FANDOM


Wiki Esta Historia Alternativa tiene un autor. Cualquier cambio debe ser primero consultado con esta persona antes de editar.


Cono de construcción Esta pagina está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

Al exiliarse la reina Isabel II de España en 1868, hay debate sobre quién será el nuevo rey. En NLT, Se escogió a un miembro de la familia real italiana, Amadeo de Saboya. Hubo otros pretendientes, incluyendo el príncipe de Portugal, cuyas posibilidades de reinar fueron "vetadas" por Francia y Gran Bretaña para evitar una segunda Unión Ibérica. En esta historia alternativa se trata lo que hubiera pasado si el príncipe de Portugal hubiera sido coronado rey de España ignorando el veto franco-británico.

Unificación

En Junio de 1870, las cortes españolas se han decidido por un nuevo rey de España, el príncipe Carlos de Portugal es coronado como rey de España, siendo efectivamente coronado como rey el 16 de Noviembre del mismo año. Francia no pudo evitarlo al estar enfrascada en la guerra franco-prusiana, y Gran Bretaña decidió ignorarlo al no querer una guerra en solitario contra España, y pensando que al ser el monarca portugués, respetaría la alianza anglo-portuguesa. El nuevo rey, Carlos V pensó en unificar la península, pues, siendo el nuevo rey portugués, Portugal reciviría un trato equalitario. En una carta personal a su padre escrita en 1873 le pidió su abdicación en él. Sorprendentemente, el rey aceptó y abdicó en su hijo el 12 de Marzo de 1874. El 17, Carlos V de España fue proclamado como Carlos II de Portugal y se produjo la reunificación de los dos reinos tras más de 200 años de separación. El 15 de Diciembre se proclamó el reino de Iberia, para horror de las potencias europeas, especialmente Gran Bretaña. Portugal fue incorporado al principio como una provincia de España, aunque la población Portuguesa se rebeló contra el hecho de que les arrebataran la autonomía que tenían. En 1876, sin más remedio que hacerlo, Carlos V restauró los fueros de Portugal, y además los de Navarra y Aragón, formando un reino Ibérico "federado" en 4 coronas autónomas, Castilla, Portugal, Navarra y Aragón. Algunas colonias fueron elevadas a territorios autónomos dentro de las coronas, siendo las Canarias, Puerto Rico y Cuba incorporadas a Castilla, y las Azores, Madeira y Cabo Verde a Portugal.

Expansionismo colonial

Durante el resto de la decáda de los años 1870 y 1880, en Europa las tensiones comenzaron a aumentar, especialmente por el deseo revanchista de Francia, el lento colapso del Imperio otomano y el ascenso del Imperio Alemán. Las potencias Europeas calmaron a la población mediante distracciones, atacando a otros países en lugares remotos del mundo. España invadió la Republica Dominicana en 1881 y Haití al año siguiente, logrando el control total de las grandes Antillas. En 1884, se invadió el sultanato de Sulu, en la parte norte de la isla de Borneo, consiguiendo su rendición en Enero de 1885. Ese mismo año de 1885, se celebró la conferencia de Berlín, en la que África quedaba dividida entre las potencias Europeas. A Iberia se le entragaron una porción del África equatorial (Guinea Ecuatorial e islas aledañas), una parte de Guinea (Guinea-Bissau), El Sáhara Occidental, Angola, Mozambique y una porción del África surcentral. Esto causó un conflicto diplomático con Gran Bretaña, al querer ellos un imperio continuo desde El Cairo hasta Ciudad del Cabo. Los ibéricos buscaban conectar por tierra sus colonias de Angola y Mozambique. En 1886 la guerra parecía inevitable, pero se llegó a un acuerdo mediante el cúal una porción de África quedaría en un "Condominio" entre Iberia y Gran Bretaña, de forma que ambos países tendrían control efectivo, militar y comercial en esa área siempre y cuándo no interfiera con los intereses de la otra parte. De esta forma, Iberia se aseguró el control de una gran porción de África, pero aún planeaban una invasión de Marruecos. Estos planes fueron cancelados por la intervención de una potencia ajena a Europa.

Durante todo ese tiempo, en Iberia se impulsó la industria, especialmente la pesada con el carbón de las minas de Asturias y el importado desde las colonias. Para mejorar las comunicaciones, se construyeron extensas líneas de ferrocarril y de comercio transoceánico.

