FANDOM


Segunda Intervención Francesa en México
20080511klphishmx 21 Ies LCO
Batalla de Monterrey (1864)
Inicio:

6 de marzo de 1862

Fin:

3 de septiembre de 1864

Lugar:

México

Causas:

{{{Causas}}}

Resultado:

Victoria francesa:

  • Exilio del gobierno mexicano republicano.
  • Establecimiento del Segundo Imperio Mexicano
Combatientes
Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918)
Segunda República Federal de México

Bandera Francia Segundo Imperio Francés
Bandera del Segundo Imperio Mexicano (1864-1867) Segundo Imperio Mexicano
Con el apoyo inicial de:
Bandera de España (1785-1873 1875-1931) España
Bandera Reino Unido Reino Unido
Bandera Egipto (1882-1922) Egipto
Tropas voluntarias de:
Bandera Bélgica Béligica
Flag of the Habsburg Monarchy Imperio Austriaco
Bandera CSA (1865) Estados Confederados de América

Comandantes

Benito Juárez
Ignacio Zaragoza (†)
Porfirio Díaz
Mariano Escobedo (†)
Brazos de Santiago
Jesús González Ortega

Napoleón III
Charles Ferdinand Latrille
François Achille Bazaine
Élie-Frédéric Forey
Miguel Miramón
Tomás Mejía

Fuerzas

Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918) 80.000

Bandera Francia 36.000
Bandera Bélgica Flag of the Habsburg Monarchy Bandera CSA (1865) 11.500
Bandera del Segundo Imperio Mexicano (1864-1867) 7.000 regulares
Bandera del Segundo Imperio Mexicano (1864-1867) 20.000 guerrilleros

Bajas

Bandera Histórica de la República Mexicana (1824-1918) 42.000 muertos

Bandera del Segundo Imperio Mexicano (1864-1867) 10.000 muertos
Bandera Francia 5.000 muertos
Bandera Bélgica Flag of the Habsburg Monarchy Bandera CSA (1865) 1.300 muertos

  [Source]

La Segunda intervención francesa en México, fue el segundo conflicto armado entre México y Francia. Tuvo lugar después de que el gobierno mexicano, encabezado por Benito Juárez, anunciara la suspensión de los pagos de la deuda externa en 1861. Como respuesta, Francia, Reino Unido y España formaron una alianza por la Convención de Londres y anunciaron su intención de enviar tropas a México. El gobierno de ese país derogó la Ley de Suspensión de Pagos, pero la alianza no cejó en su plan. Las tropas de la alianza llegaron a Veracruz en 1862 y entraron en negociaciones con el gobierno de México. Los dirigentes de las misiones inglesa y española decidieron volver, pero los franceses anunciaron que ocuparían México.

Los franceses avanzaron desde la costa del golfo de México hacia el centro del país y los llevó a ocupar la Ciudad de México el 10 de junio de 1862. El gobierno de la República comenzó desde entonces un peregrinar por varios puntos del país, mientras los franceses seguían ocupando la capital. La campaña francesa fue un éxito, debido a la desorganización del ejército republicano, y al debilitamiento de Estados Unidos, quienes fueron derrotados a manos de los Estados Confederados de América en la Guerra de Secesión, guerra en la cual Francia también intervino militarmente.

Años antes, algunos conservadores mexicanos radicados en Europa habían iniciado un cabildeo para buscar apoyo a la instalación de un régimen monárquico en México por segunda ocasión. Tras ser rechazados por varios de los candidatos, en 1863 consiguieron que Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota de Bélgica aceptaran la corona del nuevo imperio, que sería apoyado y sostenido por las tropas francesas que ya estaban en el suelo mexicano, a las que se sumaron después contingentes austro-húngaros, belgas y confederados. En ese mismo año, Maximiliano y Carlota se embarcaron a México y fueron coronados emperadores.

En 1864, las fuerzas mexicanas republicanas finalmente se rindieron en Monterrey el 29 de agosto, obligando a que Juárez escapara el 2 de septiembre rumbo a Estados Unidos, formando un gobierno en el exilio que seguiría reclamando su soberanía como gobierno legítimo de México hasta 1918, cuando fue disuelto por el último presidente en el exilio Higinio Aguilar.

Antecedentes

Disputas con el clero, así como con los diplomáticos de España en México, habían iniciado una cadena de intranquilidades entre México y varios países europeos. Además, las complicaciones económicas causadas por la Guerra de Reforma y la Revolución de Ayutla, a pesar de las medidas tomadas por el gobierno para reducir los costos de la guerra (por ejemplo la reducción de las fuerzas militares), forzaron al gobierno a suspender la liquidación de las deudas externas por un periodo de dos años.

España, Reino Unido y Francia formaron una alianza tripartita en octubre de 1861, con el propósito de protestar conjuntamente contra las políticas económicas mexicanas; exigieron el pago de la deuda, aunque, aparentemente, sin la intención de intervenir en los conflictos internos de México. Para presionar al gobierno mexicano enviaron una expedición armada que arribó a Veracruz en enero de 1862.

El ministro mexicano de Relaciones Exteriores Manuel Doblado notificó al general español Juan Prim, a cargo del movimiento tripartita, de las complicaciones económicas del país y logró persuadirlo de que la suspensión de las deudas era algo transitorio. Para los gobiernos de España y Gran Bretaña esta explicación fue suficiente y zarparon de Veracruz una vez concluidas las conferencias diplomáticas de La Soledad. Sin embargo, las tropas francesas se negaron a retirarse, pues Napoleón III tenía claras intenciones de instaurar una monarquía en México, aprovechando que desde diciembre de 1861, se encontraba ya apoyando militarmente a los confederados en la Guerra de Secesión estadounidense. El hecho de lograr que los confederados se independizaran e instaurar un estado leal en México, lograría disminuir drásticamente el poder de Estados Unidos en la región. Estados Unidos protestó oficialmente al apoyo de Austria el 6 de mayo.

