FANDOM


Wiki Esta Historia Alternativa tiene un autor. Cualquier cambio debe ser primero consultado con esta persona antes de editar.


Cono de construcción Esta pagina está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Páginas importantes

Lista de Naciones

Línea de tiempo

Antecedentes

El 26 de Diciembre de 1825, el Zar Alexei I de Todas las Rusias muere en la finca imperial de Taganrog (Crimea), antes de tener tiempo de nombrar un heredero, se produce un alzamiemnto militar en San Petersburgo, la capital del Imperio Ruso.

Los sublevados, liderados por Nikita Muraviov, Yevgeni Obolenski y el príncipe Trubetskoy, argumentarían que ellos reconocían como heredero al trono a Constantino Pavelovich, en oposición al príncipe Nikolai (considerado Zar legítimo por los demás oficiales). Al mando de 9.000 soldados toman la plaza principal de San Petersburgo y se atrincheran en el Senado

En el sur, una sublevación similar dirigida por Pavel Ivanovitch Pestel, pero de cariz republicano, se produce en el cuartel de Tulchin (Ucrania), donde Pestel trata de asumir el mando de las tropas y dirigirlas para luchar por la causa republicana. En su apoyo acudiría Serguei Muratov, jefe militar de la Sociedad del Sur, una sociedad reformista militar rusa.

De acuerdo con nuestra historia, la sublevación fue aplastada por el Zar Nicolás I; los líderes serían ejecutados o deportados a Siberia y la Okhrana ejercería durísima represión contra sociedades similares.

¿Y si la revolución dekabrista hubiera triunfado?

Rossiskaya Respublika 1840-2 800px

Bandera adoptada por la República Rusa de forma oficial en 1826.

Revolución y Guerra Civil rusa (1825 - 1827)

Por supuesto, la revolución no iba a ser tan sencilla.

A pesar de que gran parte de la oficialidad se pasó al bando republicano, las tropas o bien no entendían por qué luchaban o eran zaristas. La población no intelectual simplemente recibió con indiferencia a los republicanos, considerando aquello como un mero "cambio de amo", de un Zar a un Presidente de República.

Las fuerzas de Siberia se convirtieron en un inesperado aliado. Al llegar la noticia, los republicanos deportados en Siberia se alegraron y presionaron a los guardianes de los campos para que les dejasen libres, argumentando que ello les haría ganar puntos ante el nuevo Gobierno.

Irkutsk, sede del Gran Duque, se declaró zarista y ordenó ejecutar a gran número de republicanos. Otras ciudades de Siberia Oriental siguieron su ejemplo.

La República Rusa: El avance hacia la modernidad (1827 - 1840)

Entre las medidas que adoptaría la República Rusa se hallaba la modernización de la economía y la construcción de infraestructuras que mejorasen las comunicaciones del país. En 1826 se decretó la abolición de la servidumbre y se inició un proceso de desamortización de tierras en las zonas controladas por la República, ya que el Gobierno republicano consideraba "absurdo" que el 97% de la tierra útil perteneciera al 3% de la población que era noble.

Este proceso no causó tantos problemas como temían los legisladores de Moscú, debido principalmente a que la mayoría de los nobles habían muerto en los combates o huido a otros países en cuanto tuvieron claro que iban a perder la guerra. Consecuentemente, la redistribución se realizó sin demasiados problemas.

Por el último ukaz emitido por el Gobierno de la República, el 12 de Marzo de 1827 Moscú retornaba a su posición del capital de la República Rusa, en un intento de desligar al nuevo Gobierno de la tiranía zarista. Sin embargo, debido a la guerra y al mal estado de los camisno, en la práctica el traslado solo se hizo efectivo en su totalidad a mediados de junio de dicho año.

Alzamiento de 1830 y represión de los polacos

El alzamiento del 29 de Noviembre de 1830 de los nacionalistas polacos (levantamiento de Noviembre) fue considerado por la población rusa como una "traición imperdonable por parte de los asquerosos polacos".

En 1830, la Polonia rusa disfrutaba de relativa libertad bajo la República -mucha mas que bajo el zarismo-, en contraste con sus vecinos de la Polonia Prusiana y la Pequeña Polonia bajo control austriaco. Los ciudadanos polacos podían escoger representación territorial para la Duma, se les permitía emplear su lengua y profesar la fe católica, sí bien la Iglesia Ortodoxa estaba haciendo proselitismo en la región. Un comité de juristas rusos y polacos estaban preparando el borrador de una Constitución para el Oblast Autónomo de Polonia, en sustitución del Reino del Congreso, siguiendo la línea de los Estados Unidos.

Sin embargo, para los polacos independentistas, todo eso no era bastante. Estos no se conformaban con ser parte de una Rusia federal, sino que aspiraban a tener una Polonia independiente. Un país soberano e independiente, que abarcase todo el territorio de la antigua República de las Dos Naciones, y gobernado por un rey absoluto, polaco (y preferiblemente rusófobo) sentado en el trono de Varsovia. Esto supondría no solo obtener la independencia, sino quitarle además grandes extensiones de territorio a Austria, Prusia y Rusia.

En consecuencia, se tramaron conspiraciones, se almacenaron armas, se establecieron contactos oficiosos con las naciones extranjeras y el 29 de Noviembre de 1830 se produjo la sublevación a gran escala. Estúpidamente, los rebeldes polacos confiaban en las -falsas- promesas de ayuda de Austria, Gran Bretaña y Prusia, por lo que esperaban que el resto de potencias europeas acudirían en su auxilio, declarando la guerra a Rusia y exigiendo la liberación de Polonia.

Auxilio que, por desgracia para los polacos, en la realidad nunca se produjo, prefiriendo las demás potencias simplemente abandonar a los rebeldes a su suerte. Actualmente se sabe que el entonces Primer Ministro del Reino Unido, Charles Grey, nombrado hacía solo siete días, en realidad no tenía una postura establecida respecto a la independencia polaca, debido principalmente a que su antecesor en el cargo, el Tory Albert Wellesley, no se había molestado en informarle del apoyo que había facilitado a los rebeldes polacos.

A la sangrienta sublevación siguió una represión igualmente brutal. Se exportó la política ejercida contra los khanatos de Asia para aplicarla en Europa Central. Polonia pasó de ser el "Oblast de Polonia", a ser considerada "Territorio del Vistula bajo jurisdicción militar".

Al frente del nuevo gobierno militar se puso a Passkevich, el cual ejerció una salvaje represión. Cientos de simpatizantes de la Polonia libre fueron arrestados y deportados a Siberia, o ejecutados tras juicios militares. Las viudas y jóvenes polacas fueron forzadas a casarse con emigrantes rusos y se incentivó la colonización rusa de aquellas tierras, deportando por la fuerza a gran número de sus habitantes originales a las tundras de Siberia. El uso del idioma polaco fue prohibido "en cualquier circunstancia y momento", y se adoptaron duras medidas represivas. Entre las mas criticables cabe destacar la orden de Passkevich de "destruir la mal llamada cultura polaca"; de acuerdo con esta orden, todas las grandes bibliotecas polacas fueron saqueadas, los volúmenes extranjeros trasladados a Rusia, y posteriormente reducidas a cenizas.

