FANDOM


A mediados de 1910 estalló en la India Británica lo que se ha dado en llamar la Segunda Guerra de Independencia (se considera a la rebelión de 1857/58 como Primera Guerra de Independencia).

Antecedentes

La rebelión de la India de 1857 se limitó a lo largo de la llanura del Ganges y del centro de India. Otras regiones controladas por la Compañía Británica, como Bengala y las presidencias de Bombay y Madrás, y los principados de Hyderabad, Mysore, Travancore y Cachemira, así como los pequeños dominios de Rajputana/Rajastán, no se sumaron a la rebelión, sino que permanecieron mayormente en calma.

Situación

El descontento por la situación social fue en aumento a fines del siglo XIX. Las hambrunas recurrentes no hicieron más que exacerbar los ánimos. Así, al calor de las protestas y los abusos económicos, surgieron una serie de movimientos políticos de diversa raíz. Desde 1885, el Partido del Congreso lideró el movimiento de independencia indio.  También tuvieron un papel destacado la Liga Musulmana Pan India, el Movimiento Swadeshi, a la organización Anushilan Samiti, al partido Akali (sij), a la agrupación Indian House (la cual funcionaba en Londres) y al grupo Jugantar o Yuganta.

Segunda Guerra de Independencia

Durante la Segunda Guerra de Independencia la situación fue bien distinta.
2da Guerra Independencia India
Los movimientos pro independencia estaban muy activos desde hacía décadas y las noticias del Regicidio de Londres y la subsiguiente rebelión republicana, no podían pasar desapercibidas.  

El 13 de junio de 1910, Jagatjit Singh, rajá de Kapurthala, dio el puntapié inicial, al renunciar a cualquier título otorgado por los británicos y prometer restaurar la Confederación Sij.  

El 23 de Junio se emite la Declaración de Jaipur, Rajastán.

Rápidamente el efecto contagio se hizo sentir de inmediato en las Provincias Unidas de Agra y Oudh, principal escenario del motín cipayo de 1857.  El Khanato de Kalat declaró su independencia (y de todo el Beluchistán) el 26 de junio de 1910. Hyderabad hizo lo propio el 23 de julio. Días antes, el 19 de julio, se estableció el Consejo Provisional Revolucionario bengalí.

Entretanto, se recibe la noticia del alzamiento de Irlanda.

Aprovechando la situación, el 27 de julio de 1910, Afganistán invade la India, dando lugar a Tercera Guerra Anglo-Afgana, la cual repercutió en todo el norte de la India.

Dos días después, el 29 de julio, en la ciudad de Surendranagar un conferencia de soberanos declara su intención de constituir un Gujarat plenamente independiente.

Poco después, diversas regiones de la indómita Birmania (o Burma) y Ceylán se pliegan al alzamiento.

Conclusión

La Segunda Guerra de independencia india, la guerra civil, la lucha en Irlanda y Escocia, el alzamiento de Egipto y Sudán, incluso la guerra en la Somalilandia y África del Sur, había diezmado considerablemente los recursos económicos, políticos y militares del Imperio británico. Pero el temor a perder el resto de sus posesiones fue el acto que logró romper la voluntad del gobierno británico. Esto y el temor a la Alemania imperial.

Invierno 1910/1911

La situación era la siguiente:

Agencia de la India Central: El grupo Vindhya Pradesh está bastante afianzado. Se sigue combatiendo en el sur (Indore, Barwani, Ali Rajpur) ya que los británicos presionan desde Bombay, y en el norte.

Beluchistán/Baluchistan: las últimas tropas británicas y varios civiles abandonaron Quetta (la capital) el 15 de diciembre.

Bengala/Assam: Durante este mes los bengalíes logran capturar los puertos de Chittagong y Cox's Bazar. Para nochebuena Calcuta es evacuada por los ingleses.  Solo quedan resistiendo algunas unidades de gurkas al mando de oficiales británicos.

Birmania: control casi total de los diversos grupo insurgentes. Presión del Reino de Siam en reclamo de territorios perdidos.

Bombay: El Gujarat se halla totalmente en manos de los grupos pro-independencia, así como el Sind. Mejor le iba a los británicos en la diviisón Deccan y en la división Carnatic. La violencia se hacía sentir en Jath, Kagal, Kapshi, Janjira, Savanur, Kolhapur, Saranjam, Jamkhandi, Sawantwadi, Sar Lashkar y Ichalkaranji, y en la propia ciudad de Bombay.

Ceylán: bajo dominio británico. Quedan algunos guerrilleros en las montañas pero incapaces de realizar ninguna acción importante.

Deccán y Madrás: Si bien en la Presidencia de Madrás los motines y atentados eran cosas de todos los días, aquí los británicos habían triunfado sobre los rebeldes en los distritos de Ganjam, Chemudu, Vizianagaram, Bobbili, Palkonda, Golgonda, Jeypore, Kurupam, Sangamvalasa  y Panchipenta, no obstante, no podían vencer la resistencia de Mysore, Kochín y Travancore, además de estar las fuerzas australianas empantanadas frente a Hyderabad. Aún existían focos rebeldes importantes en Pudukkottai, South Canara, Bellary, Banganapalle, Sandur, Anantapur y Kurnool, y en la propia ciudad de Madrás.

Jammu y Cachemira: Con el pro-británico Maharajá Sir Pratap Singh derrocado, el Sheikh Mohammed Ibrahim controla la situación, con la ayuda afgana. Los estados de Hunza, Punial, Nagar y Yasin se encuentran libres de tropas británicas.