La Reforma Liberal

Después de la guerra contra los Estados Unidos surgieron por fin dos partidos políticos con proyectos de nación claros, pero antagónicos. Por un lado Lucas Alaman fundó el Partido Conservador, cuyo programa recogía el principio centralista de la preeminencia del poder central sobre las regiones para lograr la estabilidad del país, a la vez que proponía el gobierno de las clases propietarias, la preservación de los privilegios de la iglesia católica y del ejercito por ser, respectivamente, el vinculo de unión mas poderoso entre los mexicanos y una garantía de seguridad nacional, y el desarrollo y modernización de la economía apoyada en una política proteccionista. Por el otro lado estaba el Partido Liberal, que proponía un sistema federalista y democrático, la creación de una sociedad moderna sin clases privilegiadas y una economía basada en los principios del liberalismo económico.

Ambos proyectos al ser mutuamente excluyentes, entraron en conflicto y llevaron a dos guerras civiles en la década de 1850: la Revolución de Ayutla y la Guerra de Reforma (1857-1860).

Intervención Extranjera

La Alianza tripartita y el desembarco en Veracruz

Benito Pablo Juárez García

Benito Juárez, líder liberal y último Presidente de México.

A raíz de la suspensión de pagos España, Francia e Inglaterra encontraron el pretexto idóneo para intervenir en el gobierno mexicano. El 31 de octubre de 1861, en Londres, las tres naciones suscribieron un convenio por el cual adoptaron las medidas necesarias para enviar a las costas de México fuerzas combinadas de mar y tierra. La intervención tenía el objetivo de cobrar deudas acumuladas desde tiempo atrás y, si bien las demandas no resultaban extrañas, su cumplimiento era difícil en las circunstancias de la República. Sin embargo, el gobierno juarista se vio obligado a dar una respuesta. Reconoció la situación ruinosa del erario y, al mismo tiempo, advirtió los esfuerzos que mantendría para enfrentar dignamente los reclamos.

A pesar de la buena voluntad mostrada, algunas tropas españolas arribaron, en diciembre, al puerto de Veracruz. La fuerza española, se componía de 6320 hombres bajo el mando de los generales Joaquín Gutiérrez de Rubalcava y Manuel Gasset y llegaron a México a bordo de 19 buques militares, con un total de 308 cañones y 4314 tripulantes, en las fragatas de hélice Lealtad, Princesa de Asturias, Concepción, Berenguela, Petronila, Blanca, los vapores de ruedas Francisco de Asís, Isabel la Católica, Blasco de Garay, Pizarro, Guadalquivir, Velasco, Ferrol, San Quintin, Álava y las urcas Santa María y Marigalante y la corbeta Colón.

Además de 10 buques de transporte con 308 tripulantes, los vapores de ruedas Pájaro del Océano, Cubano, Cuba, Maisi y Cárdenas, las fragatas de transporte a vapor, Favorita, Sunrise, Teresa Palma y Paquita.

Para enero de 1862 ejércitos de las tres potencias europeas desembarcaron en territorio mexicano. Al menos una de ellas arribó con planes imperialistas promovidos por mexicanos, quienes ante el virtual fracaso del partido reaccionario, volcaron los ojos hacia Europa en un afán último por conservar sus privilegios e imponer un gobierno netamente conservador. Para 1860-1861, una comisión encabezada por José María Gutiérrez de Estrada, José Manuel Hidalgo y Esnaurrízar y Juan Nepomuceno Almonte persuadiría al gobierno de Napoleón III de apoyar una nueva intervención en México que llevara a implantar una monarquía constitucional. Una vez que se contó con su apoyo, se decidió que el candidato ideal era Maximiliano de Habsburgo, quien, después de poner varias condiciones y reflexionar largamente sobre de ello, aceptó el ofrecimiento que se le hacía. Se dice que en esta decisión contó la influencia de su esposa Carlota Amalia.

Negociación de Los Preliminares de La Soledad

Ante tal panorama, el presidente se vio en la necesidad de llamar a los mexicanos a unirse en contra de los invasores, pero el Congreso, que se distinguió por una actitud antijuarista, frenó muchas de las iniciativas presidenciales. Tan fuerte era la oposición en la Cámara que 51 diputados suscribieron una petición formal para destituir a Juárez por incapaz; sin embargo, 52 diputados votaron a su favor, salvando su estancia en el poder por un solo voto. El presidente se esforzó por llevar al cabo un arreglo de corte diplomático luego del ultimátum de la alianza tripartita. El ministro de Relaciones Exteriores, Manuel Doblado, inició un intercambio de notas con los gobiernos demandantes. Ante lo apremiante de la situación, el Congreso debió facultar al gobierno para tomar todas las providencias convenientes con el fin de salvar la independencia, defender la integridad del territorio así como la forma de gobierno prescrita en la Constitución y las Leyes de Reforma.

El gobierno mexicano logró llegar a un acuerdo con el representante español y suscribir el texto conocido como "Los Preliminares de La Soledad". Dicho documento fue avalado por los británicos pero no así por los franceses, quienes, con este hecho, demostraron sus intereses intervencionistas.

Llegada a la Capital

Invasión

Instauración del Segundo Imperio Mexicano

Juárez y la peregrinación de su gobierno

Llegada del apoyo confederado

Triunfo de la Intervención

Conclusiones

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.