Las escuelas solamente enseñarían en ruso, y los profesores recibirían instrucciones de reprimir a todo niño que hable polaco. El por entonces pequeño KSB ejerció una presión asfixiante sobre los polacos. Movimientos similares se dieron en la Polonia Austriaca y alemana, donde los polacos sufrieron idéntico destino, brutal represión a manos de los gobiernos locales.

1840-1853: Periodo de expansión.

El periodo entre 1840 y 1853 sería conocido como la Década Gloriosa, una época de expansión económica e industrial sin precedentes. En la zona de Lejano Oriente, se echaron los primeros cimientos del que mas tarde sería principal puerto comercial en esta región, la ciudad de Vladivostok.

Los nuevos industriales surgidos al calor de la proclamación de la República estaban ansiosos por disfrutar de las mismas comodidades que en las grandes capitales europeas, por lo que menudearon las inversiones en producción industrial. En esta época se deben buscar los orígenes de muchas instituciones que marcarían la historia reciente de Rusia, como la petrolera Yukrom, la armamentista Rosoboronexport o instituciones financieras como el Rossiyane Narodniki Bank o el Pervyy Rossii Bank (Primer Banco de Rusia).

Esta etapa en la historia de Rusia se vio marcada por los dificiles intentos de Rusia por restablecer relaciones con el resto del mundo, y el casi total aislamiento de esta nación euroasiática, causado principalmente por la significación de las naciones europeas por la causa polaca, así como la desconfianza que les inspiraba el régimen republicano. En el interior, el debate entre sufragio universal o censitario amenazó con dividir a la Duma, mientras en las calles el movimiento obrero exigía reformas laborales y unos mínimos derechos, como el de sindicarse, a percibir pensión y similares.

En 1848, durante la oleada de revoluciones de Europa, una revolución de signo nacionalista y zarista en las regiones de Valaquia y Moldavia contra el yugo otomano favoreció la penetración rusa en este territorio, mediante el apoyo directo a las fuerzas rebeldes y su posterior incorporación como naciones aliadas. Así, el Reino de Moldavia y el Principado de Valaquia, dirigidos por las casas reales de Bibescu, pasaron de la tutela otomana a la rusa. Posteriormente serían unidas en el Principado de Rumanía (1859).

Esta expansión fue vista como un peligro para la estabilidad de los Imperios Austro-Húngaro y Otomano, hasta entonces enemigos irreconciliables, lo que motivó su acercamiento para hacer frente al enemigo ruso.

Guerra de Crimea e intento de restauración zarista (1853 - 1856)

La Guerra de Crimea fue el primero de una serie de enfrentamientos que dejaron bien claras tanto la postura de Rusia hacia el resto del mundo, como el temor y desconfianza que existía en Occidente hacia la República, y hasta que extremos estaban dispuestos a llegar para lograr su destrucción.

El intento del Zar Nicolás II de recobrar el trono bajo el apoyo de cañones y fusileros de Francia y Gran Bretaña fue fatal para el. La población rusa consideró una traición por parte del Zar el que este intentase recobrar el trono con apoyo extranjero, lo que se interpretó como una grave falta de confianza de Nicolás II Romanov en el pueblo al que decía defender y representar.

Pese a todo esto, esta guerra pasaría a la historia por la aparición del Ejército Imperial de Liberación del Imperio Ruso (Императорской армии Освобождения Российской империи, Imperatorskoy armii Osvobozhdeniya Rossiyskoy imperii), más conocido simplemente como "Ejército Imperial de Liberación". Este ejército había sido una idea del auto-designado Zar Nicolás II, quien desde su exilio en Londres seguía insistiendo en reclamar el trono, afirmando que la mayoría de la población rusa anhelaba su regreso y que "la malvada República opresora" ahogaba los deseos de su pueblo de recobrar al Padre de la Patria.

Para llevar a cabo sus planes, el Zar contó con el pleno apoyo de la Reina Victoria, quien veía con sumo agrado la idea de restaurar a un príncipe absolutista y, lo mas importante, en deuda con el Imperio de la Gran Bretaña en el trono de Rusia. Consecuentemente, el Ejército Imperial de Liberación recibió grandes cantidades de armas y oro británico y francés. Tropas auxiliares británicas, tales como regimientos irlandeses católicos (los protestantes escoceses se negaron, alegando que "no vamos a apoyar a un hereje enemigo de Dios"), fueron ataviados con viejos uniformes zaristas de las Guerras Napoleónicas y encuadrados en el Ejército Imperial. También se abrió un reclutamiento masivo de voluntarios; principalmente jóvenes rusos, ucranianos, polacos y otras etnias exiliadas de Rusia se alistarían, confiando en que el Zar les recompensaría con privilegios para sus territorios si le servían bien.

A pesar de que el Ejército Imperial fue anunciado a bombo y platillo como "la representación de la verdadera Rusia, cristiana, ortodoxa, tradicional y zarista", la realidad era otra bien diferente. Historiadores modernos estiman que la proporción de rusos realmente comprometidos con la causa imperial se hallaba como mucho en el 18%, siendo el resto del ejército mercenarios, voluntarios extranjeros y tropas británicas, francesas y otomanas, todas ellas encuadradas a la fuerza en esta unidad

Como es natural, el Gobierno de la República no dudó en aprovechar la "bomba de propaganda" que le ofrecía la propia insensatez del Zar. Corresponsales de guerra al servicio de la República Rusa, incorporados a las unidades militares republicanas, hicieron llegar al pueblo noticias muy detalladas de lo que ocurría en el frente de batalla, y sobre todo noticias frescas sobre el Zar y todos los errores que cometía en sus intentos de hacerse pasar por el Padre de la Patria.

El Zar, informaban los boletines que circulaban por las ciudades, hace más caso a los generales británicos y franceses que a los propios rusos, a quienes ordena matar siempre que puede. Las fuerzas de su "Ejército Imperial de Liberación" se componen exclusivamente de mercenarios austriacos, alemanes, otomanos y de otras partes de Europa. El único ruso al servicio del Zar es su limpiabotas, el cual naturalmente es un esclavo, especificaban. El Zar es enemigo de Dios, y la prueba es que sus tropas incluyen a infieles otomanos, peroraban los popes desde los púlpitos.

Como resultado de esta campaña, considerada como precursora de la propaganda moderna en Rusia, muchas personas hasta entonces indiferentes a esta guerra volcaron su apoyo en el lado republicano. Las de honda fe religiosa, por odio al infiel otomano; los nacionalistas rusos, por el hecho de que el Zar emplease tropas extranjeras para invadir su propio país; los sindicalistas obreros, porque veían en el Zar la opresión y tiranía de los nobles que tanto odiaban; por último, los oportunistas que siempre surgen en las guerras y que se unieron al bando republicano para obtener beneficios de la guerra.

Guerra y anexión de Japón (1861 - 1864)

En Extremo Oriente, las relaciones con Japón se habían tensado hasta extremos insoportables para ambas naciones. El pequeño imperio insular recelaba del coloso republicano expansionista que tenía por vecino, y el hecho de que ambas naciones colisionaran en las Kuriles no facilitaba las cosas.