Guerra Íbero-Americana

El 15 de Febrero de 1898, el acorazado estadounidense USS Maine se hunde en el puerto de la Havana. Se sospecha que el barco fue hundido a propósito. El gobierno Ibérico envía una carta de disculpa al gobierno americano, la cúal fue rechazada. El 25 de Abril, los Estados Unidos de América declaraban la guerra al Reino de Iberia, iniciando una cruenta guerra en tierra y en mar que se prolongaría durante varios años. La armada americana estaba preparada para este conflicto, y estaba anclada en Hong Kong y en Florida. El 1 de Mayo la flota americana entraba en la bahía de Manila y se enfrentó con la Ibérica en una batalla desigual que se saldó con altas bajas ibéricas y la captura americana del puerto de Manila, pero una mayor invasión de las islas quedó suspendida temporalmente. El estado de flota Ibérica era bastante mejorable, pero contaba con grandes barcos de batalla e innovaciones propias, las cúales se mostrarían decisivas para ganar la guerra naval. La flota poseía 13 acorazados y varios pre-Dreadnought en un número similar al Americano. Una flota de 5 destructores partió desde Lisboa y bombardeó Boston y Nueva York en un movimiento que la flota americana no pudo preveer al estar concentrada en Cuba, dónde los marines americanos habían desembarcado en Santiago y habían bloqueado la isla. El avance americano se hacía casi imposible al enfrentarse con una experimenta guarnición y una selva impenetrable. No había posibilidad de mandar refuerzos a los ejércitos ibéricos hasta que no se destruyera la flota americana del Caribe. Una enorme producción naval comenzó en Lisboa, Porto, Vigo, Santander, Bilbao y Cádiz, produciendo una enorme flota bastante moderna para Enero de 1895. Durante todo ese tiempo, Iberia se negó a firmar la paz, a pesar de haber perdido Guam y Puerto Rico. La nueva flota fue mandada al Caribe para enfrentarse a la Americana en la ciudad de Cienfuegos el 16 de Febrero de 1899. La batalla estaba bastante igualada, pero a las 2 horas combate, los barcos americanos comenzaron a hundirse sin que se hubiera detectado ningún disparo enemigo. Iberia había desarrollado una nueva arma naval, el submarino torpedero. 23 barcos de guerra americanos fueron hundidos en la batalla e Iberia sólo perdió 9. El bloqueo de Cuba fue levantado y los marines americanos quedaron arrinconados en Santiago, donde fueron masacrados por un ataque por tierra y mar, perdiendo 4,000 hombres. Esto fue seguido por una contra-invasión de Puerto Rico que tomó la isla a finales de Marzo. Estados Unidos comenzaba a arrepentirse de entrar en guerra con una "Potencia de Segunda", que había destruido su flota. En el Pacífico, sin embargo, la flota americana reinaba sin oposición, aunque carecía de carbón al no tener ningún puerto en el que descargarlo, pues el de Manila había sido destruido por los íberos a propósito. La mitad de la flota ibérica fue mandada al Pacífico, dónde se encontró con la americana en la Segunda batalla de Manila, ocurrida el 25 de Julio, día del patrón Santiago de Iberia. La flota americana sufrió la misma suerte que en Cuba, y la invasión de las Filipinas fracasó. Guam fue recapturada el 17 de Agosto, y para inicios de Septiembre los íberos habían capturado las islas de Wake y Midway y amenazaban Hawaii. En el teatro Atlántico, los principales puertos y ciudades costeras americanas fueron brutalmente bombardeadas, sufriendo casi 1 millón de bajas civiles. Los británicos acusaron a los ibéricos de "Bárbaros" y amenazaron con declarar la guerra a Iberia si no se detenían las hostilidades. Francia se ofreció a defender a Iberia de los británicos y, Gran Bretaña, ahora sin una ventaja absoluta, se retiró del conflicto. En Septiembre, 20.000 soldados ibéricos desembarcaron en Florida, y avanzaron a gran velocidad por la península, tomando Orlando el 30 y Tampa el 7 de Octubre. Todo el estado fue ocupado el 15 y los españoles invadieron Georgia y Alabama mientras capturaban Hawaii, que fue sometido en Diciembre. La guerra en los estados del sur empezó a desacelerar, y se iba a hacer necesario un segundo desembarco de tropas en, que ocurrió el 14 de Enero en Nueva Orleans. Los españoles empezaron a avanzar por el Misisipi e hicieron contacto con los ejércitos desembarcados en Florida. También en Enero, la costa Oeste de los Estados Unidos fue por primera vez bombardeada por un ejército enemigo. Viendo el gran error que había cometido, Estados Unidos capituló el 17 de Febrero de 1900. El tratado de Paz de París le fue impuesto a Estados Unidos. Mediante este, Iberia obtenía Florida y todas las islas americanas en el pacífico, además de los planos de los fusiles y barcos americanos. Pero, sobre todo, Iberia había demostrado su poder ante el mundo como una gran potencia mundial muy a tener en cuenta.