Orissa: la situación era compleja en Orissa. Los británicos presionan desde Madrás, al sur. En la meseta de Chota Nagpur el movimiento insurrecto resiste, en estrecha colaboración con sus pares de las Provincias Unidas de Agra y Oudh, la Agencia de la India Central, las Provincias Centrales y el Consejo Provisional Revolucionario bengalí.  Los ingleses practicamente han abandonado la región.

Provincias Centrales: Los británicos se encontraron con 16 millones de posibles enemigos. Reginald Henry Craddock, Comisionado Principal desde 1907, había huido con el resto de los funcionarios, comerciantes y sus familias.  Los estados de Changbhakar, Koriya, Surguja, Udaipur y Jashpur estaban consolidados.  El grupo Jugantar y los miembros de la Indian House estaban sumamente activos.  Hyderabad mantenía el control de Berar.

Provincias Unidas: El Comando del Este del  British Indian Army, el cual comprendía la 7ª (Meerut) y la 8ª División (Lucknow), seguía resistiendo, aunque las deserciones estaban a la orden del día. Cada vez se le hacía más difícil a los británicos confiar en las tropas nativas.  Desde Bengala, Punjab y Rajastán las fuerzas pro-independencia realizan incursiones cada vez más temerarias.

Punjab: Con la llegada de las primeras lluvias del invierno, que se transforman en grandes nevadas en el norte, las operaciones se estancaron por completo. Pero era claro que los británicos no se alzarían con la victoria. Incluso Delhi ha sido liberada de británicos.

Rajastán: Uno tras otro, se suceden los combates de Banswara, Chittorgarh, Dungarpur, Pratabgarh, Rash Samand (Rajsamand), Udaipur, Bharatpur, Dholpur, Karauli y Swai Madhopur.  Los rebeldes incluso se atreven a incursionar en el Gujarat y las Provincias Unidas.

Tratativas

Los británicos, fieles a su política de dividir, iniciaron conversaciones simultáneas con los distintos grupos rebeldes, tratando de salvar lo que se pudiera, otorgando beneficios a unos en detrimento de otros.  Sin embargo, existía un consenso bastante extendido entre los "grandes actores" (Hyderabad, Beluchistán, Bengala, etc.) que consistía en no firmar la paz por separado.
Negociadores británicos
Los británicos formaron un equipo encabezado por el propio Sir Edward Grey (ministro de Asuntos Exteriores desde 1905) y Arthur Balfour (líder de la oposición del Partido Conservador), además de otros destacados diplomáticos y oficiales británicos, tales como Sir Edward Carson, William Hewins, el anciano Sir Henry Mortimer Durand, Sir Edward Bradford, Sir Archibald Edward Harbord Anson, Oswald Allen Harker, Sir Edward Richard Henry, James Monro y Frederic Thesiger, 1° Visconde de  Chelmsford, Gobernador de Nueva Gales del Sur.

Los luchadores indios, si bien no presentaban una única voz, estaban bastante alineados en las ideas principales.

Durante el período enero-abril, se desarrollaron conversaciones en distintas ciudades de la India Británica.

Los países del Beluchistán (Kanato de Kalat, Principado de Makran, Principado de Las Bela, Principado de Kharan, y la ex Provincia del Comisionado Principal de Balochistán) fueron los primeros en firmar la paz, ya que los británicos preferían acordar con ellos y no que Persia y Afganistán vieran incrementado su poder e influencia. Sin embargo, los ingleses mantendrían una serie de ventajas comerciales (nación más favorecida, uso de puertos, etc.).

El débil gobierno establecido en la llamada República de Birmania también accedió a firmar la paz. Por el tratado de Mandalay, los británicos conservarían parte del sur de la Birmania Ministerial (Tenasserim),a cambio del reconocimiento. Sin embargo, la flamante república veía como escapaban a su control Karenni, Chin, Wa, Shan y Arakan.

Fueron más arduas las conversaciones con los ex miembros de la Agencia Rajputana. Aquí los británicos trataron de separar a los distintos estados (Jaipur, Jodhpur, Bikaner, Udaipur, Banswara, Chhatarpur, Dholpur, Dungarpur, Karauli, Kishangarh, Kota, Sirohi, Baraundha, Tonk, etc.), adulando a unos, amenazando a otros. Sin embargo, finalmente debieron reconocer la independencia del Rajastán, incluso la del nuevo estado constituido sobre su ex provincia de Ajmer-Merwara.

El Consejo Provisional Revolucionario bengalí fue un hueso duro de roer. Los británicos tenían en la región muchos intereses económicos y se concentraron en ellos, pero sin dejar de oponerse a la idea de una Gran Bengala.

Respecto a Hyderabad, se le reconoció la independencia, así como la posesión de la provincia de Berar, a cambio de que dejase de apoyar a los insurrectos en Madrás. También se reconoció la independencia de Mysore, Travancore, Cochin, Pudukkottai, Banganapalle, Thanjavur, Karnataka y Kodagu.

Los británicos conservarían Ceylán, amplias zonas Madrás y de la presidencia de Bombay, que pasan a conformar el Dominio o Unión de la India. Durante la fase de la Unión el monarca británico continuó siendo el jefe del estado de ambos dominios, representado en cada uno por la figura de un Gobernador General. Sin embargo, estos gobernadores no fueron designados también virreyes, como había ocurrido durante el período colonial. 

Situación a posteriori

Al concluir la guerra, una serie de nuevos estados vieron la luz en el subcontinente indio, algunos más endebles que otros.

Vea También

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.