A esto debía añadirse la paradojica situación de que Japón estaba gobernado por el ferreo shogunato Tokugawa, quien tenía completamente prohibido el comercio con todas las naciones que no fueran Holanda o China, algo que irritaba especialmente a los armadores rusos, que se veían así privados de un potencialmente inmenso mercado y base naval para operaciones comerciales en el Pacífico. La exigencia del rito del fumie, o pisar el crucifijo, si bien era un problema menor que no inquietaba al Gobierno de Moscú, ofendía a los popes ortodoxos. Con todo, el rumor de que Holanda planeaba establecer un protectorado sobre las Islas japonesas, unido a la información de que ciertos clanes japoneses, como los Choshu y los Satsuma, estaban en desacuerdo con el opresivo régimen Tokugawa, fue lo que terminó de decidir al Gobierno de Moscú para lanzarse a la campaña de Japón.

La guerra contra Japón se vio facilitada por la situación en el Pacífico. La única potencia interesada en proteger a Japón, Estados Unidos de América, estaba abismada en su propia guerra civil contra los Estados Confederados. Aparte de ese problema interno, el comercio entre Japón y Estados Unidos no era lo bastante importante como para compensar los gastos de la intervención, y así lo consideraron los propios estadounidenses. (Historiadores estadounidenses modernos han cuestionado esta información, afirmando que en realidad Rusia fue "cobarde" por "atacar cuando Estados Unidos estaba distraido")

En cuanto a Gran Bretaña, aunque recelaban de la expansión rusa, les interesaba mas asegurarse el control de China y la India, así como del Paso de Khyber, sobre los que Rusia mantenía una presión constante desde el norte. Otras potencias (España, Francia, Prusia, Austria-Hungría) no tenían medios ni interés para intervenir en auxilio de los japoneses o estaban metidas en sus propias guerras (Italia y su guerra civil).

Una vez que Rusia y Gran Bretaña firmaron en Mayo de 1861 un acuerdo conjunto, por el que ambas naciones se comprometían a respetar la neutralidad del entonces Reino de Afganistán, la República tuvo las manos libres para lanzarse sobre Japón, sin tener que preocuparse de vigilar su frontera sur frente a potenciales ofensivas británicas.

La guerra se inició con una ventaja naval para Rusia, quien contaba con un poder naval pequeño pero relativamente avanzado en la zona, con el que podía hacer frente con relativa comodidad a las pobremente armadas fuerzas navales japonesas. La ocupación de las regiones mas problemáticas, los daimyo de Choshu y Satsuma, fue larga y cruel, y se marcó por un desembarco en Kagoshima, mal planificado y peor ejecutado, en el que la Octava División Oriental rusa estuvo a punto de ser arrojada al mar por los japoneses, pese a que estos contaban con viejos mosquetes de avancarga para hacer frente a los fusiles de cinco tiros y retrocarga de los rusos.


Rusianización de Japón (1865 - 1888)

En el Japón, al contrario que en Polonia y Asia Central, la política era bien diferente. Aparte de que el Gobernador era de carácter más templado, el país estaba más necesitado de construir infraestructuras para ser modernizado. Lo cual sería imposible sí se iniciaba una campaña de represión que fomentase la aparición de guerrillas antirrusas.

Tras doscientos cincuenta años subyugados bajo una tiranía militar y oprimidos por la casta parásita de los samurais, los japoneses no habían tenido demasiados problemas en asimilar a sus nuevos amos rusos. A ello contribuyó la reforma agraria, que pretendía crear una base de pequeños propietarios favorable al Gobierno ruso. De haber conflictos entre la gran masa campesina y los ricos gobernantes rusos, eran más por razones culturales e idiomáticas que políticas.

Japón ruso

Bandera del Oblast del Japón bajo administración de la República Rusa

La conquista de Japón permitió a Rusia contar con diversos puertos de aguas calientes, así como con una población numerosa que permitiría reforzar la demografía rusa. La conquista de Alaska por nativos japoneses de cultura rusa es un buen ejemplo de ello.

Rosiji -equivalente a NLT Romaji- era como se conocía en japonés a la transliteración de los nombres y el idioma japonés al alfabeto cirílico ruso. Este alfabeto fue desarrollado principalmente para elaborar diccionarios de ruso-japonés.

Sin embargo, la gran lejanía de Japón con respecto a Moscú hizo clara la necesidad de una mayor autonomía para las Islas. Así, en 1888 la Duma aprobó la creación del Oblast Autónomo de Japón, con amplias competencias propias cedidas por el Gobierno central, incapaz de gestionar con eficacia. En 1899 este Oblast se convertiría en República Constituyente, y en 1909 conformaba la República de Japón en el marco de la República Federal. En 1952 se separó pacíficamente como la nación soberana conocida como "Estado del Japón".

Alzamiento de 1861 y represión

El alzamiento de 1861 de los polacos (levantamiento de Enero)


Periodo Imperial (1870 - 1905)

Guerra del Pacífico (1897-1899)

Estados Unidos buscaba reforzar su posición en el Pacifico, que se veía amenazada por las bases rusas en Japón y la gran colonia rusa de Alaska, todo lo cual se consideraba una peligrosísima amenaza para los intereses norteamericanos en el Pacifico. Para ello, determinaron que había que empezar por atacar las posiciones españolas para obtener puntos de apoyo y rusas en Japón.

El Acuerdo de Okinawa (1899)

En virtud de este acuerdo, se consideraba que todo el Pacifico al este de las Hawaii pertenecía a Estados Unidos, y todo el oeste a Rusia y Japón. En líneas generales, dicho acuerdo fue respetado por ambas partes. A su debido tiempo, Corea fue sometida al protectorado ruso-nipon, y la Indochina a la tutela francesa. Las Indias Orientales Neerlandesas permanecerían así hasta la Gran Guerra.

La dictadura de Kolchak (1905 - 1908)

En el momento en que Kolchak llegó al poder, la República atravesaba por una grave crisis constitucional y económica. Los gastos de la última guerra habían causado graves perjuicios a la economía no militar, y el gran número de muertos y heridos suponía un lastre para la economía. Adicionalmente, el haber concedido mayor autonomía a Japón, reactivó la división tradicional entre los partidarios de la República Unitaria, y quienes defendían un mayor avance hacia el federalismo. El hecho de que las reivindicaciones sindicales fueran cada vez mayores no hizo mas que aumentar la crisis.

Apoyado en una Asamblea Nacional hecha a medida, apresuradamente constituida en San Petersburgo, Kolchak consiguió ser proclamado "Gobernante Supremo del Estado Ruso", además de aprobar decretos declarando la abolición del Gobierno republicano, la reducción de Japón a su antiguo estatuto de colonia, y la declaración como "traidores a la Patria" del Gobierno republicano de Moscú. Sin embargo, en un primer momento no haría el menor intento por proclamar la vuelta del zarismo.

El almirante Kolchak llevó su locura hasta el extremo lógico. En 1906 osó cometer la traición máxima a la República y se autoproclamó Zar de Todas Las Rusias, exigiendo pleitesía de todos los rusos. Paradójicamente, tamaña muestra de arrogancia, lejos de amedrentar a sus rivales, motivó más a los lealistas, que finalmente se unieron, derrocaron y ejecutaron a Kolchak.

