Historia Alternativa
Advertisement
Suiza
Confederación Suiza

Historia Alternativa: Ucronía Peronista
Bandera Escudo de Armas de Suiza
Bandera Escudo de Armas
Localización de Suiza
Localización de Suiza
Capital: Berna
Idioma: Alemán, Francés, Italiano, Romanche
Tipo de gobierno: República parlamentaria federal

Suiza (en alemán: «Schweiz», en francés: «Suisse», en italiano: «Svizzera» y en romanche: «Svizra»), oficialmente Confederación Suiza (en alemán: «Schweizerische Eidgenossenschaft», en francés: «Confédération Suisse», en italiano: «Confederazione Svizzera», en romanche: «Confederaziun Svizra» y en latín: «Confoederatio Helvetica»  es un país sin salida al mar ubicado en la Europa central.

Características[]

Limita al norte con Alemania Occidental, al oeste con Francia, al sur con Italia y al este con Austria y Liechtenstein. Se caracteriza diplomáticamente por su política de relaciones exteriores neutral, sin haber participado activamente en ningún conflicto internacional desde 1815. Suiza es la sede de varias organizaciones internacionales.

Suiza es una confederación multilingüe y cuenta con cuatro idiomas oficiales: alemán, francés, italiano y romanche. La fecha de su creación como Estado se fijó el 1 de agosto de 1291 de acuerdo con la tradición. Debido a este motivo, cada año se celebra la fiesta nacional el 1 de agosto.

Historia[]

Primera Guerra Mundial[]

Suiza no fue invadida en ninguna de las dos guerras mundiales. Durante la Primera Guerra Mundial, Suiza dio asilo a Vladimir Illych Ulyanov (Lenin) donde permaneció hasta 1917. En 1917 la neutralidad de Suiza fue seriamente cuestionada por el escándalo protagonizado por Robert Grimm y Arthur Hoffmann, cuando intentaron pactar una tregua entre Rusia y Alemania. No obstante, en 1920, Suiza entró en la Sociedad de Naciones, la cual tenía su sede en Ginebra, con la única condición de que quedaría libre de todo requerimiento militar.

Segunda Guerra Mundial[]

Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército alemán realizó detallados planes de invasión (Operación Tannenbaum) pero nunca invadió Suiza. El país fue capaz de mantener su independencia gracias a una combinación de disuasiones militares, concesiones a Alemania y muy buena suerte en las operaciones militares que retrasaron la invasión alemana. También existieron intentos por parte del Partido Nazi suizo para anexar el país a Alemania, pero fallaron. La prensa suiza criticó duramente al Tercer Reich, insultando frecuentemente a su Führer. Suiza fue una importante base de espionaje para ambos bandos durante el conflicto, además de que a menudo actuó como mediadora en las comunicaciones entre los Aliados y las fuerzas del Eje. La Cruz Roja Internacional, con sede en Ginebra, jugó un papel muy importante durante este y otros conflictos.

Ejército[]

Suiza líneas de defensa

La peculiaridad del Ejército Suizo es el sistema de milicia. Los soldados profesionales constituyen sólo el 5 % del personal militar. El resto son ciudadanos alistados de entre 20 y 34 años. Los ciudadanos suizos tienen prohibido servir en tropas extranjeras, con la excepción de la Guardia Suiza, que sirve al Papa.

La política suiza durante la Guerra Fría adoptó una defensa más agresiva de las fronteras, pensando en depender menos de un retiro a las montañas. Mientras que Suiza fue una vez más rodeado por una alianza, la OTAN no fue considerada una amenaza a la existencia nacional suiza.

El plan consistía en que la vanguardia del ejército suizo trataría de resistir el mayor tiempo posible en las montañas del macizo del Giura y la meseta adyacente, mientras se formaban grupos de guerrilleros en el interior. 

La estrategia suizo trató de exigir un alto precio de cualquier ataque a tierra directa en territorio suizo. El control de los pasos alpinos se mantuvo como una piedra angular de la estrategia suiza de neutralidad. La densa red de barreras pasivas y activas y fortificaciones grandes y pequeñas permite una gran flexibilidad en la disposición de las fuerzas suizos, y representó un escenario casi óptima de defensa en profundidad.

Tercera Guerra Mundial[]

La importancia estratégica de las travesías alpinas sólo se había incrementado desde la Segunda Guerra Mundial, y cualquier incursión de fuerzas soviéticas requeriría que, o bien se tomen, o que tendrían que ser acordadas a satisfacción de Suiza en términos para su uso.

En 1951 se formalizó la política suiza para poner más énfasis en la defensa de las fronteras y de los centros de población, y para ampliar el concepto de defensa en profundidad, por primera vez en el Reducto, a todo el territorio suizo. Esto corresponde a una confianza implícita en la cooperación con la OTAN para asegurar los flancos del territorio suizo y para reabastecer a las fuerzas suizas, que han comprado equipos de los miembros de la OTAN. El Reducto, con sus connotaciones con determinación neutralistas, fue perdiendo prioridad.

Suiza reducto

El Reducto

En virtud de este plan de defensa, de este a oeste, desde el cantón de Valais hasta el canton de San Gallen, Suiza disponía de un sistema con mas de 70 fortificaciones, con puntos fuertes en Fort Saint Maurice, Gotthard y el fuerte Sargans, cada uno de ellos con capacidad para más de 1000 hombres. 

Muchos miles de millones de francos se invirtieron en la construcción de las fortificaciones en las montañas. Las cavernas de los tiempos prehistóricos estaban equipadas con la infraestructura necesaria, al lado de los cañones y obuses, que consistían en dormitorios, cocinas, hospitales de campo, habitaciones para los enfermos y panaderías; y proporcionan espacio suficiente para dar cabida a 100 a 600 soldados para un intervalo de tiempo de hasta varios meses.

Suiza soldados

Soldados suizos controlando un paso

El 15 de Septiembre de 1951 el General Henri Guisan nuevamente se pone al frente de las tropas. Se le dio la directiva para salvaguardar la independencia del país y mantener la integridad del territorio suizo. Él dejó muy claro que Suiza se opondría a cualquier invasión. Si se les agotaban las balas, iban a recurrir a la bayoneta. Dijo que Suiza se defendería contra cualquier invasor y nunca se rendiría. La estrategia militar suiza ha sido cambiado de uno de defensa estática en las fronteras, a una estrategia de desgaste organizada a largo plazo y la retirada a fuertes, las posiciones bien almacenadas en los Alpes conocida como la Réduit.

El sistema defensivo suizo incluye al Principado de Liechtenstein, país con el que mantiene una unión monetaria y aduanera.

Vea también[]

Advertisement