Historia Alternativa
Advertisement
{{{nombre}}}
Inicio:

{{{inicio}}}

Fin:

{{{fin}}}

Lugar:

{{{lugar}}}

Causas:

{{{causas}}}

Resultado:

{{{resultado}}}

Combatientes

{{{lado1}}}

{{{lado2}}}

Comandantes

{{{comandantes1}}}

{{{comandantes2}}}

Fuerzas

{{{lado1fuerzas}}}

{{{lado2fuerzas}}}

Bajas

{{{lado1bajas}}}

{{{lado2bajas}}}

La Tercera Guerra Anglo-Afgana (pastún: د افغان-انګرېز درېمه جګړه), también conocida como la Tercera Guerra Afgana, comenzó el 27 de julio de 1910 (en coincidencia con la celebración del Laylat al-Qadr, que en árabe significa "La noche del poder" o "Noche de la autoridad"), y finalizó con un armisticio el 8 de enero de 1911

Antecedentes[]

El origen de la tercera guerra anglo-afgana se remonta a muchos años antes de que se iniciaran las hostilidades. Para los británicos, Afganistán fue visto desde siempre como una amenaza para sus dominios en la India. Durante mucho tiempo, la principal preocupación británica fue el interés del Imperio ruso por Afganistán, desde donde podrían lanzar una posible invasión de la India. Este periodo se conoce como el Gran Juego. En un esfuerzo por anular esta amenaza, los británicos hicieron numerosos intentos de imponer su voluntad sobre Kabul, y en el transcurso del siglo XIX se habían enfrentado ya en dos guerras: la Primera Guerra Anglo-Afgana (1839-42 ) y la Segunda Guerra Anglo-afgana (1878–80).

Los sucesos del 20 de mayo de 1910, dieron pie a Habibullah Khan, emir de Afganistán (apoyado por numerosos clanes tribales) para intervenir en la India Británica. El pueblo afgano tenía un considerable resentimiento contra los británicos.

Secretamente, Habibullah Khan había recibido ayuda militar tanto del Imperio ruso como de Alemania e incluso del Imperio Otomano. El gran gestor de la organización militar fue el brigadier Mohammed Nadir Khan, primo de Habibullah Khan. En 1910, el ejército regular afgano no era una fuerza formidable, y sólo fue capaz de reunir unos 50.000 hombres. Estos hombres se organizaban en 21 regimientos de caballería y 75 batallones de Infantería, con unas 280 modernas piezas de artillería, organizadas en 70 baterías de apoyo. Adicionalmente, como refuerzo del ejército, los mandos afganos podrían recurrir a la lealtad de hasta 80.000 hombres de las tribus fronterizas y un número indeterminado de desertores de las unidades locales milicianos bajo mando británico. La salida de una gran parte del Ejército indio británico para luchar contra los distintos alzamientos le brindó a Habibullah Khan la oportunidad de actuar. El principal problema para los británicos fue el descontento entre sus soldados. Las tropas de la India ya no obedecían órdenes tan fácilmente como antes del atentado. No estaban, de ninguna manera, preparados para una dura batalla en la frontera de la India.

Conflicto[]

Luego de la Masacre de Londres, a medida que el esfuerzo bélico británico durante las operaciones para contener las diversas insurrecciones exigía la reasignación de recursos en la India británica, algunos miembros de las tribus de Afganistán cruzaron la Línea Durand para atacar puestos británicos en un intento de ganar territorio y debilitar la legitimidad de la frontera.

Tribus[]

Pronto se sumaron a la rebelión diversas tribus, entre las más importantes los Mohmands, Bunerwals y Swatis. La primera operación comenzó a principios de julio de 1910, con una incursión de la tribu Mohmand cerca de la fortaleza de Shabkadr en Peshawar.

El 17 de julio las operaciones continuaron contra los Mohmands cuando 2.000 miembros de la tribu atacaron a las tropas de la 1ra División de Peshawar y fueron derrotados cerca de Hafiz Kor.

Guerra[]

La guerra oficialmente comenzó el 27 de julio de 1910 cuando las tropas afganas cruzaron la frontera en el extremo occidental del paso de Khyber y capturaron la ciudad de Bagh. Bagh era estratégicamente importante para los británicos y los indios, ya que proporcionaba agua a Landi Kotal, que en ese momento estaba guarnecida por sólo dos compañías de tropas del ejército indio británico. Dirigía las tropas británicas en la región el teniente coronel Sir George Olaf Roos-Keppel, quién se hallaba sumamente ocupado tratando de sofocar los alzamientos pashtunes en Peshawar, Dera Ismail Khan y Malakand. Sumamente activo se mostraba el grupo dirigido por Haji Sahib of Turangzai (cuyo verdadero nombre era Fazal Wahid). Haji ya había participado en un alzamiento en 1897.

Beluchistán[]

Al sudoeste, hacía ya un mes que los británicos combatían a las fuerzas del Khanato de Kalat y del Principado de Makran, en Beluchistán.

Nadir Khan

Mohammed Nadir Khan

Agosto[]

Las tropas afganas eludían el combate frontal y dominaban el terreno. Para mediados de agosto ya habían desalojado a los ingleses de Bajaur, Mohmand y Khyber y rodeaban Orakzai y Kurram.

Otra mala noticia para los británicos fue el movimiento secesionista en Jammu y Cachemira, encabezado por la comunidad musulmana.

Septiembre[]

El 2 de septiembre se rindió la guarnición británica de Parachinar, capital de Kurram, y el 6 los británicos se retiran de Peshawar, sede del gobierno en Khyber Pakhtunkhwa.

Octubre[]

En octubre los afganos se dedicaron a consolidar sus posiciones pero los británicos no tuvieron respiro ya que debían combatir a sus espaldas, ya que el Punjab estaba en franca rebeldía.

Contraofensiva en Tirah[]

El comandante general era el general sir William Lockhart al mando de 34.882 hombres, británicos e indios (muchos de los cuáles desertaron). El puesto fronterizo de Kohat fue seleccionado como la base de la campaña, y se decidió avanzar a lo largo de una sola línea. El 18 de octubre, las operaciones comenzaron, y la lucha se produjo inmediatamente. Las alturas de Dargai, que comandaban la línea de avance, fueron capturadas sin dificultad, pero abandonadas debido a la falta de agua. El 20 de octubre, las mismas posiciones fueron asaltadas, con una pérdida de 1099 de las fuerzas británicas. El progreso de la expedición, a lo largo de una pista difícil a través de las montañas, se impugnó obstinadamente el 29 de octubre en el paso de Sampagha que lleva al valle de Mastura, y el 31 de octubre en el paso de Arhanga del Mastura al valle de Tirah. Finalmente, los británicos se retiran sin haber cumplido con sus objetivos.

Invierno y armisticio[]

Con la llegada de las primeras lluvias del invierno, que se transforman en grandes nevadas en el norte, las operaciones se estancaron por completo. Ante la imposibilidad de recibir cualquier tipo de apoyo, y dada la situación general del imperio, los británicos se avienen a firmar un armisticio el 8 de enero de 1911, el cual les permitirá retirar sus tropas, funcionarios y bagajes.

La guerra concluyó el 8 de enero de 1911 con la victoria afgana, que de esta forma obtuvo la devolución de varios territorios perdidos luego de la Segunda Guerra Anglo-Afgana. Todo Khyber Pakhtunkhwa vuelve a poder de Afganistán, a excepción de

los cuales conservaron cierta independencia bajo la sombrilla afgana..

Véase También[]

Advertisement