220px-Kolchak chef suprême de la Russie

El Almirante Kolchak durante su mandato como "Gobernante Supremo del Estado Ruso", poco antes de autodesignarse Zar de Todas las Rusias.

Kolchak imprimió un giro brutal a la política exterior rusa. Ésta se había basado hasta entonces en una alianza de conveniencia con Alemania, una economía orientada a la autarquía, y una política exterior basada en la expansión por Asia Central (la llamada "muralla rusa" y la "demolición de China"), en oposición clara a Gran Bretaña. Sin embargo, Kolchak tenía otras ideas. Muy diferentes. Firme partidario de la aproximación a Occidente y convencido de la necesidad de acogotar al Imperio Alemán a toda costa, Kolchak buscó desesperadamente la alianza con Francia y Gran Bretaña contra Alemania, y eventualmente otros planes expansionistas a costa de China y Alemania.

También reprimió con dureza cualquier forma de oposición a su Gobierno, acusando de ser "separatistas y derrotistas" a quienes se le oponían, tanto si eran rusos como de otras etnias. En sus ansias tanto de acercarse a los Aliados como de librarse de los que percibía como "cargos traidores al Estado", potenció la inclusión de cuadros polacos en el aparato del Estado, desalojando en su lugar a los cuadros alemanes, lo cual generó fricciones adicionales entre los diferentes grupos étnicos.

En política interior, abolió la reforma agraria, empleando al ejército para expulsar a los campesinos de las tierras que les había asignado la República, restituyendo dichas tierras a los nobles o a los herederos de estos. En 1907, presionado por la alta nobleza necesitada de mano de obra esclava, Kolchak decretó el restablecimiento del sistema de servidumbre, lo que terminó de enajenarle las simpatías de la población rusa, que veía como todos los progresos conseguidos por la República eran sistemáticamente demolidos por la propia República. Otra política firme fue la declaración por decreto de los alemanes y judíos como "enemigos del Estado Ruso", que dio lugar a fuertes protestas en la región del Volga, poblada precisamente por gran cantidad de alemanes, descendientes de emigrados en los siglos XIV a XVII.

Otra política firme de Kolchak fue la represión sistemática de las lenguas y culturas locales: declaró ilegal el sintoismo, el budismo y el islam y ordenó destruir todos los templos de estos cultos, considerados por el Estado Ruso como "semilleros de rebelión", al mismo tiempo que abría las puertas a la entrada en Rusia de misioneros anglicanos, luteranos y protestantes.

La caída del meteoro de Tunguska en 1908 fue la puntilla para el régimen de Kolchak. El Patriarca de la Iglesia Ortodoxa, receloso de la amenaza a la religión ortodoxa que suponía la apertura a Gran Bretaña y la política de tolerancia hacia los protestantes que ello supondría, no dudó en aprovechar la ocasión. Consecuentemente, el Patriarcado de Moscú se apresuró a presentar la caída del meteorito como una señal de Dios para mostrar su disgusto con Kolchak y la voluntad del Creador de que "el Almirante Anticristo" fuera derrocado. Pese a los esfuerzos de la Okhrana al servicio del dictador, no se pudo impedir que la totalidad de los popes predicasen la Carta del Patriarca desde sus púlpitos.

La población campesina, hostil al almirante que percibían como un loco que pretendía ser Zar, a la par que hondamente religiosa, se creyó tamaño disparate, por lo que las fuerzas lealistas se incrementaron en gran número. Finalmente, el 15 de Agosto de 1908, un golpe de Estado incruento derrocó a Kolchak y restableció la legalidad republicana. El 17 de Agosto, el almirante Kolchak fue juzgado por traición a la Madre Rusia y fusilado en la ciudad de Ekaterimburgo.

La II República y la consolidación del Federalismo (1908 - 1914)

El descrédito de los partidarios de la república unitaria, debido a su apoyo a las tesis centralistas y dictatoriales de Kolchak y sus partidarios, supuso la definitiva consolidación del federalismo como principio rector de la Segunda República.

La Duma restituida proclamó como Presidente de la República al antiguo candidato por el Partido Democrático Constitucional, Aleksandr Ivánovich Guchkov
462px-Alexander Guchkov

Aleksandr Ivánovich Guchkov, primer Presidente de la Segunda República Rusa.

, cuyo partido había obtenido mayoría de escaños. El Presidente Guchkov, con ayuda de la Duma, inmediatamente inició las reformas legales necesarias para poner fin al estado de "anarquía dirigida" que dejaba tras de si el Gobierno de Kolchak.

Historiadores modernos consideran que la "purga sistemática" ejercida por el nuevo Gobierno Guchkov supuso el despido o degradación de aproximadamente veinte mil empleados públicos, de los que se sospechaba habían ascendido o aumentado su patrimonio de forma ilegítima durante la dictadura. Entre los extremos mas criticados está la supresión de todos los empleados de origen polaco, tanto si habían sido contratados con posterioridad a 1905, como si ya estaban allí antes del golpe de Estado.

Bandera de Rusia

Bandera de la II República adoptada por la Ley de Reforma Constitucional en 1909.

Por Ley de Reforma de la Constitución del Estado de 1910 se aprobó un paquete de enmiendas a la Constitución de la República, que establecían la sustitución del sistema republicano unitario por una "federación rusa de pueblos y naciones, unidas bajo un Gobierno común, que regule la política exterior, monetaria y de defensa", otorgando a los "pueblos y naciones" la autoridad necesaria para defender sus intereses frente a la política del Gobierno federal. Se preveía en esta reforma que, para evitar la consolidación de un poder central demasiado fuerte, el Presidente (electo por votación popular separada) estaría obligado a gobernar con auxilio de un Primer Ministro, investido por la Duma. Así mismo, se designaba una nueva bandera para la nación, retirando el águila y la leyenda relativa a la I República. También se establecía que la nueva federación adoptaba el nombre oficial de "República Federal Rusa", tras ser rechazadas por la Duma propuestas como "Federación de Rusia" o "Estados Unidos Rusos".

El proyecto de Reforma Federal se aprobó, pero supondría un golpe mortal para el prestigio del Partido Democrático Constitucional, que le supondría una severa pérdida de votos en las elecciones de 1913, y conduciría a su disolución tras la Gran Guerra, entre la indiferencia popular.

En Junio de 1911 se aprobó la Ley de Voto Femenino, que otorgaba el voto a todas las mujeres mayores de edad, pese a la oposición de partidos conservadores como . Esto a pesar de que uno de los argumentos favoritos de los progresistas que se oponían al voto femenino era que "Si se da la oportunidad de votar a las mujeres, tendremos Gobierno conservador hasta en el samovar".


La Gran Guerra (1914 - 1918)

Antecedentes

A lo largo del siglo XIX y las dos primeras décadas del siglo XX, Alemania y Rusia habían consolidado su alianza de conveniencia, que pronto se concretó frente a un enemigo común, el Imperio Austro-Húngaro.

Las dos grandes potencias del Norte de Europa se aliaron para aplastar a Austria por diversas razones. Rusia estaba interesada en proteger a los eslavos del sur de las ambiciones expansionistas austriacas. A su vez, el Imperio Alemán anhelaba completar la unificación alemana, siquiera a costa de Austria, país al que el Kaiser percibía como "una versión burlesca y decadente de la Gran Alemania, amenazada por el mestizaje y la inmoralidad". Por último, Italia quería los territorios del Fiume y Dalmacia, que le eran negados de manera constante por Austria.