El camino a la gran guerra

Tras la exitosa guerra contra los Estados Unidos, Iberia deseaba recuperar las relaciones con este país, e inició una serie de acercamientos, como aceptar pagar las reparaciones de la guerra y ofrecer planos de barcos a Estados Unidos. Respecto a Europa, Iberia entró en la carrera armamentística entre las grandes potencias, dividas en la Triple Entente (Gran Bretaña. Francia y Rusia) y la Triple Alianza (Alemania, Austria-Hungría e Italia). Ambos bandos trataron de arrastrar a Iberia en su alianza, negándose a todas las propuestas y manteniendo una neutralidad general que era compartida por los países del benelux, los nórdicos y Suiza. Respecto al Imperio Otomano, se fue desmembrando durante las 2 primeras décadas del siglo XX, perdiendo todo el control sobre sus estados vasallos y siendo derrotado en la primera guerra balcánica. Esta generó resentimiento en Bulgaria, que atacó a sus vecinos siendo derrotada en 2 meses. Gran Bretaña también obtuvo territorios otomanos (Kuwait, el Golfo pérsico, Chipre, Egipto y Sudán). En 1908, Francia estacionó tropas en Marruecos. La población marroquí se rebeló contra los franceses y los expulsó. Iberia, viendo que debía de atacar ahora o nunca, invadió Marruecos en 1909 con una invasión por el norte desde Ceuta y Melilla, un desembarco en Casablanca y una invasión desde el sur a través del Sáhara. En Abril se había capturado Kenitra y Agadir, y para Noviembre solo quedaba por ocupar Marrakesh. Marruecos se rindió y fue anexionado el 23 de Diciembre de 1909. Esto enfadó a Francia, que buscaba atacar a Iberia por intervenir en sus intereses. Sin embargo, Iberia también había violado los intereses Alemanes en Marruecos, y se negaba a compensar a Alemania por lo ocurrido. Francia estaba en una encrucijada. Sabía que debía de atacar a alguna de esas 2 potencias antes de que atacaran ellas a Francia, pero por otro lado, podía causar una guerra entre ambas. Francia ideó 2 planes para atacar a las 2 potencias, el Plan 17 para Alemania y el 32 para Iberia. El plan º7 consistía en invadir Alemania a través de Alsacia-Lorena, entonces virar hacia el Norte, ocupar toda la Renania y obligar a Alemania a negociar. El plan 32 consistía en invadir Iberia desde el Rosellón y el País Basco, ocupando todo el Norte del País y si fuera necesario, tomar Madrid. Estos planes se verían necesarios sólo unos años después, cuando un asesino disparó al archiduque de Austria-Hungría. Austria envió un ultimátum a Serbia y más tarde declaró la guerra a ese país, desarrollando una serie de declaraciones de guerra sucesivas que llevarían al mundo a una oscura y larga guerra.

Primera Guerra Mundial

Mapa actual: http://i.imgur.com/uC4GIMf.png (Lo siento por no poder subir la imágen, aparecía el siguiente texto "Error al crear miniatura: Parámetros del Thumbnail no válidos).

El día 28 de Julio Austria-Hungría le declaró la guerra a Serbia. Poco después Rusia decretó la mobilización general. Alemania amenazó a Rusia, que declaró que la mobilización era solo contra Austria. Alemania le declaró la guerra a Rusia. Francia mobilizó sus ejércitos y declaró la guerra a Alemania, poniendo en práctica su plan XVII. Los franceses lanzaron su ataque por la frontera tomando la ciudad de Metz, una fortaleza militar de sorpresa con los Alemanes desprevenidos. Alemania urgió a Bélgica para que permitiera el paso de las tropas alemanas por su territorio, a lo que Bélgica se negó. El 11 de Agosto Alemania invadió Bélgica. Gran Bretaña le declaró la guerra a Alemania. Los británicos reaccionaron rápidamente desembarcado en Lieja y luchando contra los alemanes en una batalla desigual cerca de Bruselas. La batalla resultó una catástrofe para los británicos debido a que se lanzaron al ataque demasiado rápido, causando un caos generalizado en sus líneas que se extendió por toda Bélgica y acabó con la caída del país en manos de los alemanes para el 3 de Octubre. Por su parte, Francia había capturado toda Alsacia-Lorena e intentaba pasar más allá por el Rin a través de Saabrucken. La batalla de Saabrucken resultó en una victoria francesa pero no pudieron tomar nada en claro, pues el káiser había ordenado la invasión de Framcia por el norte, liderada por el general Hindenburg.

Gran Bretaña empezó a desembarcar tropas en Francia viendo que la situación podía volverse desesperada. Francia se retiró de Alsacia-Lorena abandonando el territorio a los alemanes que intentaron avanzar por allí, siendo barridos en la Batalla de Nancy. Para el 10 de Noviembre los Alemanes habían alcanzado Verdún y el Río Marne, la última defensa hasta París. Sin embargo, allí los franceses usaron una táctica que les sirvió de mucho en la Guerra de Devolución: La trinchera. Una trinchera es un gran agujero a lo largo excabado en el suelo que sirve para que los soldados se escondan allí, protegiendo gran parte de su cuerpo de los disparos enemigos. La Batalla del Marne fue una derrota alemana, decisiva para salvar a Francia. Los otros frentes se desarrollan como en NLT. Bulgaria y los Otomanos se unieron a las potencias centrales, y Rumanía e Italia a la entente. Iberia se mantenía neutral por el momento.

En Octubre de 1914, varias tropas alemanas venidas de Namibia se adentraron en la Angola Ibérica, inciando una serie de batallas fronterizas gran parte de ellas ganadas por los alemanes. Iberia puso un embargo comercial a Alemania. Los enfrentamientos se extendieron a colonias vecinas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.