse a admitir su responsabilidad en la opresión del indefenso pueblo coreano cuando gemía bajo el brutal yugo de esa nación de pederastas confesos y criminales de guerra incontritos".

Maud de Boer-Buquicchio new

Maud de Bouer-Buquiccio (1944), jurista de origen holandés, Subsecretaria General del Consejo de Europa (2002 - 2012), desde 2014 trabajó como Relatora Especial de la ONU para la Venta de Niños, el Abuso Infantil y la Pornografía Infantil, además de Minorías Étnicas Discriminadas. Saltó a la fama en 2015 por la polémica sobre la exactitud de su informe sobre Japón, y por las sospechas de que había recibido dinero de Corea para alterar dicho informe.

Su informe ante las Naciones Unidas, denunciado por el Gobierno japonés como "totalmente repleto de falsedades, inexactitudes, verdades a medias y distorsiones deliberadas" concluía recomendando que Japón abonase una fuerte indemnización a Corea por "daños causados a los pobres e indefensos coreanos" (sic), publicase los informes de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Corea como parte de sus libros de texto, reconociese a los zainichi japoneses el estatus especial de "minoría oprimida", promulgase leyes de cuotas favorables a la integración de un porcentaje mínimo de un 10% de zainichi en todos los puestos directivos japoneses, y aprobase un paquete de medidas legales calcadas de Estados Unidos, ninguna de ellas relacionada en absoluto con la cuestión de las minorías étnicas en Japón. 

El conglomerado mediático japonés Asahi Shimbun publicaría un completo informe revelando que la Relatora De Boer-Buquiccio había recibido generosas cantidades de dinero de personalidades vinculadas al Consejo de Seguridad Nacional coreano antes, durante y después de su visita a Japón y la presentación del informe ante la ONU. La prensa coreana, encabezada por el chaebol JoongAng, denunció este informe como propaganda japonesa para atacar a la ONU, extremo en el que fue apoyado por The Japan Times en Japón y The Washington Times en Estados Unidos, periódicos ambos vinculados a prominentes miembros de la UFKC en estos países.

Por su parte, las principales agencias occidentales, como Associated Press, EuroNews y Reuters, se limitaron a repetir el informe de The Japan Times, en una emisión especial Scoop el 26 de Octubre de 2015 llamada "Playing The Victim: Japan Strategies to Protect War Criminals and Pedophiles. The reveal of true dark side of Japan". Este programa sería posteriormente avalado como "Absolutamente fiable" por el Centro de Comunicación Estratégica de la OTAN, pese a los esfuerzos de Japón por denunciarlo como totalmente falso.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.