Gran Bretaña se sintió obligada a apoyar a Austria, recelosa del expansionismo ruso y alemán en Europa. Al mismo tiempo, Francia deseaba recuperar Alsacia y Lorena, que le habían sido quitadas en 1871 y anexionadas a Alemania. Por lo que los franceses se aliaron con los enemigos de Alemania. Por último, Gran Bretaña recelaba de que Alemania y Rusia no quisieran expandirse en otras regiones. En cuanto a Turquía, a pesar de ser enemiga ancestral de Austria, también veía con temor y recelo las ansias expansionistas rusas en los Balcanes, encarnadas en el pequeño protegido ruso, la República de Serbia.

Desarrollo de la Gran Guerra

Consecuencias de la Gran Guerra:

La Gran Guerra terminó con la victoria absoluta de la alianza germano-rusa y el reparto de los perdedores.

Reparto del Imperio Austro-Húngaro

Reparto del Imperio Otomano

El Imperio Otomano, al igual que el Austro-Húngaro, fue desmantelado por la pura fuerza bruta.

Grandes regiones del sector occidental y la región armenia oriental le fueron extirpadas y entregadas a Serbia, Grecia, Bulgaria y la recién nacida Armenia, estado situado bajo tutela rusa. El Estrecho del Bósforo y la ciudad de Estambul, llave del acceso al Mar Negro, fue cedido a Rusia por 99 años, hasta el año 2017, con opción a ser incorporado directamente. Rusia también se anexionó Chipre, convirtiendo las bases británicas de Akotiri y Dekhelia en bases rusas.

Alemania reclamó para sí la región de Mesopotamia, donde implantarían un estado que unirá las regiones de Irak y Siria como Reino de Nueva Asiria. La región de Jordania fue anexionada al Egipto Ruso y pasó a formar parte de ésta entidad. A su vez, el Kurdistán otomano fue seccionado para formar una nación independiente bajo la tutela de Rusia.

Como participante menor en la guerra, Italia reclamó así mismo las islas del Dodecaneso, el control de Chipre y el reconocimiento de su soberanía sobre Libia, obteniendo todo menos la isla chipriota.

Tanto Alemania como Italia y Rusia vieron perfectamente viable la posibilidad de crear un Estado Judío en la Palestina Otomana. De ésta manera, se deshacían de una molestia como los judíos, y al mismo tiempo les daban lo que querían. Sin embargo, Alemania recelaba de este proyecto, ya que era amiga de los árabes y le preocupaba los efectos que pudiera tener este proyecto para sus planes de creación de "protectorados".

Reparto de Francia

Francia perdió grandes porciones de su Imperio colonial. La Guyana Francesa sería anexionada a la Guyana inglesa para crear la futura Guyana Alemana. La región de Argelia y Túnez fue dividida entre Alemania e Italia, que unirá Túnez y Libia en una sola colonia. El Camerún francés fue anexionado al Camerún Alemán. En Asia, la Indochina Francesa se independizaría bajo el formato de las naciones de Camboya, Laos y Vietnam.

Reparto de Gran Bretaña

En Gran Bretaña, se produjo un reparto semejante al de Francia:

Alemania adquirió los territorios africanos de Kenia, ambas Rhodesias, las islas Cayman y Bermudas, el Este del Canadá y la isla de Terranova, amén de los enclaves de Togo, Benin y Liberia.

Grecia, país que en la última hora se alió con las Potencias Centrales, fue recompensado con la isla de Creta (en manos británicas) y grandes sectores de la Rumelia, pero pese a sus protestas no consiguieron la cesión de Anatolia Occidental (parte de la nueva República Turca) ni del Dodecanaso, región esta que permanecería en manos italianas.

Italia se anexionó la isla de Malta, la Somalia Británica y la región británica de Aden. Rusia se quedó con el Egipto y Sudán británicos, anexionandose el Canal de Suez y la isla de Chipre. También obtuvieron el Oeste de Canadá y la isla de Vancouver, teniendo por tanto frontera con Estados Unidos. El asentamiento de Hong Kong pasó a manos rusas y Australia y Nueva Zelanda obtuvieron la independencia de Gran Bretaña.

Una nación irlandesa fue creada; el Eire volvía a ser libre. Por supuesto, la totalidad de Irlanda era independiente, y se impuso como condicion que ambas comunidades religiosas se respetasen entre si. El Eire independiente firmaría una alianza con Rusia y Alemania, adoptando la forma republicana de Gobierno.

Naturalmente, se impusieron enormes indemnizaciones de guerra a los perdedores. Francia y Gran Bretaña debían declararse culpables de la guerra y abonar la absurdamente elevada cifra de quince mil millones de marcos oro entre ambos. Esta exagerada indemnización daría pie al nacionalismo revanchista francés y, por tanto, al siguiente conflicto europeo

La Guerra Civil Española (1930 - 1934)

En 1930, el inestable Reino de España, cada vez mas vulnerable a la crispación social y económica, resultado de la crisis económica que azotaba al país. A la crispación provocada por la escalada manifestación-represión-separatismo-mayor represión, se añadió el violento activismo tanto de los "fachas", partidarios de un régimen militar de extrema derecha, como de los "rojos", quienes eran socialistas fanáticos que buscaban la aplicación práctica de las tesis de Marx.

La puntilla fue el alzamiento contra la "dictadura de facto" por parte de la Coalición Republicana, una inestable coalición de partidos políticos y militantes pistoleros, que lo único que tenían en común entre si era su odio acendrado al Rey, a quien consideraban responsable directo de la crisis económica y social, y a los fachas, en la mayoría de los casos afines a la BFU de Mosley, por lo que eran percibidos por la Coalición Republicana como "agentes británicos a la espera de atacar a España". Debido a la intervención de otras potencias en favor de los españoles que consideraban mas afines a sus ideas, lo que habría podido ser simplemente una guerra civil degeneró, sin que los españoles pudieran evitarlo, en una contienda internacional.

Sintiéndose amenazado en su frente bajo, Petain ordenó intervenir y aplastar por la fuerza a los que para el eran "meros terroristas". Esta intervención unilateral francesa daría inicio a lo que mas tarde sería conocido como Segunda Guerra Europea, al condenar tanto Rusia como Alemania lo que consideraban "expansionismo beligerante francés".

Guerra Global y caida de los últimos imperios (1931 - 1941)

La Guerra Global fue el conflicto mas importante del mundo, así como el primero y único donde se han empleado armas nucleares. Con nueve años de duración, un frente de batalla que se extendió a los cinco continentes, la implicación de la práctica totalidad de las naciones del mundo, y una movilización total de la economía de guerra, suponiendo la muerte de cerca de cuarenta millones de personas.

Actualmente, el consenso histórico establece que este conflicto fue consecuencia directa del resultado de la Gran Guerra Europea, que no había dejado para nada satisfechas a las naciones derrotadas. Tanto en Francia como en Gran Bretaña, movimientos fascistas se habían hecho con el control de las naciones derrotadas, aprovechándose de la desesperación de los ciudadanos, y aplicando como política el odio al diferente.

El ascenso del fascismo en Gran Bretaña

En Gran Bretaña, se produjeron aun mayores incidentes. Un tal Winston Churchill, por entonces ministro de Hacienda, tuvo la genial idea de ordenar al Ejército disolver una manifestación disparando con ametralladoras contra los manifestantes, hecho que le valió duras críticas tanto dentro como fuera del país. Este hecho sería explotado sabiamente por los fascistas para aglutinar a la población en torno a su bandera, contra el Gobierno de Jorge VI.

Un golpe de Estado en 1926, poco después del "incidente Maxim", apartó del poder a Neville Chamberlain, permitiendo la asunción por parte de Oswald Mosley, lider de la Unión Británica de Fascistas (British Union of Fascists). Este dirigente político responsabilizó de la derrota británica en la Gran Guerra Europea a la conjura entre "judíos y razas inferiores", los cuales supuestamente habían cooperado con el espionaje ruso para subvertir la economía de guerra, desmoralizar al Ejército y finalmente asestar una puñalada por la espalda al Gobierno de Su Majestad. Mosley promulgó leyes aun mas restrictivas contra los ciudadanos "colored" que quedaban en el Reino Unido, principalmente emigrantes hindúes y africanos, y leyes lesivas de los derechos de estas personas. La legislación antijudía se hizo dura a niveles medievales, con episodios de agresiones contra los judíos.

Inicio de la guerra

El 14 de Abril de 1931, con la invasión franco-británica de la Península Ibérica, llevada a cabo bajo la excusa de respaldar a la República Española, dio comienzo la que se dio en llamar la Guerra Global. Esta invasión se produjo en dos frentes distintos: mientras las divisiones de montaña francesas cruzaban la frontera del Pirineo y los tanques caían sobre el Rosellón, una poderosa fuerza expedicionaria británica tomaba por asalto el puerto de Ferrol, aplastando la resistencia de las fuerzas armadas reales con la brutal artillería de sus buques.

En un primer momento, Alemania fue quien asumió todo el peso de la campaña, enfrentándose a Francia en una serie de choques fronterizos a lo largo de la llamada "Linea Maginot", en referencia a la disposición en linea de las unidades de infantería y blindadas francesas, que arremetieron contra las posiciones alemanas. Al mismo tiempo, Rusia se encargaba de movilizar a sus efectivos para apoyar las posiciones alemanas, pero se vio obligada a dirigir operaciones en el Pacífico y Asia para hacer frente a la amenaza de Australia, que se había unido a la guerra en el bando fascista.

Entre Abril y Septiembre del 31, la guerra se caracterizó por una fluidez de movimientos: mientras los franceses eran empujados por los alemanes hacia el Oeste, estos empujaban hacia el Sur, aplastando a las fuerzas españolas, que luchaban en la medida de sus fuerzas, recibiendo apoyo por mar gracias a las armadas rusa y húngara. Hubo varios intentos británicos de retomar Gibraltar durante este periodo, los cuales fracasaron debido a la determinación de los marinos españoles en impedirlo. En lo que si tuvieron éxito los británicos fue en invadir las Islas Azores, empleándolas como punto de escala para las enormes cantidades de suministros que llegaban de Estados Unidos.

El 1 de Septiembre de 1931, China entró en la guerra por sorpresa, al invadir y anexionar por la fuerza los enclaves rusos de Macao y Hong Kong, atacando con cañones la isla de Hainan. Todo ello sin previa declaración de guerra por parte de la dictadura cuasi-fascista y notoriamente corrupta del Generalísimo Chiang Kai-Chek. Esta imprevista irrupción del coloso chino, ávido de recuperar tierras y expandirse, obligó a los rusos a centrar sus esfuerzos en Oriente Lejano, debilitando los efectivos que enviaban a Alemania.

Durante 1932, la Armada Fascista Francesa organizó un desembarco contra las Islas Canarias. Este se vio coronado por el éxito, pero casi de inmediato la acción de las guerrillas españolas obligó a estacionar fuertes guarniciones en el archipielago.

El 7 de Diciembre de 1932, siguiendo órdenes directas de J.Edgar Hoover, Estados Unidos organizó un raid con portaaviones contra el puerto de Santiago de Cuba, hundiendo gran cantidad de acorazados españoles, como paso previo a la invasión y ocupación de la llamada España de Ultramar. Al igual que China, Estados Unidos entraba en la guerra sin previo aviso, declarando el Presidente Franklin Delano Roosevelt su alineamiento "incondicional y sin reservas" con los britano-franceses.

Consecuencias

Tras la derrota británica y francesa, se llevó a cabo un proceso de "defascistación". Los actos de Churchill y Mosley fueron presentados a la población como hechos criminales, contrarios a toda normativa de guerra y al derecho internacional. Se desmanteló el 60% del tejido industrial británico, que sería trasladado a la Europa Continental en concepto de reparaciones de guerra, mientras se iniciaban intensas campañas de propaganda para hacer ver a la población británica lo criminal que era el Imperio al que habían estado sosteniendo. Las fuerzas alemanas de ocupación decretaron que la Union Jack y el "God Save The King" eran simbolos de una nación criminal, y como tales debían ser prohibidos. Igualmente, se prohibió toda forma de crítica a la ocupación aliada por parte de los medios británicos, a los que se exigió dar amplia cobertura a los "crímenes imperiales", y se alentó la idea de que Escocia y Gales no se habían unido voluntariamente al Imperio, sino que habían sido brutalmente anexionadas por la fuerza de las armas.

Guerra Fría (1941 - 1981)

En 1941, con la firma del Tratado de Vladivostok, la antigua República de Japón se constituyó en un Estado soberano, siguiendo los deseos del pueblo japonés y del Gobierno ruso, convencido de que era mejor devolver su independencia a Japón y hacer de el un aliado, que obstinarse en usar la fuerza militar para conservarlo como parte de la República.

Creación de la Unión Euroasiática (1945)

Euroasiatic Union (RD) 800px

Bandera adoptada por el Congreso Continental de la Unión Euroasiática reunido en 1950 en la ciudad de Budapest

La Unión Euroasiática fue creada a iniciativa de las grandes potencias euroasiáticas, como parte de la política de "no mas guerras entre hermanos europeos y asiáticos." Constituida a iniciativa de Alemania , Hungría y Rusia, entre otros socios, se considera que su inicio se halla en el Tratado de Budapest de 1945, por el que se crea la entonces llamada "Comunidad de Naciones Europeas y Asiáticas"

1949: Primavera Alemana

El Gobierno del Kaiser fue tumbado por una sublevación popular de signo republicano. La población alemana salía a las calles al grito "Deutschland über alles, Deutschland fuhr deutschen".(Alemania para los alemanes) Ésta sublevación no cogió por sorpresa a Rusia, pero el Gobierno de Moscú dudaba sobre que hacer al respecto. Apoyar a uno u otro bando podía significar meterse en una guerra con Alemania, algo que no saldría bien de ninguna manera.

Tras siete tensos días, la canciller Louise Schröder anunció la proclamación de la República Federal Alemana. El Kaiser marcharía al exilio en España, desde donde actualmente sus descendientes reclaman el trono sin éxito, en alianza con los descencientes del Zar de Rusia.

La República Federal Alemana asumió como misión vital ejercer de puente comercial, diplomático y político entre la poderosa Rusia y el mundo de Europa Occidental.

Aumento de las tensiones con Estados Unidos (1949 - 1960)

En los 60, la principal amenaza a la hegemonía germano-rusa la constituían los Estados Unidos de J. Edgar Hoover, el famoso director del FBI estadounidense.

A pesar de que formalmente se mantenía la fachada de elecciones libres y república democrática, en la práctica era Hoover quién gobernaba el país y quitaba y ponía a los Presidentes a su antojo.

De acuerdo con las muy particulares ideas de Hoover, en Estados Unidos se reprimía con dureza cualquier atisbo de oposición. Todo sospechoso de criticar al Estado era arrestado bajo la acusación de ser comunista. La discriminación racial era un pilar fundamental de la sociedad estadounidense.


Guerra de Cuba (1960 - 1962)

La guerra de Cuba fue un breve conflicto que enfrentó a Estados Unidos contra la pequeña isla caribeña, y pese a ganar la guerra, fue una derrota moral para Estados Unidos. El Gobierno Hoover consideraba una peligrosísima amenaza para la supervivencia de Estados Unidos que una nación americana no se alinease con las directrices de Washington. El apartar del poder a Fulgencio Batista fue considerado como un ataque directo contra la Unión, por lo que los marines fueron movilizados.

Esta sería considerada la primera de muchas "guerras proxy", en las que ambas alianzas internacionales se enfrentarían entre si a través de grupos guerrilleros o incluso naciones enteras, para evitar un destructivo enfrentamiento directo.

Descolonización de África y Guerra del Sahara (1975 - 1976)

La Guerra del Sahara enfrentó una vez mas a Rusia y Estados Unidos, y otra vez fue por culpa de España. El Gobierno español, incapaz de mantener por mas tiempo sus últimas colonias en África ante las reivindicaciones independentistas, había determinado conceder la independencia al Sahara Español, que se preveía sería una nueva nación soberana y cercana a Europa. Sin embargo, el poderoso vecino del norte, Marruecos, y Estados Unidos, tenían otros planes.

Interesado en obtener una base desde la que atacar y conquistar las Islas Canarias en caso de estallar una guerra transatlántica, amen de desplegar tropas en África Occidental, Estados Unidos apoyaría bajo mano a Marruecos para que organizara la anexión del Sahara Español al reino alauita, por la fuerza militar si era menester.

Para ello, Hassan II recurrió en un primer momento a la Marcha Verde, una manifestación "espontanea" de militares y civiles marroquies, que de acuerdo con los planes de Rabat, invadirían de forma "pacífica" la región, antes de que se constituyese el nuevo Gobierno saharaui, y proclamarían su anexión a Marruecos.

Marcha Verde 1

Los analistas del DHS preveían que el debilitado Gobierno de Madrid no haría un esfuerzo serio para defender su ex-colonia, so pena de ser presentados ante el mundo como "asesinos de civiles indefensos". En cuanto al Frente Polisario, los independentistas locales, el DHS los despreció catalogándolos como "cuatro terroristas armados con equipo de la Gran Guerra que no suponen una amenaza seria para nuestros planes".

Sin embargo, con lo que no contó el DHS fue con el hecho de que mandos marroquies sobre el terreno habían repartido armas entre los "manifestantes pacíficos", y mucho menos con la iniciativa de los comandantes españoles a cargo de las guarniciones del Sahara. Al verse desbordados, los mandos en el Sahara Español solicitaron ayuda inmediata al Mando Militar de la Unión Euroasiática para hacer frente a lo que describieron como una "invasión armada". En las cancillerías de Berlín y Moscú, interesadas en alejar la influencia estadounidense, encarnada en Marruecos, de la zona, se aprobó el despliegue de una misión militar multinacional para proteger el Sahara.

Dicha misión militar puso pie en Ciudad Cisneros el 9 de Noviembre de 1975, en medio de gran expectación por parte de los medios europeos, americanos y sobre todo africanos, que observaban con recelo la que percibían como "una aventura neocolonial de las grandes potencias".

Los primeros enfrentamientos armados tuvieron lugar en la población de Farsia, el cuando estalló un tiroteo entre manifestantes, apoyados por las Reales Fuerzas Marroquies, y tropas españolas (A día de hoy, se ignora quien fue el que inició el fuego, pero es indiscutible que los marroquíes se hallaban en el lado español de la linea.) Este fue el inicio de un conflicto a mayor escala entre ambas naciones, que amenazó con extenderse y provocar una tercera guerra mundial, puesto que tanto España como Marruecos solicitaron apoyo de sus respectivas alianzas, el Eurocuerpo y la OTHO.

Finalmente, el 20 de Noviembre de 1975, se alcanzaría un alto el fuego auspiciado por la OSN. Marruecos admitía su derrota y se retiraba del Sahara, renunciando para siempre a sus aspiraciones anexionistas sobre el llamado "Marruecos Español". Por su parte, Estados Unidos no presionaría mas para obtener condiciones mas favorables, pues al caos interno se añadían las cada vez mayores exigencias que imponía la Guerra del Perú. Sin embargo, el conflicto se prolongaría en forma de lucha de guerrillas a tres bandas entre el Frente Polisario, el Ejército Alauita de Liberación apoyado por Marruecos y las tropas de la OSN.

La retirada definitiva de las tropas se pospuso hasta el 2 de Mayo de 1976, en que las últimas tropas de la misión internacional abandonaron el territorio, una vez estabilizado y pacificado.

El águila pliega las alas. Predominio ruso (1970 - 2012)

Guerra de Perú (1970 - 1981)

El golpe militar de 1969 en Perú, que apartó por la fuerza al Presidente Terry, candidato pro-estadounidense, fue percibido como una gravísima amenaza contra los intereses vitales de Estados Unidos en la zona. La promulgación de reformas de signo nacionalista e izquierdista (que las grandes empresas norteamericanas consideraban lesivas para sus intereses) provocaron un clima rabiosamente antiperuano en Estados Unidos.

Los medios de comunicación vinculados a los intereses de las transnacionales apoyaron en la población el firme convencimiento de que el Gobierno de Perú no era sino un títere de Rusia, cuyo único objetivo era destruir Estados Unidos y, repitiendo la jugada de Cuba, convertirse en una base desde la que Moscú podría lanzar misiles contra "la Madre de Todas las Democracias".

Consecuentemente, el Director del DHS, J. Edgar Hoover presionó al entonces Presidente George Wallace, el cual aprobó en 1970 el despliegue de 60.000 soldados en Perú, para reforzar a los comandos terroristas desplegados previamente por el propio HSD. Daba inicio así la Guerra de Perú, un conflicto largo y sangriento con terribles consecuencias para los norteamericanos y su imagen tanto de si mismos como ante el resto del mundo.

La derrota norteamericana en la Guerra del Perú supuso una debacle cultural, social y económica en el país. A pesar de no haber tenido que pagar ninguna clase de indemnización, la política de "guerra a crédito" sostenida por la Administraciones Wallace y Nixon supuso el endeudamiento masivo del Gobierno con la banca privada. Esto, unido a las sanciones económicas impuestas por la Unión Euroasiática, contribuyó a sumir a la economía estadounidense en una crisis que duró muchos años.

La Guerra Contra el Terrorismo y la Era de la Información (1990 - 2012)

Históricamente se considera que la Guerra Contra el Terrorismo comenzó en 1990 con la Operación Venganza, el ataque multinacional contra la Federación de la Meca, país arábigo que ejercía de principal soporte para los esfuerzos del terrorismo yihadista en todo el globo desde mediados de la década de 1980.

Esta coalición, nacida a raiz de una resolución del Consejo de Seguridad Colectiva, y liderada por Rusia y Alemania, invadió militarmente la Federación de la Meca, destruyéndola como Estado y desarticulando las estructuras terroristas sostenidas por esta. En un esfuerzo por convencer al mundo de que se trataba de una guerra justa, y no de un intento de agresión imperialista (como lo presentaba Estados Unidos ante la Sonak), la Coalición Internacional condujo esta guerra con una transparencia nunca antes vista. Periodistas de todos los países fueron invitados a dar cobertura de este conflicto.

En Abril de 1998, fue abortado un plan terrorista para robar un avión comercial y estrellarlo contra el Kremlin, elaborado por supervivientes de la Federación de la Meca basados en Georgia, lo que motivó fuertes sospechas contra este país, considerado una nación de escasa convicción democrática, especialmente desde las elecciones que llevaron a Saakashvili al poder. A un intento de Rusia de pedir explicaciones a Georgia, el Presidente Saakashvili reaccionó retirando a su embajador en Moscú; mas tarde las filtraciones de Wikiholes revelarían que entabló negociaciones militares con Estados Unidos a espaldas de su propio pueblo.

Wiki-Holes (2006)

En diciembre de 2006 se produjeron las filtraciones de Wiki-Holes. Esta web, concebida en su origen para desvelar al mundo comportamientos poco ortodoxos de los Gobiernos mundiales, fue el detonante de una encendida polémica respecto al uso de Internet que aun hoy sigue activa. Se considera históricamente como la mayor filtración de documentos top-secret de las principales potencias, con especial énfasis en países que Julian Assange, el fundador, considera mantienen regímenes totalitarios.

Entre sus revelaciones, se halla toda clase de pruebas de que muchos de los "golpes de fuerza espontaneos" producidos en países de América, en realidad fueron apoyados por Estados Unidos ante el temor de que Gobiernos prorrusos llegasen al poder de forma democrática.

Asi mismo, Rusia tampoco se ha librado. Entre las filtraciones que han sembrado mas polémica, se halla la existencia del Complejo Yamantau, una instalación militar de alto secreto mantenida por el Gobierno de la República Federal Rusa, y donde supuestamente se desarrollan toda clase de proyectos de investigación militar a cual mas excéntrico, desde contactos con alienigenas hasta intentos de crear un programa ruso de portales a mundos paralelos. Esta filtración ha acusado cierto malestar entre quienes consideran excesivo el presupuesto supuestamente asignado a Yamantau, que ascendería según Wiki-Holes a 80.000.000.000 de rublos anuales.

Crisis en Oriente Medio (2008-2011)

El surgimiento del Emirato Islámico de Mesopotamia como amenaza contra el orden establecido volvió a centrar la atención mundial en esta región inestable. La reducción de las tropas internacionales en la zona de Oriente Medio, unida a la dificil geografía y las duras condiciones de vida que sufría la población nativa, propiciaron el surgimiento de la primera organización terroristas de alcance global.

Aunque es dificil establecer cual fue el primer ataque realizado por el EIM o desde cuando estaba operativo (los historiadores del terrorismo dan fechas tan tempranas como 1979, 1982 o 1989), existe consenso en que su ataque mas espectacular fue el atentado contra el Aeropuerto Domodedovo de Moscú, el 24 de Enero de 2011. Aquella era la primera vez que se comprobaba que un grupo terrorista radicado en un continente, probaba su capaciodad de atentar en otro diferente.

Nueva Guerra Fría (2012 - )

De forma sorprendente, el candidato republicano John Kerry obtiene una victoria aplastante en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en una votación que según los observadores de Sovnakom carecía por completo de garantías democráticas.

En su primer discurso, el Presidente Kerry ha acusado a la alianza rusa de "estar detrás del caos y el terrorismo que azotan nuestro mundo", así como se ha mostrado duramente crítico por el que considera "acto de guerra y destrucción criminal para nada de la monarquía saudita, convertida a punta de pistola en una colonia militar rusa-iraní únicamente para que los malvados de Gazprom puedan controlar el precio del petroleo".

Kerry así mismo ha manifestado su firme voluntad de apoyar el "restablecimiento de la democracia en Sudamérica", imponiendo sanciones económicas contra Venezuela y presionando para que Calique obtenga el reconocimiento diplomático del resto del mundo. En 2013 así mismo inició un proceso de presión diplomática contra la España de Ultramar.

2014, el año de los separatismos.

El año 2014 se vio marcado fundamentalmente por una serie de movimientos separatistas en diversas partes del mundo, centrados principalmente en el continente europeo y en los que se ha querido ver la mano negra de Estados Unidos.

Así, en la región española de Cataluña, se inicia lo que la prensa local ha denominado "proceso soberanista", promovido desde las propias instituciones de la Generalitat por el partido Junts pel Si, que afirma buscar la "desconexión con el Estado Castellano y Opresor".

Al mismo tiempo, en el Imperio de la India, las tribus de la región noroeste mantienen activo un separatismo de tipo religioso, apoyado por la Liga Islámica y los taliban de Afganistán. En este año, se han iniciado atentados mas salvajes que nunca, lo cual ha significado un rebrote del movimiento.

En Sudamérica, los mapuches se sienten resentidos por la presión de Argentina, por considerar que la República Federal les oprime.

Por último, en Rusia, el Movimiento de Resistencia del Turquestán, que reclama la secesión de las regiones de Kazajstán, Uzbekistán, Kirguizstán y su agrupación en una república islámica, se ha visto reforzado por el apoyo militar que les otorgan Estados Unidos, Afganistán y varios de los Estados Chinos.

Al mismo tiempo, en este año cobra nueva fuerza el separatismo báltico en las regiones de Estonia, Letonia y Lituania, agravado por la agresiva presión de grupos nacionalistas para-fascistas y la crisis demográfica que sufre la Región Báltica, abandonada por sus habitantes que emigran a regiones más prósperas, pese a las fuertes inversiones en infraestructuras que ha hecho el Gobierno federal.

2016, Papeles de las Islas Virgenes.

En Abril de 2016, un comunicado a escala mundial de diversos medios filtró al conocimiento del gran público la existencia de los Papeles de las Islas Vírgenes; una serie de documentos, procedentes de un bufete de abogados de esta colonia española, que prueban que miles de importantes personalidades de todo el mundo se han estado beneficiando de las especiales regulaciones fiscales de este territorio, para importar allí grandes capitales de manera ilegal defraudando impuestos a sus propios países. Entre los implicados figuraban el Presidente John Kerry de los Estados Unidos, el director de la Orquesta Sinfónica de San Petersburgo, la familia de empresarios judeo-españoles Koplowitz, y los Presidentes de la práctica totalidad de Estados sudamericanos, con la notable excepción del Brasil.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.